1. Embarazo
  2. Dar a luz
  3. El trabajo de parto y el alumbramiento

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

¿Cuál es la diferencia entre las contracciones de Braxton Hicks y las contracciones del parto reales?

Desde la semana 28 de embarazo en adelante, las mujeres comienzan a preguntarse si las contracciones que sienten son normales. Los dolores en el bajo vientre durante el primer trimestre son normales, pero debes saber cómo diferenciar las contracciones reales de las falsas.

¿Qué son las contracciones de Braxton Hicks?

Estas contracciones, conocidas también como las contracciones falsas, son las sensaciones que tu útero genera para prepararse para dar a luz. Tu médico te informará sobre ellas y te hará saber que no hay nada de qué preocuparse. 

Aun así, las mujeres que están en riesgo de tener un parto prematuro y las mujeres con otros factores de riesgo de salud que afectan el embarazo se preocupan muchas veces de no saber distinguir las reales de las de Braxton Hicks.

Puedes imaginarte que las contracciones de Braxton Hicks son la forma en que tu útero se pone en forma, se ejercita, para prepararse para el parto. 

¿Сómo se sienten las contracciones de Braxton Hicks? Estas son más débiles y duran unos 30 segundos, no como las reales. 

¿Сómo son las contracciones de Braxton Hicks? Las contracciones de Braxton Hicks se localizan en los laterales del útero en vez de delante. Sin embargo, como la barriga ya está más tensa, puede ser difícil de distinguir si se está tensando desde arriba hacia abajo o por los laterales. 

Estas contracciones pueden ser repetitivas, pero no rítmicas y no se vuelven más intensas. Aparecen de forma espontánea o esporádica. 

Muchas mujeres se acostumbran a tener Braxton Hicks en ciertos momentos del día o en ciertas situaciones. Para muchas mujeres, las contracciones falsas se vuelven más intensas cuando están más activas o cansadas. Estar sentada durante mucho tiempo también las puede intensificar y son frecuentes al final de la tarde.

¿Cómo se sienten las contracciones de Braxton Hicks? Como cada mujer tiene un nivel diferente de sensibilidad a las contracciones y otras sensaciones que pasan dentro de su vientre (gases, hinchazón, dolor bajo las costillas y estiramiento), las Braxton Hicks serán diferentes. 

Por lo general, sentirás las contracciones falsas como un tipo de presión entumecida e indolora en tu abdomen superior. Si eres lo suficientemente sensible como para distinguir que los calambres que sientes son a los laterales, ¡genial! Si no, no te alarmes. Hay muchas formas y estrategias para distinguir las contracciones falsas de las reales.

¿Qué son las contracciones del parto reales?

Una contracción real, por sí sola, ocurre cuando un útero tiene un espasmo desde arriba presionando el cuello uterino. 

Esto provoca que el cuello uterino se acorte y luego se dilate. Cuando llega a término el embarazo y es la hora de dar a luz, muchas mujeres prefieren que este proceso sea lo más rápido posible. 

Sin embargo, si hay un riesgo de un parto prematuro, deberías saber más sobre las contracciones reales para poder reconocerlas. Aquí tienes una lista de sus características:

Dolor

Las contracciones reales son dolorosas, pero la intensidad varía según la mujer.

Presión en el área baja de la pelvis

Las contracciones falsas no provocan este sentimiento de presión en el bajo vientre o en el área pélvica. Sin embargo, si empiezas a sentir que hay algo presionando tu pelvis desde dentro, es posible que sea una contracción real.

Repetición rítmica

Más frecuentes que cada 5 o 6 por hora. Generalmente, las contracciones reales se repiten cada 9 u 11 minutos y se acortan en el tiempo (cada 8 y 5 minutos).

Efectos en el cuello uterino

Las contracciones del trabajo de parto real tienen un efecto en la abertura del cuello uterino.

Sangrado/otros síntomas del parto

Si las contracciones van acompañadas por otros síntomas del parto, las puedes considerar reales.

Persistencia

Las contracciones reales persisten conforme pasa el tiempo, sin importar si cambias de posiciones o descansas. Si tus contracciones persisten sin importar si descansas, es hora de coger lo imprescindible para tu recién nacido ¡e ir al hospital!

¿Cómo puedo diferenciar entre un trabajo de parto falso o real?

Hay varias maneras de monitorear las contracciones y distinguir las reales de las falsas. Aquí tienes algunas directrices:

Tiempo 

¿Las contracciones son regulares y repetitivas? Las contracciones de Braxton Hicks son aleatorias y no se repetirán tras 15 o 20 minutos. Sin embargo, si las contracciones reales empiezan, se repetirán cada 15 o 20 minutos.

Continuidad

Las contracciones falsas pararán si te tumbas o descansas tras 20 o 30 minutos. También pararán si vas al baño y bebes agua. Las contracciones reales aumentarán, aunque descanses.

Dolor en el bajo vientre

Las contracciones reales están acompañadas de dolor en el bajo vientre, que varía desde leve, como los del período, a grave. Las contracciones de Braxton Hicks pueden ser dolorosas, sobre todo si ya sientes dolor debajo de tus costillas o en tu espalda (lo que es normal durante el embarazo).

Dolor en la parte baja de la espalda

Algunas mujeres sienten un dolor agudo en la parte baja de la espalda con las contracciones reales. Si ya sufres de este tipo de dolor, podrás distinguir las contracciones, ya que serán más agudas e intensas.

Duración

Las contracciones de Braxton Hicks duran menos de 30 segundos, mientras que las reales pueden durar hasta 60 o más. Lo mismo pasa con la sensación de dolor, sin importar la intensidad.

Evolución de las contracciones

Con diferentes niveles de sensibilidad al dolor, y particularmente con otros tipos de dolores del embarazo, puede que no sepas distinguir una contracción real. En general, una contracción de verdad será constante, con un dolor (60 segundos o más) constante o una presión que comienza en tu baja espalda (puede que no lo sientas) y que se extienda hacia el bajo vientre (pelvis) presionándolo. Las contracciones falsas estarán localizadas en tu alto abdomen y durarán unos 30 segundos.

¿Cuándo tengo que llamar a mi médico, a mi doula o a mi compañero de parto?

Si ya has llegado a término, las Braxton Hicks se volverán más frecuentes e intensas. Aun así, aquí tienes unas pautas para distinguir las reales de las de Braxton Hicks. 

Aunque estas pautas son generales, cada médico practica sus propios protocolos y los adapta a cada embarazo individual. 

Por ejemplo, si tu embarazo fue normal y sin factores de riesgo, tu médico te dará unas indicaciones diferentes que si fuera un embarazo de alto riesgo. 

Descubre cuándo debes coger tu bolsa de parto y dirigirte al hospital.

  • Las contracciones son rítmicas y se repiten cada 15 minutos. 

Una de las diferencias básicas entre las contracciones reales y las de Braxton Hicks es el ritmo en el que las contracciones se repiten. Las de Braxton Hicks son aleatorias, lo que significa que puedes tener 2 o 3 contracciones en una hora y luego nada durante el resto del día.

En el caso de las reales, las contracciones no paran a las 2 o 3 horas. De hecho, se intensifican. Si crees que las contracciones se vuelven más habituales o más intensas pasadas las 2 horas, pide ayuda médica.

  • Contracciones en el bajo vientre. Las de Braxton Hicks son normalmente en el alto vientre (encima de las caderas). Las contracciones en el bajo vientre son, seguramente, las reales si van acompañadas de un dolor agudo.
  • Son dolorosas. Las de Braxton Hicks no suelen serlo. Cuando ocurren, sentirás como un dolor de baja intensidad en tu espalda o abdomen superior. Si las contracciones son dolorosas y las sientes en el abdomen inferior, hay posibilidades de que sean de verdad.
  • Presencia de otros síntomas. Náuseas, vómitos, aumento de la temperatura y la presión sanguínea son síntomas de que necesitas atención médica. Las contracciones que van acompañadas de estos síntomas no siempre significan que vas a dar a luz, pero sí ocurre en la mayoría de los casos.

En resumen

Si no es la fecha en la que tienes que dar a luz y crees que te vas a perder los síntomas iniciales de un trabajo de parto prematuro, tus preocupaciones son aún mayores. En la parte divertida, muchas mujeres se dan cuenta de que la intensidad de las Braxton Hicks no tiene nada que ver con la intensidad de las reales. Puedes estar segura de que sabrás distinguirlas. Si todavía estás preocupada, no dudes en llamar o acudir a tu médico o matrona para preguntarles lo que sea.

https://www.healthline.com/health/pregnancy/braxton-hicks-contractions-vs-real-contractions
https://www.medicinenet.com/braxton_hicks_vs_true_labor_contractions/article.htm
https://bloomlife.com/preg-u/normal-contractions/
https://www.youtube.com/watch?v=XUreRPsWEjk
https://www.youtube.com/watch?v=1fzliOJJQLY

Más artículos