Calendario y calculadora de embarazo

    ¿Tu prueba de embarazo ha salido positiva? Seguramente, tendrás muchas preguntas, como «¿De cuánto estoy?» o «¿Cuándo debo esperar la fecha de parto de mi bebé?». O igual estás pensando en fechas antes de ponerte a intentar conseguir un embarazo. Nuestra calculadora de fecha probable de parto te puede ayudar a conocer la fecha prevista en la que vas a dar a luz o cuándo podría llegar tu bebé.

    Actualizado el 02 de abril de 2023 |
    Publicado el 15 de mayo de 2019
    Revisado por profesional médico Dra. Barbara Levy, Profesora clínica de obstetricia y ginecología, George Washington University School of Medicine and Health Sciences, UCSD Health, San Diego, California, EE. UU.
    • Ten en cuenta que Flo Health no recopila, procesa ni almacena ninguno de los datos que facilites al utilizar estas herramientas. Todos los cálculos se realizan exclusivamente en tu navegador. Flo Health no tiene acceso a los resultados. Todos los datos se eliminarán permanentemente tras salir de la página o cerrarla.

     

    • Nuestra calculadora de fecha prevista de parto se basa en ciclos de 28 días (los ciclos pueden ser de entre 20 y 45 días), y considera que tu periodo y ovulación tendrían lugar las dos primeras semanas de embarazo. Como este método depende de la regularidad de tu ciclo menstrual, la fecha de parto estimada no es exacta al 100 %.

     

    • Recuerda que las calculadoras de fecha prevista de parto y las calculadoras de embarazo te ayudan a saber más sobre la fecha estimada de parto y las fases de tu embarazo, pero no sustituyen al asesoramiento médico. Debes informar a tu médico/a acerca de tu embarazo. En ocasiones, deberás hacerte una ecografía para determinar las fechas de tu embarazo.
    Conocerás a tu bebé el
    date
    day
    La edad gestacional es de
    weeks and day

    La edad gestacional es el tiempo que llevas de embarazo y se cuenta a partir del primer día de tu última menstruación, por lo que incluye dos semanas en las que, en teoría, aún no estabas embarazada.

    1
    null
    2
    null
    3
    null
    Semana 1

    Tras 1 semana de embarazo, una persona aún no puede considerar que esté embarazada. Como el embarazo se calcula a partir del primer día de tu última menstruación, el bebé aún no existe; tu cuerpo se está preparando para la ovulación durante la cual se producirá el embarazo.

     

    Semana 2

    Tras 2 semanas de embarazo, una persona no está técnicamente embarazada todavía. En este momento hay un óvulo solitario y un montón de espermatozoides ansiosos por fecundar el óvulo. Tu útero y tu cuerpo se están preparando para el gran día de la ovulación, la fase en la que se producirá el embarazo.

    Semana 3

    La semana 3 del embarazo es la semana en la que se produce la implantación.El cuerpo libera gonadotropina coriónica humana (hCG), que aumenta la producción de estrógeno y progesterona, e impide la maduración de los nuevos óvulos en los ovarios. Muy pronto aparecerán los primeros síntomas del embarazo: ausencia del periodo, náuseas y cambios en los pechos.

    Semana 4
    Tras 4 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una semilla de amapola.
    Tras 4 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una semilla de amapola.

    Después de 4 semanas de embarazo, el futuro bebé ha encontrado por fin su hogar para los próximos ocho meses. El blastocisto ha llegado desde una trompa de Falopio hasta el útero. En esta etapa puedes obtener un resultado positivo en una prueba de embarazo.

    Semana 5
    Tras 5 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una semilla de sésamo.
    Tras 5 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una semilla de sésamo.

    Después de 5 semanas, se te debe haber ausentado el periodo, que es una de las señales más evidentes de que hay un embarazo. Bajo la influencia de los cambios hormonales, ya puedes sentir los primeros signos del embarazo: inflamación de los pechos, fatiga, dolor de cabeza y dolor de espalda.

    Semana 6
    Tras 6 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una lenteja.
    Tras 6 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una lenteja.

    Después de 6 semanas, puedes experimentar las náuseas matutinas del embarazo. Estas se deben a los cambios hormonales que ocurren en tu cuerpo. También puedes sentir malestar general, inflamación de los pechos, oscurecimiento de la areola del pezón y micción frecuente. En caso de sangrado, deberías consultar a tu médico/a.

    Semana 7
    Tras 7 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un arándano.
    Tras 7 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un arándano.

    Después de 7 semanas de embarazo, los síntomas empiezan a manifestarse y el útero casi duplica su tamaño. Prepárate para un posible aumento de las náuseas, la fatiga, la acidez y otros síntomas del embarazo. Las náuseas matutinas pueden causarte muchos problemas. Intenta buscar formas de afrontarlo.

    Semana 8
    Tras 8 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una alubia.
    Tras 8 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una alubia.

    Después de 8 semanas de embarazo, debes planificar tu primera visita con tu ginecólogo/a. El/la médico/a te prescribirá las pruebas y los exámenes necesarios para el primer trimestre de embarazo. Puede que sientas mayor malestar por las náuseas matutinas. Intenta ser paciente, normalmente duran hasta la semana 14.

    Semana 9
    Tras 9 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una cereza.
    Tras 9 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una cereza.

    Después de 9 semanas de embarazo, tu bebé ya mide unos 16 a 18 mm y pesa unos 3 g. La cola ha desaparecido, mientras que los rasgos humanos son cada vez más definidos. Las articulaciones de sus manos y piernas pueden flexionarse, y sus pezones y folículos capilares han evolucionado. Las papilas gustativas se están formando en la lengua y sus futuros botones dentales se están desarrollando en las encías.

    Semana 10
    Tras 10 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una naranja pequeña.
    Tras 10 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una naranja pequeña.

    La semana 10 de embarazo es el momento en el que todos los órganos y tejidos vitales del bebé ya se han formado. Ahora están empezando a funcionar y crecer rápidamente. El feto puede ingerir líquido amniótico y mover los brazos y las piernas. La piel se está cubriendo de vello y los dedos se están formando con pequeñas uñas. En los niños, los testículos ya empiezan a producir testosterona.

    Semana 11
    Tras 11 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un higo.
    Tras 11 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un higo.

    Después de 11 semanas de embarazo, tu bebé ya mide 5 cm. Ahora su cabeza equivale a la mitad de su cuerpo, pero en las siguientes semanas su cuerpo crecerá más y compensará estas medidas. La piel del feto es tan delgada y translúcida que se puede ver la amplia red vascular. Los vasos placentarios se expanden para proporcionar al feto los nutrientes y el oxígeno necesarios.

    Semana 12
    Tras 12 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una ciruela.
    Tras 12 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una ciruela.

    Después de 12 semanas de embarazo, tu bebé pesa unos 14 g. Sus cuerdas vocales se están formando y los riñones están empezando a producir orina, llenando la vejiga. Aunque todavía no lo puedes sentir, sí que puedes verlo con una ecografía (ultrasonido).

    Semana 13
    Tras 13 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una vaina de guisantes.
    Tras 13 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una vaina de guisantes.

    ¡Estás a punto de superar la última semana del primer trimestre! Pronto dejarás atrás la mayoría de los primeros síntomas del embarazo. Después de 13 semanas de embarazo, tu bebé está creciendo a un ritmo constante. Ahora tiene más de 7 cm desde la parte superior de su cabeza hasta el coxis.

    Semana 14
    Tras 14 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un melocotón.
    Tras 14 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un melocotón.

    Después de 14 semanas de embarazo, tu bebé se está desarrollando rápidamente. En poco tiempo, podrás notar cómo se mueve y da patadas. Tu cuerpo empieza a ganar peso sin cesar. Esto se debe al aumento de los volúmenes sanguíneos y linfáticos.

    Semana 15
    Tras 15 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una manzana.
    Tras 15 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una manzana.

    Después de 15 semanas de embarazo, tu bebé aspira activamente por la nariz el líquido amniótico. Muy pronto se te notará el embarazo, ya que el útero ha subido desde la zona pélvica hasta la parte baja del abdomen. ¡Ya puedes planificar las compras para tu embarazo!

    Semana 16
    Tras 16 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un aguacate.
    Tras 16 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un aguacate.

    Después de 16 semanas de embarazo, todo empieza a coger forma. Tu bebé ya no es tan pequeño y, sin duda, parece todo un humano. Al final de esta semana estarás de 4 meses, lo que significa que estás casi a mitad de camino y que solo te quedan 5 meses más.

    Semana 17
    Tras 17 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una patata.
    Tras 17 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una patata.

    Si has estado disfrutando de un embarazo relativamente discreto y apenas has notado barriga, lo más probable es que eso ya se haya acabado. La cintura irá desapareciendo a medida que el útero se desplace hacia arriba y salga de la pelvis.

    Semana 18
    Tras 18 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un pimiento.
    Tras 18 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un pimiento.

    Si te ha sorprendido el rápido crecimiento y aumento de peso de tu bebé en las últimas semanas, esto empezará a estabilizarse un poco después de la semana 18, pero todavía hay muchas novedades importantes en la vida de tu pequeño/a. En esta etapa, ya puede bostezar, estirarse e incluso hacer expresiones faciales como fruncir el ceño. Su sentido del gusto se está desarrollando y sus papilas gustativas ya pueden distinguir entre dulce y amargo.

    Semana 19
    Tras 19 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un mango.
    Tras 19 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un mango.

    Después de 19 semanas de embarazo, se te nota mucho tu barriga redondeada. Aparecen los primeros cabellos en la cabeza del bebé y las áreas del cerebro responsables de los sentidos (tacto, gusto, olfato, vista y oído) se desarrollan rápidamente.

    Semana 20
    Tras 20 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un pomelo.
    Tras 20 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un pomelo.

    ¡Enhorabuena! Ya estás a medio camino de conocer a tu bebé. Sus piernas ya casi están enderezadas, así que a partir de ahora se le medirá desde la cabeza a los talones.

    Semana 21
    Tras 21 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un plátano.
    Tras 21 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un plátano.

    Como mujer embarazada de 21 semanas completas, has superado la mitad del camino para convertirte en madre. Tu bebé está cada vez más grande. Definitivamente, ya puedes sentir su presencia mientras explora el espacio que le has preparado.

    Semana 22
    Tras 22 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una zanahoria.
    Tras 22 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una zanahoria.

    Arranca la semana 22 de tu embarazo, sin duda, cada vez hay menos espacio ahí dentro. Tu bebé está creciendo y va ocupando más sitio. El útero, por su parte, se estira unos 2 cm por encima del ombligo para adaptarse al crecimiento del bebé.

    Semana 23
    Tras 23 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una batata.
    Tras 23 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una batata.

    Para muchas mujeres, haber superado 23 semanas de embarazo supone un momento emocionante porque por fin pueden mostrar su barriguita. Además, los ojos y los labios del bebé van tomando forma. Empieza a coger más peso, lo que terminará de rellenar su piel arrugada.

    Semana 24
    Tras 24 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una berenjena.
    Tras 24 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una berenjena.

    Después de 24 semanas de embarazo, tu bebé mide casi 30 cm. Puedes experimentar una sensación de hormigueo en las articulaciones, lo que se conoce como «síndrome del túnel carpiano». Es una afección común durante el embarazo que surge de la acumulación de líquido en las articulaciones, lo que provoca la compresión del nervio mediano.

    Semana 25
    Tras 25 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una mazorca de maíz.
    Tras 25 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una mazorca de maíz.

    Cuando superes la semana 25 de embarazo, te estarás acercando al final del segundo trimestre. El tiempo pasa volando. Al final de esta semana estarás de 5 meses y 2 semanas aproximadamente. Tu bebé no ha dejado de crecer y, aunque todavía no está listo, no tardará en llegar al mundo.

    Semana 26
    Tras 26 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una zanahoria grande.
    Tras 26 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una zanahoria grande.

    Es probable que ya hayas engordado entre 7 y 10 kilos. En algún momento de esta semana, tu bebé abrirá los ojos por primera vez. Aunque todavía no es capaz de ver nada dentro del útero, parpadeará cerrando y abriendo los ojos al dormirse y al despertarse.

    Semana 27
    Tras 27 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una coliflor.
    Tras 27 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una coliflor.

    A las 27 semanas de embarazo, te encuentras al final del segundo trimestre. Si tu bebé es más activo por la noche, puede que sufras insomnio y te cueste dormir. Toma siestas durante el día cuando el bebé duerme para compensar la falta de horas de sueño durante la noche.

    Semana 28
    Tras 28 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un coco.
    Tras 28 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un coco.

    Después de 28 semanas, has entrado en el tercer trimestre del embarazo. En esta etapa, tu bebé está bastante desarrollado. Sus órganos, tejidos y nervios siguen creciendo, pero ya cuenta con todos los sistemas necesarios para sobrevivir fuera del útero. En la recta final del embarazo, los bebés empiezan a reconocer sonidos y voces familiares.

    Semana 29
    Tras 29 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un pomelo.
    Tras 29 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un pomelo.

    Después de 29 semanas de embarazo, es probable que desarrolles varices como el 40 % de las futuras madres. Además, es un buen momento para empezar a contar las patadas. Informa a tu médico/a o matrón/a si notas que tu bebé está menos activo.

    Semana 30
    Tras 30 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un repollo.
    Tras 30 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un repollo.

    Después de 30 semanas de embarazo, es probable que tengas dificultad para respirar. El bebé todavía se encuentra en la parte superior, cerca de las costillas, y está esperando un poco, pero pronto bajará a la pelvis.

    Semana 31
    Tras 31 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un calabacín.
    Tras 31 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un calabacín.

    Después de 31 semanas de embarazo, puede que observes que tus pechos gotean al producir el primer alimento del bebé: el calostro. Este es uno de los síntomas de que tu cuerpo se está preparando para el gran día. Es probable que tengas dificultad para respirar. Al final esta semana, tu bebé experimentará un importante desarrollo nervioso y cerebral.

    Semana 32
    Tras 32 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una lechuga.
    Tras 32 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una lechuga.

    Después de 32 semanas de embarazo, tu cuerpo puede empezar a trabajar los músculos para prepararse de cara al gran día. Tu bebé también está alistando todo para su llegada y ya domina las habilidades necesarias para sobrevivir fuera del útero: tragar, respirar y succionar.

    Semana 33
    Tras 33 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una piña.
    Tras 33 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una piña.

    Después de 33 semanas de embarazo, quizás notes que los movimientos de tu bebé se ven afectados por tu rutina diaria. Tu barriga sigue creciendo y cada vez te cuesta más encontrar una postura cómoda para sentarte o dormir.

    Semana 34
    Tras 34 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una calabaza cacahuete.
    Tras 34 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una calabaza cacahuete.

    Después de 34 semanas de embarazo, tus pechos pueden empezar a gotear pequeñas cantidades de calostro amarillento. Tu bebé ya mide como una mochila y pesa como un melón. Si sigues trabajando y te preocupa tu seguridad en el trabajo, es momento de que hables con tu responsable sobre las prestaciones por maternidad.

    Semana 35
    Tras 35 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un melón verde.
    Tras 35 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de un melón verde.

    Después de 35 semanas de embarazo, puedes saber cómo se mueve tu bebé en el útero con solo mirar tu barriguita. Puede que sientas alguna molestia y un poco de dificultad para respirar. A estas alturas, muchas madres están impacientes porque llegue el bebé, mientras que otras sienten un poco de ansiedad por el momento del parto. Ambos sentimientos son completamente normales.

    Semana 36
    Tras 36 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una papaya.
    Tras 36 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una papaya.

    Después de 36 semanas de embarazo, tu bebé duerme entre el 60 y el 80 % del tiempo. Por fin se ha colocado en tu cavidad pélvica, lo que permite que se libere la presión sobre el diafragma y se produzca lo que se conoce como «aligeramiento». Tu bebé ya puede abrir los ojos, chuparse el dedo, respirar y reconocer voces.

    Semana 37
    Tras 37 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una cabeza de lechuga romana.
    Tras 37 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una cabeza de lechuga romana.

    Has superado la semana 37 de embarazo. ¡Enhorabuena! El bebé se mueve hacia el interior de la pelvis. Se considera que está «a término» y puede llegar en cualquier momento. Prepárate para recibir al nuevo miembro de la familia.

    Semana 38
    Tras 38 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una acelga.
    Tras 38 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una acelga.

    Después de 38 semanas de embarazo, puede que te pases todo el día orinando. La vejiga está sometida a una presión tremenda. Tu bebé es un pequeño ser humano en pleno funcionamiento, mientras que la placenta está completamente desarrollada.

    Semana 39
    Tras 39 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una sandía pequeña.
    Tras 39 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una sandía pequeña.

    ¡Has superado la semana 39 de embarazo! Tu bebé está a término, es decir, está completamente desarrollado y esperando el momento adecuado para llegar al mundo. ¿Tienes preparado todo lo necesario para dar la bienvenida a tu bebé?

    Semana 40
    Tras 40 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una minisandía.
    Tras 40 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una minisandía.

    Después de 40 semanas de embarazo, es posible que te hayas decepcionado porque la fecha prevista de parto ya ha pasado. No te asustes y aprovecha para realizar los últimos preparativos antes de que tu bebé llegue al mundo.

    Semana 41
    Tras 41 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una calabaza.
    Tras 41 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una calabaza.

    Después de 41 semanas de embarazo, seguramente te estás muriendo de ganas de dar a luz y conocer la carita de tu bebé. Pero ten por seguro que muchas de las futuras madres se pasan de la fecha prevista de parto y todo sale bien.

    Semana 42
    Tras 42 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una sandía.
    Tras 42 semanas de embarazo, tu bebé es del tamaño de una sandía.

    Cuando un embarazo dura 42 o más semanas, se denomina «embarazo postérmino». Aunque no existen muchos estudios que demuestren por qué el embarazo de algunas mujeres dura 42 semanas, los expertos en medicina creen que esto puede deberse a distintos factores, como las hormonas, la genética o, incluso, la obesidad.

    Si te has hecho una prueba de embarazo y el resultado es positivo, puede que te preguntes qué va a pasar ahora. Aquí es donde entra en juego nuestra calculadora de fecha probable de parto o indicador de predicción de fecha estimada de parto. 

    Al usar información básica sobre tu último periodo y la duración de tu ciclo, nuestra calculadora de embarazo puede ayudarte a calcular tu fecha prevista de parto (FPP, es decir, cuándo podrías conocer a tu bebé). Esta información también resulta útil si estás pensando en la fecha de parto antes de empezar a intentar concebir.

    Prueba ahora nuestra calculadora de fecha de parto y desplázate hacia abajo para saber más sobre cómo calcular tu fecha de embarazo y parto, además de obtener información sobre cuándo podrías haber concebido y de cuántas semanas podrías estar.

    Nota:

    ¿De cuánto estoy?

    Una de las primeras preguntas que probablemente te surjan tras descubrir tu embarazo es: «¿De cuánto estoy?». Hay dos formas de calcular la edad de un bebé durante el embarazo: la edad gestacional y la edad fetal. Sin embargo, en el ámbito médico se suele emplear la primera solo porque se considera que es más exacta.

    Más abajo encontrarás más información al respecto, pero cuando sepas de cuánto tiempo estás, podrás hacerte una idea más clara de la fecha prevista de parto. En otras palabras, la fecha aproximada en la que se espera que comience el parto. Tal y como se explica más abajo, esta fecha en realidad solo es una estimación, por lo que puede ser que te pongas de parto en cualquier momento de las dos semanas anteriores o posteriores.

    • ¿De cuánto estoy? Edad gestacional

    En el ámbito médico se usa la edad gestacional para hacer un seguimiento del embarazo y calcular el día de parto. La gestación es el tiempo de embarazo en semanas, mientras que la edad gestacional se mide desde la última menstruación (el primer día de tu último periodo) hasta la fecha actual en semanas. 

    En general, los embarazos duran entre 38 y 42 semanas (unos 280 días). Si un bebé nace antes de la semana 37, se considera prematuro.

    • ¿De cuánto estoy? Edad fetal

    El otro método de medición es la edad fetal. Mientras que la edad gestacional mide el avance del embarazo en semanas, la edad fetal es la edad real del bebé en desarrollo. Para determinarla, hay que calcular en semanas el tiempo transcurrido desde la fecha de concepción (que es aproximadamente dos semanas después de la última menstruación en un ciclo de 28 días, aunque varía en función de la duración del ciclo) hasta la fecha actual. Sin embargo, se trata de una método mucho menos habitual en el embarazo, ya que suele ser complicado determinar con exactitud el momento de la ovulación (y, por tanto, el momento de la concepción).

    ¿Cómo calculo mi fecha de parto?

    La mayoría damos por sentado que un embarazo dura exactamente nueve meses, pero no es así. Para poder calcular las semanas de embarazo, hace falta saber algo más.

    «Los nueve meses de un embarazo son en realidad 40 semanas», explica la Dra. Charlsie Celestine, ginecobstetra e integrante del comité médico de Flo. «La fecha de parto es 40 semanas después del primer día de la última menstruación, aunque algunas mujeres pueden llegar hasta la semana 41».

    De hecho, lo primero que observarás cuando informes a tu médico/a de tu embarazo es que este se calcula en semanas y no en meses. Y que la fecha prevista de parto de tu bebé cae en la semana 40, cuando en realidad llevarás unos 10 meses de embarazo. 

    Esto se debe a que el embarazo se mide según la edad gestacional y no la fetal. Es decir, que se cuenta a partir de la última menstruación y no de la fecha en que se concibió, lo que supone dos semanas más, aunque técnicamente el embarazo aún no existiera en ese momento. Además, este método tiene en cuenta que no todos los meses constan del mismo número de días, por lo que es probable que el embarazo continúe a los nueve meses. 

    También puede que veas cifras como «13/5» o «13+5» en las notas de tu médico/a. El embarazo se cuenta por semanas completas, por lo que «13/5», «13+5» o cualquier otra fórmula significaría que tienes un embarazo de 13 semanas y 5 días. 

    Por lo general, tu médico/a calculará tu fecha de parto basándose en uno de los siguientes métodos o en una combinación de ellos. Veamos cómo funciona cada uno.

    Cómo calcular la fecha de parto: regla de Naegele

    Como ya sabemos, el método más habitual para calcular la fecha de parto es contar «40 semanas a partir del primer día de la última menstruación», señala la Dra. Celestine, y añade que esto suele hacerse en la primera consulta. 

    Este método también se conoce como «regla de Naegele». «Se calcula a partir del primer día de la última menstruación [sumándole exactamente un año], se le añaden siete días y se le restan tres meses», explica.

    Cabe señalar que esta regla contempla que un ciclo menstrual regular dura 28 días, pero es totalmente normal que el ciclo de una persona varíe entre 21 y 45 días. Si tu ciclo dura más, es posible que la fecha prevista de parto se retrase, mientras que si tienes un ciclo más corto, la fecha puede adelantarse.

    Cómo calcular la fecha de parto: gestograma

    «Lo más habitual es que utilices una rueda de embarazo a partir del primer día del periodo», indica la Dra. Celestine, que explica cómo suele calcular la fecha de parto de sus pacientes. 

    Una rueda de embarazo, gestograma o calculadora de gestación es un sencillo calendario que calcula la fecha prevista de parto o la fecha de nacimiento del bebé en función de distintos datos, como la última menstruación. Los ginecobstetras también pueden usar esta rueda para calcular las fases del embarazo y saber cuándo tendrás que realizarte determinadas exploraciones y pruebas, así como las fechas de los trimestres.

    Cómo calcular la fecha de parto: ecografía

    Como hemos visto anteriormente, hay varias formas de calcular la fecha prevista de parto, la mayoría de las cuales se basan en la fecha de inicio del último periodo. Sin embargo, antes de que termine el primer trimestre, se realiza una ecografía para comprobar que la fecha basada en la última menstruación es correcta. Esto es especialmente importante si el periodo no siempre llega a la misma vez cada mes. 

    «La última menstruación se compara con una ecografía porque algunas mujeres tienen ciclos irregulares [y otras no recuerdan cuándo les vino el último periodo], por lo que su última menstruación no es de lo más exacta», explica la Dra. Celestine.

    «En el primer trimestre, realizo una ecografía para medir la longitud del feto, denominada “longitud céfalo-caudal”, y conocer así la edad gestacional o la fecha probable de parto. Después, comparo esa fecha con el resultado que obtendría utilizando solo la última menstruación.

    Si las dos fechas coinciden en menos de cinco días y el embarazo tiene menos de nueve semanas, usamos la fecha de parto calculada mediante el periodo y no la ecografía. Pero si la diferencia es superior a cinco días, utilizamos la ecografía».

    ¿Ya te has hecho la primera ecografía? Entonces puedes utilizar nuestra calculadora de fecha probable de parto por ecografía.

    Realiza un cuestionario

    Descubre qué puedes hacer con nuestra asistente de salud Flo

    Aunque la mayoría de los ginecobstetras combinan la regla de Naegele y la rueda de embarazo para determinar la fecha prevista de parto —y luego realizan una ecografía para confirmarla—, existen otras teorías y métodos sobre cómo calcularla. No obstante, cabe señalar que ninguna de las siguientes teorías para calcular esta fecha tienen cabida en el ámbito médico, ya que carecen de pruebas científicas que las respalden. Las teorías son las siguientes:

    Cómo calcular la fecha de parto: regla de Mittendorf-Williams

    Una teoría sobre cómo calcular la fecha de parto, en la que también se emplea la última menstruación, es la regla de Mittendorf-Williams. Se basa en un antiguo estudio de 1990, y no hay investigaciones más recientes que sugieran que es exacta, por lo que no se suele utilizar en el ámbito médico para calcular la fecha prevista de parto.

    Esta regla se basa en un estudio de hace décadas que demostró que los primeros embarazos tienden a ser un poco más largos (una media de 288 días desde la última menstruación), mientras que en el caso de los embarazos posteriores, la fecha de parto se sitúa en una media de 283 días desde la última menstruación. Así que…

    • Primero, determina el primer día de tu última menstruación.
    • Después, cuenta hacia atrás tres meses naturales desde esa fecha. 
    • Por último, añade 15 días a esa fecha si es tu primer embarazo o 10 días si no lo es.

    Cómo calcular la fecha de parto: regla de Parikh

    La regla de Parikh es otra teoría que carece de pruebas científicas que la respalden, por lo que tampoco suele utilizarse en el ámbito médico para calcular el día del parto. Sin embargo, se cree que puede ayudar a predecir la fecha de parto en quienes tienen ciclos irregulares. Pero ¿cómo funciona? 

    La fecha prevista de parto según la regla de Parikh, que se basa en la regla de Naegele, se calcula sumando nueve meses a la fecha de la última menstruación, restando 21 días y sumando después la duración de los ciclos anteriores. En resumen, se utiliza la siguiente fórmula: 

    • Última menstruación + 280 días − 21 días + la duración media de los ciclos anteriores

    Cómo calcular la fecha de parto: regla de Wood

    El método de Wood tiene en cuenta la duración individual del ciclo menstrual, así como el número de embarazos que ha tenido una persona. Sin embargo, la investigación que hay al respecto y su eficacia también son escasas. Para realizar el cálculo…

    • En primer lugar, calcula tu fecha prevista de parto. Para ello, utiliza las siguientes fórmulas.
      - Si es tu primer embarazo: última menstruación + 12 meses − (2 meses y 14 días) = fecha prevista de parto
      - Si no es tu primer embarazo: última menstruación + 12 meses − (2 meses y 18 días) = fecha prevista de parto
       
    • Después, utiliza la fecha obtenida en las siguientes ecuaciones.
      - Si el ciclo es superior a 28 días: fecha prevista de parto + (duración real del ciclo − 28 días) = fecha prevista de parto
      - Si el ciclo es inferior a 28 días: fecha prevista de parto − (28 días − duración real del ciclo) = fecha prevista de parto

    Cómo calcular la fecha de parto: fecha de concepción

    Si tu ciclo funciona como un reloj y mantienes relaciones sexuales para conseguir un embarazo en un momento concreto, puede que intuyas que la concepción se ha producido en una fecha determinada. Sin embargo, la Dra. Celestine afirma que la fecha de concepción «no se utiliza médicamente para calcular la fecha probable de parto» porque muchas veces no es exacta. 

    Esto tiene sentido porque sabemos que los espermatozoides pueden vivir hasta cinco días en el cuerpo femenino, que un óvulo puede seguir siendo fecundado hasta 24 horas después de liberarse del ovario y que la ovulación no siempre se produce el mismo día cada mes (puedes averiguar en qué momento del mes es probable que ovules con nuestra calculadora de ovulación en línea). Esto significa que puedes concebir varios días después de haber practicado sexo sin protección.

    Cómo calcular la fecha de parto si te has sometido a un tratamiento de fecundación in vitro

    Si te has sometido a un tratamiento de fecundación in vitro, la fecha de parto de tu bebé se calcula de un modo un poco diferente, dependiendo de:

    • si se te ha realizado una transferencia de embriones congelados o frescos; o
    • si se te ha realizado una transferencia congelada y de la edad del embrión cuando se congeló. Por ejemplo, si se congeló el tercer día, tendrás dos semanas y tres días de embarazo en la fecha de la transferencia. En el caso de que se congelara el quinto día, tendrás dos semanas y cinco días de embarazo en la fecha de la transferencia. En tu centro médico podrán darte más información.

    La buena noticia es que la fecha probable de parto para la fecundación in vitro suele ser más fiable, ya que sabrás con exactitud cuándo se realizó la transferencia de embriones o la concepción médica, pese a que ninguna fecha de parto es completamente exacta. Utiliza nuestra calculadora de fecha probable de parto para fecundación in vitro para saber cuándo podrías dar a luz.

    ¿Qué precisión tiene la fecha de parto?

    Hay muchas cosas a tener en cuenta al respecto, por lo que probablemente te preguntes qué probabilidades tienes de dar a luz en la fecha prevista. «La exactitud de la fecha probable de parto depende de lo pronto que se haya calculado durante el embarazo y de lo predecible que sea tu ciclo menstrual», explica la Dra. Celestine.

    «Cuanto antes acudas a un/a ginecobstetra para que te atienda durante el embarazo, mejor, ya que la fecha de parto [según una ecografía] es más precisa al principio del embarazo que después. Es poco frecuente que un bebé nazca exactamente en la fecha prevista [solo ocurre en un 4 % de los casos]. Normalmente, el parto se produce la semana anterior o la de después. También hay muchos bebés que nacen de forma prematura, [además de] razones médicas por las que puede ser necesario inducir el parto antes de tiempo, así que en realidad depende de cada persona».

    ¿Qué día se produjo el embarazo?

    Según explica la Dra. Celestine, es difícil predecir el día exacto en que se produjo el embarazo (a menos que se haya concebido con éxito tras un tratamiento de fertilidad).

    «Se trata de un cálculo aproximado porque depende del día en que ovulaste», señala. «Si conoces la duración de tu ciclo y siempre es la misma, lo normal es que a mitad del ciclo anterior al embarazo sea cuando se produjo la concepción».

    ¿Puede cambiar mi fecha de parto?

    Una de las primeras cosas que hacen las personas al enterarse de su embarazo es calcular la fecha de parto. Esto sirve para hacerse una idea aproximada de cuándo nacerá el bebé, pero hay que tener en cuenta que el/la médico/a es quien debe confirmarlo. Este/a usará la información de tu última menstruación y tu primera ecografía para calcular la fecha prevista de parto y, una vez calculada, es poco probable que cambie.

    Es muy raro que la fecha de parto cambie después de la primera ecografía, ya que conocer la edad gestacional tiene gran importancia a la hora de controlar la salud del embarazo. «Hay ciertas pruebas que deben realizarse a determinadas edades gestacionales durante el embarazo», explica la Dra. Celestine. «Saber de cuánto tiempo estás también resulta importante para seguir el crecimiento del bebé y conocer la fecha en que se puede producir el parto, entre muchos otros aspectos».

    ¿Puedo planificar mi fecha de parto?

    A algunas personas les gusta ser organizadas, y eso no tiene nada de malo. Sin embargo, puede ser bastante complicado planificar una fecha de parto, ya que en la concepción intervienen muchos factores que ni tú (ni tu pareja) podéis controlar.

    Nadie sabe con certeza cuándo va a concebir. Incluso si identificas tu ventana fértil y mantienes relaciones sexuales sin protección durante ese tiempo, no sabrás con seguridad si ese será el mes en que conseguirás un embarazo. Esto se debe en gran parte a la suerte. Por ejemplo, el 45 % de las parejas jóvenes (menores de 35 años) concebirán después de tres ciclos, mientras que el 65 % conseguirán un embarazo después de seis ciclos. Por tanto, aunque quieras planear tener un bebé en un mes concreto, lo único que puedes hacer es intentarlo.

    Asimismo, incluso si consigues concebir en un momento que te permita dar a luz en la fecha que quieres, recuerda que tu fecha prevista de parto no es más que una estimación. Los bebés llegan a su debido tiempo. Aunque el embarazo «medio» dura 40 semanas desde el día de la última menstruación, lo normal es que los bebés nazcan entre las semanas 37 y 42, por lo que es mejor no centrarse demasiado en una fecha concreta. 

    Seguimiento de la fecha de parto con Flo

    Flo puede ayudarte tanto si ya has concebido, como si quieres saber cuándo darías a luz en caso de concebir hoy mismo. Utiliza el modo para conseguir un embarazo de la app Flo para mejorar tus posibilidades de lograrlo haciendo un seguimiento de tus periodos. Esto ayuda a identificar los días fértiles de una mujer. También te ayudamos si tienes otro tipo de preguntas como, por ejemplo, por qué se produce el flujo rosado. Puedes cambiar al modo de embarazo para obtener actualizaciones semanales tanto de tu cuerpo como de tu bebé.

    Prueba otras herramientas en línea de Flo, incluida nuestra calculadora de hCG y nuestra calculadora del periodo.

    ¡Obtén más información con Flo!

    La aplicación de salud y bienestar más popular, creada en colaboración con más de 100 expertos en salud y medicina, además de instituciones médicas de reconocido prestigio.

    Referencias

    «Extremely Preterm Birth». The American College of Obstetricians and Gynecologists, www.acog.org/womens-health/faqs/extremely-preterm-birth. Consultado el 30 de agosto de 2022.

    «Heavy and Abnormal Periods». The American College of Obstetricians and Gynecologists, www.acog.org/womens-health/faqs/heavy-and-abnormal-periods. Consultado el 30 de agosto de 2022.

    «How Long Does Pregnancy Last?». The American College of Obstetricians and Gynecologists, www.acog.org/womens-health/experts-and-stories/ask-acog/how-long-does-pregnancy-last  Consultado el 13 de julio de 2022. 

    Jukic, A. M., et al. «Length of Human Pregnancy and Contributors to Its Natural Variation». Human Reproduction, vol. 28, n.º 10, octubre de 2013, pp. 2848–55.

    Khedri, Parichehr, et al. «Comparison of the First Trimester Ultrasound and Parikh’s Formula in Determining the Expected Date of Delivery: A Prospective Study». BMC Pregnancy and Childbirth, vol. 21, 30. Abril de 2021, https://jbrms.medilam.ac.ir/article-1-152-en.pdf

    Mittendorf, R., et al. «Predictors of Human Gestational Length». American Journal of Obstetrics and Gynecology, vol. 168, n.º 2, febrero de 1993, pp. 480–84.

    Morgan, John A. y Danielle B. Cooper. «Pregnancy Dating». StatPearls, StatPearls Publishing, 2021.

    «Screening Tests in Pregnancy». NHS, www.nhs.uk/pregnancy/your-pregnancy-care/screening-tests/. Consultado el 13 de julio de 2022. 

    Historial de actualizaciones

    Versión actual (02 de abril de 2023)

    Revisado por profesional médico Dra. Barbara Levy, Profesora clínica de obstetricia y ginecología, George Washington University School of Medicine and Health Sciences, UCSD Health, San Diego, California, EE. UU.

    Publicado el (15 de mayo de 2019)

    En este artículo

      Probar Flo hoy