¿Qué es el flujo rosado? ¿Y por qué sucede?

    Actualizado el 28 de noviembre de 2022 |
    Publicado el 18 de enero de 2023
    Datos verificados
    Revisado por profesional médico Dra. Jenna Beckham, Ginecobstetra, WakeMed, Carolina del Norte, EE. UU.
    Normas de verificación de datos en Flo

    Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

    ¿Has observado un flujo rosado en tu ropa interior? Una ginecóloga explica qué es el flujo rosado, qué lo causa y si deberías preocuparte por ello.

    Un flujo vaginal normal presenta un color que va de transparente a blanco lechoso. Por eso, encontrar un flujo rosa al limpiarte después de orinar en la ropa interior puede resultar inquietante, especialmente si no tienes el periodo en ese momento. Pero no te preocupes; pasa con bastante frecuencia.

    La Dra. Jenna Flanagan, ginecobstetra y miembro del comité de Flo, explica que el flujo rosa no es algo que deba preocuparte de inmediato. Según afirma: «Lo más probable es que se trate de flujo vaginal mezclado con una pequeña cantidad de sangre, lo que hace que tenga ese color rosado». 

    La Dra. Flanagan destaca todo lo que debes saber sobre el flujo rosado, desde el origen del color hasta cuándo deberías acudir a tu médico/a para una revisión.

    ¿Qué es el flujo rosado?

    En primer lugar, es importante señalar que el flujo vaginal es muy normal. Es el término general que se utiliza para describir cualquier secreción o moco no menstrual que producen las glándulas del interior de la vagina y el cuello uterino durante el ciclo, y que mantiene la vulva limpia, húmeda y protegida frente a las infecciones. 

    Lo más probable es que ya sepas lo que es normal en ti, y si estás leyendo esto, quizás te estés preguntando por qué tienes un manchado rosado. La mayoría de las veces, esto ocurre cuando se mezclan sangre fresca y flujo vaginal. Puedes saber que es sangre fresca porque la sangre se oscurece cuanto más tiempo está fuera de los vasos sanguíneos y en contacto con el aire. A esto se le llama «oxidación». Por eso, es posible que experimentes un flujo marrón al final de tu periodo. 

    Como explica la Dra. Flanagan: «La sangre puede proceder de cualquier fuente, como la vulva, la vagina, el cuello uterino o el útero».

    ¿Cómo puede ayudarte Flo?

    ¿De qué color es el flujo «normal»? ¿Cómo es?

    Lo que se considera un flujo «normal» varía, claro está, de una persona a otra. Sin embargo, saber lo que tu médico/a considera como «normal» puede ayudarte a detectar cuando hay algo que no está bien del todo. «El flujo vaginal normal puede ser transparente, [ligeramente] amarillo o blanco, o cualquier combinación», explica la Dra. Flanagan. «Durante los ciclos menstruales, el flujo está mezclado con sangre y puede variar del color rojo brillante al marrón, pasando por el rojo oscuro o el rosa».

    El flujo puede ser aguado, lechoso, cremoso, pegajoso o viscoso, y es probable que notes que su consistencia cambia a lo largo del ciclo. Esto se debe a las fluctuaciones de tus hormonas. 

    Tú conoces tu cuerpo mejor que nadie, así que si notas cambios en tu flujo, incluso si tiene un color rosado, quizás debas investigarlo con la ayuda de tu médico/a. Para ello, puede ayudarte registrar tu flujo. No solo tendrás toda la información que compartir con tu médico/a en un único lugar, sino que también podrás detectar patrones mes a mes, de modo que te sea más fácil reconocer si tu flujo rosado está relacionado con el ciclo.

    ¿Es normal tener un flujo rosado después del periodo menstrual?

    El flujo vaginal rosado puede producirse en cualquier momento del ciclo. Sin embargo, si te preocupa manchar rosado después de la regla o justo antes, entonces puede que la explicación sea sencilla. Como hemos mencionado antes, es muy probable que lo que hayas notado sea solo un poco de sangre mezclada con tu flujo normal.

    Para la Dra. Flanagan, «Normalmente, cuando el ciclo menstrual acaba de empezar o está terminando, puede haber un flujo rosa». El ciclo menstrual es «el momento en que las células sanguíneas salen del útero. Cuando hay pequeñas cantidades de estas mezcladas con el flujo vaginal normal transparente o blanco, puede apreciarse un flujo vaginal rosado».

    El periodo no es la única causa posible del flujo rosado. También puede haber flujo rosado sin regla. Justo antes de la ovulación, cuando los ovarios liberan un óvulo, los niveles de estrógeno aumentan. Esto hace que el revestimiento del útero se engrose en preparación para un posible embarazo. Después de la ovulación, si no se concibe, los niveles de estrógeno vuelven a bajar. Esto puede provocar un ligero manchado intermenstrual (sangrado que se produce fuera del periodo habitual). Tu flujo puede mezclarse con este manchado intermenstrual al salir del útero y presentarse como un flujo de color rosa después de la ovulación. 

    Si has cambiado recientemente de método anticonceptivo y ahora tomas un anticonceptivo hormonal como la píldora o te han implantado un dispositivo intrauterino (DIU o la espiral) o insertado un implante, es posible que experimentes un ligero sangrado intermenstrual. Hasta el 50 % de las mujeres tienen un sangrado más ligero durante los primeros meses de uso de anticonceptivos hormonales, por lo que es algo normal. Del mismo modo, dependiendo del tipo de DIU que se haya implantado, se calcula que alrededor del 20 % de las mujeres experimentan un ligero sangrado. 

    En ocasiones, los sangrados entre periodos también pueden ser un síntoma de otros problemas de salud. Por ejemplo, un flujo y un manchado intermenstrual inusuales están relacionados con el síndrome de ovario poliquístico, una enfermedad común que afecta al funcionamiento de los ovarios. También se relaciona con problemas de tiroides, fibromas (crecimientos no cancerosos), pólipos y algunas infecciones de transmisión sexual (ITS). 

    Sin embargo, recuerda que no siempre es así y que estas afecciones suelen presentar otros síntomas además del manchado intermenstrual. Repito, si te preocupa, acude a tu médico/a. Este/a podrá comprobar cualquier síntoma que tengas.

    ¿Son normales los cólicos y el flujo rosado?

    Sí, el dolor de ovarios y el flujo rosado son muy normales durante el periodo. Nuevamente, según la Dra. Flanagan: «Si el flujo se produce al principio del ciclo menstrual o en el transcurso de este, el flujo rosado puede estar asociado a los cólicos». De hecho, se calcula que más de la mitad de las mujeres experimenta dolor durante uno o dos días en torno al periodo.

    «Además, si estás intentando quedarte embarazada o si cabe la posibilidad de que ya lo estés, es posible que experimentes cólicos leves y un flujo rosado que se considera sangrado de implantación», explica la Dra. Flanagan. «La implantación del óvulo fecundado en el revestimiento uterino puede hacer que algunas mujeres tengan cólicos y, posiblemente, algún flujo rosado, ya que se expulsa una pequeña cantidad de sangre del útero durante el proceso». 

    El sangrado de implantación suele producirse entre 10 y 14 días después de la concepción y puede durar varios días. Así que, si te preguntas qué puede tener que ver un flujo rosa al limpiarte después de orinar con un embarazo, ten en cuenta que, por lo general, el sangrado de implantación puede aparecer de color rosa al mezclarse la sangre con el flujo; además, no suele contener coágulos de sangre. Conviene que conozcas los síntomas de embarazo.

    Normalmente, el flujo rosado es de corta duración y con frecuencia puede explicarse cuando se tienen en cuenta las actividades y los factores recientes.

    ¿Cuál puede ser la causa de mi flujo rosado?

    Aunque a menudo es la sangre la que provoca el flujo rosado que puedas ver al limpiarte, puede que no se deba necesariamente al periodo, es decir, puede haber flujo rosado sin menstruación. «El flujo rosado puede provenir de varias fuentes», explica la Dra. Flanagan. Por ejemplo: 

    • La vulva: Si tienes una lesión o llaga en la vulva (piel externa de la zona vaginal), esta puede dar lugar a un flujo rosado cuando se mezcla con el flujo vaginal. Si te afeitas o depilas el vello de la vulva, esto puede provocar pequeñas lesiones. El ejercicio de intensidad alta puede provocar rozaduras e irritación de la piel, lo que también puede hacer que notes flujo rosa al limpiarte después de orinar.
    • La vagina y el cuello uterino: Los pequeños cortes o desgarros en la vagina después de practicar sexo son frecuentes. El tejido de la vagina es bastante delicado, y la introducción de objetos en ella puede causar irritación o traumatismo. Esto puede provocar flujo rosado después de tener relaciones sexuales. Una marca o un pólipo (un pequeño crecimiento benigno) en la vagina o el cuello uterino puede causar un manchado intermenstrual que suele ser ligero y se describe como rosa. Algunas ITS, como la gonorrea y la clamidia, pueden causar irritación y provocar un flujo rosado. Asimismo, las afecciones vaginales, como la vaginosis bacteriana, las infecciones del tracto urinario y la candidiasis, también pueden provocar la inflamación del cuello uterino o de la vagina y hacer que aparezca  flujo rosado o picazón.
    • El útero: El sangrado intermenstrual podría ser un signo de crecimientos nocivos en el útero llamados «pólipos». Estos crecimientos no son cancerosos y también se asocian con dolor en la zona lumbar y el abdomen.

    Por último, «el estreñimiento o las hemorroides, que son vasos sanguíneos congestionados en la abertura del ano, pueden manchar o sangrar, provocando un flujo rosado al limpiarse», afirma la Dra. Flanagan. Es totalmente normal que te preocupes si notas un flujo rosado o un manchado intermenstrual en la vagina o en el ano. Si te preocupa, pide cita a tu médico/a para que investigue más a fondo.

    Qué hacer si notas que tu flujo es rosa

    Hacer un seguimiento de tu ciclo mediante una aplicación como Flo puede ayudarte a comprender mejor lo que se considera «normal» para tu cuerpo y los cambios que pueden hacer que tengas un flujo rosado. 

    «Lleva la cuenta de en qué momento del ciclo te encuentras cuando esto ocurre porque es muy beneficioso», indica la Dra. Flanagan. Ser capaz de identificar los factores desencadenantes, como las relaciones sexuales, el estreñimiento, el ejercicio de alta intensidad o el intento de concebir, podría ayudar a tu médico/a a averiguar por qué podrías estar experimentando un manchado rosado.  

    «Si el flujo continúa o si se produce algún otro síntoma, como dolor, ardor o picor, o si crees que estás embarazada, debes consultar a tu médico/a», explica la Dra. Flanagan. «Normalmente, el flujo rosado es de corta duración y con frecuencia

    Flujo rosado: Conclusión

    La buena noticia es que la mayoría de las veces, el origen del flujo rosa es bastante fácil de explicar y, por tanto, de tratar. Si solo notas flujo rosado justo antes o después del periodo, no es algo de lo que debas preocuparte. Sin embargo, si se produce entre periodos, y sobre todo si también tienes síntomas como dolor al orinar o al tener relaciones sexuales, flujo de olor desagradable o cólicos estomacales, es mejor que te examine tu médico/a para descartar cualquier problema de salud.

    Registrar tu flujo y tus síntomas es una excelente manera de hacer un seguimiento de lo que ocurre en tu cuerpo; y, además, podrás ofrecer información a tu médico/a que contribuya a un mejor diagnóstico.

    Referencias

    Albers, Janet R., et al. “Abnormal Uterine Bleeding.” American Family Physician, vol. 69, núm. 8, abril  2004, pp. 1915–26. Último acceso: 15 de agosto de 2022.

    Lichtin, Alan. “Does Blood Turn Blue?” Cleveland Clinic, 5 de mayo de 2022, https://health.clevelandclinic.org/what-color-is-blood/. Último acceso: 15 de agosto de 2022.

    Reed, Beverly G., y Bruce R. Carr. “The Normal Menstrual Cycle and the Control of Ovulation.” Endotext, editado por Kenneth R. Feingold et al., MDText.com, Inc., 2018. Último acceso: 15 de agosto de 2022.

    Sim, Michelle, et al. “Vaginal Discharge: Evaluation and Management in Primary Care.” Singapore Medical Journal, vol. 61, núm. 6, junio 2020, pp. 297–301. Último acceso: 15 de agosto de 2022.

    “Vaginal Discharge.” NHS, https://www.nhs.uk/conditions/vaginal-discharge/. Último acceso: 15 de agosto de 2022.

    Villavicencio, Jennifer, y Rebecca H. Allen. “Unscheduled Bleeding and Contraceptive Choice: Increasing Satisfaction and Continuation Rates.” Open Access Journal of Contraception, vol. 7, marzo 2016, pp. 43–52. Último acceso: 15 de agosto de 2022.

    “Mirena- Birth Control”, Women’s Health Matters, https://www.womenshealthmatters.ca/health-centres/sexual-health/birth-control/mirena/. Último acceso: 15 de agosto de 2022.

    Historial de actualizaciones

    Versión actual (28 de noviembre de 2022)

    Revisado por profesional médico Dra. Jenna Beckham, Ginecobstetra, WakeMed, Carolina del Norte, EE. UU.

    Publicado el (18 de enero de 2023)

    En este artículo

      Probar Flo hoy

      Sign up for our newsletter

      Our latest articles and news straight to your inbox.

      Thanks for signing up

      We're testing right now so not collecting email addresses, but hoping to add this feature very soon.