Fallas en las bases

la crisis en la salud de la mujer en Estados Unidos

La situación para las mujeres en Estados Unidos

Tras la histórica revocación de importante legislación sobre los derechos de las mujeres, nos encontramos en medio de una tormenta perfecta. Las clínicas de salud de la mujer están cerrando, los médicos temen una acusación y el sistema educativo falla en enseñar correctamente sobre salud reproductiva. Para entender el impacto que esto tiene en las mujeres norteamericanas, Flo Health encargó este informe.

Flo Health encontró que, pese a este sumamente inquietante contexto, las mujeres tienen muchas ganas de entender mejor su salud; el 70 % de las mujeres de 18 a 44 años quisiera aumentar su conocimiento sobre la salud femenina.¹ Dado que las fuentes confiables de información desaparecen, buscan las respuestas en línea, donde se encuentran con información errónea muy difundida.

La investigación de Flo Health puede revelar que:

  • Casi una de cada cinco mujeres (18 %) visitan YouTube, foros en línea o redes sociales para obtener información sobre salud menstrual.
  • El 56 % de las mujeres actualmente no usan anticonceptivos.
  • Más de seis de cada 10 mujeres de 18 a 24 años (63 %) dicen haber aprendido más sobre salud femenina en las redes sociales que en la escuela.
  • El 33 % de las mujeres no saben que pueden contraer una infección de transmisión sexual (ITS) aun cuando no practiquen sexo con penetración.
  • Más de una de cada 10 mujeres (13 %) usan el método del coito interrumpido.
  • El 16 % de las mujeres no entienden o no están seguras de cómo se contraen las ITS durante el sexo oral, vaginal o anal.
  • Más de la mitad de las mujeres (54 %) no sabe cuántos días al mes son fértiles.
  • El 70 % de las mujeres de 18 a 44 años quisiera aumentar su conocimiento sobre la salud femenina.

Flo Health reconoce la importancia de tener acceso a información de salud fiable y, lo que es más imprescindible que nunca, personalizada. Estamos en consonancia con la Organización Mundial de la Salud en su afirmación de que toda mujer tiene derecho a información y educación precisas, así como acceso a la atención de la salud necesaria.² 

Esto empodera a las mujeres para entender mejor sus cuerpos, elimina la estigmatización de los tabúes y mejora muchísimo el conocimiento sobre salud. El bajo conocimiento sobre salud es un factor que contribuye directamente en la difusión de la información errónea3 y conduce a malos resultados y a conductas poco sanas,4 en especial en cuanto a la menstruación, la salud sexual y la salud durante el embarazo.

Los siguientes hallazgos ponen de manifiesto qué estamos haciendo mal y las consecuencias de gran alcance.

Les estamos fallando a las mujeres en las bases de la salud

El conocimiento es poder, pero más que eso, en el campo de la salud, el conocimiento es seguridad. Aún así se les está fallando a las mujeres. La investigación de Flo revela que:

  • Para el 30 % de las mujeres, la primera vez que se enteraron de la menstruación fue cuando comenzaron a tener su periodo.
  • 42.7 millones de mujeres (54 %) no sabían del síndrome premenstrual (SPM; los síntomas frecuentes que las mujeres pueden tener antes del periodo) antes de su primer periodo.
  • 9.5 millones de mujeres no saben cuáles son las fases del ciclo menstrual.
  • 62 % de las mujeres desconocen o nunca han oído hablar acerca del síndrome de ovario poliquístico (SOP; una de las causas más frecuentes de la infertilidad femenina).5 
  • La mitad de las mujeres (50 %) desconocen o nunca han oído hablar de la endometriosis, porcentaje que se eleva al 62 % entre mujeres asiáticas (afecta a 10.6 % de la población de mujeres de Estados Unidos durante sus años reproductivos).1 

El panorama educativo fragmentado
 

Según el Guttmacher Institute,7 solo en 38 estados y en el Distrito de Columbia es obligatoria la educación sexual y/o la educación sobre el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), y solo en 17 estados se exige que el contenido sea «médicamente correcto».

Diecinueve estados8 simplemente enseñan la abstinencia como el único método anticonceptivo 100 % eficaz para prevenir el embarazo y las infecciones.

Los diagramas de la anatomía femenina y las recomendaciones de abstinencia con escasa o ninguna orientación emocional o práctica hacen que las niñas y mujeres carezcan de las habilidades y del conocimiento que necesitan para manejar sus ciclos o tener vidas sexuales sanas.

La investigación de Flo revela que el 58 % de las mujeres no sabe qué es un ciclo menstrual normal. Según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, «Un ciclo menstrual dura entre 21 y 35 días, y un periodo típico dura de dos a siete días, y el sangrado más profuso se da en los primeros tres días».9
 

La educación sobre la menstruación es importante 
 

La educación insuficiente sobre salud menstrual puede afectar negativamente la salud y el bienestar de maneras graves;10 aún así a muchas niñas en EE. UU. se les enseña sobre los periodos después de que han comenzado a menstruar. La investigación ha encontrado que apenas el 21 % de las escuelas primarias actualmente ofrecen educación sobre la pubertad.11

Existe una tendencia reconocida12 de un inicio más temprano de los periodos. Según la investigación, el 10 % de las niñas tienen su primer periodo cerca de los 10 años; y el 26 %, para los 11 años13. Por esto, muchos investigadores, profesionales médicos y expertos en salud pública (incluidos los expertos de Flo) creen que las chicas jóvenes necesitan aprender sobre los cambios en sus cuerpos en cuarto o quinto grado.

Sin embargo, hay indicios preocupantes que sugieren que sucede lo opuesto. Los legisladores de Florida, por ejemplo, están considerando un proyecto de ley14 para prohibir cualquier enseñanza en las escuelas sobre los ciclos menstruales antes del sexto grado. 

La investigación10 ha demostrado que el estigma menstrual puede causar ansiedad y estrés y perjudicar a las chicas jóvenes en su vida académica y social. Aquellas que comienzan la pubertad a edad más temprana son más vulnerables a tener depresión y a participar en conductas riesgosas, como consumo de sustancias e inicio precoz de la actividad sexual. La educación es crucial.
 

¿Qué se considera normal?

  • El 54 % de las mujeres creen que tienen un ciclo problemático.
  • El 58 % de las mujeres no saben qué es un ciclo menstrual normal.
  • El 12 % de las mujeres (9.5 millones) dicen no saber cuáles son las fases del ciclo menstrual. 
  • El 58 % de las mujeres consideran que el dolor menstrual o el SPM es «normal» y simplemente algo que tienen que soportar.


Diagnósticos omitidos


La falta de educación respecto de la menstruación puede tener consecuencias de gran alcance. Un tema preocupante son los diagnósticos tardíos. La investigación15 ha demostrado que recibir un diagnóstico definitivo de endometriosis puede tardar entre cinco y más de 12 años. Los autores del estudio hablan sobre con qué frecuencia aparecen los primeros signos de endometriosis justo después del primer periodo de una adolescente, pero los padres pueden considerar que ese dolor es normal o malinterpretarlo como una forma de no asistir a la escuela. Asimismo, la investigación halló que las mujeres solo reciben un diagnóstico de SOP después de meses o años de consultas con múltiples profesionales de salud.16

Flo encontró que casi dos tercios de las mujeres (62 %) nunca han oído del SOP o no saben bien de qué se trata,1 lo que según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)17 es una de las causas más frecuentes de la infertilidad femenina y afecta a al menos 5 millones de mujeres norteamericanas en edad reproductiva. 

Además de afectar la fertilidad, el SOP aumenta considerablemente el riesgo de diabetes gestacional de una mujer y se asocia con depresión y ansiedad, y con mayores probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2, entre otros resultados negativos. Los periodos irregulares suelen ser el primer signo; sin embargo, muchas mujeres dejan pasar estos signos si no tienen acceso al conocimiento de qué es un ciclo regular.

Asimismo, el 50 % de las mujeres norteamericanas no están familiarizadas con la endometriosis. Este porcentaje se eleva entre las mujeres norteamericanas de origen asiático (62 %).1 La endometriosis afecta a alrededor de una de cada 10 mujeres en edad reproductiva18 y se asocia con dolor menstrual intenso que altera la vida, dolor pélvico crónico, hinchazón, náuseas, cansancio y, en algunos casos, depresión, ansiedad e infertilidad. Si bien no hay una cura conocida, hay tratamiento que puede ayudar a controlar los síntomas, pero solo si sabes que existe. 

Casi seis de cada 10 mujeres (58 %) consideran que el dolor menstrual o el SPM es normal y simplemente algo que tienen que soportar1 Esto lleva a preguntarnos: ¿cuántas de estas mujeres podrían tener SOP o endometriosis sin diagnosticar?


Cuidado con el estigma


En 2023 la menstruación también sigue siendo muy estigmatizada. 

Flo ha encontrado que el 34 % de las chicas jóvenes se enteraron por primera vez de sus periodos de una figura parental, pero la investigación11 ha demostrado que, entre los múltiples grupos demográficos de Estados Unidos, muchas familias aún no hablan de la menstruación en casa. Esto significa que las adolescentes norteamericanas no están preparadas, en especial las que provienen de comunidades de bajos ingresos y las de raza negra, indígena y de color. Según las investigaciones, estas suelen tener su pubertad y menarquia (comienzo del primer periodo) antes que sus pares de raza blanca o de altos ingresos.10 

Una revisión sistemática19 de 2021 encontró que, incluso entre familias donde se habla de los periodos, las madres aún dicen a las niñas que mantengan en secreto sus periodos, con lo cual se perpetúa un sentido de la vergüenza. 

Sin dudas, las redes sociales alimentan este estigma. Las plataformas de redes sociales,20 21 por ejemplo, han recibido críticas por eliminar publicaciones y anuncios que muestran sangre menstrual. En Instagram, las políticas siguen siendo poco claras, ya que la sangre menstrual no se menciona explícitamente en sus pautas.22
 

Reina la confusión: fertilidad y anticonceptivos

Según el Guttmacher Institute,23 en los primeros 100 días después de la anulación de Roe contra Wade, al menos 66 clínicas de salud de 15 estados dejaron de prestar servicio de abortos. A noviembre de 2022, Abortion Care Network informó que 42 clínicas de aborto independientes habían cerrado o fueron obligadas a dejar de prestar el servicio (más del doble de los 20 cierres ocurridos en 2021).24 Cuando las clínicas de salud cierran, las mujeres pierden la experiencia médica local vital en lo que respecta a la salud reproductiva, no solo al acceso al aborto.

1 de cada 8 mujeres usa el método del coito interrumpido

Teniendo en cuenta lo que ya sabemos del sistema educativo y los reparos familiares para hablar sobre la menstruación y la salud reproductiva y sexual, las mujeres tienen menos lugares adonde recurrir para obtener información fiable. Eso las convierte en vulnerables a información errónea.

La investigación de Flo puede revelar que:

  • El 13 % de las mujeres (4.1 millones) utilizan el método del coito interrumpido.
  • El 54 % de las mujeres no saben cuántos días al mes son fértiles.
  • El segundo método anticonceptivo no hormonal más popular es el método del coito interrumpido (13 %)1
  • Un tercio de las mujeres (33 %) no saben que pueden contraer una ITS aun cuando no practiquen sexo con penetración.
  • Casi una de cada cinco mujeres (16 %) no entiende cómo se contraen las ITS durante el sexo oral, vaginal o anal.


Mitos dudosos sobre los anticonceptivos


En Estados Unidos, después de la retirada de derechos constitucionales de la mujer en 2022, preocupa25 que la anticoncepción se esté confundiendo con el aborto, por esto, es posible que algunos legisladores deseen prohibir determinados métodos anticonceptivos. El presidente Biden ha firmado una orden ejecutiva26 cuyo objetivo es salvaguardar el acceso a los servicios de atención de la salud reproductiva, incluidos anticonceptivos, y proteger el acceso de los pacientes a información veraz, pero se les advierte a las mujeres27 que su derecho a la anticoncepción también puede verse restringido. 

Según los CDC, aproximadamente 45 % de todos los embarazos en los Estados Unidos son no deseados,28 por lo que el acceso a la información en torno a las opciones anticonceptivas es indispensable para las mujeres.

Después de los preservativos, el segundo método anticonceptivo no hormonal más popular es el método del coito interrumpido, usado por 4.1 millones de mujeres1

Según Planned Parenthood,29 de cada 100 personas que utilicen el método del coito interrumpido a la perfección, cuatro quedarán embarazadas. Pero la frase «a la perfección» realmente importa porque es difícil practicar el método del coito interrumpido a la perfección. En el mundo real, unas 22 de cada 100 personas que utilizan el método del coito interrumpido quedarán embarazadas cada año.

La investigación de Flo ha encontrado que el 56% de las mujeres actualmente no usan ningún método anticonceptivo. Entre aquellas que sí lo hacen, el 37 % usa la píldora, el 29 % usa preservativo masculino y casi un quinto (19 %) usa un dispositivo intrauterino. Un dato que puede resultar sorprendente es que el 13 % (4.1 millones) de mujeres usan el método del coito interrumpido.1


Puntos ciegos de la fertilidad


El 54 % de las mujeres no están seguras de cuántos días al mes son fértiles, y ese porcentaje se eleva al 61 % entre mujeres de 18 a 24 años.1 Incluso aquellas que buscan activamente concebir pueden no tener este conocimiento esencial. Una investigación30 que reclutó mujeres en Canadá y Estados Unidos que habían estado intentando concebir de manera natural durante un año encontró que el 70 % de ellas no sabía qué semana se asociaba con las mayores probabilidades de concepción.

Cerca de un quinto (16 %) de las mujeres desconoce cómo se contraen las ITS

durante el sexo oral, vaginal o anal y el 33 % de las mujeres no saben que pueden contraer una ITS aun cuando no practiquen sexo con penetración.1

Las peligrosas «fuentes de información» que llenan los vacíos

Estadísticas clave de la investigación de Flo revelan que:

  • El 63 % de las mujeres de 18 a 24 años dicen haber aprendido más sobre la salud femenina en las redes sociales que en la escuela.
  • El 70 % de las mujeres de 18 a 44 años quisiera aumentar su conocimiento sobre la salud femenina.1
  • Casi una de cada cinco mujeres (18 %) entra en YouTube, foros en línea o redes sociales para obtener información sobre salud menstrual.
  • El 30 % de las mujeres cree erróneamente que cuantas más relaciones sexuales tengan, más flácida estará su vagina.
  • Más de una de cada tres mujeres (36 %) cree erróneamente que es necesario lavar con regularidad el interior de la vagina.
El 63 % de las mujeres de 18 a 24 años han «aprendido» más sobre salud femenina en las redes sociales que en la escuela

Después de junio del 2022, gran parte del contenido ofrecido en internet en torno al sexo, el embarazo, las afecciones médicas de las mujeres y los síntomas es engañoso. Twitter, YouTube y Facebook tienen las tasas más altas de información errónea sobre salud,31 y esta se difunde 1000 veces más y 20 veces más rápido que la verdad.32


Primero la familia, ¿pero luego Tik Tok?


Flo Health encontró que la mayoría de las mujeres norteamericanas se enteraron acerca del ciclo menstrual por una figura parental (34 %) o en clases de salud en la escuela (18 %). Dos tercios de las mujeres (60 %) obtenían información sobre salud femenina en línea, en lugares como motores de búsquedas, YouTube, redes sociales, foros en línea e internet. Un alarmante 45 % de las mujeres dicen que aprendieron más sobre salud femenina en las redes sociales que en la escuela. Esa cifra se eleva a 63 % entre mujeres de 18 a 24 años.1

Asimismo, 28.5 millones de mujeres (36 %) se enteraron de una figura parental por primera vez cómo se produce un embarazo y cómo se puede prevenir, el 31 % lo aprendieron en una clase de salud1 y el 18 % de las mujeres recurrieron a YouTube, foros en línea o redes sociales para obtener información sobre la salud menstrual, pero esta cifra aumenta hasta casi un tercio entre las mujeres de 18 a 24 años (28 %).

Esto nos lleva a la pregunta: ¿qué están «aprendiendo» y de quién?
 

La fábrica de noticias falsas
 

Durante mucho tiempo, se sugería que los usuarios carecían de las habilidades de pensamiento crítico para reconocer las llamadas «noticias falsas», o fake news. Sin embargo, ahora las investigaciones33 muestran, y los expertos coinciden, que las plataformas de redes sociales están diseñadas para acrecentar la información errónea gracias a su sistema de recompensas incorporado. 

Todo se trata de retenernos en sus plataformas, publicando y compartiendo, y el algoritmo publica y vuelve a compartir el contenido más sensacionalista, llamativo o impactante.
 

El salvaje oeste de la medicina


Es por ello, que los expertos médicos fiables están luchando constantemente contra una marea de desinformación. En videos de TikTok se dice que beber cafeína antes de una relación sexual puede aumentar la probabilidad de tener un varón y que el color de la sangre menstrual revela el predominio de estrógeno.34 Los creadores de contenido suben videos en los que recomiendan dejar de usar anticonceptivos, porque afirman que al hacerlo las mujeres pueden resolver todo, desde la ansiedad hasta el aumento de peso, o que incluso su uso causa infertilidad.

En la sección de comentarios de un video de TikTok que pregunta por métodos anticonceptivos naturales abundan las sugerencias infundadas, que incluyen desde infusiones para beber hasta los baños de vapor vaginales.

Casi dos tercios de mujeres de entre 18 y 24 años (63 %) aprendieron más sobre salud de la mujer en las redes sociales que en la escuela.1 De esta manera, las redes sociales casi actúan como un educador en salud sustituto. Teniendo en cuenta lo que sabemos sobre cómo funcionan los algoritmos, esto significa que están visitando las aplicaciones que hacen más dinero difundiendo información que impacta, no que educa.  

Setenta y seis por ciento (76 %) de las mujeres comunicaron haber aprendido algo nuevo sobre la salud femenina en la edad adulta de lo que fue una sorpresa no haberse enterado cuando eran más jóvenes.1

¿Dónde se impartían las clases sobre eso?


Las mujeres quieren estar informadas. Dos tercios de ellas (66 %), que llega hasta el 70 % de las mujeres de 18 a 44 años, quisieran aumentar su conocimiento sobre la salud femenina, mientras que el 57 % de las mujeres quisieran aumentar su conocimiento sobre el ciclo menstrual y sus cuerpos.

Las mujeres también se sorprenden por los vacíos en su educación; el 76 % de las mujeres comunicaron haber aprendido algo nuevo sobre la salud femenina en la edad adulta de lo que resultó sorprendente no haberse enterado cuando eran más jóvenes.1

En lo que respecta a la menstruación, cuatro de 10 mujeres (41 %) han aprendido algo nuevo de lo que no se enteraron cuando eran más jóvenes, porcentaje que llega al 49 % entre las mujeres de 18 a 34 años. Casi la mitad de las mujeres (47 %) han adquirido conocimientos que no tenían respecto del embarazo, cifra que se eleva al 53 % entre mujeres de 18 a 44 años.1

Esto no es un conocimiento sin importancia. Es información de salud vital acerca de llevar una vida sana, feliz y segura en un cuerpo femenino.


Desenmascarando mitos

El doce por ciento (12 %) de las mujeres piensan erróneamente que los tampones estiran la vagina, mientras que un 30 % creen erróneamente que cuanto más relaciones sexuales tengas, más flácida estará tu vagina.1

Realidad: «Usar tampones no puede distender ni cambiar el tamaño de tu vagina. Esto es un mito. Asimismo, tener sexo con frecuencia tampoco cambia ni estira la vagina. La vagina sí tiene músculos elásticos que funcionan para distenderse o cambiar en preparación para el parto, pero un tampón o un pene nunca alterará ni “aflojará” una vagina», afirma la Dra. Ali Rodriguez

Más de un tercio de las mujeres (36 %) creen equivocadamente que es necesario lavarse con regularidad el interior de la vagina.1

Realidad: «Ciertamente, la vagina es un órgano fascinante que se limpia solo. Por esta razón se le llama «órgano autolimpiante». La vagina contiene, de manera natural, bacterias buenas (denominadas flora vaginal) para protegerse de las infecciones. Las bacterias buenas cumplen esta función manteniendo un pH ácido equilibrado dentro del canal vaginal. Lavar el interior de la vagina puede hacer que se introduzcan bacterias nocivas, que pueden alterar el pH natural y, a la larga, causar infecciones y molestias vaginales. Como siempre digo: ‘Deja en paz a tu vagina; se limpiará sola.»35 comenta la Dra. Ali Rodriguez

¿Y ahora qué? Predicciones para el futuro de la salud de la mujer


Es un panorama preocupante, en el que vemos que la incertidumbre y el temor influyen en las elecciones de salud de las mujeres. Entonces, ¿qué sucederá? A medida que Flo trabaja para crear un mejor futuro para la salud femenina, predice que tres tendencias clave predominarán a lo largo del próximo año.

Predicción 1:
La inteligencia artificial ayuda

La inteligencia artificial (IA) es un tema de debate importante teniendo en cuenta que ChatGPT se ha convertido en «la aplicación para consumidores de más rápido crecimiento de la historia36 y el 93.9 % de las organizaciones planean aumentar sus inversiones en datos en 2023».37 Si bien puede ayudar a aligerar algunas tareas administrativas en el campo de la salud de la mujer, la IA no podrá reemplazar la experiencia especializada de profesionales médicos, en particular con respecto a la salud de la mujer, no todavía. 

La tecnología ha avanzado rápidamente, pero no puede responder ni ética ni exactamente todas las preguntas sobre salud, en especial temas de salud femenina.

Una razón fundamental es la brecha en la investigación de género. Hay muchos datos documentados que indican que en la medicina y las investigaciones médicas, las mujeres, en particular las de color, están subrepresentadas.38 Por esta razón, hay menos información disponible sobre salud de la mujer de donde la IA pueda aprender, con lo cual es probable que perpetúe este sesgo masculino. 

Predicción 2:
La resistencia contra a información errónea

La información errónea y la desinformación deliberada seguirán existiendo en toda la internet y las plataformas de redes sociales, pero Flo Health predice que un número cada vez mayor de influencers médicos intentarán restablecer el equilibrio, para lo cual compartirán información médica confiable y harán frente a la vergüenza. 

La pandemia expuso nuestra vulnerabilidad a la información errónea sobre salud y lo peligroso que puede ser; por eso, será necesario tomar medidas para aumentar la alfabetización digital. Como tal, Flo predice que cada vez tomaremos mayor conciencia de cómo identificar la información errónea y la desinformación y conoceremos más sobre cómo acceder en línea a fuentes fiables.


Amigo o enemigo: cómo evaluar la experiencia profesional en línea

 

Una serie de letras detrás del nombre de alguien, una bata blanca de laboratorio, uniformes médicos, un estetoscopio alrededor del cuello... cualquiera de estas cosas podría indicar que la persona que habla es fiable, pero no es tan sencillo. Aquí, la Dra. Claudia Pastides, MBBS, médica general y directora de precisión médica de Flo Health, explica cómo detectar mejor a los influencers que dan información médica confiable:

Comprueba su formación: ¿El doctor a quien sigues para consejos sobre salud de la mujer es obstetra, ginecólogo o médico general? Comprueba los títulos que menciona en su perfil de redes sociales/sitio web/LinkedIn (p. ej., título universitario, capacitaciones médicas o quirúrgicas, afiliaciones a sociedades, etc.)

Cuestiona lo que afirma: Un profesional médico bueno y sensato sabe cuáles son las limitaciones de compartir información sobre salud en línea, por lo que es recomendable que explique que no toda la información que brinda es apta para que todos la sigan.

Busca las referencias: Comprueba si el influencer médico comparte las referencias de las estadísticas o datos citados. Luego, busca esa investigación para ver si es confiable. Por ejemplo, ¿es de la Organización Mundial de la Salud, de los CDC, etc.? No dudes en cuestionar de dónde alguien obtuvo una estadística si no está claro.

No creas en «curas milagrosas». En la medicina, casi no existen las soluciones rápidas e incluso son menos las que servirían para cualquier persona. Si un médico en línea promociona algo que parece difícil de creer (p. ej., depuraciones con jugos, restricciones alimentarias, etc.), con frecuencia no es confiable.

Predicción 3:
El auge de una experiencia de salud personalizada
El 40 % de las mujeres usan aplicaciones de seguimiento del periodo para obtener más información o datos sobre la salud femenina.1

El 69 % de quienes usan Flo afirma que les ayuda a entender mejor su cuerpo.39

En la era de la tecnología y de una creciente amenaza para las fuentes tradicionales de información, las mujeres complementarán sus conocimientos sobre salud menstrual y sexual con consejos de salud personalizados. 

Según cómo sea la manera en que los explores, los motores de búsqueda, las redes sociales y las herramientas de IA no siempre dan los resultados más importantes o los más precisos en términos médicos. Si quieres saber por qué no te ha venido el periodo o cómo determinar si estás ovulando, podrías encontrar una larga lista de información confusa y potencialmente inexacta que ni siquiera responde a tus preguntas. Necesitas información que esté adaptada a ti, a tu cuerpo y a tu ciclo.
 

La información más importante para ti
 

A través de su modelo de aprendizaje automático, Flo Health usa en la aplicación la información que registras sobre tu cuerpo y tu ciclo, como los días de menstruación y diferentes síntomas de tu experiencia, para ofrecerte los consejos más importantes y personalizados. Esto significa que cuando más datos añadas, más aprenderás.
 

Acerca de Flo
 

Flo apoya a las mujeres y personas que menstrúan durante toda su vida reproductiva y ofrece consejos organizados y predictivos acerca de sus ciclos y seguimiento de la ovulación, consejos de salud personalizados, consejos de más de 120 expertos médicos y una comunidad totalmente cerrada para que las personas puedan compartir sus preguntas e inquietudes.

El seguimiento del periodo hace que el 70 % de las mujeres se sientan más informadas

En el último año, el 53 % de las mujeres han aprendido algo acerca de la salud femenina que era fácil de entender, pero que era desconocido para ellas. Las mujeres que usan Flo y otras aplicaciones de seguimiento del periodo tienen mayor probabilidad de afirmar esto que las mujeres que no (70 % frente a 42 %).1

Experiencia médica de Flo: Flo trabaja con un equipo internacional de más de 120 médicos, expertos en salud e investigadores científicos para asegurarse de que todo lo de Flo —desde su contenido hasta las funciones de la aplicación— tenga precisión médica y sea clínicamente seguro para los usuarios de todo el mundo.

Flo facilita a las mujeres información médica real y confiable. Empodera y educa. Si tienes Flo, tienes el conocimiento. 

Descargo de responsabilidad: Si alguna vez tienes alguna duda sobre tu salud, ponte en contacto con tu médico de atención primaria o un proveedor médico.

Descargo de responsabilidad: Cabe destacar que, en este informe, Flo Health usa las frases «de la mujer/de las mujeres» de manera indistinta con «femenina», ya que nuestra investigación solo usó muestras de quienes se identifican como «mujeres». Sin embargo, Flo Health reconoce que tanto el sexo como el género pueden existir en un espectro. Aspiramos a ser inclusivos con todas las personas nacidas con órganos reproductivos femeninos, independientemente del género, cualquier persona que se identifique como mujer y todas las personas que menstrúan.

Metodología

Para la Encuesta sobre Salud Reproductiva 2023 de Flo Health En enero de 2023 Ground Control Research llevó a cabo en línea la Encuesta sobre Salud Reproductiva 2023 de Flo Health entre 2010 mujeres adultas de 18 a 55 años. La muestra fue proporcionada por Cint, y se utilizaron cuotas de muestreo para garantizar la representatividad de la población general de mujeres estadounidenses de 18 a 55 años. Las cuotas de muestreo y los cálculos poblacionales se obtuvieron usando las Tablas Temáticas de Estimados Anuales de la Encuesta sobre la Comunidad Estadounidense 2021 de la Oficina del Censo de los EE. UU.

El informe fue publicado el 7 de febrero de 2023 por Ground Control Research.

Glosario de términos

Inteligencia artificial (IA) es la simulación de los procesos de la inteligencia humana por máquinas, especialmente sistemas informáticos. Entre las aplicaciones concretas de la IA se incluyen los sistemas expertos, el procesamiento del lenguaje natural, reconocimiento de voz y la visión artificial. Link 

Desinformación hace referencia a la información falsa que se crea o difunde deliberadamente con el objetivo expreso de causar daño. Los productores de la desinformación generalmente tienen motivaciones políticas, financieras, psicológicas o sociales. Link.

Noticias falsas (o fake news) incluyen información falsa, desinformación e información maliciosa. Link

Conocimiento sobre salud es el grado en que las personas tienen la capacidad de encontrar, entender y usar información y servicios para fundamentar decisiones y acciones relacionadas con la salud para ellas mismas y otras personas. Link

Aprendizaje automático una rama de la inteligencia artificial y de la ciencia de la computación que se enfoca en el uso de datos y algoritmos para imitar la forma en que los seres humanos aprenden, mejorando gradualmente su exactitud. Link 

Información falsa hace referencia a información incorrecta que no tiene como finalidad causar daño. Por ejemplo, las personas que no saben que una información es incorrecta pueden difundirla en redes sociales en un intento por ser útiles. Link

Obras citadas

  1. Flo Health’s 2023 Reproductive Health Survey. Flo Health, 2023.
     
  2. «Defining Sexual Health» World Health Organization, 2006, www.who.int/teams/sexual-and-reproductive-health-and-research/key-areas-of-work/sexual-health/defining-sexual-health
     
  3. Bin Naeem, Salman, and Maged N. Kamel Boulos. «COVID-19 Misinformation Online and Health Literacy: A Brief Overview» International Journal of Environmental Research and Public Health, vol. 18, n.° 15, 30 de julio de 2021, www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8345771/
     
  4. Berkman, Nancy D., et al. «Low Health Literacy and Health Outcomes: An Updated Systematic Review» Annals of Internal Medicine, vol. 155, n.° 2, 19 de julio de 2011, pág. 97, pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/21768583/
     
  5. «PCOS (Polycystic Ovary Syndrome) and Diabetes» Centers for Disease Control and Prevention, 12 de agosto de 2019, www.cdc.gov/diabetes/basics/pcos.html.
     
  6. Fourquet, Jessica, et al. «Characteristics of Women with Endometriosis from the USA and Puerto Rico» Journal of Endometriosis, vol. 7, n.° 4, 2015, págs. 129-35, https://doi.org/10.5301/je.5000224.
     
  7. «Sex and HIV Education» Guttmacher Institute, 4 de marzo de 2019, www.guttmacher.org/state-policy/explore/sex-and-hiv-education
     
  8. «Abstinence Only Education States 2021» World Population Review, 2021, worldpopulationreview.com/state-rankings/abstinence-only-education-states
     
  9. «Heavy and Abnormal Periods» The American College of Obstetricians and Gynecologists, 2023, www.acog.org/womens-health/faqs/heavy-and-abnormal-periods.
     
  10. Schmitt, Margaret L., et al. «The Intersection of Menstruation, School and Family: Experiences of Girls Growing Up in Urban Areas in the U.S.A.» International Journal of Adolescence and Youth, vol. 26, n.° 1, 1 de enero de 2021, págs. 94-109, https://doi.org/10.1080/02673843.2020.1867207.
     
  11. Schmitt, Margaret L., et al. «It Always Gets Pushed Aside: Qualitative Perspectives on Puberty and Menstruation Education in U.S.A. Schools» Frontiers in Reproductive Health, vol. 4, 21 de octubre de 2022, https://doi.org/10.3389/frph.2022.1018217.
     
  12. Biro, Frank M., et al. «Age of Menarche in a Longitudinal US Cohort» Journal of Pediatric and Adolescent Gynecology, vol. 31, n.° 4, agosto de 2018, págs. 339-45, https://doi.org/10.1016/j.jpag.2018.05.002
     
  13. Martinez, Gladys M. «Trends and Patterns in Menarche in the United States: 1995 through 2013–2017» National Health Statistics Reports, n.° 146, 10 de septiembre de 2020, www.cdc.gov/nchs/data/nhsr/nhsr146-508.pdf.
     
  14. “Florida Considers Ban on Discussion of Menstruation before Sixth Grade” The Guardian, 20 de marzo de 2023, www.theguardian.com/us-news/2023/mar/20/florida-considers-ban-on-discussion-of-periods-menstruation-before-sixth-grade
     
  15. Moen, Mette H. «Endometriosis: An Everlasting Challenge» Acta Obstetricia et Gynecologica Scandinavica, vol. 96, n.° 6, 28 de mayo de 2017, págs. 783-86, https://doi.org/10.1111/aogs.13148.
     
  16. Gibson-Helm, Melanie, et al. «Delayed Diagnosis and a Lack of Information Associated with Dissatisfaction in Women with Polycystic Ovary Syndrome» The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, vol. 102, n.° 2, diciembre de 2016, https://doi.org/10.1210/jc.2016-2963.
     
  17. «Infertility FAQs» Centers for Disease Control and Prevention, www.cdc.gov/reproductivehealth/infertility/index.htm. Consultado el 3 de mayo de 2023.
     
  18. «Endometriosis» World Health Organization, 24 de marzo de 2023, www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/endometriosis
     
  19. Barrington, Dani Jennifer, et al. «Experiences of Menstruation in High Income Countries: A Systematic Review, Qualitative Evidence Synthesis and Comparison to Low- and Middle-Income Countries» PLoS ONE, vol. 16, n.° 7, 21 de julio de 2021, www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8294489/
     
  20. Watson, Imogen. «Facebook Backtracks on Modibodi Ad Ban after Claiming Period Blood Violated Rules» The Drum, 2 de octubre de 2022, www.thedrum.com/news/2020/10/02/facebook-backtracks-modibodi-ad-ban-after-claiming-period-blood-violated-rules
     
  21. Cascone, Sarah. «Instagram Censors Period Blood, Enrages Artist» Artnet News, 31 de marzo de 2015, news.artnet.com/art-world/instagram-slammed-for-censoring-period-283123
     
  22. «Instagram Community Guidelines FAQs» Instagram, 19 de abril de 2018, about.instagram.com/blog/announcements/instagram-community-guidelines-faqs
     
  23. Fuentes, Liza. «Inequity in US Abortion Rights and Access: The End of Roe Is Deepening Existing Divides» Guttmacher Institute, 12 de enero de 2023, www.guttmacher.org/2023/01/inequity-us-abortion-rights-and-access-end-roe-deepening-existing-divides.
     
  24. Communities Need Clinics: The New Landscape of Independent Abortion Clinics in the United States. Abortion Care Network, 2022.
     
  25. Lozano, Alicia Victoria. «Some Birth Control Could Be Banned If Roe v. Wade Is Overturned, Legal Experts Warn» NBC News, 12 de mayo de 2022, www.nbcnews.com/news/us-news/birth-control-banned-roe-v-wade-overturned-legal-experts-warn-rcna28253
     
  26. «FACT SHEET: President Biden to Sign Executive Order Protecting Access to Reproductive Health Care Services» The White House, 8 de julio de 2022, www.whitehouse.gov/briefing-room/statements-releases/2022/07/08/fact-sheet-president-biden-to-sign-executive-order-protecting-access-to-reproductive-health-care-services/
     
  27. «Don’t Be Fooled: Birth Control Is Already at Risk» National Women’s Law Center, 17 de junio de 2022, nwlc.org/resource/dont-be-fooled-birth-control-is-already-at-risk/
     
  28. «Reproductive Health» Centers for Disease Control and Prevention, 9 de agosto de 2019, www.cdc.gov/reproductivehealth/contraception/mmwr/spr/intro.html
     
  29. «How Effective Is Pulling Out?» Planned Parenthood, www.plannedparenthood.org/learn/birth-control/withdrawal-pull-out-method/how-effective-is-withdrawal-method-pulling-out. Consultado el 3 de mayo de 2023.
     
  30. Halleran, Maria, et al. «Fertility Knowledge among Women Struggling to Conceive without Medical Intervention: A Brief Report» Frontiers in Global Women’s Health, vol. 3, 11 de febrero de 2022, https://doi.org/10.3389/fgwh.2022.828052.
     
  31. Suarez-Lledo, Victor, and Javier Alvarez-Galvez. «Prevalence of Health Misinformation on Social Media: A Systematic Review» Journal of Medical Internet Research, vol. 23, n.° 1, enero de 2021, www.jmir.org/2021/1/e17187/
     
  32. Vosoughi, Soroush, et al. «The Spread of True and False News Online» Science, vol. 359, n.° 6380, 9 de marzo de 2018, págs. 1146-51, www.science.org/doi/full/10.1126/science.aap9559.
     
  33. Madrid, Pamela. «Study Reveals Key Reason Why Fake News Spreads on Social Media» USC News, 17 de enero de 2023, news.usc.edu/204782/usc-study-reveals-the-key-reason-why-fake-news-spreads-on-social-media/
     
  34. Crawford, Natalie. «A Fertility Doctor Reacts to TikTok: Gynecology TikTok and Health Educations» YouTube, 24 de septiembre de 2020, www.youtube.com/watch?v=z2Dwan7X7Xc
     
  35. Adereyko, Olga. «How to Clean Your Vagina and Vulva: The Ultimate Guide» Flo Health, 4 de noviembre de 2019, flo.health/menstrual-cycle/lifestyle/hygiene-and-beauty/how-to-clean-your-vagina
     
  36. Gordon, Cindy. «ChatGPT Is the Fastest Growing App in the History of Web Applications» Forbes, 2 de febrero de 2023, www.forbes.com/sites/cindygordon/2023/02/02/chatgpt-is-the-fastest-growing-ap-in-the-history-of-web-applications/
     
  37. New Vantage Partners. Data and Analytics Leadership Annual Executive Survey 2023: Executive Summary of Findings. Wavestone, 2023.
     
  38. Bierer, Barbara E., et al. «Advancing the Inclusion of Underrepresented Women in Clinical Research» Cell Reports Medicine, vol. 3, n.° 4, 19 de abril de 2022, www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2666379122000593
     
  39. Ponzo, Sonia, et al. «Menstrual Cycle-Associated Symptoms and Workplace Productivity in US Employees: A Cross-Sectional Survey of Users of the Flo Mobile Phone App» PsyArXiv Preprints, 27 de mayo de 2022, https://psyarxiv.com/as2eb/.

Contactos para la prensa

Anne Elorriaga

Daria Gerasimova

Sign up for our newsletter

Our latest articles and news straight to your inbox.

Thanks for signing up

We're testing right now so not collecting email addresses, but hoping to add this feature very soon.