1. Embarazo

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

¿Cómo saber si es niño o niña? Tres métodos (más o menos) precisos

Después de quedarte embarazada, puede que tú y tu pareja sintáis curiosidad por conocer el sexo de vuestro bebé. Hay algunos métodos de predicción temprana del sexo del bebé que pueden ser más o menos precisos para predecir el sexo de tu bebé. Estas son las maneras que tienen los médicos para averiguar el sexo del bebé. Incluyen ecografías, pruebas genéticas y analíticas de sangre. Vamos a hablar de estos métodos en detalle y sobre su fiabilidad para predecir el sexo de tu bebé.

Puedes conocer el sexo de tu bebé durante la ecografía que se realiza entre las semanas 18 y 22 de tu embarazo. No obstante, si tu médico no puede ver los genitales del bebé con claridad, no será posible predecir el sexo del bebé con certeza. 

Aunque el desarrollo de la vulva o el pene del bebé empieza antes de la semana 6 del embarazo, las hembras y los varones son bastante similares en apariencia hasta la semana 14 del embarazo. Para la semana 18, puede que tu médico logre determinar el sexo del bebé si su posición deja los genitales visibles. 

También podrás saber el sexo de tu bebé mediante pruebas prenatales no invasivas (NIPT, por sus siglas en inglés), que suelen hacerse en la semana 10 del embarazo. Es una analítica de sangre, que es útil para detectar el síndrome de Down y otras anormalidades cromosómicas. Esta prueba puede detectar el ADN fetal presente en tu sangre, que puede determinar si tu bebé es un niño o una niña. Esta prueba suele hacerse en mujeres con mayor riesgo de portar un bebé con un trastorno genético. No obstante, las mujeres con menor riesgo también pueden hacerse la prueba. Puedes preguntarle a tu médico si esta analítica de sangre es el método apropiado para ti para predecir el sexo del bebé de forma temprana. 

Puedes saber el sexo de tu bebé con métodos de pruebas genéticas, tales como la amniocentesis o la muestra de vellosidades coriónicas (MVC). La MVC suele hacerse entre las semanas 11 y 14 del embarazo, y la amniocentesis entre las semanas 15 y 20. 

Según la teoría del método Ramzi, se puede predecir el sexo de tu bebé a partir de la semana 6 de tu embarazo al visualizar las imágenes de tu ecografía. 

Hablaremos en detalle de los tres métodos más populares y sobre su fiabilidad para determinar el sexo de tu bebé.

Hacerte una ecografía es uno de los métodos de predicción temprana del sexo del bebé. Los médicos suelen hacer una ecografía entre las semanas 18 y 22 del embarazo. Tu médico podrá examinar los genitales de tu bebé y buscar señales diferentes que indiquen un sexo femenino o masculino. Como ya mencionamos anteriormente, es posible, incluso durante una ecografía, que varias circunstancias impidan que el médico determine el sexo del bebé. El bebé puede no cooperar al estar tumbado de manera que sus genitales no están visibles. En tales casos, tendrá que repetirse la ecografía. Si llevas gemelos, es incluso más complicado determinar su sexo.

Señales para determinar el sexo del bebé durante una ecografía​

La ecografía revela algunas señales que el médico o técnico usa para determinar el sexo del bebé. Estas señales son:

  • La ausencia del pene: si la ecografía no muestra un pene, es posible que lleves una niña. Es sencillo: si el doctor no encuentra un pene durante la ecografía, entonces tu bebé es una hembra. No obstante, durante la ecografía del primer trimestre, el pene y el clítoris tienen aproximadamente la misma forma y tamaño. 
  • La hamburguesa: otra señal durante la ecografía que indica que tu bebé puede ser hembra es la señal de la hamburguesa (aparecen tres líneas). Los genitales de una niña pueden parecerse a una hamburguesa (el clítoris se sitúa entre los dos labios). 
  • La tortuga: la señal de una tortuga durante la ecografía indica que tu bebé puede ser varón. En esta señal, parece que la punta del pene se asoma desde detrás de los testículos del bebé. Es difícil ver esta señal en algunos bebés, por lo que los médicos buscan varias señales durante la ecografía para determinar el sexo. 
  • El pene erecto: los bebés varones pueden tener erecciones incluso en el útero. Si el médico observa la ecografía justamente en ese momento, podrá notar un pene claramente definido. Esto simplificará mucho más determinar el sexo del bebé.

Las pruebas genéticas, tales como la amniocentesis o la muestra de vellosidades coriónicas (MVC), también son métodos de predicción temprana del sexo del bebé. En general, estas pruebas se hacen para determinar si un bebé tiene una anormalidad cromosómica o un trastorno genético, como el síndrome de Down. La amniocentesis es un tipo de prueba genética en el útero mediante la cual tu médico extrae una pequeña cantidad de líquido amniótico del útero con una aguja larga y fina. Algunas de las células de tu bebé están presentes en el líquido amniótico, que se usa para determinar si tu bebé tiene algún trastorno genético, y su sexo. La amniocentesis suele hacerse entre las semanas 15 y 20 del embarazo.

La muestra de vellosidades coriónicas (MVC) también es una clase de prueba genética en el útero, que se usa para determinar si tu bebé tiene algún defecto congénito, como el síndrome de Down, y su sexo. Durante este procedimiento, tu médico extrae una muestra de vellosidades coriónicas, un tejido presente en la placenta que contiene información sobre los genes del bebé. La MVC suele hacerse entre las semanas 11 y 14 del embarazo. 

Las pruebas genéticas conllevan riesgo de aborto espontáneo y suelen reservarse para mujeres de edad más avanzada (mayores de 35 años) o parejas con una historia familiar de trastornos genéticos. Por tanto, debes preguntarle a tu médico si son métodos apropiados para ti para predecir el sexo del bebé de forma temprana. 

El método Ramzi es otro método predictivo que afirma saber el sexo del bebé desde la semana 6 del embarazo. Según la teoría de Ramzi, la posición de la placenta en tu útero puede determinar el sexo de tu bebé. Si la placenta está ubicada a la derecha, el bebé es varón; si está ubicada a la izquierda, el bebé es hembra. No obstante, no hay evidencia para respaldar el método Ramzi para conocer el sexo del bebé. Sin embargo, puedes poner a prueba este método haciéndote la ecografía del primer trimestre entre las semanas 6 y 8 del embarazo y preguntarle al médico sobre la ubicación de la placenta en tu útero.

Las ecografías pueden ser muy fiables en predecir el sexo del bebé cuando se hacen entre las semanas 18 y 22 del embarazo. De todas maneras, pueden ocurrir errores. Por ejemplo, si tienes obesidad o sobrepeso, llevas gemelos o tu bebé está en una posición tumbada que oculta los genitales, puede ser difícil determinar el sexo de tu bebé mediante una ecografía.

Los métodos de pruebas genéticas, como la amniocentesis y la MVC, son muy fiables en predecir el sexo de tu bebé. No obstante, como ya hemos dicho anteriormente, conllevan riesgo de aborto espontáneo, por lo que no se hacen en todas las mujeres. 

No hay suficiente evidencia para probar la teoría de Ramzi de predicción del sexo. Es cuestión de adivinar, y la probabilidad de acertar mediante este método es del 50 %.

Sí, es más complicado saber el sexo de tus bebés si llevas gemelos o es un embarazo múltiple porque los bebés se pueden tapar unos a otros y, por tanto, dificultar saber el sexo de cada uno.

https://www.healthline.com/health/pregnancy/signs-of-having-a-boy#finding-out-earlier

https://www.healthline.com/health/chorionic-villus-sampling#purpose