1. Quedarse embarazada
  2. Dificultades para concebir
  3. Problemas de fertilidad

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

Prueba de la hormona antimulleriana: 6 cosas que debes saber

Si estás recibiendo tratamiento para la infertilidad, la prueba de la hormona antimulleriana te responderá a un par de preguntas importantes. Veamos más al respecto.

La hormona antimulleriana es una hormona producida por células de la granulosa de los folículos en crecimiento (durante las primeras etapas de su desarrollo) en los ovarios. Esta hormona determina la reserva ovárica, es decir, define la cantidad, pero no la calidad, de los folículos ováricos. También se puede usar como marcador de síndrome del ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés). 

La hormona antimulleriana está estrechamente relacionada con problemas de fertilidad y es de gran importancia para quienes están intentando concebir. Se ha utilizado como marcador de reserva ovárica desde 2002. La reserva ovárica también es un indicador claro del resultado del tratamiento del embarazo. 

¿Te estás realizando análisis para la fertilidad? Si es así, lo más probable es que tengas que comprobar tus concentraciones de hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés). 

¿Para qué sirve el examen de hormona antimulleriana? Si estás recibiendo tratamiento para la infertilidad, la prueba de la hormona antimulleriana te responderá a un par de preguntas importantes:

  • ¿Qué es tu reserva ovárica?
  • ¿Tiene suficientes óvulos para tener éxito con la fecundación in vitro (IVF, por sus siglas en inglés) y cómo responderán los ovarios a la estimulación?
  • ¿Tienes que pensar en la posibilidad de congelar óvulos o planificar un embarazo antes?

En las mujeres sanas, las concentraciones de hormona antimulleriana inicialmente aumentan hasta la adultez temprana y entonces empiezan a disminuir lentamente con el envejecimiento hasta que son indetectables. Esto ocurre aproximadamente 5 años antes de la menopausia, cuando la reserva de folículos en crecimiento se agota.

A continuación, tienes la interpretación de la concentración de hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés). Pero no intentes sacar conclusiones de tus concentraciones de hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés) por ti sola; eso le corresponde a tu médico.

Valores de hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés)
Interpretación
Más de 3,0 ng/ml
Alto (a menudo un indicador de síndrome del ovario poliquísticos [PCOS, por sus siglas en inglés])
Más de 1,0 ng/ml
Normal
0,7 – 0,9 ng/ml
Rango normal bajo
0.3 – 0.6 ng/ml
Bajo
Menos de 0,3 ng/ml 
Muy bajo

Hay múltiples factores que podrían estar contribuyendo a hormona antimulleriana baja (AMH, por sus siglas en inglés). Estos son algunos:

  • Edad. La hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés) disminuye de forma natural a medida que envejeces. Puede haber una conexión entre tu fertilidad y tu edad, ya que la hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés) empieza a disminuir después de los 35.
  • Los antecedentes de trastornos hormonales y afecciones médicas relacionadas con el sistema reproductivo también pueden afectar a tus concentraciones de hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés). Por ejemplo, las mujeres con síndrome de ovarios poliquísticos (PCOS, por sus siglas en inglés) generalmente tienen concentraciones más altas de hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés).
  • Las mujeres con antecedentes de cirugía ovárica debido a endometriosis, quiste ovárico o torsión ovárica y embarazo ectópico tienen un mayor riesgo de presentar bajas concentraciones de hormona antimulleriana.
  • El estrés es uno de los factores con mayor influencia negativa sobre la hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés). Las mujeres que viven constantemente estresadas y con presión psicológica, a menudo tienen dificultades para concebir hasta que reducen sus niveles de estrés.
  • Se sabe que la deficiencia de vitaminas, especialmente la vitamina D, tiene una conexión con los problemas de fertilidad y las concentraciones de hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés).

Una prueba de hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés) es un análisis de sangre en laboratorio muy sencilla que mide la concentración de hormonas. Se requieren 3 ml de sangre para realizarla y como las concentraciones de hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés) no cambia mucho durante el ciclo menstrual, la prueba se puede hacer cualquier día. Normalmente los resultados tardan en entregarse entre dos horas y dos días, dependiendo del país o el hospital donde te realices la prueba. 

Si tu hospital local o clínica privada no ofrece esta prueba, quizá tengas que desplazarte a otra ciudad o a otra clínica para realizarte la prueba. Si tienes que hacerlo, recuerda que no tienes que hacer nada especial ni seguir una dieta especial para prepararte para la prueba. Sin embargo, si quieres programar otros tratamientos para la infertilidad, asegúrate de coordinar tus citas con otros tratamientos que estén relacionados con los días del ciclo menstrual.

Estas son algunas referencias con respecto a las concentraciones de hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés):

Una concentración de hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés) superior a 3,0 ng/ml supone que tiene demasiados folículos pequeños. Por lo general, es el indicador del síndrome del ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés). Esto podría ponerte en riesgo de contraer el síndrome de hiperestimulación ovárica (OHSS, por sus siglas en inglés) si estás pensando en someterte a un tratamiento de reproducción asistida (ART, por sus siglas en inglés).

Una concentración de hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés) entre 3 y 0,7 ng/ml supone que tu reserva ovárica es normal y hay otras razones para la infertilidad. Si tus concentraciones de hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés) es normal y todavía no has logrado quedarte embarazada, es posible que necesites un examen más exhaustivo, además de que tendrás que mejorar tu salud general con una mejor nutrición, ejercicio y más relajación.

La concentración de hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés) dentro del rango comprendido entre 0 y 0,6 ng/ml le indica a tu médico que tienes una reserva ovárica baja. Esto no significa que no tenga posibilidades de concebir de forma natural, pero significa que debes pensar en quedarte embarazada antes o puedes necesitar fecundación in vitro (IVF, por sus siglas en inglés) o la estimulación con hormona folículo estimulante (FSH, por sus siglas en inglés). No significa que no tengas posibilidades de concebir naturalmente. Las concentraciones bajas de hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés) indican que es probable que tengas una menopausia prematura.

Si estás intentando concebir, no hay problemas con el número de espermatozoides y el médico encuentra que tu hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés) es normal, entonces te recomendará un tratamiento para eliminar otros factores de salud que puedan estar afectando negativamente a tu capacidad de concebir. Si tanto tú como tu pareja teóricamente sois capaces de concebir, tu médico pasará a recomendaros tratamientos y cambios de hábitos de vida para mejorar la probabilidad de quedarte embarazada.

Tener una concentración baja de hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés) supone que tienes una reserva ovárica baja, pero no significa que no puedas concebir de forma natural.

Desafortunadamente, no hay ninguna forma de aumentar tus concentraciones de hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés). Sin embargo, si estás intentando concebir, deberías hacer todo lo posible por mejorar las probabilidades de convertirte en madre.

Estas son algunas ideas que podrían ser útiles:

Diversos estudios han demostrado que las mujeres con insuficiencia de vitamina D tienen más probabilidades de tener baja la hormona antimulleriana (AMH, por sus siglas en inglés). ¿Qué método elegir para aumentar tu concentración de vitamina D? Esto depende de ti.

Puedes aumentar tu concentración de vitamina con suplementos o mediante una dieta natural. Aun así, debes hacerte un análisis de sangre para medir tu concentración de vitamina D.

Se sabe que usar suplementos de L-arginina mejora la función ovárica. Sin embargo, para marcar la diferencia en tu funcionamiento ovárico, debes tomar de 4 a 5 miligramos de este suplemento.

El aumento de la circulación a los ovarios es importante para aumentar el funcionamiento ovárico. El masaje abdominal puede ayudarte con esto.

Mientras intentas concebir, tendrás que descansar lo más que puedas. Permitirte descansar más y cuidarte mejor, practicar yoga y prácticamente todo lo que se te pueda ocurrir para desestresarte, mejorará tus probabilidades de quedarte embarazada.

Conocer tus concentraciones de hormona antimulleriana junto con otros resultados de análisis y exámenes te permitirá encontrar el mejor tipo de tratamiento para la infertilidad. Esta información le permite a tu médico diseñar un tratamiento a medida para que obtengas unos resultados óptimos.

Esto te da más probabilidades de quedarte embarazada más rápido de lo que ocurriría normalmente.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5010565/
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4093994/
https://www.healthline.com/health/pregnancy/anovulatory-cycle
https://ivi-fertility.com/blog/low-amh-levels-fertility/
https://www.centerforhumanreprod.com/infertilityedu/causes/anti-mullerian-hormone/program/
https://www.youtube.com/watch?v=ijsuSgF2gdU
https://www.youtube.com/watch?v=CemxCPT8oDM
https://www.youtube.com/watch?v=6cpLlxJ_OtM

Más artículos