1. Quedarse embarazada
  2. Dificultades para concebir
  3. Problemas de fertilidad

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

Pruebas de fertilidad para mujeres: información general

La mayoría de las mujeres que tienen problemas para quedar embarazadas disfrutan de un embarazo normal y dan a luz a un bebé sano.

He aquí una regla de oro que debe tenerse en cuenta: la mayoría de las parejas concebirán un hijo en el plazo de un año a partir de la fecha en que se tengan relaciones sexuales habituales sin anticonceptivos. Si eres menor de 35 años y lo has intentado sin éxito durante este tiempo, es hora de consultar a un médico (pero hazlo después de seis meses si tienes más de 35 años).

Cómo determinar la fertilidad femenina: tipos de pruebas

1. Citología

Si tienes problemas para quedarte embarazada, el médico puede sugerirte una prueba de detección cervical (a veces llamada citología). Estos exámenes comprueban si hay cáncer cervical y otros problemas del cuello uterino que pueden afectar la fertilidad. Además, puedes hablar con tu médico sobre las pruebas de ETS.

2. Prueba de ovulación

Algunas mujeres tienen problemas para quedarse embarazadas debido a problemas con la ovulación. Esto puede evaluarse utilizando kits de pruebas de ovulación que normalmente están disponibles en clínicas y farmacias.

Las pruebas de ovulación se pueden realizar en casa de forma segura y precisa. Estos kits analizan la orina para detectar la presencia de la hormona luteinizante, que aumenta en concentración entre 24 y 36 horas antes de la ovulación. Algunos también detectan un aumento de estrógeno antes de la ovulación.

3. Prueba de ecografía

A veces se denomina ecografía transvaginal y consiste en que tu médico inserta un dispositivo de ecografía similar a una varilla en la vagina. Con este dispositivo, se podrán examinar imágenes muy detalladas del útero y los ovarios para detectar cualquier anomalía. La imagen por ecografía utiliza ondas sonoras que son completamente inofensivas.

4. Análisis hormonal de sangre

Existen varias hormonas que pueden influir en la fertilidad de la mujer. Así, un análisis de sangre para detectar progesterona puede ser útil en casos en los que la fertilidad se encuentra reducida. Los médicos utilizan esta prueba para determinar si hay niveles normales de progesterona en circulación, lo que indica que se está produciendo la ovulación.

De manera similar, la sangre también puede analizarse para detectar la hormona foliculoestimulante (FSH), la cual prepara el óvulo para que sea liberado de los ovarios. Las mujeres con problemas de fertilidad a veces tienen niveles excesivamente altos de FSH.

Es posible que tu médico también te recomiende realizarte la prueba de la hormona prolactina si tienes problemas para concebir. La prolactina se produce principalmente en la glándula pituitaria y los niveles altos pueden bloquear la ovulación.

Un tumor hipofisario benigno, o un prolactinoma, pueden provocar niveles altos de prolactina en la sangre (hiperprolactinemia). Los problemas de tiroides y algunos medicamentos que reducen los niveles de dopamina también pueden causar hiperprolactinemia.

5. Histerosalpingografía

La salud del útero, los ovarios y las trompas de Falopio es un factor importante a la hora de intentar quedar embarazada. Tu médico puede ofrecerte varias maneras de comprobar si hay algún problema en tu sistema reproductor. La histerosalpingografía (HSG) a veces se conoce como “tubograma” porque permite al médico examinar el estado de las trompas de Falopio.

6. Histeroscopia

Un histeroscopio es un tubo delgado y flexible con una cámara en un extremo. Para realizar una histeroscopia, el médico pasará este tubo a través del cuello uterino hasta el útero. El médico puede entonces visualizar la estructura de tu sistema reproductor y tomar muestras de tejido para verificar si hay signos de anormalidades.

7. Laparoscopia

Si tú y tu médico decidís que es necesario realizar una laparoscopia, se harán pequeñas incisiones en el abdomen a través de las cuales se puede insertar una cámara y otras herramientas de investigación.

Este procedimiento permite un examen completo de toda la pelvis y puede tratar afecciones como la endometriosis (una enfermedad en la que el revestimiento interno del útero, llamado endometrio, crece fuera del útero).

Otros tipos de pruebas

Además de las pruebas anteriores, otras evaluaciones pueden indicar por qué podrías tener problemas para concebir: 

  • Para muchas mujeres, el control de la temperatura corporal es una forma sencilla de comprobar si están ovulando. 
  • Los trastornos de tiroides y otras muchas patologías pueden causar ovulación irregular o ausencia de ovulación. Tu médico podrá sugerir las pruebas correspondientes si cree que tal enfermedad puede estar afectando a tu capacidad de concebir.
https://www.nhs.uk/conditions/infertility/diagnosis/

https://www.nhs.uk/conditions/cervical-screening/

Más artículos