Biblioteca de salud
Biblioteca de salud
Calculadoras
Calculadoras
Acerca de
Acerca de
    ¡Flo Parejas ya está aquí! Descubre por qué lo necesitas y cómo registrarte 

    8 días después de la ovulación (DPO, por sus siglas en inglés): Primeros síntomas del embarazo a los ocho días después de la ovulación

    Actualizado el 16 de febrero de 2022 |
    Publicado el 07 de marzo de 2020
    Datos verificados
    Revisado por profesional médico Anna Klepchukova, MD, Directora científica de Flo
    Normas de verificación de datos en Flo

    Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

    A los ocho días después de la ovulación, podrían empezar a aparecer síntomas del embarazo. Puedes presentar síntomas a los 8 días después de la ovulación (DPO, por sus siglas en inglés), como sangrado de implantación, náuseas y cansancio entre otros muchos. ¡Encuentra la lista completa en este artículo!

    ¿Por qué los 8 días después de la ovulación marcan un antes y un después en el proceso de quedarte embarazada?

    Para las mujeres que quieren quedarse embarazadas, los 6-12 días después de la ovulación marcan la infame y difícil espera de 2 semanas. Cuando el óvulo fecundado se implanta en la pared uterina, alrededor de 1/3 de las mujeres embarazadas presentan sangrado leve o manchas; lo que se conoce como sangrado de implantación.

    En la implantación, el cuerpo comienza la producción de la llamada hormona del embarazo; la gonadotropina coriónica humana (hCG). La hormona del embarazo, junto con la progesterona y los estrógenos, es el factor más significativo responsable de los primeros signos del embarazo. Esta es la hormona que detectan las pruebas de embarazo. Esta hormona puede detectarse a los 8 días después de la ovulación. Esta es la razón por la que a los 8 días después de la ovulación (DPO, por sus siglas en inglés) se marca un antes y un después en el proceso de quedarte embarazada. Las pruebas de embarazo a los 8 días después de la ovulación (DPO, por sus siglas en inglés) se usan sobre todo para confirmar o descartar un embarazo.

    ¿Cómo puede ayudarte Flo?

    Sangrado de implantación

    El sangrado de implantación es una indicación temprana del embarazo y ocurre cuando un óvulo fecundado se implanta o se adhiere a la pared uterina, aproximadamente 6-12 días después de la ovulación, para comenzar a crecer. La implantación provoca un ligero sangrado o manchado. 1/3 de las mujeres embarazadas presentan sangrado de implantación. Es algo normal y no requiere ningún tratamiento. 

    Sin embargo, como el sangrado de implantación puede darse aproximadamente al mismo tiempo que el período, muchas mujeres lo confunden con esta y no están seguras de si es un posible embarazo. El sangrado de implantación no dura tanto como un ciclo menstrual y generalmente es más ligero en comparación con el período normal. Se detiene por sí solo y no es razón para preocuparse.

    Las diferencias claves entre el sangrado de implantación y el período normal incluyen:

    • Color: en el sangrado de implantación, el color del sangrado o secreción es desde color rosa claro a marrón oscuro. Sin embargo, en el período, la sangre es de color rojo brillante y vivo.
    • Duración: el sangrado de implantación ocurre solo cuando el óvulo se adhiere a la pared uterina. Puede durar desde un par de horas hasta 3 días. El período comienza con sangrado leve y se van volviendo cada vez más abundantes. Además, hay un flujo constante que dura de 3 a 7 días.
    • Coagulación: en el sangrado de implantación, normalmente no hay coagulación.  En el período podría haber una gran presencia de coágulos.
    • Cólicos: los cólicos a los 8 días después de la ovulación (DPO, por sus siglas en inglés) son comunes en mujeres embarazadas. Hay cólicos leves durante el sangrado de implantación en el momento en que el óvulo se adhiere al útero, pero son muy leves y no duran mucho. Sin embargo, los cólicos durante el período son más intensos y se van volviendo más fuertes.
    • Cantidad: en el sangrado de implantación, solo se observan manchas o un flujo ligero. El color de la secreción es un poco rosado o marronáceo. Sin embargo, durante el período, el flujo es abundante y las mujeres llenan tampones y compresas.

    Náuseas matutinas

    Muchas mujeres sienten náuseas, ya sea en el primer trimestre de su embarazo o durante todo el embarazo. Esto se conoce como náuseas matutinas y es causado por el descontrol de las hormonas que tiene lugar durante el embarazo. Esto suele ser un signo de embarazo temprano y a veces se acompaña de vómitos. Las náuseas son más fuertes durante las horas de la mañana y en algunas mujeres, permanecen así durante todo el día. Algunas mujeres no presentan náuseas matutinas durante el embarazo y otras muestran este síntoma poco después de la ovulación. Ciertos alimentos, olores y aromas pueden provocar náuseas matutinas.

    Aumento de la micción

    Otro síntoma temprano del embarazo a los 8 días después de la ovulación (DPO, por sus siglas en inglés) es una mayor necesidad de orinar frecuentemente. Tienes que ir corriendo al baño continuamente, aunque no hay una mayor ingesta de agua que lo justifique. Esto es debido al aumento del flujo sanguíneo que llega a los riñones durante el embarazo. 

    El aumento del flujo sanguíneo hace que los riñones producen más orina, lo que comienza poco después de la concepción. Los cambios hormonales durante el embarazo también aumentan la producción de orina. La producción de orina durante el embarazo también se incrementa debido a la expansión del útero y la mayor