1. Ser mamá
  2. Tu bebé
  3. Los cuidados del bebé y la lactancia

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

Cómo parar los mordiscos durante la lactancia

Por suerte, los bebés solo muerden los pezones de forma temporal. Hay algunos pasos que puedes seguir para enseñar a tu bebé a dejar de morder. Un consejo antes de empezar: puede que tengas que poner a prueba varias tácticas diferentes hasta descubrir cuál funciona con tu bebé. La edad, el temperamento y la personalidad de tu bebé juegan un papel fundamental.

Si tu bebé está con la dentición

Si tu bebé está con la dentición, quizás lo que busque es aliviar su dolor, más que mamar. 

Cuando esto ocurra, ofrécele un mordedor o un polo hecho de tu leche materna para morder. Esto puede aliviar sus encías.

Si crees que tu bebé tiene mucho dolor, habla con un farmacéutico o médico para obtener un gel o fármaco que lo alivie.

Si tu bebé está aburrido

Si tu bebé está distraído, lo sabrás, porque estará rodando, retorciéndose o empujándote con sus brazos. 

Si está en este estado, no le obligues a mamar. Simplemente no tiene hambre o no tiene interés en mamar. 

Intenta darle lactancia en una habitación tranquila, mécelo o tumbaos juntos para evitar demasiada estimulación y distracciones. 

Cuando el bebé te muerda, intenta evitar reaccionar ruidosamente. Esto podría asustar a tu bebé o parecerle divertido, y podría querer intentarlo de nuevo.

Si tu bebé quiere más leche

Si tu flujo de leche disminuye, tu bebé te podría morder cuando mama porque quiere más leche. 

Un embarazo durante la lactancia, la toma de medicamentos y suplementos, el estrés y los anticonceptivos hormonales pueden afectar tu producción de leche negativamente. 

Si te preocupa tu producción de leche, consulta a tu médico para que te dé consejos expertos.

Si tu bebé quiere más atención

Si tienes el problema de que el bebé te muerde mientras le das lactancia, intenta prestarle toda tu atención. Algunos bebés muerden porque quieren atención, así que mantén el contacto visual mientras le das leche. 

Los bebes a menudo retraen su lengua como señal de que han terminado de chupar.

Vigilar a tu bebé de cerca mientras le das leche, y separarlo en cuanto haya terminado, puede impedir un posible mordisco.

Los bebés no pueden morder si están lactando correctamente porque su lengua está sobre las encías (y los dientes) inferiores. 

Los bebés pueden morder cuando no están activamente lactando, normalmente al inicio o final de la toma, cuando es más probable que no le estés prestando toda tu atención a tu bebé.

Si tu bebé muerde mientras mama, evita gritar o chillar. Controla tus emociones, respira profundamente y tranquilízate.

Gritar o chillar no va a impedir que tu bebé muerda. Todo lo contrario: podría causar más problemas.

El refuerzo negativo no es un método efectivo para impedir que tu bebé muerda mientras le das lactancia.

Si tu bebé cierra la boca mientras te muerde y no te quiere soltar, inserta rápidamente un dedo entre sus encías para que lo puedas separar de tu pezón sin causar una lesión.

Si esto no funciona, intenta acercar al bebé contra ti, apretado contra tu pecho. Esto hará que tu bebé quiera abrir la boca y destapar su nariz para respirar. 

Si el bebé no te suelta, intenta deshacer la succión insertando tu dedo en la esquina de su boca. No tires. Por último, recuerda que si tu bebé muerde durante la lactancia, es un hábito meramente temporal y completamente natural que se puede parar. 

No obstante, si el dolor se hace problemático, habla con tu médico sobre posibles alternativas para abordarlo.

https://www.breastfeeding.asn.au/bf-info/common-concerns–baby/biting

https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/infant-and-toddler-health/in-depth/teething/art-20046378

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4517507/

Más artículos