1. Tu ciclo
  2. Estilo de vida
  3. Estar en forma y hacer ejercicio

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

Coregasm: ¿es posible llegar al orgasmo mientras se hace ejercicio?

Tal vez hayas leído un hilo en Reddit sobre ellos, o hayas escuchado a otras mujeres cuchichear en el gimnasio o en tu clase de pilates. ¿Sabes qué? Los rumores son ciertos. Tener un orgasmo mientras haces ejercicio es posible y puede ser más común de lo que piensas. Cuando sucede, se llama abdorgasmo y podría estar a punto de hacer que tu próxima sesión de entrenamiento sea mucho más interesante.

Un abdorgasmo también llamado el coregasm es un orgasmo provocado por el ejercicio. Recibe el nombre de abdorgasmo porque ocurre con mayor frecuencia cuando se realizan ejercicios de tonificación de la musculatura del torso y la zona abdominal. Pero esa no es la única forma en que se puede llegar al orgasmo mientras se practica ejercicio. Algunas personas pueden alcanzar un abdorgasmo montando en bicicleta, corriendo, nadando o incluso con posturas de yoga. También se han registrado muchos casos en los que el levantamiento de pesas también ha provocado un orgasmo en el gimnasio.

Si bien los datos científicos al respecto no son concluyentes, parece ser que casi cualquier persona puede tener un abdorgasmo y no solo las mujeres. En un estudio realizado por la investigadora sexual Debby Herbenick, publicado en la Encuesta Nacional de Salud y Comportamiento Sexual estadounidense de 2014, Debby y sus colegas descubrieron que de los 2000 hombres y mujeres encuestados, un 10 % había tenido un orgasmo provocado por el ejercicio. Incluso con una incidencia de abdorgasmos tan alta, apenas se han llevado a cabo estudios en esta área y todavía se desconoce su causa. Pero los científicos y entrenadores personales sí tienen algunas ideas. 

Factores como la alineación del cuerpo, las diferencias anatómicas y el estado de ánimo influyen en tu capacidad para tener un orgasmo mientras realizas ejercicio. Se considera que, en las mujeres, el abdorgasmo se produce en gran medida debido a la retracción del suelo pélvico. Ahí es donde las contracciones abdominales y del suelo pélvico provocan estimulación al aumentar la presión en múltiples áreas que rodean la pelvis y los genitales. En el caso de los hombres, es algo completamente distinto, ya que su anatomía es muy diferente, pero se cree que la causante de los abdorgasmos masculinos es en realidad la presión muscular interna que estimula la próstata.

Por supuesto, el ejercicio puede crear precursores fisiológicos y mentales de la excitación que conducen al orgasmo. Por lo que, a veces, además de los factores físicos, también nos encontramos en un estado de ánimo más sensual.

Un orgasmo durante el ejercicio tiende a sentirse distinto según la mujer, pero hay algunos puntos en común. La mayoría de mujeres afirman que notan una diferencia respecto a un orgasmo provocado por el sexo con una pareja, o a un orgasmo inducido por la masturbación. Se da en un lugar más profundo del cuerpo, y se siente de forma más muscular, con menos cosquilleo y menos anticipación que el orgasmo del clítoris. Aún sentirás esa increíble sensación seguida de una explosión de liberación, pero es probable que no sea tan intensa como el orgasmo de una relación sexual. Muchas personas también consideran que en realidad tienen más control sobre el orgasmo. Aunque puede aparecer con rapidez, generalmente pueden detenerlo antes de llegar al clímax.

Como sabes, los ejercicios de tonificación de la musculatura del torso son las actividades principales que pueden provocar un orgasmo mientras haces ejercicio. En concreto, los ejercicios en los que se utilizan los músculos abdominales inferiores y el suelo pélvico. El estudio que hemos mencionado también reveló que el ejercicio abdominal más común que puede acabar en un abdorgasmo es el conocido como silla del capitán. En este ejercicio, te colocas en una «silla» con reposabrazos y sin asiento con las piernas colgando. A continuación, levantas las piernas en un ángulo de 90°, manteniendo la espalda recta, o levantas las rodillas dobladas hacia el pecho. Esto requiere que uses los músculos abdominales y los hagas trabajar con bastante intensidad.

Si prefieres realizar ejercicios tumbada, prueba los pataleos, el puente o las sentadillas. Todos estos ejercicios utilizan los músculos abdominales inferiores y el suelo pélvico. O, si prefieres el yoga, prueba la postura de la paloma, que abre las caderas y en la que también participa la pelvis.

Por supuesto, lo importante no es solo el ejercicio en sí mismo; lograr un abdorgasmo se debe en gran medida a cómo estás realizando la actividad física. Para que los humanos alcancen el orgasmo, debe haber mucho flujo sanguíneo circulando por la pelvis y la región genital. Por lo tanto, hacer algo de cardio para estimular la frecuencia cardíaca primero puede aumentar tus posibilidades. Esto es particularmente cierto para las mujeres, ya que el aumento del flujo sanguíneo hace que nuestro sistema nervioso simpático se active y aumenta nuestras respuestas de excitación a los estímulos sexuales. También existe la ventaja adicional de que el ejercicio libera serotonina y endorfinas, unas sustancias químicas del cerebro que están asociadas con la excitación. 

Una vez hayas calentado, puedes pasar a realizar el ejercicio que prefieras. Si estás ejercitando el abdomen, es importante que trabajes muy duro, ya que necesitas cansar los músculos del torso. Esto puede suponer hacer más repeticiones o un ejercicio más extenuante, ya que la mayoría de las mujeres afirman que solo llegan al abdorgasmo cuando sus músculos están exhaustos. Asimismo, debes prestar atención a tu cuerpo mientras practicas ejercicio y dejarte sentir todo lo que sucede dentro de tu cuerpo. Eso significa que tampoco debes tratar de bloquear el dolor. Necesitas sentirlo todo si quieres poder concentrarte también en las respuestas de placer. 

Y, si aún no realizas los ejercicios de Kegel todos los días, puede que sea el momento de comenzar. Los orgasmos necesitan que el suelo pélvico se contraiga para llegar al clímax, por lo que cuanto más fuertes sean tus músculos, más fácil será para tu cuerpo llegar al orgasmo. 

Si bien los orgasmos son increíbles y se sienten realmente bien, a veces tener un orgasmo provocado por el ejercicio, sobre todo en el gimnasio, no es lo ideal. A algunas personas les encantará la idea de tener un orgasmo en el gimnasio, y a otras no, y no pasa nada. Si eres una de estas, en realidad hay formas en las que puedes evitar los abdorgasmos y detenerlos a tiempo si sientes que te viene uno. 

Tener un abdorgasmo en parte se debe al uso excesivo de los músculos abdominales, por lo que si quieres evitar los orgasmos provocados por el ejercicio físico, tómatelo con más calma. Haz menos repeticiones por serie de las que normalmente harías y concéntrate en que las que hagas sean perfectas. Eso significa olvidarte de esas penosas repeticiones al final que de todos modos apenas se parecen al ejercicio original. Concéntrate en la calidad en lugar de en la cantidad. 

Tener conciencia plena también contribuirá en gran medida a esto. De la misma manera en que puedes centrarte en los aspectos placenteros de un ejercicio para provocar un abdorgasmo, puedes usar ese mismo enfoque para detener uno en seco. Si sientes que va a suceder, disminuye la velocidad, cambia de ejercicio o detente por completo y deja que la sensación pase. Puedes repetir el mismo ejercicio cuando tu cuerpo se haya enfriado un poco o simplemente pasar al siguiente ejercicio del día. 

Los abdorgasmos se reducen en gran parte a la conciencia plena y a la capacidad de poner atención a los músculos adecuados y contraerlos de una manera que te haga llegar al orgasmo. Si te cuesta llegar al orgasmo sola o con una pareja, esta puede ser una destreza extremadamente útil para ti, que se traducirá en placer fuera del gimnasio. Puede que tengas un abdorgasmo algún día o no, las dos cosas están bien. De cualquier manera, parece ser una buena forma de darle vida a la rutina de ejercicios y a ayudarte a cumplir con tu programa. El gran y esquivo orgasmo, sobre la marcha. Literalmente.

https://www.healthline.com/health/coregasm
https://www.mindbodygreen.com/0-17518/how-to-have-a-coregasm-and-why-youd-want-to.html

Más artículos