1. Tu ciclo
  2. Estilo de vida
  3. Sueño

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

¿Roncan las mujeres? 7 formas científicamente demostradas para evitar los ronquidos al dormir

Existe el estereotipo de que los hombres roncan más que las mujeres. Pero, ¿es realmente cierto? Descubre las claves del ronquido femenino y cómo evitar roncar mientras duermes.

El ronquido es un sonido molesto causado por la obstrucción del paso del aire al respirar mientras se duerme. Los ruidos al respirar, como silbidos, sibilancias o traqueteos, indican que hay una obstrucción en las vías respiratorias.

Tu pareja o tus compañeros de habitación son los que se ven afectados por tus «sinfonías» nocturnas. Las personas que roncan pueden ser felizmente inconscientes de las molestias que causan a los demás.

Sin embargo, roncar puede ser algo más que un mero fastidio. Si bien hay algunas razones habituales para el bloqueo de las vías respiratorias, como un resfriado o las alergias, el ronquido crónico puede ser el signo de un problema más complejo o un síntoma de una enfermedad grave. 

Las vibraciones causadas por los ronquidos pueden provocar inflamación en las arterias y traumatismos. Tales cambios provocan aterosclerosis, una afección en la cual las arterias se endurecen y provocan varias vasculopatías. 

El ronquido se asocia con muchas complicaciones molestas, como somnolencia diurna, problemas de concentración y riesgo elevado de accidentes.

En resumen, los ronquidos crónicos y fuertes no son normales. Es importante hablar con el médico si tú o tu cónyuge tenéis un problema de ronquidos. El médico os ayudará a determinar por qué se producen. Comprender la causa ayudará en última instancia a tratar el problema. El tratamiento es importante para que tú y tu pareja podáis dormir mejor todos los días.

Hay claras distinciones entre sexos en lo que respecta a los sonidos que perturban el sueño. Sí, los hombres roncan más que las mujeres.

Existen diferencias anatómicas en el cuerpo de las mujeres y los hombres que hacen que estos últimos hagan más ruido. 4 de cada 10 hombres roncan, en comparación con aproximadamente 3 de cada 10 mujeres.

¿Por qué los hombres roncan más que las mujeres? Los hombres nacen con vías respiratorias más estrechas que las de las mujeres, lo que provoca ruidos desagradables por la noche. Cuanto más estrecho es el conducto de aire, más difícil es que el oxígeno fluya durante la actividad respiratoria normal. Además, cuando el aire se ve forzado a pasar a través de una abertura estrecha, los tejidos circundantes vibran con energía y, como resultado, el ronquido se vuelve más fuerte.

Estadísticamente, los hombres beben alcohol con más frecuencia que las mujeres y son más propensos a consumirlo en exceso. La tendencia a fumar es mayor en los hombres que en las mujeres, lo que los hace vulnerables a los ronquidos como efecto secundario.

Sin embargo, el ronquido no es necesariamente un problema de salud masculino o femenino, sino general.  Existen algunas razones por las que se ronca que son más propias de las mujeres, o a las que son más susceptibles que los hombres.

Hay varios factores que pueden causar ronquidos en las mujeres. Entre ellos se incluyen:

Aumento de peso

El aumento de peso es una de las razones que provocan ronquidos fuertes. El desequilibrio hormonal, el embarazo y la menopausia son fases de transición en las que hay una alteración en el metabolismo de las mujeres. El ronquido y el aumento de peso están estrechamente asociados. El sobrepeso provoca la acumulación de piel alrededor de la zona del cuello. Este exceso de grasa estrecha las vías respiratorias y obstaculiza el flujo de aire, lo que da lugar al sonido que llamamos ronquido. 

Embarazo

Roncar durante el embarazo es algo muy común. Los ronquidos durante esta etapa los causan la expansión de los vasos sanguíneos en la cavidad nasal y el exceso de peso.

Agotamiento 

Cuando estamos realmente agotados, los tejidos musculares están más relajados y agravan los ronquidos nocturnos. La laringe se relaja mucho cuando está cansada y causa el efecto o patrón de ronquido. 

Menopausia

La menopausia puede reducir el tono muscular en la garganta, lo que hace que las mujeres ronquen. Durante la perimenopausia, los ovarios reducen gradualmente la producción de estrógeno y progesterona. Como resultado, las mujeres afirman tener problemas como sofocos, insomnio, trastornos del estado de ánimo y trastornos respiratorios durante el sueño. Los problemas del sueño a menudo van acompañados de ronquidos. Los ronquidos, junto con pausas o cortes en la respiración, son síntomas de un trastorno del sueño más grave conocido como apnea obstructiva del sueño (AOS).

Apnea del sueño

La apnea obstructiva del sueño es un trastorno del sueño en el que la respiración se interrumpe breve y repetidamente mientras la persona está durmiendo. El término apnea hace referencia a una pausa en la respiración que dura al menos diez segundos.

La apnea del sueño o apnea obstructiva del sueño ocurre cuando la obstrucción del flujo de aire es grave, lo que hace que el flujo de aire esté reducido, sea insuficiente o esté completamente obstruido al intentar respirar. Puede causar una especie de ronquido cuando la persona deja de respirar momentáneamente durante cortos intervalos de tiempo entre ronquidos y, por lo tanto, produce sonidos de asfixia o de corte de la respiración.

Muchas mujeres embarazadas roncan debido a la congestión nasal y al aumento del perímetro abdominal. Durante el embarazo, los vasos sanguíneos de la cavidad nasal se expanden, lo que conduce a una congestión nasal que provoca ronquidos. Los ronquidos pueden causar hipertensión, que a su vez pone en riesgo tanto a la madre como al feto.

El exceso de peso alrededor del cuello comprime el diámetro interno de la garganta. La grasa del cuello oprime las vías respiratorias cuando te acuestas y provoca ronquidos. Perder el peso que te sobra puede reducir el tejido adiposo del cuello y ayudar a reducir los ronquidos.

Las almohadas antironquidos evitan que las vías respiratorias se bloqueen. Los ácaros se acumulan en las almohadas y pueden provocar reacciones alérgicas que provocan ronquidos. Si sientes obstrucciones al respirar por la noche, estos alérgenos puede que estén contribuyendo a tus ronquidos.

Mete las almohadas en el ciclo de aire sin calor de la secadora una vez cada dos semanas y cámbialas cada 6 meses para reducir al mínimo los ácaros y las sustancias que causan reacciones alérgicas. Usa almohadas tipo cuña que eleven la parte superior del cuerpo y alinean la columna para mantener las vías respiratorias abiertas en su totalidad. Esto te ayudará definitivamente a reducir los problemas de ronquidos. 

Una nariz hidratada es una nariz feliz. La deshidratación aumenta la secreción de moco espeso en la boca y la garganta que se pega y causa los ronquidos. Beber mucho líquido cura los ronquidos hasta cierto punto. Una mujer sana debería beber aproximadamente once vasos de agua en total (contando todos los líquidos y alimentos) cada día.

Una vía aérea bloqueada es una de las principales razones por las que las personas roncan. Los conductos nasales abiertos permiten que el aire se mueva más lento, lo que evita los ronquidos.

Entre las formas de mantener abiertas las fosas nasales se encuentran:

  • Usar tiras nasales en el puente de la nariz para aumentar el diámetro de las fosas nasales. Esto hace que la respiración sea más eficaz, lo que reduce los ronquidos.
  • Usar un dilatador nasal, un tipo de tira adhesiva con férulas incrustadas que se coloca sobre la nariz en los orificios nasales, que disminuye la resistencia al flujo de aire y ayuda a mantener abiertas las vías respiratorias.
  • Usar antihistamínicos orales o un aerosol nasal para tratar las alergias.

Para mantener una buena higiene del sueño, es importante tener suficiente sueño constante en una cama cómoda, en una habitación fresca y oscura.

Estos son algunos consejos para dormir bien y de manera adecuada para reducir los ronquidos:

  • Sigue una rutina estricta para acostarte y levantarte.
  • Usa persianas de buena calidad o cortinas gruesas para evitar que entre luz mientras duermes.
  • Mantén el móvil y cualquier otro dispositivo electrónico alejados a la hora de acostarte.

El alcohol relaja la musculatura de la garganta, lo que provoca ronquidos.  Esto significa que tendrás menos control sobre los músculos de la garganta y la lengua. Como resultado, los músculos de la garganta vibrarán más al inhalar y exhalar. Cuanta más vibración haya, más fuerte roncarás. Evita el consumo de alcohol en las horas previas a la hora de acostarte.

Dormir boca arriba hace que la lengua y el velo del paladar se queden en la parte posterior de la garganta. Esto hace que las vías respiratorias se vuelvan más pequeñas y estrechas. El resultado es un sonido vibrante (ronquidos) durante el sueño. Dormir de lado puede ayudar a evitar que la lengua bloquee las vías respiratorias. En pocas palabras, elegir una postura saludable para dormir puede evitar los ronquidos mientras se duerme.

¿Сómo evitar el ronquido más? La polisomnografía (PSG) o estudio del sueño es una prueba electrónica que transmite y registra las ondas cerebrales, la frecuencia cardíaca, la respiración y la concentración de oxígeno en la sangre mientras duermes. Esta prueba también registra varias actividades físicas, como el movimiento de las piernas y los ojos, mientras duermes. 

Durante la prueba, se conectan múltiples sensores al cuerpo de la persona que está durmiendo. Este estudio sirve como herramienta de diagnóstico en la medicina del sueño. Las grabaciones son los datos que un especialista del sueño profesional investiga y analiza para determinar si tienes un trastorno del sueño (como la apnea obstructiva del sueño).

Hay 4 tipos de estudios del sueño.

PSG de diagnóstico durante la noche 

Se observan las funciones corporales durante el sueño, como la concentración de oxígeno en la sangre, la frecuencia cardíaca, la respiración y los movimientos de las extremidades.

Prueba diagnóstica de latencia múltiple del sueño (PLMS)

Esta prueba ayuda a diagnosticar la narcolepsia (un trastorno neurológico que provoca somnolencia y sopor durante el día). Supervisa la rapidez con la que te quedas dormida cuando no hay ruido y la frecuencia con la que entras en fase de sueño REM durante el día. 

PSG de evaluación y valoración de la PPC en dos noches

En la primera noche, después de una investigación de diagnóstico y una observación general, si se descubre que hay apnea del sueño, deberás regresar una segunda noche para evaluar la presión de aire correcta para el tratamiento de presión positiva continua en la vía aérea (PPC). Este dispositivo suministra oxígeno a tus vías respiratorias a través de una mascarilla nasal especialmente diseñada.

PSG de noche dividida con valoración de la PPC 

Se trata de una PSG nocturna realizada con un periodo de 2 horas de información de estudio de sueño inicial, seguido de un tratamiento de presión positiva continua en la vía aérea (PPC) si se ha descubierto apnea del sueño moderada o crónica, o si hay alguna sospecha durante el registro de la 1ª noche. La 2ª mitad de la noche se dedica a calcular la PPC necesaria para compensar la apnea del sueño.

Estos estudios están diseñados para diagnosticar los trastornos del sueño, entre los que se incluyen:

  • Apnea del sueño
  • Insomnio
  • Trastornos del ritmo circadiano
  • Parasomnias
  • Narcolepsia
  • Síndrome de las piernas inquietas

No hay nada más molesto que despertarse por los ronquidos de tu esposa roncando más fuerte que una motosierra. Atrás quedaron los días en los que se suponía que los ronquidos eran un problema de salud masculino. Pueden afectar a cualquiera. Roncar tiene como resultado más pérdida de sueño y más irritabilidad de lo que la mayoría de las personas creen. Es un importante desencadenante de desencanto, enfado, amargura, ridículo y resentimiento en las relaciones. Los especialistas del sueño ofrecen algunos remedios conductuales para el tratamiento de los ronquidos, como perder peso, evitar los tranquilizantes o el alcohol durante al menos 4 horas y las comidas pesadas o los picoteos durante 3 horas antes de acostarse, hacer ejercicio y dormir de lado en lugar de boca arriba.

Para las mujeres que se enfrentan al problema de los ronquidos, siempre es prudente consultar primero con un especialista del sueño antes de intentar hacer algo drástico.

Ah-See, K. W., Stewart, M., Banham, S. W., Robinson, K., Carter, R., & Wilson, J. A. (1998). Systematic analysis of snoring in women. Annals of Otology, Rhinology & Laryngology, 107(3), 227-231.

Ashour, M. E. S., Zedan, M. A. E. H., & Farahat, A. H. (2018). Sleep pattern changes in chronic obstructive pulmonary disease patients. The Egyptian Journal of Chest Diseases and Tuberculosis, 67(2), 99.

Chuang, L. P., Lin, S. W., Lee, L. A., Li, H. Y., Chang, C. H., Kao, K. C., ... & Chen, N. H. (2017). The gender difference of snore distribution and increased tendency to snore in women with menopausal syndrome: a general population study. Sleep and Breathing, 21(2), 543-547.

Huang, T., Lin, B. M., Redline, S., Curhan, G. C., Hu, F. B., & Tworoger, S. S. (2018). Type of Menopause, Age at Menopause, and Risk of Developing Obstructive Sleep Apnea in Postmenopausal Women. American journal of epidemiology, kwy011.

Kotecha, B., & Shneerson, J. M. (2003). Treatment options for snoring and sleep apnoea. Journal of the Royal Society of Medicine, 96(7), 343.

Marshall, N. S., Bartlett, D. J., Matharu, K. S., Williams, A., & Grunstein, R. R. (2007). Prevalence of treatment choices for snoring and sleep apnea in an Australian population. Journal of Clinical Sleep Medicine, 3(07), 695-699.

Nigro, C. A., Dibur, E., Borsini, E., Malnis, S., Ernst, G., Bledel, I., ... & Nogueira, F. (2018). The influence of gender on symptoms associated with obstructive sleep apnea. Sleep and Breathing, 1-11.

Sandler, P. H. (1988). U.S. Patent No. 4,748,702. Washington, DC: U.S. Patent and Trademark Office.

Westbrook, P. R. (1990, January). Principles and Practice of Sleep Medicine. In Mayo Clinic Proceedings (Vol. 65, No. 1, pp. 135-136). Elsevier.



 


Más artículos