1. Tu ciclo
  2. Estilo de vida
  3. Estar en forma y hacer ejercicio

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

Correr durante la menstruación es beneficioso: aquí te contamos por qué

Entérate de por qué correr durante el período puede ayudarte a aliviar los síntomas de la menstruación si lo haces correctamente. ¡No es tan tremendo!

¿La idea de correr durante el período hace que guardes las zapatillas en el armario? Si te preocupa cómo los períodos pueden afectar a tu costumbre de correr, no estás sola. Hay muchas razones por las que las mujeres no hacen deporte durante su período. Pero no hay razón para dejar de ir a correr por tener el período. De hecho, hacer ejercicio, y especialmente correr con la regla, es bueno y beneficioso. 

Seguir tu costumbre de correr puede aliviar algunas de las molestias de la regla. Correr durante el período puede ayudar a mejorar tu ánimo al producir endorfinas y a aliviar los calambres y dolores de espalda asociados con el período.

Cómo afecta el ciclo menstrual a la práctica de ir a correr

El ciclo menstrual de la mujer dura unos 28 días promedio. De este modo, la ovulación ocurre aproximadamente en el día 14 del ciclo menstrual. La primera mitad del ciclo menstrual es la fase folicular, y la segunda mitad es la fase lútea. 

La fase folicular comienza con el inicio de período y dura unos 14 días (puede durar entre 11 y 21 días). Tras la regla, que dura entre 2 y 7 días, suben los niveles de estrógeno, llegando a su máximo en el día 14, justo antes de la ovulación. En ese momento, hay un aumento de la hormona luteinizante y se inicia la ovulación. Los niveles de la hormona progesterona se mantienen bajos en esta fase. 

En la fase lútea, que siempre dura 14 días, suben los niveles de progesterona. Tras la ovulación, bajan los niveles de estrógeno. Si el óvulo no ha sido fertilizado, los niveles de la progesterona y el estrógeno bajan bruscamente. La fase lútea termina con el principio del período y vuelve a comenzar el ciclo. 

Si sangras mucho durante la regla, puede bajar la concentración de hemoglobina en sangre. Esto puede afectar negativamente a la capacidad de portar oxígeno de tu sangre. 

Muchas corredoras pueden desarrollar anemia atlética (una afección en la que los niveles de hierro de la sangre bajan debido a la actividad física).

La temperatura corporal cambia a lo largo del ciclo menstrual. Llega a su máximo en la fase lútea del ciclo, como respuesta al aumento de progesterona. Una temperatura corporal elevada aumenta el umbral de disipación de calor. Esto significa que tu cuerpo tiene que llegar a una temperatura mayor antes de que el centro de control de temperatura mande la señal al cuerpo para enfriarse. Esto es un problema si corres en ambientes cálidos y húmedos, ya que en este caso la respuesta de enfriamiento del cuerpo debería comenzar lo antes posible. La temperatura del cuerpo es menor durante la fase folicular, en la que los niveles de estrógeno son mayores. 

La temperatura de tu cuerpo durante la fase lútea puede mantenerse elevada cuando haces ejercicio, especialmente si hace calor. Esto puede hacer que sea difícil correr en esta fase, especialmente cuando hace calor, porque no comenzarás a sudar para enfriar tu cuerpo hasta que tu temperatura corporal suba a un valor mayor. También es posible que esta temperatura corporal elevada de la fase lútea aumente el riesgo de sufrir problemas relacionados con el calor, como un golpe de calor. Sin embargo, el entrenamiento puede ayudar a incrementar la capacidad de regular la temperatura corporal. 

El efecto de las variaciones del ciclo menstrual sobre tu rendimiento deportivo puede deberse a cambios en el metabolismo del ejercicio, estimulados por fluctuaciones de las concentraciones de hormonas como la progesterona y el estrógeno. El estrógeno puede aumentar tu resistencia al alterar el metabolismo de las proteínas, grasas e hidratos, mientras que la progesterona puede actuar como antagonista del estrógeno. El estrógeno proporciona el combustible para el ejercicio breve. 

La cantidad de glucógeno almacenado en los músculos esqueléticos afecta a tu capacidad de correr tiempos largos, y la fatiga puede aparecer porque se agota el glucógeno. Según los estudios, el glucógeno muscular es más elevado en la mitad de la fase lútea y más bajo en la mitad de la fase folicular. Si eres corredora puedes aumentar la carga muscular de glucógeno en la fase folicular del ciclo consumiendo una dieta rica en hidratos.

Por supuesto, cada mujer es diferente y sus sensaciones son distintas en cada fase del ciclo menstrual. Por este motivo, la duración y la intensidad de cada entrenamiento debería decidirse de manera individual, según cómo te sientas en cada momento.

En cualquier caso, conviene reevaluar la rutina de ejercicio aeróbico durante el período. Si tienes mucho flujo o calambres, quizás sea mejor dejar de correr del todo durante la regla. 

Sin embargo, si te sientes capaz, ¡adelante! Pero piensa en la intensidad del ejercicio y mantente bien hidratada.

Los beneficios mentales y físicos de correr no dejan de existir porque estés con la regla. De hecho, correr con el período puede ayudar a aliviar algunas de las molestias típicas de la regla.

Correr con el período tiene las siguientes ventajas:

  • Libera endorfinas naturales: una de las ventajas de correr con el período es que puede estimular la secreción de endorfinas, que ayudan a mejorar el ánimo y a hacer que te sientas mejor. Las endorfinas son analgésicos naturales, por lo que su secreción si corres con el período puede proporcionar alivio de las molestias y el dolor.
  • Mejora el ánimo: correr con el período puede ayudar a mejorar tu ánimo y la circulación sanguínea. 

Estas son algunas recomendaciones para correr con el período:

Mantente hidratada

Mantenerse hidratada siempre es importante cuando se corre. Pero su importancia es aún mayor si corres con el período, ya que se pierden más fluidos y puedes deshidratarte. 

Deberías beber entre 100 y 150 ml cada 20 minutos mientras corres.

No te excedas

No corras en exceso durante el período y asegúrate de descansar bien. Duerme bien y tómate al menos un día de descanso a la semana para que tu cuerpo se recupere antes de correr otra vez. 

Estira antes de correr

Realiza estiramientos dinámicos antes de correr. Pueden ayudar a calentar antes de un entrenamiento aeróbico. También pueden ayudar a aliviar los calambres menstruales. 

Dile a alguien que corra contigo

Invita a un amigo, compañero de trabajo o a un familiar a unirse a ti cuando corres con el período. Correr con otra gente puede hacer que sea una actividad más amena. También hace que te responsabilices de realizar la actividad incluso cuando tienes el período. 

Complementa la actividad durante el período con tu dieta

Realiza una dieta sana si corres con el período. Asegúrate de incluir muchos productos frescos y nutritivos, como fruta y verdura fresca. Esto es importante, porque tu cuerpo necesita ingerir todos los nutrientes esenciales para poder correr sin problemas. Además, una dieta sana y una ingesta reducida de sal pueden reducir los síntomas de hinchazón durante el período. 

Planifica tu higiene con antelación

Planifica la higiene de tu período con antelación. Escoge los productos correctos que te ayuden, te hagan estar más cómoda y estén diseñados para correr durante el período. Hay productos en el mercado diseñados para las mujeres que quieren mantenerse activas durante el período. 

Respira

Cuando corras durante el período, deja que tu cuerpo respire de forma natural. No respires solo por la nariz. Esto puede limitar tu respiración y la cantidad de oxígeno que inhalas. Respirar por la boca, además de por la nariz, puede aumentar la entrada de oxígeno. 

Muchas mujeres interrumpen sus hábitos deportivos durante el período por diversas razones. Pero hacer ejercicio y especialmente correr durante el período en realidad es beneficioso. Correr durante el período tiene muchos beneficios. Puede ayudar a liberar endorfinas naturales, mejorar tu ánimo y aliviar los dolores menstruales. Si sigues algunos consejos, correr con el período puede convertirse en una actividad que no te dé miedo. Estos consejos incluyen, entre otros, mantenerse hidratada, descansar bien, estirar antes de correr, correr con otra persona, realizar una dieta sana, planificar la higiene menstrual con antelación y respirar de forma natural por la boca y la nariz.

https://www.runstreet.com/blog/running-on-your-period
https://running.competitor.com/2014/03/training/running-around-the-menstrual-cycle_67117
https://www.healthline.com/health/exercise-during-period#best-exercises
http://umu.diva-portal.org/smash/record.jsf?pid=diva2%3A955835&dswid=9782

Más artículos