1. Tu ciclo
  2. Estilo de vida
  3. Estar en forma y hacer ejercicio

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

Natación y menstruación: respuestas a 9 preguntas candentes

Hay multitud de mitos sobre nadar con menstruación. Muchos de ellos tienen su origen en tabúes y creencias culturales que no tienen sustentación posible. Entonces, ¿puedes nadar con la menstruación? Por supuesto que puedes. A continuación, nos sumergiremos en algunas dudas que puedes tener.

Cuando tienes el período, puedes sentirte muy dolorida e incómoda, principalmente debido a los calambres. Muchas mujeres puede que no quieran realizar ninguna actividad y prefieren que las dejen en paz.

Sin embargo, una manera de dejar de pensar en el dolor es realizar actividad física. Aunque hay muchos mitos sobre el ejercicio, no nadar con la regla es de lo más absurdo que hay. Los expertos en salud femenina recomiendan una variedad de ejercicios, nadar es uno de ellos.

Es normal preocuparte por tu higiene durante el período. Por tanto, puede que te estés replanteando ir a nadar cuando tienes el período. No cambies de idea. Sal y nada.

Tanto las piscinas exteriores como las interiores añaden halógenos al agua. Estos pueden ser cloro o bromo.

¿Qué es lo que hacen estos productos químicos? Matan las bacterias y otros microbios que probablemente se acumulan en un lugar donde muchos cuerpos humanos semidesnudos están chapoteando. Por tanto, la probabilidad de coger una infección mientras nadas en una piscina es muy baja.

Si usas productos sanitarios, no los dejes en el agua, porque pueden suponer un riesgo para la salud de otras personas que están nadando.

Cuando piensas sobre ello, el acto físico de nadar parece que puede agravar el dolor en la parte inferior de la espalda y estómago. Por el contrario, los estudios han mostrado que el ejercicio físico (incluida la natación) es una buena manera de olvidarte del dolor.

Así que, si aún te preguntas “¿nadar empeorará mis calambres?” Piénsalo de nuevo. El chapoteo relajante del agua sobre el cuerpo, así como la flotabilidad del agua, proporciona también un efecto calmante si tienes períodos particularmente dolorosos.

La flotabilidad también es terapéutica contra la hinchazón que puedes sufrir durante el período.

Por supuesto que sí. De hecho, los tampones son uno de los productos sanitarios más adecuados para usar cuando quieres darte un baño en el agua durante el período.

Antes de meterte en el agua, insértate un tampón. Absorberá toda la sangre menstrual antes de que pueda salir al agua. Asegúrate de esconder la cuerda en el bañador. Esto evitará miradas incómodas de los demás en la piscina o en la playa.

Cuando salgas del agua, saca el tampón usado y coloca uno nuevo antes de volver a salir.

Deberías también tratar de que no pasen nunca más de ocho horas sin cambiarte el tampón. Esto reducirá el riesgo de contraer el síndrome del shock tóxico.

Conserva una reserva de tampones extra para usar siempre que quieras volver al agua.

¿Te preguntas cómo ir a la playa con la regla? Los tampones no son el único medio que puedes usar. Con los productos sanitarios adecuados no solo podrás mojar un dedo del pie. Podrás meterte totalmente.

Aquí tienes algunos productos que te ayudarán a pasarlo bien en el agua como todo el mundo.

Si no quieres o no tienes tampones, puedes usar la igualmente efectiva copa menstrual.

A diferencia de los tampones, que están hechos de algodón, las copas menstruales están hechas de goma o silicona. Esto significa que las copas recogen la sangre menstrual sin absorberla como hacen los tampones.

La copa también hace natación durante la menstruación mucho más higiénico, ya que no absorbe nada del agua en la que estás flotando.

En los días en que tienes flujo leve, puedes usar una copa y cambiarla cada doce horas. En caso de flujo abundante, puedes salir del agua de vez en cuando para descansar y vaciar la copa. Si tienes una copa reutilizable, lávala adecuadamente antes de volver a insertarla.

Puedes usar compresas si te preguntas cómo nadar con menstruación sin tampón.

Meterse en el agua con una compresa es un poco complicado en comparación con el uso de tampones o una copa menstrual. Las compresas son super absorbentes y, dado que pueden entrar fácilmente en contacto con el agua, serán inútiles cuando entres en la piscina.

Cuando se mojen, también serán más propensas a deslizarse fuera del bañador. Por lo tanto, es más prudente usar tampones o copas menstruales. Sin embargo, si aún insistes en ello, puedes usar compresas. Esto requerirá algo más de esfuerzo por tu parte. 

Puedes llevar una compresa sin alas para que no se note. También puedes decidir sentarte en el borde de la piscina con los pies colgando dentro del agua. Si estás en la playa, puedes caminar por el agua evitando que tu compresa se moje si saltas directamente.

Si insistes en meterte en el agua, puedes llevar shorts de baño oscuros por encima de la parte inferior del bikini. Esto hará que la compresa llame menos la atención. También ocultará cualquier escape que pueda salir de la compresa hinchada.

 

Hay también pantalones impermeables que puedes usar cuando vas a la playa teniendo el período. Estos son especialmente buenos si sientes que la molestia de otros productos sanitarios es demasiado para ti.

La superficie exterior de estos pantalones es impermeable, lo que significa que el agua no entrará para provocar escapes. Los bordes elásticos también aseguran un ajuste perfecto para que no haya fugas.

Estos pantalones tienen también un refuerzo justo donde se sitúa la vagina. Esto no solo absorbe la sangre, sino que se seca rápido.

Algunos fabricantes dejan espacio para insertar una compresa por si el flujo es especialmente abundante. La adaptación y la impermeabilidad mantienen la compresa seca y solo absorberá el flujo y no el agua.

Cuando estás en el agua el sangrado no se detiene, pero la sangre tampoco fluye hacia fuera completamente.

¿Por qué? Esto es porque el agua ejerce presión en la vagina que contrarresta el efecto de la gravedad en el flujo sanguíneo. 

Aun así, tienes que tener cuidado. Si has hecho algo que excediera la contrapresión del agua (como estornudar o toser), algo de sangre puede salir al agua.

Sí. Puedes sentarte en la orilla y mirar las olas o a otras personas. El ambiente animado puede hacer maravillas por tu estado de ánimo. También puedes caminar por el agua sin tener que bañarte.

Si tu plan es nadar en el exterior, no te olvides de usar protector solar sin aceite. Esto es especialmente importante si eres propensa a tener granos, ya que juntar el sol con el período puede incrementar el riesgo de granos o agravar el acné existente.

Cuando estás animando a las nadadoras olímpicas, lo último que tienes en mente es probablemente cómo lidian con el período en las competiciones. En realidad, muchas de ellas ni siquiera tienen un período regular debido a sus esfuerzos atléticos.

Algunas, sin embargo, practican la natación de competición durante el período. Muchas de ellas usan tampones y copas menstruales para mantener el flujo bajo control mientras dan vueltas por la piscina. 

Unas pocas de ellas optan por los anticonceptivos, que pueden alterar su ciclo de modo que no tengan el período cuando compiten.

Los tiburones huelen pequeñas cantidades de sangre en el agua. Sin embargo, no hay evidencia que sugiera que las mujeres sean propensas a los ataques de tiburones.

Así que puedes seguir adelante y disfrutar del agua, incluso cuando tienes el período.

No es obligatorio ir a nadar cuando tienes el período, ni en ningún otro momento. Si no te apetece, puedes simplemente quedarte en casa tranquilamente.

Además, si estás enferma, es mejor no ir a nadar. Puedes quedar fácilmente incapacitada y tropezarte cuando estás en el agua. 

https://www.livestrong.com/article/246721-how-to-swim-with-your-period-and-pads/
https://teens.webmd.com/features/sanitary-products#1
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3877460/
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2732598/
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2941235/
https://www.floridamuseum.ufl.edu/shark-attacks/reduce-risk/menstruation/

Más artículos