1. Tu ciclo
  2. Sexo
  3. Anticonceptivos

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

Métodos anticonceptivos antiguos: ¿cómo evitaban las mujeres el embarazo a lo largo del tiempo?

Desde tiempos inmemoriales, los humanos se han involucrado en actividades sexuales con fines distintos a la reproducción. Hasta finales de los siglos XIX y XX, las mujeres y los hombres usaban todo tipo de métodos anticonceptivos caseros antiguos para evitar el embarazo. Repasemos un poco de historia para entender cómo nuestros ancestros evitaban el embarazo.

9 métodos anticonceptivos en la antiguedad

Antes del movimiento de la regulación de la natalidad, el cual estuvo estrechamente ligado al movimiento feminista, las mujeres confiaban en métodos anticonceptivos caseros orales a partir de hierbas, especias e incluso metales pesados, métodos anticonceptivos de barrera caseros a partir de entrañas de animales y otros ingredientes varios para bloquear el semen, los cuales se aplicaban directamente dentro o sobre los genitales para evitar el embarazo. 

¿Te preguntas cómo eran los métodos anticonceptivos en la antigüedad especialmente   en el antiguo Egipto, la antigua Roma, la antigua Grecia y en la Europa medieval hasta finales del siglo XIX? Después de leer esta lista, agradecerás a tus estrellas de la suerte por haber nacido en un mundo con métodos anticonceptivos modernos.

Miel y acacia

Los registros que datan de 1850 a. C. nos muestran que algunos de los tipos de métodos anticonceptivos antiguos más populares del Egipto eran el uso de miel, el fruto de acacia y las hojas de acacia como espermicidas naturales. Las mujeres mezclaban miel y fruto de acacia y remojaban hebras o algodón en la mezcla. Esto lo insertaban en sus vaginas antes de tener relaciones sexuales y la mezcla se encargaba de matar a los espermatozoides antes de que tuvieran la oportunidad de llegar al útero.

Estiércol de cocodrilo

Este probablemente sea el ingrediente menos higiénico utilizado para evitar el embarazo. Los antiguos egipcios y mesopotámicos mezclaban el estiércol de cocodrilo con otros ingredientes para formar un pesario: un bloque que se insertaba en la vagina.

Esa no es el único registro que existe de la utilización de heces de animales como anticonceptivos antiguos. En la antigua India y Oriente Medio, las personas usaban heces de elefante de una manera similar para evitar el embarazo.

Hoy en día, se desconoce si estos métodos anticonceptivos del pasado fueron eficaces para evitar el embarazo.

Plomo y mercurio

Es difícil imaginarnos que en el pasado las personas aplicaban y consumían de forma libre sustancias tóxicas, como metales pesados, y que hoy en día sabemos que son extremadamente perjudiciales para la salud.

En todo el mundo, las civilizaciones antiguas usaban metales pesados como el mercurio, el plomo y el arsénico para evitar el embarazo. Los antiguos egipcios, asirios, griegos y chinos bebían mercurio líquido, plomo líquido o arsénico (o una combinación de estos) para evitar la concepción. Desgraciadamente, estas sustancias tóxicas también ocasionan insuficiencia renal y pulmonar, y daño cerebral. ¡Pero sí que funcionaban como anticonceptivos!

Silfio

En la antigua Roma y Grecia y en el antiguo Oriente Próximo, las mujeres usaban un anticonceptivo oral llamado silfio, que era una especie de hinojo gigante. También remojaban algodón o hebras en el zumo de la planta y lo insertaban en sus vaginas para evitar el embarazo.

Las semillas de silfio se hicieron tan valiosas que se usaron como una forma de moneda e incluso llegó a ser más valiosa que la plata, por peso. La planta se extinguió en la Antigüedad tardía.

Flor de zanahoria silvestre

La flor de zanahoria silvestre fue utilizada como una forma eficaz de anticoncepción durante miles de años y aunque se considera una de las formas más antiguas de regulación de la natalidad, las personas lo siguen usando hoy en día como anticonceptivo.

La zanahoria silvestre, a la que también se conoce en otros lugares como encaje de la reina Anne, fue descrita por Hipócrates hace más de 2000 años como un anticonceptivo oral y abortivo.

Se dice que las semillas de flores de zanahoria silvestre pueden ser uno de los agentes más potentes que existen contra la fertilidad. Es más eficaz cuando se usa como un anticonceptivo poscoital, es decir, cuando se toma inmediatamente después del coito. Las semillas alteran la síntesis de progesterona, evitan la implantación o causan la expulsión del óvulo poco después de la implantación.

Aceite de oliva

Este es un método anticonceptivo en el pasado propuesto por Aristóteles. Las mujeres en la antigua Grecia usaban aceite de oliva mezclado con aceite de cedro para disminuir la movilidad de los espermatozoides. Esto les daba tiempo para enjuagarse o hacerse un lavado vaginal después de tener relaciones sexuales y reducir la posibilidad de un embarazo.

Limón

Se cree que el ácido cítrico del limón posee cualidades espermicidas, lo que hace que esta fruta ácida sea un anticonceptivo antiguo y eficaz. Las mujeres remojaban esponjas o algodón en zumo de limón y lo introducían en sus vaginas. Esto actuaba como barrera para el cuello uterino y como espermicida.

Se rumorea que Casanova, el famoso mujeriego veneciano del siglo XVIII, confeccionaba un capuchón cervical con medio limón para usar con las mujeres con las que se acostaba.

Lavados vaginales

Los lavados vaginales fueron popularmente utilizados en la antigua Roma para evitar el embarazo. Las mujeres lavaban sus vaginas con todo tipo de sustancias como agua de mar, zumo de limón y vinagre. 

Hasta hace muy poco, a principios del siglo XX, antes de la legalización de la regulación de la natalidad en Estados Unidos, las mujeres usaban agentes de limpieza tóxicos como desinfectantes para hacerse lavados vaginales. Hubo varios casos de intoxicación por estos desinfectantes e incluso algunas muertes debido a su uso como lavado vaginal.

Preservativos

El uso de preservativos se remonta hasta hace cientos de años al siglo XVII, cuando los primeros preservativos que se conocen se creaban a partir de membranas de animales como vejigas e intestinos. Es muy posible que el uso de preservativos se remonte todavía más atrás en la historia hasta las civilizaciones antiguas de Egipto, Grecia y Roma, pero no tenemos datos que lo confirmen.

Lo que sí sabemos es que los preservativos fueron usados en primer lugar como una forma de evitar la propagación de la enfermedad. Sólo más tarde se utilizaron también como un método principal de regulación de la natalidad.

Métodos anticonceptivos: antiguos y actuales

Hasta que se inventaron los anticonceptivos modernos, las mujeres usaban todo tipo de métodos anticonceptivos de antigüedad que eran, en su mayoría, impredecibles. Algunos incluso eran peligrosos, como los que usaban metales pesados como mercurio, plomo y arsénico, y que sí evitaban el embarazo, pero también ocasionaban insuficiencia orgánica y daño cerebral.

El año 1877 marcó un gran hito para el movimiento de la regulación de la natalidad con la creación de la Liga Malthusiana por Thomas Malthus en el Reino Unido. La Liga abogó por la práctica de la anticoncepción y la educación pública sobre planificación familiar. Posteriormente, en la década de 1880 se observó una disminución constante en las tasas de natalidad en los países industrializados.

En el año 1880, se inventó el primer dispositivo intrauterino para la regulación de la natalidad. En las siguientes décadas, comenzaron a surgir muchos otros métodos anticonceptivos, como esponjas, capuchones cervicales y preservativos (no los hechos con intestinos de animales).

Las primeras pastillas de anticonceptivos orales se desarrollaron en la década de 1950 y estuvieron disponibles al público en los Estados Unidos en el año 1960.

Gracias a la medicina moderna, los métodos anticonceptivos están regulados y probados para establecer su eficacia y seguridad. Hemos recorrido un largo camino desde el estiércol de cocodrilo y ahora las mujeres y los hombres pueden elegir entre una variedad de métodos anticonceptivos como, por ejemplo:

  • Anticonceptivos orales combinados
  • Anticonceptivos orales con solo progestina
  • Parches anticonceptivos
  • Inyecciones
  • Implantes
  • Anillos vaginales
  • Preservativos
  • Espermicidas
  • Diafragmas
  • Capuchones cervicales
  • Dispositivo intrauterino (IUD, por sus siglas en inglés)
  • Esponjas
  • Esterilización (vasectomía, ligadura de trompas)

Por supuesto, hay otros métodos anticonceptivos que no requieren ningún dispositivo o procedimiento, entre los que se encuentran los métodos basados en la conciencia de la fertilidad (FAM, por sus siglas en inglés), el coito interrumpido (método de «marcha atrás»), la lactancia materna y el sexo sin penetración.

Cada método anticonceptivo tiene sus propias ventajas y desventajas. Puedes elegir un tipo de método durante un período específico y cambiarte a otro tipo cuando lo consideres necesario.

Conclusión

La anticoncepción es y siempre ha sido una parte importante de la experiencia humana. 

Afortunadamente, ya no tenemos que conformarnos con los antiguos métodos anticonceptivos que no solo te darían repelús, sino que probablemente te podrían causar infecciones desagradables allí abajo. Agradecemos públicamente a la medicina moderna por evitar que el estiércol de animal se tenga que acercar a nuestros genitales.

https://www.healthline.com/health/birth-control/herbal-birth-control#1
https://www.targethealth.com/post/ancient-methods-of-birth-control
http://mentalfloss.com/article/83685/9-forms-birth-control-used-ancient-world
https://listverse.com/2015/07/09/10-strange-methods-of-birth-control-from-history/
https://www.babygaga.com/15-ancient-birth-control-methods/
https://www.birthcontrol.com/

Más artículos