Biblioteca de salud
Biblioteca de salud
Calculadoras
Calculadoras
Acerca de
Acerca de
    ¡Flo Parejas ya está aquí! Descubre por qué lo necesitas y cómo registrarte 

    ¿Sabes qué es el squirting?

    Actualizado el 03 de mayo de 2023 |
    Publicado el 18 de mayo de 2023
    Datos verificados
    Dra. Sameena Rahman
    Revisado por profesional médico Dra. Sameena Rahman, Ginecobstetra, profesora clínica adjunta en la Northwestern Feinberg School of Medicine de Illinois, EE. UU.
    Normas de verificación de datos en Flo

    Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

    El squirting es un mito de la pornografía, ¿no? Pues bien, no exactamente. Una experta de Flo resume todo lo que debes saber acerca del squirting, desde lo que es hasta la sensación que produce.

    El squirting puede resultar una situación algo incómoda durante el sexo, seguramente porque rara vez se habla de él además de en la pornografía. No es muy probable que en clase de biología te hayan enseñado qué es un squirting (una secreción involuntaria que se produce durante el sexo), así que es lógico que tengas preguntas. De hecho, es posible que nada de lo que hayas visto en la pornografía sea una representación exacta de un squirting. 

    «En la pornografía puede haberse exagerado la cantidad y la fuerza del líquido que se expulsa en un squirting por cuestiones cinematográficas», afirma la Dra. Brandye Wilson-Manigat, ginecobstetra y directora de Brio Virtual Gynecology en California, EE. UU. 

    Probablemente no te sorprenda que gran parte de la pornografía convencional no represente para nada lo que es el sexo para mucha gente. Sin embargo, si quieres saber qué es el squirting, de dónde sale y si existe de verdad, aquí tenemos las respuestas. A continuación, te contamos todo lo que debes saber.

    ¿Qué es el squirting? 

    Empecemos con lo más fundamental: ¿qué es un squirting, también conocido como squirt vaginal o squirt femenino? La Dra. Wilson-Manigat explica lo siguiente: «Hay varias sustancias que se expulsan por la zona vaginal cuando se tienen relaciones sexuales, pero, a todos los efectos, squirting es un término con el que se describe la segregación de un flujo incoloro e inodoro durante la actividad sexual».

    Ahora que sabemos qué es, analicemos por qué se produce. Cuando se siente excitación, el ritmo cardiaco aumenta, al igual que la cantidad de sangre que fluye hacia la vagina (la parte interna de la anatomía sexual). Esto hace que las paredes vaginales segreguen líquido, lo cual constituye un proceso conocido como lubricación. Aunque todo esto está relacionado con lo que ocurre cuando sientes excitación sexual, esto no es squirting. 

    El squirting es una segregación de un volumen mayor de líquido que el que se expulsa al lubricar. Se ha descrito como una sensación en la que se expulsa mucho líquido (en lugar de una simple sensación de humedad), por lo que seguramente sepas si te ha pasado alguna vez. Algunas personas pueden tener un squirting cuando alcanzan el orgasmo, mientras que otras no necesitan llegar al clímax de forma activa y simplemente experimentan esta gran segregación de líquido cuando están muy excitadas. Es posible segregar 10 ml o más de líquido. «Un squirting puede producirse antes que un orgasmo o incluso en ausencia de este», explica la Dra. Wilson-Manigat. «En realidad, el squirting no guarda relación con el tipo o la calidad del orgasmo». 

    No todo el mundo que haya experimentado un squirting lo hará cada vez que tenga sexo. Incluso hay quien nunca lo hace, lo cual es absolutamente normal. Lo más importante es que sientas satisfacción y comodidad en tus relaciones sexuales. 

    ¿El líquido del squirting es igual al de la orina? 

    ¿Qué es lo que sale cuando una persona tiene un squirt? Solo existe otra ocasión en la que se puede experimentar lo que se ha descrito como la expulsión de una gran cantidad de líquido: al orinar, por lo que resulta sencillo imaginar que el líquido del squirting es igual al de la orina. Pero, ¡atención!, no son lo mismo.

    Los estudios médicos sobre el squirting (y el placer en general) aún son muy limitados, por lo que hay una gran cantidad de mitos sobre el tema. Sin embargo, la Dra. Wilson-Manigat explica que «aunque la composición de la secreción que se expulsa en un squirting contiene algo de orina», no solo es orina. 

    En un estudio se observó a siete mujeres antes y después de experimentar un squirting. Aunque se comprobó que las vejigas de las participantes estaban llenas antes del squirting y vacías después de este, en el análisis del líquido correspondiente se descubrió que no solo estaba compuesto por orina, aunque se trataba de algo parecido. De hecho, los investigadores descubrieron que las secreciones de la mayoría de las mujeres contenían antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés), una enzima que se produce en las glándulas de Skene (más información al respecto a continuación). En general, el líquido que se expulsa en un squirting está compuesto por agua, aunque también contiene grandes cantidades de ácido úrico, urea, creatinina y sodio. 

    Durante un estudio de 2022, cuyo objetivo era también comprender mejor el squirting, los investigadores llegaron a una conclusión parecida. Inyectaron tinta azul en las vejigas de las participantes y descubrieron que, en todos los casos, el líquido segregado en el squirting era azul. Esto hacía pensar que su origen se encontraba en la vejiga, pero también se descubrió que contenía PSA, por lo que, en teoría, el líquido procedía de la vejiga y de las glándulas de Skene.

    Sexo y placer

    Únete a la conversación y aprende más sobre los orgasmos, el flujo que se libera durante las relaciones sexuales, los mitos que rodean al sexo, la masturbación y mucho más.

    ¿No sabes lo que son las glándulas de Skene? No eres la única persona, así que aquí tienes una breve lección de biología: las glándulas de Skene, en ocasiones llamadas glándulas vestibulares menores, se conocen como la próstata femenina. A cada lado de la uretra (el tubo conectado a la vejiga que permite que el cuerpo expulse la orina), están situados dos conductos, las glándulas de Skene, que están formadas por un tejido similar al del clítoris y tienen varias funciones útiles. Se piensa que las glándulas segregan sustancias antimicrobianas (como el zinc, que puede detener el crecimiento de las bacterias) para evitar infecciones urinarias. 

    ¿Qué apariencia tiene el squirting y qué sensación produce? 

    Si crees que nunca has experimentado un squirting, seguramente tengas curiosidad por saber qué se siente. Sin embargo, como ocurre con todo lo relacionado con el sexo, nada es igual para todo el mundo. Todos los orgasmos y experiencias sexuales son diferentes, y lo mismo ocurre con el squirting. «Algunas mujeres experimentan una agradable sensación de plenitud y una gratificante liberación tras expulsar el líquido», afirma la Dra. Wilson-Manigat. «Otras no sienten nada en absoluto y solo notan las sábanas mojadas».

    De acuerdo con las investigaciones, el 78,8 % de quienes afirmaron haber experimentado un squirting indicó que se trataba de «un enriquecimiento de sus vidas sexuales», hecho corroborado por el 90 % de sus parejas. Por ende, para muchas personas parece ser una experiencia positiva. No obstante, si tu cuerpo no está hecho para el squirting, no pasa nada en absoluto; de hecho, formas parte de la mayoría (más información al respecto a continuación).

    ¿Es normal? ¿Con qué frecuencia sucede? 

    ¿El squirting es algo normal? ¡Por supuesto! ¿Con qué frecuencia sucede? Esta pregunta es más complicada. La Dra. Wilson-Manigat afirma lo siguiente: «No lo sabemos con certeza, en parte porque no hay una opinión unánime sobre qué es exactamente la secreción del squirting y de dónde procede». En un estudio se descubrió que, entre la mayoría de las mujeres que experimentaban squirtings, este se producía varias veces a la semana. Así que quien los tiene, los tiene de forma habitual. 

    La Dra. Wilson-Manigat explica que resulta complicado determinar la frecuencia real del squirting dado que, hasta 2011, en los estudios que se habían publicado no siempre se distinguía entre esta secreción y la que se expulsa durante el orgasmo, a pesar de que, en realidad, existen muchas razones distintas por las que se puede expulsar líquido durante las relaciones sexuales. Estos tipos de secreciones pueden ser los siguientes:

    • Lubricación vaginal cuando se siente excitación.
    • Eyaculación femenina, que no es exactamente lo mismo que el squirting. Quédate con esto: la eyaculación femenina también se origina en las glándulas de Skene. No obstante, a diferencia del squirting, la eyaculación femenina se describe como una secreción de aproximadamente 1 ml de líquido lechoso y espeso. 
    • Orina: si ya tienes un poco de incontinencia, es posible que también hayas experimentado la incontinencia coital. Según explica la Dra. Wilson-Manigat, «la incontinencia coital puede manifestarse como una pérdida de orina tanto durante la penetración como durante el orgasmo». Básicamente, consiste en orinar un poco al tener relaciones sexuales, aunque no es lo mismo que el squirting. No es nada de lo que avergonzarse; si has experimentado incontinencia coital, tu médico/a puede mostrarte varias formas de gestionarla. 
    • Secreción del squirting.

    El hecho de que no se distinga entre las distintas secreciones que se expulsan durante las relaciones sexuales en los estudios científicos puede ser el motivo por el que se desconozca cuántas personas pueden experimentar un squirting. Sin embargo, sea cual sea el número concreto, lo principal es que entiendas cómo funciona tu cuerpo. Si eso significa que el squirting es una parte habitual del sexo para ti, estupendo, y si no lo es, tampoco pasa nada. 

    una cama con una zona mojada por squirting

    ¿Existe de verdad? 

    Ahora que sabes qué es el squirting y de dónde procede, es posible que tengas curiosidad sobre por qué se cuestiona tanto si es algo real. Dado que las investigaciones acerca del squirting son aún muy recientes y escasas, todavía existe una serie de creencias erróneas al respecto. 

    La teoría de que está compuesto solo por orina es uno de los mitos más comunes que siguen existiendo, pero la Dra. Wilson-Manigat afirma que hay muchos más. Algunas de las creencias erróneas más comunes de las que ha oído hablar son las siguientes:

    • Que el squirting es el resultado de un orgasmo muy bueno.
    • Que se trata de algo que todo el mundo debe intentar experimentar.
    • Que todo el mundo quiere experimentarlo.

    Que es el resultado de la estimulación del punto G. Se piensa que el punto G, o punto Gräfenberg, está localizado en el interior de la vagina, en la pared superior. Cuando sientes excitación, se hincha y puede parecer un poco rugoso. El punto G constituye una parte muy controvertida de la anatomía: mientras que algunas personas piensan que se puede alcanzar el orgasmo presionándolo, en las investigaciones se defiende que esto no es así, y que el punto G forma parte de la estructura del clítoris que se encuentra en el interior del cuerpo. 

    Un squirting no es una señal infalible de que el sexo haya sido bueno o de haber tenido un orgasmo intenso; el hecho de no experimentar nunca un squirting no tiene nada que ver contigo ni con tu pareja, y tampoco significa que el sexo sea «malo» o menos placentero. Es posible que alguna vez experimentes un squirting al tener relaciones sexuales o que nunca lo hagas, pero, al hablar de ello, ayudarás a acabar con algunos de los estigmas sobre el placer y el squirting. 

    ¿Cómo funciona? 

    Aún no se sabe por qué unas personas experimentan squirtings mientras que otras no. Cada cual reacciona de forma diferente ante la estimulación sexual y tratar de averiguar qué es lo que funciona resulta excitante. Sin embargo, no debes sentir que es tu obligación llegar a experimentar un squirting. Lo más importante es que disfrutes de tus relaciones sexuales. 

    Saber lo que ocurre en tu cuerpo puede ayudarte a comprender el squirting un poco mejor: cuando tienes un orgasmo, los músculos de la vagina, el útero y el ano se contraen (o se aprietan). Por este motivo, puedes sentir una liberación de tensión sexual. Aunque el squirting no siempre guarda relación con los orgasmos y los estudios son aún muy escasos, se piensa que en ambas situaciones ocurre algo similar. «Creo que lo que provoca la expulsión del líquido del squirting es una contracción del conjunto de los músculos del suelo pélvico», afirma la Dra. Wilson-Manigat.

    Cómo lograr experimentar un squirting 

    Recuerda, el squirting no determina la calidad de tus relaciones sexuales ni la intensidad del orgasmo. Aún no sabemos por qué, pero unas personas pueden experimentar squirtings mientras que otras no. Lo que sí sabemos es que ambas situaciones son absolutamente normales. 

    «No sabemos con certeza si se trata de algo que todas las mujeres pueden experimentar con la estimulación adecuada, [o si es] algo que solo puede hacer un pequeño grupo», explica la Dra. Wilson-Manigat. «Mi opinión personal es que hay demasiadas mujeres que desconocen que se trata de una opción, por lo que es algo que deben investigar para comprobar si pueden llegar a hacerlo, tanto durante las relaciones sexuales con pareja como durante la masturbación».

    Si quieres investigar, existe un método que, según la Dra. Wilson-Manigat, puedes probar. «Las indicaciones más frecuentes consisten en introducir uno o varios dedos en la vagina y, con un movimiento de vaivén, moverlos a lo largo de la pared vaginal anterior (hacia delante)», explica. «Sin embargo, como dato anecdótico, hay mujeres que han llegado a experimentar un squirting con la estimulación de muchas zonas diferentes del cuerpo». 

    En realidad, consiste en descubrir si es algo que va contigo (y en intentar divertirse un poco mientras tanto). Disfruta de tus relaciones sexuales y, si puedes llegar a experimentar un squirting, será una ventaja añadida. Por si te interesa, también tenemos consejos sobre cómo mejorar tu vida sexual.

    Squirting: conclusión 

    Como los estudios disponibles son aún escasos, todavía queda mucho por descubrir sobre el squirting y esto hace que existan muchos mitos al respecto. En pocas palabras, si los tienes, es normal; puede resultar placentero para algunas personas, pero no tiene por qué corresponderse con lo que hayas visto en la pornografía. 

    Por otro lado, si nunca has experimentado un squirting, la Dra. Wilson-Manigat te aconseja lo siguiente: «El squirting no define una experiencia sexual extraordinaria», explica. «Si solo te centras en lograrlo, corres el riesgo de no disfrutar de la experiencia sexual que estás teniendo, así que deja a un lado la presión y diviértete». 

    ¿Sabes que Flo ofrece una calculadora para descubrir cuáles son los días fértiles de una mujer? ¿Quieres saber más sobre preservativos femeninos o los tampones de CBD? ¡Flo está aquí para ayudarte!

    Referencias

    Darling, C. A., et al. «Female Ejaculation: Perceived Origins, the Grafenberg Spot/Area, and Sexual Responsiveness». Archives of Sexual Behavior, vol. 19, núm. 1, febrero de 1990, pp. 29-47.

    Inoue, Miyabi, et al. «Enhanced Visualization of Female Squirting». International Journal of Urology, vol. 29, núm. 11, noviembre de 2022, pp. 1368-70.

    Lau, Hui-Hsuan, et al. «Urinary Leakage during Sexual Intercourse among Women with Incontinence: Incidence and Risk Factors». PloS One, vol. 12, núm. 5, mayo de 2017, p. e0177075.

    Moalem, Sharon, and Joy S. Reidenberg. «Does Female Ejaculation Serve an Antimicrobial Purpose?» Medical Hypotheses, vol. 73, núm. 6, diciembre de 2009, pp. 1069-71.

    Nguyen, John D., and Hieu Duong. «Anatomy, Abdomen and Pelvis, Female External Genitalia». StatPearls, StatPearls Publishing, 2022.

    Pastor, Zlatko, and Roman Chmel. «Differential Diagnostics of Female ‘Sexual’ Fluids: A Narrative Review». International Urogynecology Journal, vol. 29, núm. 5, mayo de 2018, pp. 621-29.

    «Female Ejaculation and Squirting as Similar but Completely Different Phenomena: A Narrative Review of Current Research». Clinical Anatomy, vol. 35, núm. 5, julio de 2022, pp. 616-25.

    «Pelvic Floor Muscles». Cleveland Clinic, my.clevelandclinic.org/health/body/22729-pelvic-floor-muscles. Consultado el 18 de enero de 2023.

    Salama, Samuel, et al. «Nature and Origin of ‘Squirting’ in Female Sexuality». The Journal of Sexual Medicine, vol. 12, núm. 3, marzo de 2015, pp. 661-66.

    «Sexual Response Cycle». Cleveland Clinic, my.clevelandclinic.org/health/articles/9119-sexual-response-cycle. Consultado el 18 de enero de 2023.

    Tomalty, Diane, et al. «Should We Call It a Prostate? A Review of the Female Periurethral Glandular Tissue Morphology, Histochemistry, Nomenclature, and Role in Iatrogenic Sexual Dysfunction». Sexual Medicine Reviews, vol. 10, núm. 2, abril de 2022, pp. 183-94.

    Whipple, Beverly. «Ejaculation, Female». The International Encyclopedia of Human Sexuality, John Wiley & Sons, Ltd, 17 de noviembre de 2014, pp. 1-4, doi.org/10.1002/9781118896877.wbiehs125.

    Wimpissinger, Florian, et al. «International Online Survey: Female Ejaculation Has a Positive Impact on Women’s and Their Partners’ Sexual Lives». BJU International, vol. 112, núm. 2, julio de 2013, pp. E177-85.

    Woolf-King, Sarah E., et al. «Vaginal Prostate Specific Antigen (PSA) Is a Useful Biomarker of Semen Exposure Among HIV-Infected Ugandan Women». AIDS and Behavior, vol. 21, núm. 7, julio de 2017, pp. 2141-46.

    Historial de actualizaciones

    Versión actual (03 de mayo de 2023)

    Revisado por profesional médico Dra. Sameena Rahman, Ginecobstetra, profesora clínica adjunta en la Northwestern Feinberg School of Medicine de Illinois, EE. UU.

    Publicado el (18 de mayo de 2023)

    En este artículo