1. Tu ciclo
  2. Sexo
  3. Las infecciones de transmisión sexual (ITS)

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

Сlamidia en mujeres: una guía completa

Para ayudar a las mujeres a protegerse contra este frecuente tipo de ETS, Flo ha preparado una guía que explica los conceptos básicos de la clamidiosis.

Las ETS son infecciones que se transmiten de una persona a otra a través del contacto sexual. Hoy en día, existen más de 20 tipos de ETS y la clamidiosis es uno de ellos.

Si sospechas que puedes padecerla o si simplemente deseas obtener información, en esta guía encontrarás todas las respuestas que estabas buscando.

La clamidiosis se encuentra entre las ETS más comunes del mundo. Mucha gente la padece: se calcula que 1 de cada 20 mujeres jóvenes de entre 14 y 24 años que mantienen relaciones sexuales tiene clamidiosis. 

La causa principal de esta infección es la bacteria Chlamydia trachomatis, que afecta tanto a hombres como a mujeres. La clamidiosis se propaga fácilmente porque a menudo no presenta síntomas y, sin saberlo, puedes transmitirla a tu pareja.

¿Cuáles son las consecuencias de la clamidia en las mujeres? Aunque no tienes síntomas externos en las primeras etapas, esto no significa que no debas preocuparte. Si no se trata a tiempo, la clamidiasis puede provocar infertilidad o un embarazo de riesgo.

La clamidiosis es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes del mundo. Solo en los EE. UU., se dan parte de más de 1,5 millones de infecciones a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) al año. 

En Europa, la infección por clamidia es la principal enfermedad de transmisión sexual. Es la causa de la morbilidad aguda y de problemas de salud reproductiva a largo plazo, sobre todo en los jóvenes. El número de personas afectadas en Europa aumenta constantemente, y en la actualidad se dan más de 250 000 casos nuevos al año.

Entre los pocos signos visibles de la infección por clamidia en las mujeres se encuentran: 

  • Inflamación del cuello uterino y sangrado: la infección puede provocar inflamación en el cuello uterino y hacer que la parte externa del mismo presente un aspecto enrojecido, una dolencia llamada cervicitis. Esto solo es visible con un reconocimiento médico. 
  • Secreción: uno de los signos de la clamidiosis es el cambio en el flujo vaginal. Notarás más secreción de lo habitual, y puede ser amarillenta o incluso sanguinolenta, y tener olor.
  • Hinchazón durante un examen pélvico: a veces, durante una exploración pélvica, tu médico puede descubrir dolor a la palpación dentro de la pelvis, sobre todo al tocar el cuello uterino. También puede detectar hinchazón de las trompas y los ovarios.

Aunque la clamidiosis generalmente no presenta ningún síntoma, puede ser grave si no recibe un tratamiento temprano.

La bacteria se puede propagar a las trompas de Falopio y al útero. Si esto sucede, puede desencadenar la enfermedad inflamatoria pélvica (EPI), que produce dolor abdominal y pélvico. Aunque la EPI no cause dolor abdominal y pélvico, puede ocasionar daños permanentes en tu aparato reproductor. La EPI puede provocar la incapacidad de quedarte embarazada, dolor pélvico crónico y un embarazo ectópico.

La principal causa de infección por clamidia es la bacteria Chlamydia trachomatis. Esta bacteria afecta a hombres y a mujeres de todos los grupos etarios, aunque clamidia es más frecuente en las mujeres jóvenes. La bacteria clamidia puede vivir en el cuello uterino y en la uretra, así como en la garganta o el recto.

La Chlamydia trachomatis puede provocar una infección del aparato reproductor. Una vez que sabes que tienes la infección, no es difícil de tratar. Sin embargo, si no la tratas, puede generar problemas de salud más graves.

Puedes contraer clamidiosis a través de:

  • Sexo oral sin protección y sexo sin preservativo. Ni siquiera es necesaria la penetración para contraerla, ya que puedes transmitir la bacteria con el simple roce de los genitales.
  • El sexo anal también puede infectarte con clamidia.
  • Compartir juguetes sexuales.
  • ¿Cómo se contagia la clamidia en mujeres? Las madres infectadas pueden transferir la bacteria al bebé recién nacido durante el parto. Por este motivo, todas las mujeres embarazadas deben comprobar que no tienen clamidiosis con su ginecólogo.
  • Puedes contraer la infección por clamidia en el ojo si este entra en contacto con semen o flujo vaginal infectado.

No se puede adquirir clamidiosis besándose, abrazándose, o compartiendo baños, toallas, piscinas, asientos de inodoros o cubiertos.

Los primeros síntomas de clamidia en las mujeres son poco frecuentes. Aproximadamente 7 de cada 10 mujeres no presentan ningún síntoma. La infección puede ser asintomática, lo que significa que las personas no saben que la tienen.

Si aparecen signos y síntomas, suele ocurrir de una a tres semanas después de la exposición, pero podrían comenzar mucho más tarde. Los síntomas de infección por clamidia en las mujeres a menudo son leves y pasajeros, y fáciles de pasar por alto.

Entonces, ¿cuáles son los síntomas de la clamidia en las mujeres? Los posibles signos y síntomas de clamidia en las mujeres incluyen:

  • dolor en la zona abdominal inferior
  • dolor al orinar
  • secreción vaginal
  • dolor durante el coito
  • sangrado entre menstruaciones y después del sexo

En algunos casos, la infección puede extenderse a las trompas de Falopio y provocar una enfermedad pélvica inflamatoria (EPI). Los síntomas de la EPI incluyen:

  • fiebre
  • dolor pélvico intenso
  • náuseas
  • sangrado vaginal anormal entre menstruaciones

¿Сómo detectar la clamidia en las mujeres? Para diagnosticar la infección, tu médico puede usar distintos tipos de pruebas. Es probable que tu médico te pregunte sobre tus síntomas y por qué crees que tienes la infección. Cuando esto suceda, es importante ser lo más sincera que puedas.

¿Сómo se detecta la clamidia en las mujeres más? Tu médico probablemente usará un hisopo para tomar una muestra del cuello uterino y enviarla a un laboratorio para su análisis. Si existe la posibilidad de que la bacteria se encuentre en la garganta o el ano, puede que también tome muestras de esas zonas. También existe un análisis de orina que detecta la presencia de la bacteria.

En la prueba de Papanicoláu no se hace de manera automática un análisis para detectar la clamidiosis, aunque muchos médicos deciden hacerlo. 

Por este motivo, es importante que las mujeres, sobre todo aquellas sexualmente activas de 25 años o menos, le pregunten a su médico si se les hace una prueba de clamidiosis al año.

Si crees que puedes haber estado expuesta a una enfermedad de transmisión sexual, deberás solicitar una prueba.

Afortunadamente, la clamidiosis es fácil de tratar. Si sospechas que la tienes, deberás:

  • Consultar a tu médico inmediatamente antes de que la infección daña tus órganos genitales.
  • Hacer caso a tu médico y tomar los medicamentos que te recete. Termínate los medicamentos incluso si los síntomas desaparecen.
  • Decírselo a tu pareja o parejas sexuales. Tu pareja o parejas sexuales deben ser conscientes de la infección para poder también hacerse las pruebas y recibir tratamiento. 
  • Evita tener relaciones sexuales hasta que tú y tu pareja o parejas os hayáis curado.

Como la clamidiosis está causada por una bacteria, tu médico te recetará antibióticos.

En la mayoría de los casos, la infección se resuelve en una o dos semanas.

Independientemente del tipo de antibiótico, tú y tus parejas sexuales deberéis seguir el tratamiento al pie de la letra para aseguraros de que la infección desaparezca definitivamente. 

Durante el tratamiento, evita mantener relaciones sexuales. Si vuelves a exponerte, puedes volver a contraer la infección, incluso si ya la has tenido antes. Tratar una ETS no garantiza que la infección no vaya a regresar. Por este motivo, debes tener cuidado con tu comportamiento futuro. Para evitar volver a contraerla, hazte la prueba otra vez tres meses después del tratamiento.

Asimismo, es importante que sepas que tener clamidiosis puede aumentar tus posibilidades de contraer el VIH o propagarlo. Si crees que tienes clamidiosis o alguna ITS, es vital que consultes de inmediato a tu médico o vayas a una clínica de ITS.

Para evitar contraer clamidiosis u otros tipos de ETS de nuevo en el futuro, usa preservativo cada vez que mantengas relaciones sexuales. Además, debes evitar tener sexo oral o, si lo haces, usa protección. Utiliza preservativo con cada nueva pareja y hazte la prueba de infección por clamidia entre cada nueva pareja.

Preguntas más frecuentes sobre la clamidiosis en mujeres

¿Cuándo puedo tener relaciones sexuales sin protección después del tratamiento para la clamidiosis?

Incluso si te has curado de clamidiosis, no se recomienda practicar sexo que no sea seguro. Tratar una ETS no garantiza que la infección no vaya a regresar. De hecho, muchas personas se infectan con ETS varias veces porque continúan manteniendo relaciones sexuales sin protección con parejas que padecen ETS sin tratar.

Si tienes una pareja sexual regular, debes informarle sobre la infección para que pueda recibir tratamiento también. Una vez que estés segura de que ambos habéis recibido tratamiento, debes esperar hasta que el tratamiento haya tenido tiempo de ser eficaz antes de empezar a tener sexo sin protección de nuevo. 

¿Por qué hay que esperar 7 días después del tratamiento de la clamidiosis?

Si estás recibiendo tratamiento para la clamidiosis, no debes tener sexo oral, anal o vaginal hasta 7 días después de que termines el tratamiento. Como la clamidiosis está causada por una bacteria, lo más probable es que tu médico te recete antibióticos que necesitan tiempo para ser eficaces. 

Si tu pareja está en tratamiento, debes esperar 7 días después de haya tomado todos sus medicamentos. Si no esperas a que el tratamiento haya surtido efecto y tienes relaciones sexuales antes, puedes volver a contraer la infección.

¿Cómo se sabe cuándo ha desaparecido la clamidiosis?

Notarás una mejoría justo después de recibir el tratamiento. Los cambios que puede que observes incluyen:

  • El dolor al orinar mejorará en una semana.
  • Tu flujo volverá a la normalidad.
  • No tendrás sangrado entre menstruaciones ni menstruaciones más abundantes.
  • El dolor pélvico se desvanecerá.
  • El dolor durante el coito disminuirá. 

Para evitar volver a contraerla, hazte la prueba otra vez tres meses después del tratamiento. Esto es vital si mantienes relaciones sexuales con una pareja a la que no se le han realizado pruebas de clamidiosis. 

¿Puedes contraer clamidiosis al beber del mismo vaso que otra persona?

La creencia de que puedes contraer clamidiosis al beber del mismo vaso que otra persona es un mito. En realidad, no hay riesgo de contraer la infección al compartir alimentos, agua o cubiertos. 

Solo se puede contraer la clamidiosis:

  • Al tener sexo vaginal, oral o anal sin protección.
  • Compartir juguetes sexuales.
  • Mediante el contacto con los genitales de una pareja infectada.

¿Puedes contraer clamidiosis si usas un preservativo?

El preservativo reduce las posibilidades de contraer clamidiosis si se usa bien. 

Para usar el preservativo correctamente deberás:

  1. Colocarlo antes de que el pene entre en contacto con la vagina, la boca o el ano.
  2. Asegurarse de que el preservativo se desenrolle en la dirección correcta antes de que toque la punta del pene. Si te das cuenta de que el preservativo no se está desenrollando en la dirección correcta pero ya ha tocado el pene, deséchalo y utiliza otro. 
  3. Desenrollar el preservativo hasta que cubra todo el pene, hasta su base. Mantenlo puesto durante todo el acto sexual. 

¿Puedes quedarte embarazada si tienes clamidiosis?

La salud sexual desempeña un papel importante en la fertilidad. Muchas enfermedades de transmisión sexual (ETS) pueden causar cicatrices e inflamación, lo que hace que sea más difícil concebir, incluso después de haber tratado la infección.

En el caso de la clamidiosis, la infección puede afectar tu salud reproductiva si no la tratas. La bacteria puede provocar la enfermedad pélvica inflamatoria (EPI), que puede causar daños permanentes en tu aparato reproductor. La EPI puede producir inflamación, cicatrices y bloqueo en los órganos genitales. En algunos casos, también ocasiona embarazos ectópicos, que pueden ser mortal si no se interrumpen a tiempo.

¿Cómo decirle a tu pareja que tienes clamidiosis?

Lo primero que debes hacer si tu prueba es positiva es decírselo a tu pareja. Tu pareja sexual debe ser consciente de la infección para poder también hacerse una prueba y recibir tratamiento. Si no les explicas tu estado, corres el riesgo de volver a infectarte. 

Estos son algunos consejos para ayudarte con esa conversación:

  • Infórmate sobre la ETS que has contraído para poder explicar a tu pareja qué es exactamente lo que tienes, cuál es el tratamiento y cómo planeas mantener seguro.
  • Si has obtenido un resultado positivo en una prueba de ETS, lo mejor es hablar con tu pareja sexual actual o más reciente cara a cara o por teléfono. Enviar un mensaje no es muy respetuoso.
  • Al contarle la noticia, mantente serena y en calma. Sentaos y cuéntale que te han hecho la prueba. Dile que has dado positivo y explícale los próximos pasos.
  • Asegúrate de evitar que tu pareja se infecte. Usa preservativos en todo momento, toma antibióticos y abstente de tener relaciones sexuales durante el tratamiento. 
https://www.cdc.gov/STD/infertility/default.htm
https://www.cdc.gov/reproductivehealth/maternalinfanthealth/PretermBirth.htm
http://www.ashasexualhealth.org/stdsstis/chlamydia/
https://ecdc.europa.eu/en/chlamydia/facts
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3818592/
https://www.cdc.gov/std/stats16/CDC_2016_STDS_Report-for508WebSep21_2017_1644.pdf
https://www.acog.org/Patients/FAQs/Chlamydia-Gonorrhea-and-Syphilis

Más artículos