1. Tu ciclo
  2. Sexo
  3. Salud sexual

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

Cuáles son las consecuencias de no tener sexo: pros y contras

La mayoría de gente, en algún momento de su vida, pasará por un período de sequía, durante el que no tendrá relaciones sexuales en bastante tiempo. Si estás en un período de abstinencia, es posible que te preguntes cuáles son los efectos de no tener sexo y que pasa cuando dejas de tener relaciones por meses.

Qué pasa si dejas de tener las relaciones sexuales por mucho tiempo: salud física

La gente deciden dejar de tener sexo por muchos motivos. A veces, a las personas que no tienen una relación, les cuesta encontrar a alguien con quien quieran tener relaciones sexuales. La atracción entre los miembros de una pareja puede disminuir. Otras veces, la gente simplemente no quiere tener relaciones sexuales. Pues, ¿qué pasa si dejas de tener las relaciones sexuales durante mucho tiempo? 

Sistema inmunitario

Las relaciones sexuales frecuentes mejoran el sistema inmunitario y preparan el cuerpo para luchar contra la enfermedad liberando endorfinas. Esto significa que algunos de los desventajas de no tener sexo es que puedas sufrir enfermedades como resfriados o gripe con más frecuencia. En un estudio, se observó que las muestras de saliva de estudiantes universitarios que mantenían relaciones sexuales frecuentes tenían una mayor concentración de ciertos anticuerpos denominados inmunoglobulina A, que luchan contra el resfriado. 

Salud vaginal

Tener relaciones sexuales después de un largo periodo sin ellas puede ser incómodo. El cuerpo femenino necesita más tiempo para excitarse y producir lubricación suficiente para que el sexo sea fácil y cómodo. Las relaciones sexuales frecuentes o la masturbación pueden mantener los tejidos de la vagina sanos al mejorar el riego sanguíneo.

Dolores menstruales

Para algunas personas, el sexo es un excelente remedio para los dolores menstruales. Tanto el aumento de endorfinas provocado por las relaciones sexuales como las contracciones uterinas que se producen con el orgasmo pueden ayudarte a aliviar los dolores menstruales. No es necesario tener relaciones sexuales para lograr estos beneficios, la masturbación puede tener el mismo efecto.

Salud cardiovascular

¿Cuáles son las enfermedades que puedas experimentar por falta de sexo? Si no tienes relaciones sexuales con regularidad, te expones a un mayor riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular. Además de ser una manera de hacer ejercicio, el acto sexual ayuda mantener equilibrados los niveles de estrógenos y de progesterona, lo que puede disminuir el riesgo de cardiopatía.

Qué problemas pueden aparecer por falta de sexo: salud mental

Algunas personas equiparan tener vida sexual con tener valía personal. Aunque no es así, pueden sentirse más ansiosas o deprimidas si pasan un largo período de tiempo sin tener relaciones sexuales. Es importante recordar que tu valía no se basa en tener relaciones sexuales con otras personas. 

Aparte de eso, las consecuencias de dejar de tener sexo en tu salud mental son:

Nivel de estrés y ansiedad por falta de sexo

Tener relaciones sexuales libera la hormona oxitocina y endorfinas en el cuerpo. Estos neuroquímicos pueden ayudarte a gestionar los niveles de ansiedad o de estrés. La oxitocina tiene el beneficio adicional de ayudarte a dormir. Si no tienes relaciones sexuales con frecuencia, es posible que tu cuerpo libere estas hormonas menos a menudo, lo que puede hacer que te resulte más difícil lidiar con el estrés.

Libido 

De manera sorprendente, dejar de tener las relaciones sexuales por mucho tiempo puede hacerte perder el interés en el sexo por completo. Cuantas más relaciones sexuales tengas, más ganas tendrás de tener relaciones sexuales. Las relaciones sexuales frecuentes reducen el estrés y aumentan tu libido. 

Salud de la relación de pareja

Para muchas parejas, tener relaciones sexuales con frecuencia es una manera importante de mantener el vínculo. Las relaciones sexuales frecuentes también suelen abrir la puerta a una mejor comunicación. Generalmente, las parejas que tienen relaciones sexuales más a menudo se sienten emocionalmente unidas y conectadas en comparación con las que lo hacen con menor frecuencia.

¿Qué pasa si dejas de tener las relaciones sexuales durante mucho tiempo? Para algunas personas, la relación con su pareja se hace estresante y dejan de sentirse conectados. Otras parejas no están interesadas en el sexo o para ellas no es una forma importante de conectar, y en su lugar prefieren hablar o hacer otras actividades juntos.

Los beneficios de no tener relaciones sexuales en mucho tiempo

Muchas personas eligen no tener relaciones sexuales por distintas razones. Algunas personas no las disfrutan o no les interesan. Para otras, resultan ser una distracción de las cosas que realmente les importan. Aunque tener relaciones sexuales puede tener efectos positivos en la salud, no tenerlas también puede tener sus beneficios. Algunos de los efectos secundarios positivos de no tener relaciones sexuales durante un largo periodo de tiempo son:

1. No tienes que preocuparte de quedar embarazada: aunque actualmente existen muchos métodos anticonceptivos muy efectivos, el único método 100 % seguro para no quedarse embarazada es no tener relaciones sexuales.

2. Tienes menos posibilidades de contraer una infección del tracto urinario: por supuesto, no tener relaciones sexuales reducirá de forma drástica las posibilidades de que te contagien una enfermedad de transmisión sexual, pero además la abstinencia sexual hace que tengas menos posibilidades de contraer una infección del tracto urinario.

3. Te da la posibilidad de conocerte mejor: a veces a las personas les cuesta centrarse en su placer cuando tienen relaciones sexuales con otra persona. Pasar por un periodo de sequía es una gran manera de descubrir qué te gusta mediante la masturbación. Si decides volver a ser tener una vida sexual activa, tendrás información que podrás compartir con una pareja para disfrutar del sexo aún más.

4. Puedes tener ese espacio que tanto necesitas: abstenerte del sexo puede darte tiempo para centrarte en cualquier problema emocional importante con el que estés lidiando, como una ruptura o la muerte de un ser querido.  En ocasiones, la abstinencia sexual es necesaria después de una enfermedad o de una intervención médica, y puede acelerar el proceso de recuperación.

No tener relaciones sexuales durante mucho tiempo puede ser una experiencia frustrante si preferirías estar activa sexualmente. Sin embargo, un período de abstinencia puede ser una oportunidad para el crecimiento personal y el amor propio. Aunque puede que te pierdas los beneficios del sexo en la salud por un tiempo, estarán esperándote si decides volver o cuando vuelvas a ser sexualmente activa. Si observas que la falta de sexo afecta la relación con tu pareja, es posible que una conversación sincera os ayude a entender mejor lo que necesitáis de una relación para sentiros satisfechos.

Brody, S. (2010). The relative health benefits of different sexual activities. The journal of sexual medicine, 7(4pt1), 1336-1361.
Coleman, E. (2003). Masturbation as a means of achieving sexual health. Journal of Psychology & Human Sexuality, 14(2-3), 5-16.
Lindau, S. T., & Gavrilova, N. (2010). Sex, health, and years of sexually active life gained due to good health: evidence from two US population based cross sectional surveys of ageing. BMj, 340, c810.
Liu, H., Waite, L. J., Shen, S., & Wang, D. H. (2016). Is sex good for your health? A national study on partnered sexuality and cardiovascular risk among older men and women. Journal of health and social behavior, 57(3), 276-296.
Vasilenko, S. A., Lefkowitz, E. S., & Maggs, J. L. (2012). Short-term positive and negative consequences of sex based on daily reports among college students. Journal of sex research, 49(6), 558-569.

Más artículos