1. Tu ciclo
  2. Sexo
  3. Salud sexual

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

Sexo doloroso: síntomas, causas y tratamiento

El sexo debería ser un aspecto placentero y divertido de nuestras vidas. Es una magnífica manera de explorar la intimidad con la pareja o con una misma. Sin embargo, muchas mujeres sienten dolor durante las relaciones sexuales. Hay varias causas del dolor durante las relaciones sexuales, también conocidas como dispareunia. Sigue leyendo para descubrir consejos útiles para que las relaciones sexuales dejen de doler.

La dispareunia es el término médico que se utiliza para referirse al dolor genital que se produce antes, durante o después del acto sexual. Es más habitual en las mujeres, y afecta a 3 de cada 4 en algún momento de su vida.

Las relaciones sexuales dolorosas pueden afectar la percepción de la imagen corporal de una mujer, la autoestima, las relaciones e incluso sus planes para ser madre. En algunos casos, la dispareunia puede hacer que las mujeres eviten las relaciones sexuales por completo. 

Los médicos suelen ser capaces de determinar los motivos por los que las relaciones sexuales son dolorosas, pero es posible que las mujeres sean reticentes a hablar sobre ello.

Los síntomas del acto sexual doloroso pueden ser los siguientes:

  • Dolor punzante y fulgurante.
  • Sensación de quemazón.
  • Dolor de tipo cólico.
  • Dificultades para llegar al orgasmo a causa del dolor.
  • Libido baja.
  • Algunas afecciones pueden tener otros síntomas, como picazón genital o dolor al orinar.

Las relaciones sexuales dolorosas pueden ser diferentes en cada mujer. Algunas mujeres pueden sentir dolor después de la penetración, mientras que otras sienten molestias con cualquier contacto genital. Algunas mujeres sufren relaciones sexuales dolorosas solo después de la menopausia.  

El dolor puede localizarse en los siguientes lugares:

  • Dentro de la vagina.
  • En el vestíbulo u orificio de la vagina.
  • Dentro de la vulva y alrededor de ella.
  • En el perineo, que es la zona que va desde los genitales hasta el ano.
  • En la región lumbar.
  • En la zona pélvica.
  • Dentro del útero.

En algunos casos, las mujeres pueden disfrutar de relaciones sexuales sin dolor, pero sienten dolor después. Otras pueden sufrir dolor no solo durante las relaciones sexuales, sino también mientras realizan actividades cotidianas o al orinar.

Entonces, ¿por qué duele al tener las relaciones sexuales? Algunas de las causas más frecuentes del sexo doloroso vaginal son las siguientes:

  • Sequedad vaginal: es habitual después de la menopausia, ya que los cambios hormonales pueden reducir la capacidad de lubricar de la mujer. Otras causas de la sequedad vaginal son los anticonceptivos orales, la lactancia, un juego previo insuficiente y el estrés.
  • Infecciones: Existen varias infecciones que pueden provocar dolor durante las relaciones sexuales. Por ejemplo:
  1. Las infecciones por hongos, que se caracterizan por una secreción vaginal con picor, de aspecto similar al requesón. No se consideran enfermedades de transmisión sexual, ya que los hongos son parte de nuestro microbioma normal y no suelen ser contagiosos. La candidiasis puede asociarse a los anticonceptivos orales o a una toma reciente de antibióticos, y algunas mujeres son más propensas a padecerla.
  2. Las infecciones urinarias (IU), que provocan una sensación de quemazón al orinar.
  3. Gonorrea.
  4. Uretritis.
  5. La vaginosis bacteriana provoca una secreción maloliente, de color gris, verde o blanco.
  6. Enfermedad pélvica inflamatoria (EPI).
  7. Clamidia.
  • Endometriosis: Esta afección se produce cuando el tejido endometrial, que por lo general solo está dentro del útero, se extiende a otras partes del cuerpo.
  • Dermatitis: La piel de los genitales puede irritarse por utilizar productos de higiene íntima perfumados, un jabón o detergente nuevo, o productos que contengan ingredientes a los que seas alérgica. Esta afección provoca picazón, sequedad y enrojecimiento en la piel.
  • Vulvodinia: Este término se refiere a un dolor en la vulva que no está relacionado con otra afección médica. Con la vulvodinia también puede aparecer dolor después estar sentada mucho tiempo o después de introducirse un tampón.
  • Vaginismo: Esta afección hace que los músculos de la entrada de la vagina se tensen de forma dolorosa e involuntaria, lo que causa dolor cuando se intenta la penetración. También puede estar causado por afecciones físicas y emocionales.
  • Desgarros en el himen: Cada mujer tiene un himen diferente. En algunas mujeres, es muy pequeño y nunca causa ningún problema; sin embargo, un himen grande o grueso puede causar dolor en la primera relación sexual. Algunas mujeres pueden sentir dolor después de su primera relación sexual porque el himen no se perforó por completo. 

Otras causas que pueden producir dolor durante el coito:

  • Hemorroides.
  • Vaginitis atrófica posmenopáusica.
  • Cervicitis.
  • Quistes ováricos.
  • Prolapso uterino.
  • Absceso de la glándula de Bartolino.
  • Depresión o ansiedad.
  • Traumas sexuales o emocionales pasados.

El tratamiento para las relaciones sexuales dolorosas dependerá por completo de la causa. La buena noticia es que después de que se descubra la causa de tu molestia, podrás recibir el tratamiento adecuado para que el sexo vuelva a ser placentero para ti.

La comunicación es un factor importante en cualquier relación, y no debería darte vergüenza hablar con tu pareja sobre las molestias que sientes. Intentar tener relaciones sexuales con dolor puede acarrear repercusiones emocionales y asociaciones negativas en el futuro. Habla sobre lo que sientes con tu pareja; simplemente hablar de ello puede quitarte un gran peso de encima.

Según lo que esté provocando que el acto sexual sea doloroso para ti, tu médico puede recetarte distintos medicamentos. Los medicamentos utilizados para aliviar dolor durante el coito en las mujeres son:

  • Antibióticos: para infecciones bacterianas, como infecciones urinarias o enfermedad pélvica inflamatoria.
  • Antimicóticos: para infecciones causadas por hongos, como la candidiasis. Ten en cuenta que estos productos son la mejor manera de tratar las infecciones por hongos. 
  • Fármacos antinflamatorios no esteroides (AINE): como ibuprofeno o naproxeno, que pueden utilizarse para aliviar los síntomas.
  • Cremas de estrógenos: pueden recetarse después de la menopausia para aliviar la sequedad vaginal.
  • Anticonceptivos orales: Las píldoras anticonceptivas se utilizan para controlar algunas de las causas del acto sexual doloroso, como la endometriosis y los quistes ováricos.

Estas preguntando:¿cómo evitar el dolor durante el coito? Si lo que te produce las molestias es una lubricación insuficiente, puedes pedirle a tu pareja que invierta más tiempo en el juego previo y utilizar lubricante. En muchas ocasiones, esto puede ser suficiente para que las relaciones sexuales dejen de doler.

Recuerda que los lubricantes a base de aceite pueden dañar los preservativos, así que olvídate de estos productos si utilizas preservativos. Es mejor utilizar lubricantes a base de agua.

Si padeces dermatitis alérgica, puedes cambiar a productos sin perfume y llevar ropa interior de algodón para ayudar a la piel a curarse.

Las mujeres que solo sufren el coito doloroso de vez en cuando y no tienen ningún otro síntoma pueden plantearse la posibilidad de que ciertas posturas sexuales o una penetración profunda sean la causa del problema. Un acto sexual más suave y cambiar de posturas puede ser útil.

No deberías intentar diagnosticarte la causa de tu dispareunia ni automedicarte. Los lavados vaginales también están contraindicados, ya que, en realidad, pueden irritarte y predisponerte a las infecciones.

Incluso aunque no sufras dispareunia en este momento, se recomienda a las mujeres mayores de 21 años o sexualmente activas que se hagan revisiones ginecológicas con regularidad.

Tu médico es la persona más indicada para diagnosticar qué provoca dolor durante el sexo, solicitar pruebas de diagnóstico y recetar un tratamiento.

Algunas afecciones, como la endometriosis grave o los quistes ováricos, pueden requerir intervenciones quirúrgicas. En algunos casos, también se puede recomendar fisioterapia del suelo pélvico.

Si tu dispareunia está causada por experiencias traumáticas pasadas u otras circunstancias emocionales, también puedes pedirle a tu médico que te derive a un sexólogo titulado. Hay distintos tipos de enfoques, en especial la terapia cognitivo conductual, que pueden ser útiles para manejar el dolor al tener sexo.

Aunque tratar el sexo doloroso vaginal puede necesitar dedicación y tiempo, es posible superarlo y volver a disfrutar de un sexo placentero.

https://www.obgynqueensnyc.com/dyspareunia-treatment-specialist/

https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/yeast-infection/symptoms-causes/syc-20378999

https://www.cancer.gov/types/cervical/pap-hpv-testing-fact-sheet#q4

https://www.healthline.com/health/endotough/why-sex-painful

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25369624


Más artículos