1. Tu ciclo
  2. Sexo
  3. Salud sexual

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

¿Cual es el mejor lubricante para tener relaciones sexuales? Tipos de lubricantes, ventajas y desventajas

Hoy vamos a descubrir cuál es el mejor lubricante para mantener las relaciones sexuales. Participan en el concurso los lubricantes a base de aceite, los naturales, los de silicona y los de base acuosa.

La verdad es que el sexo no es siempre tan romántico como nos lo venden en las películas o series. A veces es incómodo, descoordinado y necesita un poco de lubricante para suavizar las cosas. En ocasiones, un hombre ya está preparado mientras que la mujer aún no, o quizás no puede mantenerse húmeda durante unas relaciones sexuales prolongadas. 

Es importante mencionar que hay muchas soluciones a un problema tan común, como usar preservativos lubricados; sin embargo, te sorprenderá saber hasta dónde podrías llegar con un lubricante normal.

Comprar el mejor lubricante para mujer, puede ser, en el mejor de los casos, embarazoso y en muchos casos total y absolutamente confuso. Sobre todo, si el único lubricante que se ha comprado ha sido en la farmacia de la esquina. 

Y si te has resignado a usar un lubricante de baja calidad, o no has usado ninguno, seguramente debas probar de otro tipo.

A veces, las mujeres pueden sufrir sequedad moderada o grave. La vagina no lubrica lo suficiente y esto puede provocar dolor o incomodidad. La sequedad vaginal también puede ocurrir cuando la mujer está bajo quimioterapia, dando el pecho o cuando se han sometido al tratamiento para el cáncer de pecho.

Es por eso que las mujeres prefieren más lubricante que el que su cuerpo produce. En esas circunstancias, un lubricante sexual puede ser de mucha ayuda. Entonces, ¿cuál es el mejor lubricante vaginal? Son geles o líquidos que las mujeres o sus parejas pueden aplicar durante el coito para humedecer el área vaginal o anal, o la vulva. 

Además, el lubricante también se puede usar en el pene del hombre o en varios juguetes sexuales para que se deslicen mejor.

A la hora de comprar, tienes varios tipos de lubricantes para escoger:

Las bases más populares son:

  • Acuática
  • De silicona
  • De aceite
  • Natural

Los lubricantes híbridos normalmente son una combinación de base de silicona y acuática, con ambos ingredientes. Ten en cuenta que hay diferentes formulaciones que pueden adaptarse a tus necesidades específicas.

Estos son considerados los más comunes. Están disponibles bajo varias marcas; además, no tienen sabor y son como una lubricación natural. Son los que menos posibilidades tienen de irritarte la piel. Asimismo, estos no interfieren con el sexo oral, son baratos y fáciles de encontrar. 

Al ser de base acuática, se absorben con rapidez en la piel y puede que se sequen un poco más deprisa. 

Para acabar con este problema, muchos de estos lubricantes son elaborados con hidratantes de alta calidad como los carragenanos o el aloe vera. Esto ayuda muchísimo, ya que calman la piel, reducen la sequedad y no interfieren con tu experiencia sexual.

Los lubricantes de base acuática también tienen el beneficio de ser completamente compatibles con los preservativos, no como la mayoría de base de aceite que tienden a corroer el látex o la mayoría de las opciones con vaselina.

Sin embargo, ten cuidado con una cosa. Muchos lubricantes de base acuática contienen glicerina, lo que puede acarrear infecciones en las mujeres con facilidad. Por eso es necesario tomar una ducha después del coito. También son compatibles con la mayoría de juguetes sexuales. Al mismo tiempo, no son ideales para usar en la ducha o en la bañera, ya que se van inmediatamente, y no son muy duraderos.

Si eres de las que no te molesta aplicar el lubricante para continuar, estos son el regalo ideal que te mantendrán en marcha. Los lubricantes a base de aceite son agradables y los puedes encontrar hasta en la cocina. El aceite de oliva o de coco funcionan perfectamente.

Y aquí otro consejo profesional: Los lubricantes a base de aceite pueden duplicar la diversión si los usas en masajes sexis. Sin embargo, hay un inconveniente si usas preservativos de látex. Ten en cuenta que este tipo de base puede aumentar las posibilidades de romper o rasgar el preservativo y anular por completo el objetivo del mismo, además de fastidiarte la diversión.

Aparte de eso, estos lubricantes están vinculados a un ratio mayor de infección como la vaginosis bacteriana. Y otra de las razones por las que no quieres usarlos es para no arruinar tus sábanas caras. Esto es simplemente porque el aceite puede manchar las sábanas así como la ropa, y por eso es muy difícil limpiarlos.

Son ideales para parejas que mantienen una relación larga y que no usan preservativo. También para gente que quiere evitar ciertos conservantes y aditivos presentes en otros lubricantes.

Estos lubricantes no suelen contener agua. Ten en cuenta que esto puede ser una gran ventaja para algunos, así como una desventaja para otros.

Estos suelen ser diferentes al tacto, ya que la silicona no es absorbida por la piel, al contrario que el caso de los aceites y el agua. Esto abre un montón de nuevas posibilidades excitantes para mejorar tu vida sexual. Como la silicona es hipoalergénica, la mayoría de las personas no sufrirá una reacción. Además, los lubricantes con esta base suelen durar más tiempo.

Puede ser perfecto si estás interesada en algo que se aplica con menos frecuencia y es más duradero.

Si te preocupa qué ingredientes te estás poniendo ahí abajo, no sufras más: el mejor lubricante natural es para ti. Este tipo de lubricantes lleva un par de años en auge. Y aunque tienen sus inconvenientes, el aceite de coco es una opción muy popular cuando se trata de los lubricantes naturales.

Sin embargo, ten cuidado porque con esta base hay un riesgo de que el preservativo se rompa y el aceite se manchará las sábanas, ya que los aceites pueden destruir la efectividad del látex. También vas a querer tener más cuidado con la contaminación cruzada si no te lavas las manos correctamente cuando las metas en el bote que también se usa para cocinar.

Si usas preservativo, una vez que te lo pongas, aplica el lubricante en la parte externa. Mientras que una pequeña cantidad de lubricante por dentro sobre el pene puede ser bueno, tampoco quieres que haya demasiado. 

Si estás en una relación que usa otro tipo de anticonceptivos y no usas preservativos, puedes aplicarlo directamente sobre la vagina o el pene. Ten en cuenta que lubricar estas partes durante el juego previo también es ideal. Si vas a practicar sexo anal, debes centrarte en lubricar tu ano a conciencia. En todos los casos, puedes ser liberal con el lubricante, ya que a menudo no existe demasiado lubricante cuando tienes relaciones sexuales anales.

En general, los lubricantes más espesos son los ideales para esta práctica. Esto es porque las paredes del ano son más delicadas y finas que las de la vagina, y por eso es necesario usar un lubricante que puede mantenerlas hidratadas y aceitosas para reducir el riesgo de desgarros y cortes dentro del recto. 

En general, el sexo anal es considerado de alto riesgo cuando se trata de las enfermedades de transmisión sexual (ETS). El uso del preservativo es esencial, excepto que estés en una relación monógama de larga duración y ambos os (tú y tu pareja) hayáis hecho las pruebas pertinentes. Por ello, es vital que os aseguréis de usar un lubricante que sea compatible con el látex.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que tu ano absorbe el agua bastante rápido y si usas lubricantes de base acuática, se pueden secar con facilidad. Entonces, ¿cuál es el mejor lubricante anal? El lubricante a base de silicona es a menudo el mejor lubricante anal. Básicamente, todo lo que esté en la cocina, como por ejemplo el aceite de coco, no puede utilizarse con el preservativo.

Te vas a encontrar de todo cuando vayas a comprar lubricantes. Esto incluye los naturales, con sabor, con efecto calor y que producen cosquilleo. Aunque muchos de ellos puedan sonar divertidos, debes mirar su composición y además llevar a cabo una prueba de pH de estos productos sin receta con las tiras de tornasol.

Las vaginas sanas tienen un nivel de pH de entre 3,5 y 4,5; por lo tanto, el lubricante que escojas tiene que tener, más o menos, el mismo nivel. Por eso se ha de prestar atención a la lista de ingredientes. Y hay algunos nombres que debes evitar, ya que causan inflamación o irritación. Estos son:

  • Nonoxynol-9
  • Glicerina
  • Petróleo
  • Gluconato de clorhexidina
  • Propilenglicol

A tener en cuenta: es siempre mejor usar sustancias patentadas y probadas como lubricantes. Esto te ayudará a evitar alergias y a conseguir el máximo placer en tus relaciones.

https://www.huffingtonpost.com/melissa-white/wetter-is-better-how-to-choose-the-best-lube_b_4598397.html
https://www.healthline.com/health/healthy-sex/lube-shopping-guide-types

Más artículos