Biblioteca de salud
Biblioteca de salud
Calculadoras
Calculadoras
Acerca de
Acerca de
    ¡Flo Parejas ya está aquí! Descubre por qué lo necesitas y cómo registrarte 

    Embarazo químico: Síntomas, causas y prevención del aborto espontáneo

    Última modificación 16 de febrero de 2022 |
    Publicado 17 de marzo de 2020
    Datos verificados
    Revisado por profesional médico Anna Klepchukova, MD, Directora científica de Flo
    Normas de verificación de datos en Flo

    Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

    ¿Qué es un embarazo químico? Este término describe un aborto espontáneo al inicio del embarazo, que es bastante común y ocurre poco después de la implantación. Con este artículo, aprenderás todo sobre el embarazo químico.

    ¿Qué es un embarazo químico o bioquimico?

    Un embarazo químico, también conocido como embarazo bioquímico, es un término que hace referencia a un aborto espontáneo temprano o muy temprano que ocurre antes de la 5ª semana de gestación. Es un embarazo normal en el que la concepción tiene lugar después de la ovulación. El embrión se ha implantado y una prueba de embarazo puede confirmar el embarazo. Sin embargo, se produce un aborto espontáneo antes de que se pueda ver algo en el útero. El único hecho que confirma el embarazo es la reacción química que hace que la prueba dé positivo. Por lo general, ocurre una semana después de que finalice la regla.

    Los embarazos químicos representan entre el 50 y el 75 % de los abortos espontáneos. Algunas mujeres que han tenido un embarazo químico no se dan cuenta de que han concebido, ya que el único signo o síntoma real es la llegada tardía del período. Un embarazo químico se confirma cuando en una prueba de embarazo temprana se obtiene un resultado positivo, pero, una o dos semanas más tarde, el resultado es negativo. Aunque un embarazo químico no causa ningún daño físico, sí puede causar sentimientos de dolor, pena y gran tristeza.

    ¿Cómo puede ayudarte Flo?

    ¿Son frecuentes los embarazos químicos?

    Para las mujeres en edad fértil, las posibilidades de sufrir un aborto espontáneo varían entre el 10 y el 25 %. Los embarazos químicos son muy frecuentes, y ocurren entre el 50 y el 60 % de los primeros embarazos. Los embarazos químicos representan entre el 50 y el 75 % de todos los abortos espontáneos

    • La edad materna avanzada (más de 35 años) aumenta las posibilidades de sufrir un aborto espontáneo.
    • Las mujeres menores de 35 años tienen un 15 % de posibilidades de sufrir un aborto espontáneo.
    • Las mujeres de entre 35 y 45 años tienen una probabilidad de entre el 20 y el 35 % de sufrir un aborto espontáneo.
    • Las mujeres mayores de 45 años pueden tener hasta un 50 % de posibilidades de sufrir un aborto espontáneo.
    • Una mujer que ya ha sufrido un aborto espontáneo tiene un 25 % de posibilidades de tener otro.

    Embarazo químico: síntomas 

    Los síntomas del embarazo químico varían de una mujer a otra. Algunas no presentan ningún síntoma. Otras pueden experimentar los síntomas de un embarazo bioquímico, los cuales mencionamos a continuación:

    • Sangrado con o sin cólicos (el 20-30 % de los embarazos provocan sangrado al comienzo, pero el 50 % no termina en un aborto espontáneo).
    • Expulsión de coágulos por la vagina.

    Causas del embarazo bioquímico

    Los embarazos químicos ocurren cuando un óvulo se fecunda, pero la implantación no se completa. Estos embarazos son frecuentes y suelen tener lugar en el 50-60 % de los primeros embarazos. Los científicos creen que la mayoría de los embarazos químicos se producen como consecuencia de un tipo de anomalía cromosómica. Las anomalías cromosómicas son el resultado de distintos factores, como anomalías en los genes transmitidos por el padre o la madre, la baja calidad del óvulo o del esperma, o una división celular anormal del feto. 

    Otras posibles causas de los embarazos químicos incluyen:

    • Infecciones, como la clamidiosis o la sífilis.
    • Defecto en la fase lútea.
    • Anomalías uterinas (adquiridas y congénitas).
    • Enfermedades sistémicas, como la enfermedad tiroidea no tratada.
    • Anomalías en la concentración hormonal.
    • Revestimiento uterino defectuoso.
    • Bajo índice de masa corporal (IMC).

    Embarazo químico o sangrado de implantación: ¿cual es la diferencia?

    Sangrado de un aborto espontáneo (embarazo químico)

    En general, el sangrado asociado a un embarazo químico, que es un embarazo inviable o un aborto espontáneo inminente, puede comenzar como un ligero manchado y luego convertirse en un sangrado excesivo con coagulación visible (coágulos de color rojo oscuro), similar a una menstruación abundante. Los cólicos y el sangrado abundante forman parte de los signos del aborto espontáneo. En muchos casos, la mujer puede expulsar el tejido fetal de un embarazo químico por la vagina.

    Sangrado de implantación

    Por el contrario, el sangrado de implantación aparece como una ligera hemorragia de color marrón con un flujo menor, el cual durará solo unas horas o unos días. En el sangrado de implantación, la cantidad de sangrado vaginal es muy pequeña y ocurre unos diez días después de la concepción. El sangrado indica que el óvulo fecundado se ha adherido o implantado a la pared uterina de la mujer embarazada con éxito.