1. Embarazo
  2. La salud durante el embarazo
  3. Pérdida del embarazo / aborto espontáneo

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

6 causas comunes y once factores de riesgo en el aborto espontáneo: ¿qué puedes hacer para prevenir la pérdida del embarazo?

El aborto espontáneo ocurre cuando el embarazo llega a su fin espontáneamente antes de la semana 20 de gestación. Según las estimaciones de la Asociación Americana del Embarazo (APA, según sus siglas en inglés), los abortos espontáneos ocurren en un 10–25 por ciento de todos los embarazos. 

Pero la cifra real de abortos espontáneos podría ser mayor, ya que muchos de ellos ocurren bastante pronto en el embarazo y en ese momento muchas mujeres no saben que estaban embarazadas. El aborto espontáneo es bastante común, pero sin duda se trata de una experiencia difícil. Puedes avanzar y sanar emocionalmente si sabes qué puede causar un aborto espontáneo. El artículo habla de las diferentes causas del aborto espontáneo, de cuáles son sus factores de riesgo y de lo que puedes hacer tú para prevenirlo. 

Tu cuerpo proporciona nutrientes al feto en desarrollo durante el embarazo para contribuir a su desarrollo normal. Una de las causas principales del aborto espontáneo durante el primer trimestre es el desarrollo anómalo del feto. Esto puede ocurrir debido a varios factores.

La mitad de los abortos espontáneos se producen por problemas de los cromosomas. Los errores ocurren de forma aleatoria durante la división de las células fetales.

Estos también ocurrir a causa de un esperma o un óvulo dañados. 

Algunos ejemplos de causas del aborto espontáneo debido a anomalías cromosómicas son:

  • La muerte fetal intrauterina: El embrión se forma pero detiene su desarrollo se detiene antes de que se produzcan síntomas de aborto espontáneo.
  • Óvulo huero: En esta situación, el embrión no se llega a formar. Esta es una de las causas del aborto espontáneo temprano. 
  • Embarazo molar: en este caso, el padre proporciona ambos grupos de cromosomas, pero no se produce el desarrollo de un feto. En lugar de ello, se produce un crecimiento anormal de la placenta. 
  • Embarazo molar parcial: En esta situación, los cromosomas de la madre se mantienen, pero el padre también proporciona dos conjuntos de cromosomas. Esto se asocia a las anomalías de la placenta y al crecimiento de un feto anómalo.

Las enfermedades crónicas de la madre podrían ser una de las causas de aborto espontáneo en la semana 20 del embarazo.

Entre estas enfermedades se incluyen:

  • diabetes sin controlar
  • enfermedades del tiroides
  • enfermedades cardíacas
  • hipertensión
  • síndrome antifosfolípido
  • lupus y otras alteraciones del sistema inmunológico
  • enfermedades del riñón

Muchas infecciones de la madre pueden desencadenar un aborto espontáneo. Algunas de estas infecciones son:

  • clamidia
  • gonorrea
  • sífilis
  • malaria
  • rubéola
  • sida

Una de las causas del aborto espontáneo durante el segundo trimestre de embarazo es un cuello uterino debilitado, lo que también se conoce como cérvix incompetente o incompetencia cervical. En esta enfermedad, los músculos cervicales son débiles e incapaces de contener al feto. Puede ocurrir como resultado de una lesión anterior del cuello uterino como, por ejemplo, después de una cirugía. A causa del debilitamiento de los músculos, muchas veces el cuello uterino puede abrirse demasiado pronto durante el segundo trimestre de embarazo, lo que causa un aborto espontáneo.

SOP

El síndrome del ovario poliquístico (SOP) es una enfermedad en la que hay múltiples quistes en los ovarios, lo que causa que sean mayores que un ovario normal. Se produce debido a cambios hormonales en la mujer. Causa infertilidad en mujeres, y reduce la producción de ovarios.

Existen pruebas que sugieren que también podría estar relacionado con un incremento del riesgo de aborto espontáneo en mujeres fértiles.

Existen varios factores que pueden aumentar la probabilidad de sufrir un aborto espontáneo.

Las mujeres de 35 años de edad o más pueden tener un mayor riesgo de aborto espontáneo en comparación con mujeres más jóvenes. El riesgo de tener un aborto espontáneo se sitúa alrededor del 20 por ciento a la edad de 35 años, en el 40 por ciento con 40 años y en el 80 por ciento con 45 años.

Tener sobrepeso u obesidad podría aumentar tu riesgo de sufrir un aborto espontáneo.

Si fumas durante el embarazo, el riesgo de sufrir un aborto espontáneo podría incrementarse en comparación con el de una mujer no fumadora.

Beber alcohol durante el embarazo también podría aumentar el riesgo de padecer un aborto espontáneo.

El uso de drogas ilícitas durante el embarazo podría aumentar el riesgo de padecer un aborto espontáneo.

Tomar una cantidad excesiva de cafeína durante el embarazo (más de 200 mg al día) también puede aumentar el riesgo de padecer un aborto espontáneo.

Las intoxicaciones alimentarias que ocurren debido al consumo de alimentos contaminados también podría aumentar el riesgo de un aborto espontáneo. Por ejemplo:

  • Listerosis: Se encuentra con más frecuencia en productos lácteos sin pasteurizar, como por ejemplo el queso azul.
  • Salmonella: Se produce al ingerir huevos parcialmente cocinados o crudos. 
  • Toxoplasmosis: Esta infección puede contraerse con el consumo de carne infectada poco cocinada o cruda.

Los traumatismos podrían incrementar el riesgo de sufrir un aborto espontáneo.

Tomar ciertos medicamentos durante el embarazo también podría aumentar la posibilidad de sufrir un aborto espontáneo. Algunos ejemplos de estos medicamentos son:

  • Misoprostol: Se receta para el tratamiento de enfermedades como la artritis reumatoide.
  • Retinoides: Se receta para enfermedades de la piel como el acné y el eccema. 
  • Metotrexato: Se receta también para tratar enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide. 
  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINE): Estos medicamentos, como el ibuprofeno, se recetan para aliviar la inflamación y el dolor. 

Para garantizar que un medicamento en concreto es seguro para el embarazo, consulta siempre al farmacéutico o a un médico antes de tomarlo. 

Existen varios tipos de infecciones que pueden aumentar el riesgo de aborto espontáneo si se producen durante el embarazo:

  • Rubéola
  • VIH
  • Citomegalovirus
  • Vaginosis bacteriana
  • Gonorrea
  • Clamidia
  • Malaria
  • Sífilis

Hay varias enfermedades crónicas que pueden aumentar el riesgo de aborto espontáneo en el segundo trimestre del embarazo, sobre todo si están mal controladas o no son tratadas, y la diabetes no controlada es una de ellas.

Existen numerosas ideas erróneas relacionadas con las causas del aborto espontáneo en las primeras etapas del embarazo y los factores de riesgo de aborto espontáneo.

  • El estado emocional de la mujer durante el embarazo: el estado emocional de la mujer durante el embarazo, incluida la depresión o el estrés, no está relacionado con el aumento del riesgo de sufrir un aborto espontáneo.
  • Llevarse un susto o sufrir un shock durante el embarazo: si sufres un susto o un shock durante el embarazo, tampoco aumentará el riesgo de padecer un aborto espontáneo. 
  • Hacer ejercicio durante el embarazo: ejercitarse durante el embarazo no aumenta el riesgo de aborto espontáneo. Esto incluye hacer ejercicios de alta intensidad como ciclismo y footing. Sin embargo, es imprescindible que consultes con tu médico u obstetra sobre el tipo y la cantidad de ejercicio que puedes hacer durante el embarazo. 
  • Hacer esfuerzos o levantamientos durante el embarazo: levantar peso y hacer esfuerzos no aumentan en absoluto el riesgo de aborto espontáneo.
  • Trabajar durante el embarazo: no tienes que dejar de trabajar, incluso si tu trabajo implica estar de pie o sentada durante mucho tiempo, ya que trabajar durante el embarazo no está relacionado con la probabilidad de que se produzca un aborto espontáneo. No obstante, debes asegurarte de que no estás expuesta a radiación o sustancias químicas nocivas en el trabajo. Si tienes dudas sobre los riesgos relacionados con el trabajo, consulta siempre a tu médico.
  • Mantener relaciones sexuales durante el embarazo: el sexo no es una de las causas del aborto espontáneo. Por lo tanto, puedes disfrutar del sexo con tu pareja durante el embarazo siempre y cuando te sientas cómoda. 
  • Viajes aéreos durante el embarazo: los desplazamientos en avión no son perjudiciales para el embarazo y se consideran seguros; por lo tanto, la mayoría de las compañías aéreas comerciales permiten que las mujeres embarazadas viajen en avión hasta la semana 36 de embarazo. 
  • Comer comida picante y muy condimentada: comer alimentos picantes y muy especiados no puede causar un aborto espontáneo ni aumentar el riesgo de sufrirlo.

En muchos casos, se desconocen las causas del aborto espontáneo; por ello, no pueden prevenirse. Pero sí que puedes reducir el riesgo de tener un aborto espontáneo. Estas son las formas de reducir el riesgo de aborto espontáneo mediante el control de las posibles causas:

  • No fumar tabaco durante el embarazo
  • No tomar bebidas alcohólicas durante el embarazo
  • No consumir drogas ilícitas durante el embarazo
  • Consumir una dieta equilibrada y saludable 
  • Asegurarse de evitar contraer infecciones como la rubéola durante el embarazo
  • Evitar los alimentos contaminados durante el embarazo, ya que pueden causar intoxicación alimentaria y aumentar el riesgo de aborto espontáneo 
  • Alcanzar un peso saludable u óptimo antes de concebir
  • El tratamiento de las causas identificables, como el síndrome antifosfolípido o el debilitamiento del cuello uterino, también puede prevenir el aborto espontáneo

Un aborto espontáneo puede tener un gran impacto emocional en la mujer y su pareja, familia y amigos. Puedes pedir apoyo y consejo durante estos difíciles momentos. El impacto emocional que causa el aborto espontáneo puede llegar inmediatamente o después de varias semanas. Es posible que te sientas fatigada, que tengas poco apetito y que experimentes dificultad para dormir después de un aborto espontáneo. Puede que tengas sentimientos de tristeza, conmoción, culpa e ira. Cada mujer responde de forma diferente después de un aborto espontáneo. Algunas mujeres pueden sentirse mejor hablando de lo que sienten, mientras que a otras les puede resultar demasiado doloroso hablar del tema. 

Si a tu pareja y a ti os resulta difícil sobrellevar la pérdida por un aborto espontáneo, podéis acudir a un especialista para recibir terapia. 

El aborto espontáneo ocurre cuando el embarazo llega a su fin espontáneamente antes de la semana 20 de gestación. Existen muchas razones comunes para el aborto espontáneo, como problemas genéticos o cromosómicos, problemas placentarios y enfermedades crónicas de la madre, infecciones, cérvix debilitado y SOP. Hay varios factores que pueden aumentar el riesgo de aborto espontáneo en las mujeres. Entre ellos se incluyen la edad, el peso excesivo, fumar durante el embarazo, beber alcohol en exceso y consumir drogas ilícitas durante el embarazo, consumir cantidades excesivas de cafeína durante el embarazo, intoxicación alimentaria, traumatismos, tomar ciertos medicamentos, infecciones y padecer diabetes no controlada. Existen muchas ideas falsas relacionadas con las causas del aborto espontáneo y sus factores de riesgo. Se puede reducir el riesgo de aborto espontáneo controlando algunas de sus causas, como no fumar, no beber alcohol, no consumir drogas ilícitas, llevar una dieta saludable, alcanzar un peso saludable durante el embarazo, etc. La recuperación del aborto espontáneo puede ser bastante dolorosa. Puede que te sientas fatigada y cansada y que desarrolles sentimientos de conmoción, tristeza y rabia. Pida ayuda a un terapeuta si tienes dificultades para sobrellevar un aborto espontáneo. 

Más artículos