Sangrado de implantación vs. aborto espontáneo: cómo diferenciarlos

    Actualizado el 28 de noviembre de 2022 |
    Publicado el 12 de diciembre de 2022
    Datos verificados
    Revisado por profesional médico Dra. Ruth Arumala, Ginecobstetra, cirujana plástica y ginecológica, Texas, EE. UU.
    Normas de verificación de datos en Flo

    Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

    Sangrar al inicio del embarazo puede asustar, pero no tiene por qué ser algo malo. En este artículo, una ginecobstetra explica las señales de sangrado de aborto espontáneo y las de sangrado de implantación, y aconseja sobre cuándo pedir ayuda médica si te preocupa la situación.

    Aunque sangrar durante el embarazo suele causar gran preocupación, no tiene por qué significar que algo vaya mal. De hecho, puede que ocurra lo contrario.

    Si no te suena el término sangrado de implantación, no es porque no prestaras atención en clase de biología, ya que muchas personas no están familiarizadas con el manchado o sangrado que se produce cuando el óvulo fecundado se implanta en el revestimiento uterino. Pero, no te preocupes, hoy vamos a ponernos al día rápidamente.

    Si bien sangrar en la primera etapa del embarazo es algo común (según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, ACOG, ocurre en un 15-25 % de los embarazos), puede ser difícil distinguir si se trata de un aborto espontáneo o de un sangrado de implantación o de regla, en algunos casos.

    Saber como es el sangrado de implantación (qué aspecto y consistencia tiene), y poder diferenciarlo de los síntomas de un aborto espontáneo, no solo te ayudará a identificar uno de los primeros signos del embarazo, sino también a solicitar ayuda médica cuando la necesites.  

    En este artículo, la Dra. Jennifer Boyle, ginecobstetra en el Hospital General de Massachusetts, nos aclara qué es el sangrado de implantación. Además, explica otras causas de sangrado en la primera etapa del embarazo, nos enseña a distinguir cómo es el sangrado de un aborto espontáneo y cómo es el sangrado de implantación, y qué hacer si esto nos preocupa.

    ¿Qué es la implantación? ¿Y el sangrado de implantación?

    La implantación se produce cuando el óvulo fecundado viaja por las trompas uterinas y se adhiere al revestimiento uterino. En esta etapa, el óvulo fertilizado se ha convertido en una bolita de células que se dividen rápidamente: el blastocito. El sangrado de implantación: ¿cuándo sucede? La implantación suele ocurrir entre seis y diez días después de la concepción y no es poco común experimentar sangrado durante este proceso.

    «El sangrado de implantación hace referencia al sangrado que ocurre cuando el óvulo fecundado anida en el endometrio o revestimiento uterino», explica la Dra. Boyle. ¿Siempre hay sangrado de implantación? «No sabemos por qué algunas personas tienen sangrado de implantación y otras no», añade. Se considera que el sangrado de implantación se produce en, aproximadamente, una cuarta parte de los embarazos.

    Los casos en los que sí se experimenta sangrado de implantación suelen deberse a que el útero y su revestimiento adquieren sensibilidad al comienzo el embarazo, tal y como señala la Dra. Boyle. El proceso de implantación puede causar la ruptura de algunos vasos sanguíneos pequeños de la pared uterina, de ahí la sangre que se expulsa.

    La Dra. Boyle explica que el sangrado de implantación suele ocurrir en torno al día en que debería producirse el siguiente periodo, lo que resulta tan interesante como confuso. Debido a esto, puede ser difícil determinar si has concebido o no. Para saber si es sangrado de implantación o regla, ten en cuenta que el sangrado de implantación es más ligero y se detiene mucho antes que el sangrado propio de un ciclo menstrual habitual, que dura varios días. Además, el sangrado de implantación no viene acompañado de los síntomas típicos del periodo, como el acné y la hinchazón (aunque en ambos casos puedes experimentar sensibilidad en los pechos).

    Conocer las distintas etapas de tu ciclo también puede ser útil para determinar lo que ocurre en tu cuerpo. Una aplicación de seguimiento del ciclo, como Flo, puede ayudarte a predecir el momento en que has ovulado, con lo que podrás hacerte una idea de si tu sangrado se debe a una implantación (si se ha producido unas dos semanas después de la concepción), a un periodo normal o a algo completamente diferente (por cierto, si te encuentras en torno a la menopausia, te recomendamos que eches un vistazo a al artículo Envejecimiento y salud sexual).

    ¿Cómo es el sangrado de implantación? ¿Qué aspecto y consistencia tiene? ¿Es diferente a los primeros síntomas del aborto espontáneo?

    Descubrir que estás sangrando al comienzo del embarazo puede ser alarmante, por lo que es completamente normal sentir miedo. Conocer bien las características del sangrado de implantación puede ayudarte a mantener la calma en el momento. Ten en cuenta que cada cuerpo es diferente, por lo que puede haber algunas excepciones, pero, en general, te explicamos cómo es el sangrado de implantación y cuánto dura:

    • El sangrado de implantación suele tener un color más rosado o marrón que el sangrado de un aborto espontáneo. 
    • Su consistencia también suele ser diferente, pues no presenta coágulos.
    • «El sangrado de implantación tiende a ser un manchado ligero que no provoca dolor», apunta la Dra. Boyle. 
    • «Puede notarse solo una o varias veces en un mismo día y no debería durar más de dos o tres días, como mucho», apunta la Dra. Boyle.

    ¿Cuándo es el sangrado al comienzo del embarazo señal de aborto espontáneo? ¿Cómo es el sangrado de un aborto espontáneo?

    El sangrado al comienzo del embarazo puede hacerte sacar conclusiones alarmantes, sobre todo si viene acompañado de otros síntomas que se vinculan también al aborto espontáneo (explicado más abajo). Si has confirmado el embarazo y has descartado el sangrado de implantación debido al momento en que se produce, es aconsejable que acudas a tu centro médico de inmediato. 

    «Si el embarazo comenzó hace más de cuatro semanas, es decir, si hace más de dos semanas que ovulaste, ningún tipo de sangrado que tengas se deberá a la implantación», advierte la Dra. Boyle.

    Te preguntarás cómo es el sangrado de un aborto. A veces, los abortos espontáneos no muestran ningún síntoma evidente. Sin embargo, los signos comunes de aborto espontáneo pueden incluir sangrado abundante, además de lo siguiente:

    • Cólicos
    • Dolor en la parte baja del abdomen
    • Secreción de líquido o tejido

    Tu salud y seguridad son primordiales, por lo que, si experimentas alguno de estos síntomas, deberás solicitar ayuda médica para comprobar si estás teniendo un aborto espontáneo, caso en el que los profesionales sanitarios te explicarán las opciones disponibles (cirugía o continuación del aborto espontáneo de forma natural).

    Descubrir que un embarazo, buscado o no, ha finalizado puede ser devastador, sobre todo si también sufres malestar debido a algunos de los síntomas físicos. Aunque no sirva de gran consuelo, desgraciadamente los abortos espontáneos son bastante comunes. Se estima que alrededor de uno de cada cuatro embarazos termina en aborto espontáneo, por lo que muchas otras personas tienen el mismo sentimiento de duelo por la pérdida que puedes estar experimentando tú.

    Lo más importante es ser consciente que tú no tienes la culpa de nada. La Dra. Boyle subraya siempre a sus pacientes que, si se produce un aborto espontáneo, no se debe a algo que hayan hecho mal. Ni el sexo, ni el ejercicio, ni el levantamiento de objetos ni la ingesta de alguna bebida alcohólica antes de descubrir el embarazo provocan un aborto espontáneo. «Aunque es normal tener este tipo de pensamientos, no ha sido culpa tuya y no podrías haber hecho nada para evitarlo», asegura la Dra. Boyle. Ten esto siempre presente. 

    «Los abortos espontáneos escapan a lo que la medicina y la ciencia pueden evitar. Haber tenido una cita médica antes no habría cambiado el resultado», continúa. «La inmensa mayoría de los abortos espontáneos se deben a errores genéticos o cromosómicos que se producen cuando el espermatozoide fecunda el óvulo», apunta la doctora. 

    ¿El sangrado de implantación aumenta las probabilidades de sufrir un aborto espontáneo?

    En resumen: no. La única correlación confirmada entre la implantación y un aborto espontáneo es que ambos se caracterizan por la pérdida de algo de sangre, aunque, de todas formas, este no es siempre el caso.

    «El sangrado de implantación no aumenta el riesgo de sufrir un aborto espontáneo», asegura la Dra. Boyle. «El sangrado de un aborto espontáneo suele ser más abundante y venir acompañado de cólicos. El sangrado de implantación solo se produce a las cuatro semanas de embarazo aproximadamente, por lo que cualquier sangrado que tenga lugar después no se deberá a la implantación», recuerda.

    Ten la seguridad de que tener un aborto espontáneo no siempre aumenta el riesgo de sufrir otro. No obstante, si, por desgracia, lo has experimentado en más de una ocasión, puede que tengas un riesgo elevado de padecerlo en el futuro y que haya algún otro problema contribuyendo a este riesgo. En tal caso, puedes acudir a tu centro médico para que te asesoren sobre qué pruebas puedes realizarte para salir de dudas.

    «Casi nunca logramos dar una explicación clara a por qué alguien sufre un aborto espontáneo. Sin embargo, las pruebas pueden ayudar a determinar los factores de riesgo a padecer abortos espontáneos y, así, en algunos casos, se pueden ofrecer tratamientos para reducir el riesgo de que vuelvan a ocurrir», apunta la doctora.

    Estos son algunos de los factores de riesgo más comunes para sufrir un aborto espontáneo:

    • Edad maternal avanzada
    • Sobrepeso
    • Anomalías tiroideas
    • Diabetes
    • Problemas hormonales
    • Anomalías uterinas, como un septo uterino (una banda de tejido anómala en el centro o cavidad del útero)

    Recuperación tras un aborto espontáneo

    Un aborto espontáneo puede suponer un gran sufrimiento físico y mental. Además, aunque, sin duda, no seas la única persona que haya pasado por algo así, puedes percibir esta experiencia como un momento de gran aislamiento y soledad.

    Como explica la Dra. Boyle: «El aborto espontáneo supone una gran pérdida. Se pierde el embarazo y al futuro bebé que pensabas tener. Es importante superar este proceso a nivel físico, lo cual a veces puede resultar difícil, pero debes asegurarte de cuidar también tu salud mental».

    La doctora recomienda hablar sobre la pérdida. Puedes descubrir que otras personas han pasado por situaciones similares y, después, han tenido bebés sanos, lo cual puede proporcionarte algo de consuelo. Sanar y recuperarse tras sufrir un aborto espontáneo es muy importante, pero no hay un enfoque único para gestionar esta pérdida. Por ejemplo, a algunas personas les viene bien tomarse un tiempo de descanso en el trabajo, mientras que a otras les ayuda a retomar la rutina. 

    «Trato de reconocer la pérdida que mis pacientes experimentan y validar sus sentimientos. Queremos que sepan que tenemos la certeza de que tendrán un buen resultado en el futuro, pero no que piensen que menospreciamos el dolor que sienten ahora».

    «El aborto espontáneo supone una gran pérdida. Debes asegurarte de cuidar también tu salud mental».

    La pérdida de un embarazo puede plantear problemas también en la relación. La otra parte de la pareja también experimenta la pérdida, aunque puede reaccionar de forma diferente, en parte porque no experimenta los mismos cambios hormonales. Intentar ser pacientes y entenderse mutuamente es clave para superar este proceso juntos.

    En lo que respecta a mejorar tu salud física después de un aborto espontáneo, y durante este, la Dra. Boyle recomienda seguir tomando las vitaminas prenatales. Estas pueden ayudar al cuerpo a recuperarse del sangrado de aborto gracias al hierro y a reducir el riesgo de defectos del tubo neural (cerebro y columna vertebral) en un futuro embarazo mediante el ácido fólico.

    ¿Es común sangrar al comienzo del embarazo? ¿Siempre hay sangrado de implantación?

    Sangrar al inicio del embarazo puede resultar angustioso, pero es relativamente común. Las cifras varían, pero, de acuerdo con un estudio médico realizado con mujeres que llevaron un seguimiento de sus síntomas mientras trataban de quedarse embarazadas, se produce sangrado ligero o manchado en el  9 % de los embarazos aproximadamente. El ACOG sugiere una cifra mucho mayor: sostiene que el «sangrado en el primer trimestre ocurre en 15-25 embarazos de cada 100».

    Según la Dra. Boyle, hay algunos otros motivos por los que se puede sangrar en la primera etapa del embarazo, al margen de los síntomas del aborto espontáneo o del sangrado de implantación. Algunos sangrados se deben a los cambios del cuello uterino al comienzo del embarazo, que «puede volverse mucho más sensible». Estas son otras posibles causas del sangrado: 

    • Infecciones vaginales o cervicales y vasos sanguíneos sensibles en el cuello uterino.
    • Sangrado tras una citología o un examen con espéculo (más frecuente).
    • Sangrado tras practicar sexo: manchado ligero sin cólicos (poca probabilidad de que sea una señal de sangrado de aborto espontáneo).

    Por lo general, estas causas no son motivo de preocupación. «No obstante, si aún no te han examinado para determinar el estado de tu embarazo, deberías tomarte en serio cualquier sangrado que ocurra durante este», subraya la Dra. Boyle.

    Si el sangrado que experimentas durante el embarazo viene acompañado de otros síntomas, podría deberse a la existencia de un embarazo ectópico o tubárico, un tipo de embarazo peligroso en el que el óvulo fecundado se implanta en el lugar equivocado. En un embarazo ectópico, otros síntomas pueden ser los siguientes:

    • Cólicos en la zona baja del abdomen, a veces en un lado
    • Dolor lumbar
    • Mareos, náuseas y vómitos
    • Dolor de espalda

    «El sangrado abundante, acompañado de dolor o que no desaparece rápido es siempre motivo suficiente para solicitar ayuda médica de inmediato», aconseja la Dra. Boyle.

    Sangrado de implantación vs. aborto espontáneo: conclusión

    Aunque sangrar al comienzo del embarazo no sea algo poco común, hay ciertos detalles en los que te puedes fijar para determinar si el sangrado que estás experimentando es sangrado de implantación o un aborto espontáneo. 

    El sangrado de implantación es un manchado ligero que dura un par de días como máximo y que suele producirse en el momento en que debería iniciarse el periodo. Por otro lado, el aborto espontáneo (o un embarazo ectópico) ocurre normalmente a las cuatro semanas de embarazo y puede venir acompañado de otros síntomas, como cólicos o dolor de barriga. Si sufres un aborto espontáneo, rodéate de todo el amor y el apoyo que necesites, y ten presente que no eres culpable de ello: cualquier emoción que sientas es completamente natural. 

    Es normal que te preguntes cómo saber si has tenido un aborto o es la regla, entre otras cosas. Esperamos que conocer mejor las causas del sangrado al inicio del embarazo te ayude a tomarte esta situación con más calma. No obstante, lo más importante que debes recordar es que, si dudas sobre el origen de tu sangrado, lo mejor es que pidas ayuda médica de inmediato. Siempre será lo más adecuado para tu salud.

    Escrito por Jennifer Barton

    Referencias

    “Blastocyst.” Mayo Clinic, 9 de septiembre de 2021, www.mayoclinic.org/tests-procedures/in-vitro-fertilization/multimedia/blastocyst/img-20008646.

    “Bleeding during Pregnancy.” Mayo Clinic, 20 de enero de 2022, www.mayoclinic.org/symptoms/bleeding-during-pregnancy/basics/causes/sym-20050636.

    “Bleeding during Pregnancy.” The American College of Obstetricians and Gynecologists, www.acog.org/womens-health/faqs/bleeding-during-pregnancy. Último acceso: 12 de junio de 2022.

    Deutchman, Mark, et al. “First Trimester Bleeding.” American Family Physician, vol. 79, núm. 11, junio 2009, pp. 985–94.

    “Ectopic Pregnancy.” Mayo Clinic, www.mayoclinic.org/diseases-conditions/ectopic-pregnancy/symptoms-causes/syc-20372088. Último acceso: 12 de junio de 2022.

    “Fertilization and Implantation.” Mayo Clinic, www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/pregnancy-week-by-week/multimedia/fertilization-and-implantation/img-20008656. Último acceso: 12 de junio de 2022.

    Harville, et al. “Vaginal Bleeding in Very Early Pregnancy.” Human Reproduction, vol. 18, ed. 9, septiembre 2003. https://academic.oup.com/humrep/article/18/9/1944/708284. Último acceso: 12 de junio de 2022.

    “Is Implantation Bleeding Common in Early Pregnancy?” Mayo Clinic, www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/pregnancy-week-by-week/expert-answers/implantation-bleeding/faq-20058257. Último acceso: 12 de junio de 2022.

    “Miscarriage.” Mayo Clinic, www.mayoclinic.org/diseases-conditions/pregnancy-loss-miscarriage/symptoms-causes/syc-20354298. Último acceso: 12 de junio de 2022.

    Pap Smears Are Safe – Before, during and after Pregnancy.” The University of Texas Southwestern Medical Center, https://utswmed.org/medblog/pap-smear-safety-pregnancy/. Último acceso: 5 de julio de 2022.

    “Vaginal Bleeding.” National Health Service, www.nhs.uk/pregnancy/related-conditions/common-symptoms/vaginal-bleeding/. Último acceso: 5 de julio de 2022.

    Wilcox, et al. “Time of Implantation of the Conceptus and Loss of Pregnancy,” New England Journal of Medicine, 340 (23): 1796-9, 10 de junio de 1999. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/10362823/. Último acceso: 12 de junio de 2022.

    Yang, et al. “Predictors of Vaginal Bleeding during the First Two Trimesters of Pregnancy,” Pediatric Perinatal Epidemiology, 19 (4): 276-83, July 2005. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/15958150/. Último acceso: 12 de junio de 2022.

    Historial de actualizaciones

    Versión actual (28 de noviembre de 2022)

    Revisado por profesional médico Dra. Ruth Arumala, Ginecobstetra, cirujana plástica y ginecológica, Texas, EE. UU.

    Publicado el (12 de diciembre de 2022)

    En este artículo

      Probar Flo hoy

      Sign up for our newsletter

      Our latest articles and news straight to your inbox.

      Thanks for signing up

      We're testing right now so not collecting email addresses, but hoping to add this feature very soon.