1. Embarazo
  2. La salud durante el embarazo
  3. Enfermedades y infecciones

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

ITU en el embarazo: ¿es peligrosa?

Una infección del tracto urinario (ITU) es una infección de cualquier parte del sistema urinario: riñones, uréteres, vejiga y la uretra. Las mujeres están mucho más expuestas al riesgo de padecer una ITU que los hombres. Vamos a conocer todo sobre prevención, diagnóstico y tratamiento de la infección del tracto urinario durante el embarazo.

¿Qué es una ITU? 

Una infección del tracto urinario es una infección que se produce cuando las bacterias colonizan las zonas por las que se expulsa la orina del cuerpo. Sin embargo, durante el embarazo, aumentan las posibilidades de contraer estas infecciones.

Conforme crece el bebé dentro de tu cuerpo, el útero se expande. Así, ejerce presión en la vejiga y los uréteres. Al estar presionado, el tracto urinario se bloquea y no puede evacuar la orina de forma adecuada.

En estas condiciones, las bacterias crecen y prosperan con facilidad, causando una infección. La infección puede llegar a la vejiga desde la uretra y a los riñones a través de los uréteres.

¿Cuáles son los síntomas y signos de las ITU?

En ocasiones, al contraer una infección en el tracto urinario en el embarazo, es posible que no se observe ningún signo ni síntoma evidente que alerten que algo va mal.

Sin embargo, hay ciertos síntomas claros de ITU durante el embarazo a los que deberías estar atenta para que puedas acabar con las infecciones durante el embarazo.

Estos son los signos y síntomas de las ITU:

  • Sensación de quemazón al orinar.
  • Orina turbia.
  • Orinar con más frecuencia de lo habitual.
  • Necesidad imperiosa de orinar y expulsar solo pequeñas cantidades.
  • Orina con mal olor.
  • Dolor en el bajo abdomen y en la región lumbar.
  • Fiebre.
  • Náuseas.
  • Relaciones sexuales dolorosas durante el embarazo.

Presta atención a estos síntomas porque pueden indicar una ITU que podría poner en peligro tu embarazo.

¿Cómo se diagnostica una infección del tracto urinario?

Si sospechas que tienes una infección del tracto urinario, deberías ver a tu médico lo antes posible. En la consulta, el médico te pedirá una muestra de orina para poder realizar una serie de análisis y comprobar si tienes una infección del tracto urinario.

La primera prueba es la apariencia y el olor de la muestra. Una muestra de orina normal debería ser clara y ligeramente amarilla. Si tienes una infección, lo más probable es que la orina tenga mal olor y un aspecto turbio.

Para identificar mejor el tipo de bacteria responsable de la infección, el profesional sanitario realizará un cultivo de la muestra de orina.

A lo largo del tiempo, el sistema sanitario ha catalogado la forma de diagnosticar y tratar las distintas enfermedades. Para un mejor diagnóstico, la Organización Mundial de la Salud elaboró la Clasificación Internacional de Enfermedades, cuya décima revisión (International Classification of Diseases – the tenth revision, ICD-10) está actualmente en vigor.

El código de la ICD-10 para la ITU durante el embarazo es O23.40.

¿Cómo se trata una infección del tracto urinario?

Después de determinar la causa, el médico puede proponer un tratamiento para la ITU durante el embarazo.

El tratamiento más habitual de las ITU son los antibióticos durante el embarazo. 

Los antibióticos son, en su mayoría, antimicrobianos de las categorías de las penicilinas y los macrólidos. Por ejemplo, penicilina, amoxicilina, azitromicina y eritromicina.

Otros fármacos de clases como las fluoroquinolonas y las sulfonamidas pueden suponer una serie de riesgos para la salud del feto. Por tanto, deberías evitarlos. El médico te recetará alguno de estos fármacos seguros según el tipo de infección que tengas y de tus alergias, si las hay.

Te recomendará que tomes la medicación entre 3 y 7 días. Incluso aunque desaparezcan los síntomas, tienes que tomar la medicación hasta acabar el tratamiento, para que la bacteria no se haga resistente.

¿Cuáles son los riesgos de ITU en el embarazo?

Las infecciones del tracto urinario están en segundo lugar detrás de la anemia en las afecciones que se dan con más frecuencia entre las mujeres embarazadas.

Cuando se observan los signos y síntomas, la infección se puede tratar y detener. Sin embargo, hay infecciones asintomáticas que pueden crecer y propagarse por el cuerpo sin que lo sepas o sin que notes nada fuera de lo normal.

Estas ITU asintomáticas tienen la capacidad de afectar negativamente la salud de tu bebé. Los científicos han realizado estudios que muestran que este tipo de ITU conduce a la pielonefritis, una infección de los riñones.

Es decir, que no solo afecta tu bienestar, sino que también perjudica la salud de tu bebé. 

Se ha observado que la pielonefritis hace que el bebé pese poco al nacer. Existe también un riesgo de un desarrollo intelectual lento en los bebés cuyas madres padecen infecciones avanzadas del tracto urinario.

En casos extremos, una infección del tracto urinario en el embarazo es una razón muy factible para que se produzca un aborto espontáneo y aumenta la mortalidad infantil.

Entonces, ¿una ITU puede afectar al embarazo? En pocas palabras, sí.

Prevenir las ITU

Con tu vida y la de tu bebé en juego, es muy importante evitar que las bacterias causen una infección del tracto urinario.

En realidad, nunca puedes descartar la posibilidad de tener una infección, pero sí que puedes hacer unas cuantas cosas sencillas para poner la suerte de tu parte.

Cómo evitar las ITU en el embarazo:

  • Mantente bien hidratada, bebe al menos 8 vasos de agua diarios.
  • Vacía la vejiga siempre que orines.
  • Límpiate siempre de adelante hacia atrás cuando vayas al baño.
  • Orina antes y después de tener relaciones sexuales.
  • Evita los lavados vaginales.
  • Dúchate en vez de bañarte.
  • Lleva pantalones sueltos.
  • Lleva ropa interior de algodón.

Preguntas frecuentes sobre las ITU y el embarazo

Ahora que sabes que las ITU y el embarazo casi van de la mano, es posible que tengas muchas preguntas sobre la afección.

Te presentamos algunas de las más habituales, con respuestas que arrojan algo de luz a la relación entre estas infecciones y el embarazo.

¿Puede una ITU influir en una prueba de embarazo?

Las pruebas de embarazo están diseñadas para detectar la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG). La placenta produce esta hormona cuando el óvulo fecundado se implanta en la pared uterina.

Por otro lado, las infecciones y sus derivados pueden hacer que el cuerpo no produzca esta hormona. Si tienes una ITU, deberías buscar ayuda médica para proteger tu salud.

¿Una ITU puede significar que estoy embarazada?

Tener una infección del tracto urinario no significa que estés embarazada. Sin embargo, tener relaciones sexuales sin protección puede provocar infecciones que puede que coincidan con el embarazo.

¿Se puede confundir una ITU con un embarazo?

Al principio del embarazo, en el primer trimestre, tendrás algunos signos y síntomas que pueden apuntar a una ITU, como hemos dicho antes. Estos son cansancio, orinar a menudo, dolor de espalda y náuseas. Los espasmos intensos del principio del embarazo pueden ser similares a los espasmos que sentirías si fuera una infección.

Deberías ir al médico para descartar una infección o un embarazo, ya que comparten signos y síntomas.

¿Una infección del tracto urinario puede evitar el embarazo?

Si no se trata la infección, esta puede afectar a los riñones. Los riñones eliminan los desechos del cuerpo, cosa que no pueden hacer de forma adecuada si sufren una infección. Esto hace que se descuadren muchas otras funciones corporales, como la ovulación.

Todo ello significa que hay muchas posibilidades de que no te quedes embarazada si la ITU se ha extendido hasta ese punto.

Las infecciones del tracto urinario durante el embarazo son muy habituales por la cantidad de cambios que se producen en el cuerpo.

Estos cambios suelen crear la situación ideal para que las bacterias florezcan en el tracto urinario. En estas condiciones perfectas, las bacterias proliferan rápidamente, haciendo que la infección se asiente y se propague fácilmente.

Esta infección puede propagarse a los riñones e incluso poner en riesgo el embarazo. Eso es lo que la hace muy peligrosa.

1. https://www.webmd.com/women/guide/pregnancy-urinary-tract-infection
2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3833562/
3. http://americanpregnancy.org/pregnancy-complications/urinary-tract-infections-during-pregnancy/
4. https://www.icd10data.com/ICD10CM/Codes/O00-O9A/O20-O29/O23-/O23.40
5. https://www.babymed.com/pregnancy-tests/pregnancy-test-qas

Más artículos