1. Quedarse embarazada
  2. Intentando concebir
  3. Salud y estado de forma física

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

¿Cómo pueden afectar los miomas uterinos a tu embarazo?

Descubre qué son los fibromas uterinos, la conexión entre los fibromas uterinos y el embarazo, y cuál es el mejor tratamiento para tratarlos.

¿Qué son los fibromas uterinos?

Los fibromas uterinos son crecimientos musculares benignos que pueden crecer dentro o fuera del útero, normalmente se encuentran en mujeres que están en sus años fértiles. También se llaman leiomiomas o miomas uterinos.

Los fibromas son casi siempre de índole benigna y son extremadamente frecuentes: aproximadamente entre el 40 y el 60 % de las mujeres de 35 años de edad presentan fibromas y entre el 60 y el 80 % de las mujeres los presentarán para cuando cumplan 50 años. Los fibromas se pueden presentar como un único tumor o en grupos de tumores. El tamaño de un solo fibroma puede variar ampliamente (desde 1 mm [una moneda] hasta aproximadamente 8 in [20 cm] de diámetro). Para ponerlo en perspectiva, un útero normalmente tiene aproximadamente 4 in (10 cm) de diámetro, así que un fibroma puede ser tan grande que expanda tu vientre y te cause incomodidad.

¿Cómo se detectan los fibromas uterinos?

La mayoría de los fibromas se detectan en un examen pélvico de rutina. Sin embargo, esto suele suceder cuando su tamaño es suficientemente grande como para poder ser palpado durante el examen bimanual, por lo que los fibromas más pequeños no suelen ser detectados durante largos periodos de tiempo, especialmente si no ocasionan ningún síntoma.

Se pueden realizar ecografías, resonancias magnéticas (IRM), histeroscopias e histerosonografías para confirmar su presencia.

Tipos de fibromas uterinos

Los fibromas se clasifican en base al área del útero en el que crecen y es posible presentar más de un tipo a la vez:

  • Fibromas intramurales: Es el tipo más frecuente de fibromas y crecen dentro de las paredes del útero. Cuanto más crecen, más pueden estirar el útero.
  • Fibromas subserosos: Estos fibromas crecen fuera del útero y pueden ejercer una presión externa en los órganos circundantes, a medida que crecen.
  • Fibromas submucosos: Esta es la forma más rara y crecen en la capa submucosa, la capa que está justo por debajo del revestimiento uterino, y pueden protruir interiormente en el útero y ocasionar cólicos y sangrado.
  • Dependiendo de la profundidad de la pared uterina a la que se encuentra el fibroma, se clasifica por la FIGO como tipo 1 y tipo 2.
  • Fibromas pedunculados: Algunos fibromas subserosos y submucosos crecen en pequeños tallos musculares delgados conocidos como pedúnculos y que sostienen los fibromas. En ese caso, se conocen como fibromas pedunculados.  La FIGO clasifica a los fibromas pedunculados submucosos como fibromas tipo 0.

¿Qué causa los fibromas uterinos?

Si bien la investigación médica todavía no ha encontrado respuestas claras sobre las causas de los fibromas uterinos, se ha encontrado que los siguientes factores intervienen en su evolución:

  • Factores hormonales: Las hormonas reproductivas femeninas, estrógeno y progesterona, son responsables del crecimiento y desarrollo del revestimiento uterino mensualmente. Se ha descubierto que estas hormonas favorecen el crecimiento de fibromas (las células que conforman los fibromas parecen estimularse cuando se les expone a estas hormonas). Esta es también la razón por la que las probabilidades de presentar fibromas uterinos después de la menopausia son muy bajas debido a la falta de hormonas reproductivas.
  • Factores genéticos: Se ha observado que tener una o más familiares con fibromas puede aumentar la probabilidad de presentarlos, lo que sugiere un factor hereditario.
  • Otros factores de riesgo: Algunos estudios han puesto de manifiesto que la aparición de fibromas uterinos es mayor en mujeres de ascendencia afroamericana y también se ha encontrado que la obesidad interviene en la aparición de fibromas.

Síntomas de fibromas uterinos

La mayoría de mujeres que tienen fibromas no presentan síntomas y es posible que ni siquiera se den cuenta de que los tienen. Sin embargo, cerca del 30 % de los fibromas son asintomáticos.

Estos son los síntomas más frecuentes:

  • Sangrado menstrual abundante y menstruación prolongada (que dura más de una semana)
  • Sangrado o manchado intermenstrual
  • Agrandamiento del abdomen (en casos de fibromas grandes)
  • Cólicos menstruales muy dolorosos
  • Síntomas de dolor y presión en el área pélvica (cuando los fibromas presionan los órganos circundantes)
  • Necesidad imperiosa de orinar con frecuencia
  • Dificultad para vaciar la vejiga urinaria
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Dolor en la espalda baja
  • Estreñimiento y deposiciones dolorosas.

Fibromas y fertilidad

Aunque muchas mujeres con fibromas no presentan problemas de fertilidad, la ubicación y el tamaño de ciertos fibromas pueden causar complicaciones de fertilidad en algunas mujeres de las siguientes formas:

  • Un fibroma grande que cambie la forma y tamaño del útero puede interferir con el movimiento de los espermatozoides o el óvulo fecundado y evitar la implantación.
  • Los fibromas pueden bloquear las trompas de Falopio, lo que puede impedir que el óvulo llegue al útero.
  • Se ha observado que los fibromas submucosos están relacionados con la infertilidad, ya que reducen las probabilidades de que el óvulo fecundado se implante en el revestimiento uterino.

Embarazo y miomas uterinos 

Aunque muchas mujeres tienen un embarazo sin problemas a pesar de los fibromas, aproximadamente entre el 10 y el 30 % de las mujeres con fibromas presentan complicaciones relacionadas con el embarazo. Echemos un vistazo al posible efecto que pueden tener en el embarazo según las diferentes etapas:

Primeras etapas del embarazo

  • Aborto espontáneo: Las investigaciones demuestran que las mujeres con fibromas tienen el doble de riesgo de sufrir un aborto espontáneo (14 %), en comparación con aquellas sin fibromas (7,6 %). Además, el riesgo aumenta si presentan varios fibromas en lugar de un solo tumor. También se ha observado que las mujeres con fibromas intramurales o submucosos tienen más probabilidades de sufrir un aborto espontáneo.
  • Sangrado: Algunas investigaciones han encontrado un mayor riesgo de sangrado (60 %) en las primeras etapas del embarazo si la placenta se forma cerca del fibroma, frente a los casos donde no hay contacto entre ambos (9 %).

Etapas avanzadas del embarazo

  • Parto prematuro: Las mujeres con miomas uterinos en el embarazo tienen casi el doble de probabilidades de presentar un parto prematuro, en comparación con las que no tienen fibromas.

Durante el parto

  • Tasa de éxito de la fecundación in vitro (FIV): Algunos estudios han relacionado la presencia de fibromas intramurales con menores tasas de fertilidad (el número de embarazos exitosos, después de corregir por abortos espontáneos y mortinatos) en los embarazos por fecundación in vitro (FIV).
  • Cesárea: La presencia de fibromas se ha relacionado con un aumento de casi cuatro veces la probabilidad de tener un parto por cesárea, en comparación con mujeres sin fibromas.

Miomas uterinos y embarazo. Cómo afecta el embarazo a los miomas uterinos

Aunque la mayoría de los fibromas no cambia su tamaño durante el embarazo, cerca de un tercio de ellos pueden crecer durante el primer trimestre. Esto podría deberse a que el embarazo causa un aumento rápido de los niveles de estrógeno en el organismo y se ha observado que esta hormona estimula el crecimiento de los fibromas.

¿Cómo tratar los miomas uterinos en el embarazo?

Para algunas mujeres, los fibromas pueden ser una fuente constante de dolor agudo y crónico durante el embarazo. Como se deben evitar los tratamientos quirúrgicos durante el embarazo, los siguientes trucos y métodos pueden ayudarte a aliviar y manejar tus síntomas:

  • Descanso e hidratación: El reposo en cama y mantenerte bien hidratada pueden ayudarte a aliviar tu dolor a causa de los fibromas.  
  • Té verde: Añadir té verde a tu dieta ha demostrado tener resultados prometedores como un remedio natural para fibromas uterinos, no solo porque reduce el tamaño de los fibromas sino porque también disminuye la gravedad de los síntomas presentados. Algunos estudios han demostrado que la presencia del galato de epigalocatequina (EGCG, por sus siglas en inglés) en el té verde provoca un encogimiento del tamaño del fibroma y también reduce la pérdida de sangre sin ningún efecto secundario.
  • Dieta rica en fibra: Consumir una dieta rica en frutas, verduras y cereales integrales puede ayudarte a evitar el empeoramiento de los síntomas de los fibromas. Evita consumir harina refinada, alcohol y azúcar o alimentos excesivamente salados, ya que podrían empeorar tus síntomas.
  • Medicamentos antiinflamatorios: Si bien puedes usar analgésicos no esteroideos de venta libre para manejar el dolor del fibroma, asegúrate de consultar con tu médico antes de usarlos, ya que pueden causar reacciones adversas en el tercer trimestre del embarazo.

¿Cómo se tratan los fibromas antes del embarazo para mejorar la fertilidad?

Para el tratamiento de fibromas existen varias opciones como anticonceptivos orales, dispositivos intrauterinos (DIU) hormonales o procedimientos quirúrgicos. Dado que cada tratamiento tiene sus ventajas y sus inconvenientes, se recomienda encarecidamente que hables en detalle con tu médico del efecto de las siguientes opciones de tratamiento de fibromas antes de decidirte por una que sea adecuada para ti.

Estas son las opciones del tratamiento quirúrgico de los fibromas uterinos.

Miomectomía

Esta es una intervención quirúrgica en la que los fibromas que ocasionan los síntomas se extirpan, mientras el útero se mantiene intacto. Se sabe que este método tiene una baja tasa de complicaciones y que es una opción para mujeres que quieren quedarse embarazadas en el futuro. La miomectomía es más eficaz para conservar la fertilidad en comparación con la embolización de arteria uterina (EAU).

Embolización de la arteria uterina

Este procedimiento es poco invasivo y es una opción para las mujeres que quieren evitar someterse a una operación y que padecen sangrados abundantes debido a los fibromas. En esta intervención quirúrgica, el médico introduce un tubo delgado y flexible que inyecta partículas que cortan el suministro de sangre a los fibromas, lo que finalmente los llevará a no recibir nutrientes, encogerse y morirse. No obstante, en algunos casos, esta intervención podría conllevar complicaciones de fertilidad en el futuro.

Miomectomía histeroscópica

Esta es una intervención en la que se extirpa un fibroma submucoso (tipo 0, 1 y 2) de hasta 2 in (5 cm) de diámetro a través del cuello uterino mediante un instrumento conocido como resectoscopio.

Las 4 preguntas más frecuentes sobre fibromas uterinos

Aparte de la información que hemos tratado con respecto a este tema, aquí tienes algunas de las preguntas más frecuentes que recibimos relacionadas con fibromas uterinos y las respuestas para cada una:

¿Qué apariencia tienen los fibromas uterinos?

Normalmente los fibromas son masas sólidas y bien definidas que son firmes y habitualmente redondas. Es posible que los fibromas de menor tamaño no ocasionen ningún cambio a tu apariencia externa, mientras que los fibromas más grandes pueden distender tu abdomen y hacer que parezca que estás embarazada.

¿Qué ocasiona el crecimiento de los fibromas?

Si bien las investigaciones médicas todavía no han conseguido identificar los factores específicos que ocasionan el crecimiento de fibromas, sí se ha observado que crecen rápidamente cuando los niveles de las hormonas reproductivas (estrógeno y progesterona) se encuentran altas.

Esto suele ocurrir durante el embarazo, cuando las concentraciones de estrógeno y progesterona aumentan rápidamente. Se ha observado que los medicamentos antihormonales y el inicio de la menopausia encogen los fibromas.

¿Son cancerígenos los fibromas uterinos?

Los fibromas uterinos son casi siempre tumores benignos (no cancerígenos) y rara vez son cancerígenos (un acontecimiento de uno de cada mil casos). Tener fibromas benignos no aumenta el riesgo de que presentes un fibroma cancerígeno o cualquier otro cáncer uterino.

¿Qué causa que los fibromas uterinos crezcan después de la menopausia?

Dado que la menopausia se caracteriza por una disminución drástica de los niveles de estrógeno de las mujeres, esto normalmente quiere decir que cualquier fibroma se encoge después de la menopausia y deja de crecer.

Sin embargo, si estás recibiendo terapia de reemplazo hormonal (TRH), entonces tus síntomas relacionados con los fibromas y su tamaño se mantendrán (ya que el estrógeno estimula los fibromas). Ten en cuenta que en la ausencia de TRH, tus fibromas no deberían crecer después de la menopausia. Si observas que están creciendo, consulta con tu médico y pide que te examine.

Conclusión

A pesar de su presencia generalizada, todavía queda mucho por hacer para comprender realmente las causas, la prevención y el tratamiento de los fibromas uterinos.

Si bien la mayoría de mujeres con fibromas no padecen síntomas adversos o complicaciones durante el embarazo, siguen dándose casos en los que el tamaño y la ubicación de los fibromas pueden causar problemas de fertilidad y durante el embarazo.

Si te detectan fibromas uterinos, se recomienda que hables largo y tendido con tu médico y ambos decidáis si necesitas tratamiento y, si es el caso, cuál es la mejor opción para ti a partir de tu caso específico y planes de embarazos futuros.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2876319/
https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/uterine-fibroids/symptoms-causes/syc-20354288
https://academic.oup.com/aje/article/153/1/1/107780
http://obgyn.ucla.edu/fibroids
https://www.omicsonline.org/open-access/uterine-fibroids-review-understanding-their-origins-to-better-understand-their-future-treatments-93270.html
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/1802214
https://www.womenshealth.gov/a-z-topics/uterine-fibroids#a
https://www.mayoclinic.org/tests-procedures/myomectomy/about/pac-20384710
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4859843/
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19910322
https://www.mayoclinic.org/tests-procedures/uterine-artery-embolization/about/pac-20384713
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/6384226/
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11486319/
https://www.mayoclinic.org/tests-procedures/endometrial-ablation/about/pac-20393932
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18395031/
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18395031/
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3742155/