Biblioteca de salud
Biblioteca de salud
Calculadoras
Calculadoras
Acerca de
Acerca de
    ¡Flo Parejas ya está aquí! Descubre por qué lo necesitas y cómo registrarte 

    ¿Cómo pueden afectar los miomas uterinos a tu embarazo?

    Última modificación 16 de febrero de 2022 |
    Publicado 06 de marzo de 2020
    Datos verificados
    Revisado por profesional médico Anna Klepchukova, MD, Directora científica de Flo
    Normas de verificación de datos en Flo

    Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

    Descubre qué son los fibromas uterinos, la conexión entre los fibromas uterinos y el embarazo, y cuál es el mejor tratamiento para tratarlos.

    ¿Qué son los fibromas uterinos?

    Los fibromas uterinos son crecimientos musculares benignos que pueden crecer dentro o fuera del útero, normalmente se encuentran en mujeres que están en sus años fértiles. También se llaman leiomiomas o miomas uterinos.

    Los fibromas son casi siempre de índole benigna y son extremadamente frecuentes: aproximadamente entre el 40 y el 60 % de las mujeres de 35 años de edad presentan fibromas y entre el 60 y el 80 % de las mujeres los presentarán para cuando cumplan 50 años. Los fibromas se pueden presentar como un único tumor o en grupos de tumores. El tamaño de un solo fibroma puede variar ampliamente (desde 1 mm [una moneda] hasta aproximadamente 8 in [20 cm] de diámetro). Para ponerlo en perspectiva, un útero normalmente tiene aproximadamente 4 in (10 cm) de diámetro, así que un fibroma puede ser tan grande que expanda tu vientre y te cause incomodidad.

    ¿Cómo se detectan los fibromas uterinos?

    La mayoría de los fibromas se detectan en un examen pélvico de rutina. Sin embargo, esto suele suceder cuando su tamaño es suficientemente grande como para poder ser palpado durante el examen bimanual, por lo que los fibromas más pequeños no suelen ser detectados durante largos periodos de tiempo, especialmente si no ocasionan ningún síntoma.

    ¿Cómo puede ayudarte Flo?

    Se pueden realizar ecografías, resonancias magnéticas (IRM), histeroscopias e histerosonografías para confirmar su presencia.

    Tipos de fibromas uterinos

    Los fibromas se clasifican en base al área del útero en el que crecen y es posible presentar más de un tipo a la vez:

    • Fibromas intramurales: Es el tipo más frecuente de fibromas y crecen dentro de las paredes del útero. Cuanto más crecen, más pueden estirar el útero.
    • Fibromas subserosos: Estos fibromas crecen fuera del útero y pueden ejercer una presión externa en los órganos circundantes, a medida que crecen.
    • Fibromas submucosos: Esta es la forma más rara y crecen en la capa submucosa, la capa que está justo por debajo del revestimiento uterino, y pueden protruir interiormente en el útero y ocasionar cólicos y sangrado.
    • Dependiendo de la profundidad de la pared uterina a la que se encuentra el fibroma, se clasifica por la FIGO como tipo 1 y tipo 2.
    • Fibromas pedunculados: Algunos fibromas subserosos y submucosos crecen en pequeños tallos musculares delgados conocidos como pedúnculos y que sostienen los fibromas. En ese caso, se conocen como fibromas pedunculados.  La FIGO clasifica a los fibromas pedunculados submucosos como fibromas tipo 0.

    ¿Qué causa los fibromas uterinos?

    Si bien la investigación médica todavía no ha encontrado respuestas claras sobre las causas de los fibromas uterinos, se ha encontrado que los siguientes factores intervienen en su evolución:

    • Factores hormonales: Las hormonas reproductivas femeninas, estrógeno y progesterona, son responsables del crecimiento y desarrollo del revestimiento uterino mensualmente. Se ha descubierto que estas hormonas favorecen el crecimiento de fibromas (las células que conforman los fibromas parecen estimularse cuando se les expone a estas hormonas). Esta es también la razón por la que las probabilidades de presentar fibromas uterinos después de la menopausia son muy bajas debido a la falta de hormonas reproductivas.
    • Factores genéticos: Se ha observado que tener una o más familiares con fibromas puede aumentar la probabilidad de presentarlos, lo que sugiere un factor hereditario.
    • Otros factores de riesgo: Algunos estudios han puesto de manifiesto que la aparición de fibromas uterinos es mayor en mujeres de ascendencia afroamericana y tamb