1. Ser mamá
  2. La recuperación tras el parto
  3. Complicaciones

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

Dolor de vientre después del parto: ¿síntoma normal o causa de preocupación?

Justo después de dar a luz, lo más probable es sentirse exhausta, pero no se espera que sufras dolor abdominal después del parto. El periodo posparto se refiere a las primeras seis semanas después de dar a luz. El periodo en el que tu cuerpo vuelve al estado en el que estaba antes del embarazo. En este artículo descubrirás lo que se oculta tras el dolor abdominal posparto y cómo curarlo para que puedas volver a cuidar de tu bebé y de ti misma.

Si eres madre primeriza, lo más probable es que hayas oído hablar de ellos. Los entuertos se conocen como los calambres posparto que se siente después de dar a luz y continúan durante las semanas posteriores. En caso de parto vaginal, las compresas de hielo durante todo el día durante las primeras 24 horas pueden ser beneficiosas tanto para el dolor como para el edema en el perineo y los labios. 

Tener contracciones varios días después del parto es una reacción normal. Las sentirás como las contracciones que tienes durante la regla. Estas contracciones ocurren porque el útero se está encogiendo hasta su tamaño normal. El útero pesa aproximadamente 1 kg después del parto, y varias semanas después, pesa solo algunos gramos.

Estas contracciones uterinas se vuelven más intensas cuando alimentas a tu bebé porque la lactancia libera oxitocina en el cuerpo. Pero estas contracciones uterinas ayudan a reducir la cantidad de sangrado posparto y a evitar hemorragias. Según las estadísticas, cuantos más bebés des a luz, más fuertes y duraderas serán las contracciones posparto. Lo más probable es que los entuertos desaparezcan después de la sexta semana.

Recibir clases de parto es una de las muchas cosas que puedes hacer para ayudarte a ti misma. Realizar y centrarte en una respiración profunda, como hiciste durante las contracciones en el parto, te ayudará a soportar las contracciones actuales después del parto. Llena tu diafragma con una aspiración profunda que llegará hasta tu abdomen.

También hay montones de productos y hierbas medicinales que pueden ayudarte a reducir el dolor abdominal posparto y proporcionarte una sensación de calma y relax. Mantente hidratada y consume comida saludable.

Las principales razones para el estreñimiento posparto son las hemorroides, las hormonas del embarazo (altos niveles de progesterona), la anemia ferropénica y la incisión quirúrgica. Puedes sufrir estreñimiento posparto incluso aunque no lo tuvieras durante el embarazo. El estreñimiento puede durar unos pocos días si haces lo necesario para tratar el problema. Tu médico debe primero establecer la causa correcta del estreñimiento y, a continuación, proporcionarte el tratamiento adecuado. 

Comer alimentos ricos en fibra es una de las mejores maneras de combatir el estreñimiento. La dieta rica en fibra mejorará los movimientos intestinales. Alimentos como las legumbres, el pan y el arroz se incluyen aquí. Además, es esencial mantener tu cuerpo hidratado.

Los fluidos ayudan a que las heces salgan más fácilmente del cuerpo. Mover el cuerpo también ayuda a mover el intestino. Si tuviste cesárea, al principio puede ser difícil y doloroso caminar. Comienza a ejercitarte cuando te sientas cómoda contigo misma. Evita los alimentos procesados y con alto contenido de azúcares y grasas. 

Si estás preocupada por el dolor causado por las heces duras, deberías dejar de estarlo. Los nervios en la vagina y alrededores se estiran durante el parto y el perineo se adormece durante algún tiempo. Cuando los nervios empiezan a recuperarse, empezarás a sentir dolor cuando vayas al retrete. Trata de relajarte leyendo un libro o escuchando música mientras estás en el proceso.

Otro problema del movimiento intestinal, que acompaña principalmente al estreñimiento, son los gases posparto. Los síntomas principales de los gases posparto son flatulencia, dolor abdominal agudo y calambres abdominales. Los gases posparto normalmente desaparecen por sí solos o después de cambios en la dieta.

El médico puede darte laxantes que ayudan a aliviar el estreñimiento. Nunca tomes laxantes por decisión propia, ya que la dosis recomendada depende de si estás en periodo de lactancia o no. El estreñimiento posparto se puede tratar. No es una afección grave si se trata a tiempo. Pero a veces puede agravar otros problemas como las hemorroides.

Lo más probable es que las hemorroides externas se produzcan durante el embarazo y desaparezcan cuando la presión pélvica se alivie tras el parto. Las hemorroides externas se encuentran bajo la línea pectínea (dentado), reciben inervación somática desde la rama rectal inferior del nervio pudendo y, por lo tanto, duelen si están trombosadas. También pueden ser la razón del sangrado rectal, lo que significa que deberías ir al médico inmediatamente. 

En los últimos 20 años, las cesáreas se han vuelto más populares. A veces, una cesárea no es solo la elección de la mujer, sino que es la única manera de dar a luz al bebé de una manera segura. Someterse a cesárea es bastante agresivo y también puede ser doloroso. Durante el procedimiento, se hace una incisión en los músculos abdominales, lo que principalmente causa dolor tras la cirugía. La cicatriz de la cirugía puede desaparecer incluso varios años después. 

Justo después del procedimiento, descansa bien y trata de tener al alcance todo lo necesario. No levantes objetos pesados durante las primeras semanas, excepto tu recién nacido. Tener dolor abdominal después de dar a luz es normal porque la mayoría de las incisiones se practican en la parte inferior del abdomen. Tu médico puede también proporcionarte medicamentos para aliviar el dolor. 

Te quitarán el catéter dos días después de la cirugía. Empezarás a caminar para ir al baño y volver. Si no tuviste complicaciones después de dar a luz, debes incrementar la actividad física a medida que pasa el tiempo, ya que ayuda a la circulación y mejora el funcionamiento del intestino. Debes lavar la piel donde está la incisión solo con agua y jabón. Todavía sentirás dolor cuatro semanas después del parto, pero también serás capaz de moverte con mayor comodidad. Lo más probable es que estés curada a las seis semanas después de la cirugía. 

La cicatriz crecerá y tendrá color oscuro al principio. Pero empezará a encoger después de la sexta semana tras la cirugía. 

En la actualidad, más del 30 % de los partos en EE. UU. se realizan por cesárea. La cesárea se realiza normalmente mediante una incisión recta 3 cm por encima de la sínfisis del pubis. 

Ten presente que, puesto que es un procedimiento quirúrgico, hay ciertos riesgos de infección en la herida. Las heridas infecciosas normalmente incluyen celulitis o abscesos en la herida. 

Las infecciones pueden surgir principalmente por una falta de cuidado o mala higiene locales en la herida. Las señales habituales de una herida infectada tras la cesárea son enrojecimiento, hinchazón, dolor abdominal inferior y fiebre. En este caso, necesitas ir al médico inmediatamente.

Sin embargo, cada persona es diferente y el proceso de curación también varía de persona a persona. A veces, la sensibilidad y la incomodidad pueden durar hasta ocho semanas.

Si tuviste un parto vaginal, el dolor desaparecerá por sí solo después de 8 a 10 días. Sufrirás calambres durante las primeras semanas, que se harán más intensos durante la lactancia. El dolor debería desaparecer para cuando tengas tu primera revisión posparto, que normalmente es aproximadamente seis semanas después del parto. Si aún sufres dolor abdominal agudo, cuéntaselo al médico.

Si te hicieron cesárea, el dolor grave probablemente durará un poco más: hasta dos semanas. Después de la cuarta semana, no deberías sentir ningún dolor.

Como hemos dicho antes, la capacidad de curación de cada cuerpo es diferente y, para algunas mujeres, puede durar hasta seis semanas. Y si te preocupa la cicatriz, solo tienes que asegurarte de que estás tratando la piel de esa área siguiendo las instrucciones apropiadas dadas por el médico. La cicatriz puede tardar varios años en desaparecer completamente.

Llama al 911 si experimentas alguno de los siguientes síntomas:

  • Te falta el aliento.
  • Sufres dolor en el pecho.
  • Tienes tos acompañada de sangre.
  • Tienes enrojecimiento e hinchazón en el lugar de la incisión.
  • Sientes mareos, debilidad, confusión, latidos de corazón rápidos, respiración rápida, etc.

Si no es así, lo más probable es que vayas al médico después de la sexta semana tras el parto. 

https://www.verywellfamily.com/is-stomach-pain-normal-after-giving-birth-290215
https://www.webmd.com/parenting/baby/news/20041103/pain-after-childbirth-common-often-untreated#1
Macarthur, A. American Journal of Obstetrics and Gynecology, November 2004; Vol 191: pp 1199-1204.
https://www.verywellfamily.com/oxytocin-and-breastfeeding-3574977
Turawa EB, Musekiwa A, Rohwer AC. Interventions for Preventing Postpartum Constipation. Cochrane Database Syst Rev. 2015 Sep 18;(9):CD011625.

Más artículos