Biblioteca de salud
Biblioteca de salud
Calculadoras
Calculadoras
Acerca de
Acerca de
    ¡Flo Parejas ya está aquí! Descubre por qué lo necesitas y cómo registrarte 

    8 tipos de dolor y molestias posparto frecuentes (Cómo tratarlos y medicamentos para el dolor postparto)

    Última modificación 13 de febrero de 2022 |
    Publicado 16 de febrero de 2020
    Datos verificados
    Revisado por profesional médico Anna Klepchukova, MD, Directora científica de Flo
    Normas de verificación de datos en Flo

    Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

    Es normal sentir dolor después del parto, que por lo general, disminuirán con el tiempo. No obstante, hay mujeres que siguen teniendo dolores y molestias graves meses después del parto. Sentir dolor intenso durante el posparto es una señal de aviso de que algo va mal y de que deberías buscar atención médica de inmediato. A continuación, te describimos algunos dolores y molestias que puedes tener después del parto y cómo tratarlos.

    Sientes dolor en todo el cuerpo

    Es normal sentir dolor en todo el cuerpo después de dar a luz. Esto se debe a que el cuerpo realiza un gran esfuerzo durante las contracciones. A veces, pueden ser tan intensas que algunas mujeres siguen teniendo dolor y molestias semanas después del parto. 

    Después de dar a luz, la mayoría de mujeres presentan dolor lumbar, lo cual no es sorprendente si tienes en cuenta el nivel de esfuerzo al que se somete el cuerpo durante las contracciones del parto, así como el dolor que provoca. Además del dolor de espalda y dolor de cabeza después del parto, puedes tener molestias y rigidez entre los hombros, o dolor agudo en las caderas o la zona lumbar. También puedes notar hormigueo en las manos y muñecas.

    ¿Cómo puede ayudarte Flo?

    Cómo tratarlo

    Si continúas sintiendo dolor en todo el cuerpo después de la sexta semana de posparto, busca atención médica. Tu médico puede recetarte analgésicos u otras opciones terapéuticas para ayudarte a controlar el dolor. 

    También puedes recurrir a la acupuntura, que es conocida por ser un tratamiento eficaz para el dolor de espalda, el dolor de cabeza, la ansiedad y la depresión, entre otros problemas de salud. 

    Tus pechos aumentan de talla de copa y se endurecen

    Uno de los cambios más habituales e importantes que empezarás a notar después del parto es lo grandes y sensibles que se vuelven tus pechos. Las pacientes suelen notar el inicio de lactancia, la congestión mamaria o la salida de la leche, aproximadamente entre las primeras 24 y 72 horas después del parto.

    En otras palabras, la congestión mamaria se produce cuando hay un exceso de leche almacenada en los pechos, los cuales se vuelven más cálidos, más firmes y sensibles. Las pacientes a menudo presentan dolor o sensación de calor en los pechos y pueden tener fiebre. 

    Una vez que comienzas a amamantar, tus pechos estarán menos hinchados y duros. A medida que sigues haciéndolo, los notarás menos congestionados. Pero si amamantas con menos frecuencia, es probable que vuelvan a congestionarse.

    Cómo tratarlo

    Es necesario lactar con frecuencia. Dar el pecho suele aliviar la sensación de congestión al hacer que estén menos hinchados y duros. Intenta amamantar cada 3 horas aproximadamente para ayudar a reducir la congestión. Evita tomar descansos de 4 a 5 horas entre amamantamientos, ya que esto ocasiona que tus pechos se congestionen. Da de mamar a tu bebé unas 12 veces al día para evitar la congestión mamaria. 

    Trata la hinchazón con frío o calor. Para pacientes que no están amamantando, resulta útil utilizar compresas de hielo, un sujetador ajustado, analgésicos y medicamentos antiinflamatorios. 

    También puedes usar un extractor de leche para reducir la congestión.

    Tienes contracciones (¡¿otra vez?!)

    Es normal tener contracciones después de dar a luz porque el útero se está contrayendo para regresar a su estado previo al embarazo. Es lo que se denomina involución. Otra razón por la que podrías tener contracciones intensas o dolor después del parto es porque estás amamantando. 

    La lactancia materna provoca contracciones durante el posparto. Sin embargo, estas contracciones duran solo unos cuantos días y luego desaparecen.

    Cómo tratarlo

    Hay varias cosas que puedes hacer para tratar el dolor del posparto:

    • Habla con tu médico para que te recete analgésicos. Prueba técnicas de respiración y relajación para ayudar a aliviar las contracciones.
    • Orina con frecuencia.
    • Aumenta la frecuencia con la que das el pecho para aliviar las contracciones.
    </