1. Ser mamá
  2. La recuperación tras el parto
  3. Complicaciones

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

8 tipos de dolor y molestias posparto frecuentes (Cómo tratarlos y medicamentos para el dolor postparto)

Es normal sentir dolor después del parto, que por lo general, disminuirán con el tiempo. No obstante, hay mujeres que siguen teniendo dolores y molestias graves meses después del parto. Sentir dolor intenso durante el posparto es una señal de aviso de que algo va mal y de que deberías buscar atención médica de inmediato. A continuación, te describimos algunos dolores y molestias que puedes tener después del parto y cómo tratarlos.

Es normal sentir dolor en todo el cuerpo después de dar a luz. Esto se debe a que el cuerpo realiza un gran esfuerzo durante las contracciones. A veces, pueden ser tan intensas que algunas mujeres siguen teniendo dolor y molestias semanas después del parto. 

Después de dar a luz, la mayoría de mujeres presentan dolor lumbar, lo cual no es sorprendente si tienes en cuenta el nivel de esfuerzo al que se somete el cuerpo durante las contracciones del parto, así como el dolor que provoca. Además del dolor de espalda y dolor de cabeza después del parto, puedes tener molestias y rigidez entre los hombros, o dolor agudo en las caderas o la zona lumbar. También puedes notar hormigueo en las manos y muñecas.

Si continúas sintiendo dolor en todo el cuerpo después de la sexta semana de posparto, busca atención médica. Tu médico puede recetarte analgésicos u otras opciones terapéuticas para ayudarte a controlar el dolor. 

También puedes recurrir a la acupuntura, que es conocida por ser un tratamiento eficaz para el dolor de espalda, el dolor de cabeza, la ansiedad y la depresión, entre otros problemas de salud. 

Flo es la mejor aplicación disponible en la actualidad. Me ayudó a hacer un seguimiento de mi ciclo de ovulación, a quedarme embarazada y, más tarde, a monitorizar mi embarazo y el período de posparto. ¡Una aplicación indispensable!

Uno de los cambios más habituales e importantes que empezarás a notar después del parto es lo grandes y sensibles que se vuelven tus pechos. Las pacientes suelen notar el inicio de lactancia, la congestión mamaria o la salida de la leche, aproximadamente entre las primeras 24 y 72 horas después del parto.

En otras palabras, la congestión mamaria se produce cuando hay un exceso de leche almacenada en los pechos, los cuales se vuelven más cálidos, más firmes y sensibles. Las pacientes a menudo presentan dolor o sensación de calor en los pechos y pueden tener fiebre. 

Una vez que comienzas a amamantar, tus pechos estarán menos hinchados y duros. A medida que sigues haciéndolo, los notarás menos congestionados. Pero si amamantas con menos frecuencia, es probable que vuelvan a congestionarse.

Es necesario lactar con frecuencia. Dar el pecho suele aliviar la sensación de congestión al hacer que estén menos hinchados y duros. Intenta amamantar cada 3 horas aproximadamente para ayudar a reducir la congestión. Evita tomar descansos de 4 a 5 horas entre amamantamientos, ya que esto ocasiona que tus pechos se congestionen. Da de mamar a tu bebé unas 12 veces al día para evitar la congestión mamaria. 

Trata la hinchazón con frío o calor. Para pacientes que no están amamantando, resulta útil utilizar compresas de hielo, un sujetador ajustado, analgésicos y medicamentos antiinflamatorios. 

También puedes usar un extractor de leche para reducir la congestión.

Es normal tener contracciones después de dar a luz porque el útero se está contrayendo para regresar a su estado previo al embarazo. Es lo que se denomina involución. Otra razón por la que podrías tener contracciones intensas o dolor después del parto es porque estás amamantando. 

La lactancia materna provoca contracciones durante el posparto. Sin embargo, estas contracciones duran solo unos cuantos días y luego desaparecen.

Hay varias cosas que puedes hacer para tratar el dolor del posparto:

  • Habla con tu médico para que te recete analgésicos. Prueba técnicas de respiración y relajación para ayudar a aliviar las contracciones. 
  • Orina con frecuencia. 
  • Aumenta la frecuencia con la que das el pecho para aliviar las contracciones.

Los desgarros perineales se producen durante el parto vaginal y generalmente son laceraciones del tejido blando ubicado entre el ano y la vagina. Las laceraciones perineales varían según su gravedad. La mayoría son leves y no requieren tratamiento. No obstante, algunos desgarros son tan graves que pueden causar mucho sangrado y dolor crónico a largo plazo.  

Dependiendo de cómo de grave sea el desgarro, es posible que necesites suturas perineales para ayudar a la cicatrización del tejido. Los desgarros menores no requieren suturas y se deja que cicatricen solos. 

¿Qué se puede hacer para tratar el dolor perineal?

  • Colocar una compresa de hielo en la herida para aliviar el dolor.
  • Relajarte más y no realizar actividades extenuantes.
  • Usar ropa holgada y cómoda.
  • Beber muchos líquidos.

El médico también puede recomendarte analgésicos para ayudarte a tratar el dolor. 

Es normal que las cicatrices piquen, sobre todo cuando se están curando. Si has tenido una cesárea y te empieza a picar la cicatriz, ten en cuenta que es normal y que la picazón disminuirá a medida que la cicatriz sigue sanando.

Otras razones por las que te puede picar la cicatriz es por tener la piel seca o una infección. 

Es más probable que sientas picazón o dolor de senos después del embarazo cuando las cicatrices comienzan a curarse y puede aumentar a medida que la herida sigue sanando. Aunque si quiere rascarlas, no lo hagas, ya que puede causar más dolor e incluso una infección. 

Para aliviar el picor, coloca una compresa de hielo sobre la herida durante un par de minutos. Si notas que la cicatriz está hinchada y supura pus, ponte en contacto con tu médico de inmediato. 

El sangrado vaginal después del parto es normal y, por lo general, disminuye después de 10 días. Para la sexta semana después del parto, el sangrado debería desaparecer por completo. Sin embargo, si tienes sangrado abundante y persistente después del parto durante más de 10 días, debes buscar atención médica. 

La hemorragia posparto, como se le conoce, es grave y no se puede ignorar. Se sabe que causa complicaciones como presión arterial baja, debilidad, palpitaciones, escalofríos, náuseas y visión borrosa. 

El médico decidirá la mejor forma de proceder según la gravedad de tu estado. Puede ofrecer algunas de estas opciones terapéuticas: 

  • Medicamentos para ayudar a que el útero se encoja o contraiga.
  • Extracción de cualquier parte de la placenta que haya quedado en el útero.
  • Transfusión de sangre. 
  • Embolización de las arterias uterinas para reducir el flujo sanguíneo del útero. 

No es sorprendente que muchas mujeres sientan dolor en las pantorrillas después del parto. Si sientes molestias o dolor en las piernas y notas algo de hinchazón, podría ser un signo de la presencia de un coágulo de sangre o de trombosis venosa profunda. 

Si se trata de un coágulo de sangre, es posible que no tengas ningún otro síntoma aparte del dolor y la hinchazón. Pero si se trata de trombosis venosa profunda, también puedes tener dificultad para respirar (debido a una embolia pulmonar o PE, por sus siglas en inglés).

Pide cita con el médico. Él se encargará de realizar una ecografía de las venas y arterias de las extremidades inferiores para saber dónde está el trombo y si está en una de las venas profundas. Después decidirá si se debe realizar cirugía (trombectomía). De ser necesario, también puede recomendarte que uses medias de compresión y tomes medicamentos anticoagulantes.

En ocasiones, puede que haya que colocarte un filtro en la vena cava para evitar que los coágulos lleguen a los pulmones.

El estreñimiento durante el posparto se debe a la medicación para el dolor que se administra a las mujeres durante el parto. 

Para aliviar el estreñimiento, el médico puede recetarte un laxante emoliente. Bebe muchos líquidos, sobre todo agua, e ingiere alimentos ricos en fibra. 

  • Mantén una dieta saludable.
  • Descansa mucho.
  • Bebe muchos líquidos.
  • Evita los malos hábitos de salud, como fumar y el consumo excesivo de alcohol.
  • Si eres VIH (HIV; por sus siglas en inglés) positiva, no amamantes para evitar transmitirle el virus al bebé a través de la leche materna. 
  • No dar el pecho si estás recibiendo tratamiento contra el cáncer, como quimioterapia. 
  • No dar el pecho si usas drogas ilícitas como la heroína, la marihuana o la cocaína. 
  • No dar el pecho si tu hijo padece galactosemia, que es una enfermedad en la que el bebé no tolera la galactosa, un azúcar natural que se encuentra en la leche materna. 
  • No dar el pecho a tu bebé si estás tomando medicamentos recetados para la enfermedad de Parkinson, la artritis o las migrañas.

Flo es una aplicación muy útil que llevo usando un par de años, con un embarazo entremedio. Después de haber probado otras, para mí es la mejor. Es súper fácil de usar, intuitiva, agradable a la vista y eficaz. La verdad es que no tengo quejas.

Es importante ir a la revisión del médico durante el posparto para asegurarte de que todo esté bien. Tu médico te examinará la presión arterial, el peso, la vagina, el útero y el cuello uterino. Una vez te dé luz verde, podrás hablar con él sobre las opciones de anticoncepción y los ejercicios que puedes realizar para ayudar a tonificar el cuerpo.  

No obstante, si ves que tienes un sangrado abundante y persistente, dolores de cabeza intensos, dolor en las piernas, dolor abdominal después del parto o dolor en los pechos, no esperes hasta la sexta semana del posparto para ver a tu médico. Llámalo inmediatamente si notas estos signos para así evitar complicaciones o problemas de salud graves como la mastitis o la endometritis. 

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4626966/
https://www.summitmedicalgroup.com/library/pediatric_health/hhg_postpartum_breast_engorgement/
https://www.nhs.uk/conditions/pregnancy-and-baby/breast-pain-and-breastfeeding/
https://www.livestrong.com/article/207761-abdominal-pain-after-pregnancy/
https://www.practicalpainmanagement.com/pain/other/abdominal-pelvis/therapy-management-childbirth-perineal-tears-post-partum-pain
https://www.webmd.com/women/vaginal-bleeding-after-birth-when-to-call-doctor

Más artículos