1. Ser mamá
  2. La recuperación tras el parto
  3. Complicaciones

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

Cómo cuidar tus puntos después del parto para minimizar el riesgo de infección

Muchas madres tienen puntos de sutura después del parto. Esto ayuda a crear una vía para cerrar la incisión y acelerar el proceso de cura. Vamos a ver cómo cuidar de tus puntos correctamente.

Los puntos episiotomía son los puntos que ponen debido a un corte del perineo. El perineo es la zona entre la vagina y el ano. Estos puntos pueden ser incómodos para cualquier madre tras el parto.

La decisión de usar la episiotomía en cualquier mujer durante un parto vaginal es para prevenir desgarros espontáneos en la zona perineal, ya que son más graves y tomaría más tiempo para la recuperación.

Durante el parto, tu médico puede decidir llevar a cabo una episiotomía si una o varias de las siguientes condiciones se cumplen:

  • Parto prolongado. Si una mujer tarda mucho tiempo en dar a luz, es necesario que la comadrona encuentre una solución. La mejor opción a esas alturas es realizar una episiotomía
  • Peligro para el bebé. Si la salud de tu bebé se ve deteriorada debido a complicaciones durante el parto, tu médico puede decidir llevar a cabo una episiotomía para salvar su vida. Hacer que el bebé sufra estrés puede ser muy peligroso y puede causar su muerte, por lo que debe ser algo que se debe evitar durante el parto. 
  • Si el bebé tiene la cabeza grande. Es posible que el bebé tenga la cabeza más grande que la dilatación de la madre. Es algo normal. Por ello, la madre debe dar a luz para una mayor comodidad de ambos. La episiotomía mediolateral se realiza para ayudar con el parto.
  • Parto de nalgas. Esta situación se da cuando el bebé está posicionado con otras partes del cuerpo y no con la cabeza. En este tipo de situación, la madre tiene altas posibilidades de someterse a una episiotomía y así facilitar el movimiento del bebé.
  • Si la madre sufre problemas graves de salud. Algunos problemas de salud pueden complicar un parto fácil. Entre ellos se encuentran la diabetes, el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), etc. 

Clínicamente, la episiotomía no debe ser un problema si la herida se cura como corresponde. Si tienes puntos debido a esta operación, visita a tu médico con regularidad y sigue lo que pone en tus recetas al pie de la letra.

Aquí tienes algunos consejos que vale la pena probar para acelerar el proceso de curación y evitar infecciones:

  • Sigue los procesos de higiene.

Es muy importante estar limpia y cuidar tus puntos después del parto, así proteges el área cosida de las infecciones. También es crucial que te laves las manos antes y después de ir al baño. Las bacterias de tus manos pueden causar fácilmente complicaciones posparto. Además, tu médico te dará con toda probabilidad una botella de antiséptico (clorhexidina, Betadine, etc.) que te ayudará a mantener la zona perineal siempre limpia y seca.

  • Dedica tiempo a descansar.

Esto es algo muy importante que las madres ignoran principalmente . El descanso es muy bueno para poder recuperarse tras el parto y para curar tus puntos. Es conveniente evitar llevar a cabo trabajos extenuantes durante este tiempo. Pide ayuda a tus familiares o a amigos si la necesitas.

  • Usa compresas frías. 

La aplicación de frío en la zona de los postparto puntos puede ser útil en ciertas ocasiones para ayudar a la curación de la herida y rebajar la inflamación inicial. Es posible conseguir compresas frías que se usan como las normales. Estas pueden ponerse durante 10 o 20 minutos para rebajar el dolor del área perineal. Es una forma de mejorar el dolor de los puntos después del parto. Desecha la compresa tras su uso para evitar la contaminación del área afectada.

  • Prueba laxantes.

Tu médico puede prescribirte un laxante, lo que es también un medicamento para los puntos después del parto. Este tipo de medicación puede ayudarte a reducir el esfuerzo durante la defecación. Además de evitar el esfuerzo, también puede ayudar a reducir el dolor del área afectada en la recuperación puntos postparto.

  • Abstente de tener sexo.

Tener sexo tras el parto puede ser muy estresante y doloroso para la mujer. Pero, es más, puede empeorar el proceso de recuperación. No tengas prisa por tener relaciones y espera a que los puntos estén curados.

Normalmente, los puntos solubles de la episiotomía vaginal tardan en curarse entre 4 y 5 semanas tras el parto. Normalmente, tu médico revisará tus puntos en tu primera visita tras dar a luz, que suele ocurrir unas seis semanas después. 

En ese momento, el médico te aconsejará sobre cuándo puedes volver a tener relaciones sexuales para evitar el sangrado durante el coito y te dará algunas recomendaciones para superar otras complicaciones posparto. 

También puede que te recomiende hacer ejercicios de Kegel para ayudar a reestablecer la musculatura alrededor del perineo.

Es necesario ir al doctor tras tu episiotomía si has notado algún signo de infección alrededor de la herida. Muchas veces, los puntos infectados después del parto son a causa de bacterias como el estafilococo, estreptococo o pseudomonas alrededor de los puntos. Además, debes visitar a un profesional cuando experimentes los siguientes síntomas:

  • Inflamación alrededor de los puntos
  • Sensación de calor alrededor de la zona
  • Sangre o pus con hedor que proviene de la zona de los puntos
  • Fiebre
  • Hinchazón de los nódulos linfáticos

Si tu médico no está disponible, no esperes y dirígete a la sala de urgencia más cercana.

Más artículos