1. Tu ciclo
  2. La menopausia
  3. Síntomas

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

¿Cuánto tiempo es demasiado para la menstruación en la perimenopausia?

El camino hacia la menopausia está acompañado de muchos cambios. Sudores nocturnos, desequilibrios hormonales y sequedad vaginal son algunos de los síntomas más conocidos de la perimenopausia. El período abundante y doloroso es otro de los síntomas más frecuentes: aproximadamente un 25 % de las mujeres afirman haberlas padecido. Sigue leyendo para conocer lo principal sobre el sangrado perimenopáusico y cómo manejar el período perimenopáusico prolongado.

Normalmente, el ciclo menstrual se produce cada 21 a 35 días y dura entre 2 y 7 días. Pero, el período perimenopáusico puede durar mucho más. Es posible que algunos meses los ovarios no produzcan niveles suficientes de estrógenos y progesterona, lo que previene la aparición del período completamente. Otros meses, el desequilibrio puede hacer que el endometrio se vuelva demasiado grueso, lo que significa que a tu cuerpo le costará más expulsarlo. 

El sangrado excesivo y el período largo son bastante habituales durante la perimenopausia. Muchas mujeres presentan mayor cantidad de flujo y período perimenopáusico prolongado antes de llegar a la menopausia.

Si has tenido períodos que duran más días o que son más frecuentes o abundantes que lo habitual, te recomendamos que consultes a tu médico.

El sangrado excesivo y el período largo son bastante habituales durante la perimenopausia. Muchas mujeres presentan mayor cantidad de flujo y período perimenopáusico prolongado antes de llegar a la menopausia. 

De hecho, una de cada cuatro mujeres afirma que su período es tan abundante que interfiere en sus actividades cotidianas, como ir al trabajo o asistir a eventos sociales. Según los investigadores de la Universidad de Michigan, el 91 % de las mujeres de entre 42 y 52 años encuestadas declararon haber tenido período abundante de 10 días o más durante la transición a la menopausia. Este fenómeno se produjo entre una y tres veces en un período de tres años. 

Hay otros factores de la salud que intervienen, como el índice de masa corporal (IMC), el uso de hormonas y la presencia de fibromas uterinos. 

Durante el ciclo menstrual, los niveles de estrógenos y de progesterona suben y bajan según un patrón relativamente constante. Sin embargo, durante la perimenopausia, tus hormonas no siguen un patrón marcado y tus ovarios producen menstruaciones irregulares e impredecibles. 

Cuando estés a punto de entrar en la menopausia, ovularás con menos frecuencia, creando una de estas dos posibles situaciones. En el primer caso, tu ovario no libera un óvulo, y el endometrio no se desprende, lo que provocará que el período no se presente. 

En el segundo caso, el endometrio se hace excesivamente grueso y necesita más tiempo para desprenderse. Esta acumulación excesiva de tejido implica período más largo y abundante flujo menstrual. 

Sin embargo, el período se volverá menos frecuente de manera gradual y, finalmente, desaparecerá del todo. Los expertos consideran que la transición a la menopausia se ha completado una vez que una mujer ha dejado de tener el período durante al menos 12 meses consecutivos. 

Hay varios trastornos uterinos que se hacen más prevalentes durante la fase de la perimenopausia. Asegúrate de estar particularmente atenta a síntomas anormales como:

  • Pólipos uterinos: Generalmente, son tumores benignos localizados en el útero y el cuello uterino. Si no se tratan, algunos tipos de pólipos uterinos pueden volverse cancerígenos.
  • Cáncer de útero: Los signos de alerta pueden ser cambios vaginales, como sangrado anormal, entre otros síntomas.
  • Atrofia endometrial: Se trata de un adelgazamiento de los tejidos del útero provocado por los bajos niveles de estrógenos. Como ocurre con el cáncer, un signo revelador es el sangrado anormal. 
  • Hiperplasia endometrial: Este trastorno, en cambio, provoca que el endometrio se vuelva más grueso de lo habitual. Suele estar causada por altos niveles de estrógenos combinados con progesterona baja. En casos excepcionales, la hiperplasia endometrial podría derivar en cáncer de útero. 

¿Te has dado cuenta de que tus síntomas menstruales son cada vez más pronunciados e incómodos durante la perimenopausia? Puedes recurrir a estos remedios:

Terapia hormonal

La terapia hormonal puede reducir el sangrado, acortar el período y aliviar el síndrome premenstrual porque obstaculiza el crecimiento del endometrio. 

Analgésicos sin receta

Tomar analgésicos sin receta para el dolor, como el ibuprofeno, durante tu período te ayudará a calmar algunas de las molestias asociadas a los dolores durante el periódo.

Dispositivo intrauterino (DIU)

Se ha demostrado que utilizar un DIU para tratar el período abundante y doloroso es efectivo para muchas mujeres. Funciona afinando el endometrio y disminuyendo los efectos indeseables del período perimenopáusico anormal. 

Ejercicio

Como se sabe la actividad física habitual es eficaz para combatir la hinchazón y aliviar los dolores durante el período. Los médicos recomiendan a las mujeres en la perimenopausia que hagan ejercicio diario para controlar los síntomas de la menopausia, como el estrés, el dolor y los problemas estomacales. 

Productos de calidad

Si has tenido un aumento del flujo y período perimenopáusico prolongado, invierte en algunos productos de cuidado femenino de alta calidad. Los expertos recomiendan compresas extralargas con alas o tampones específicos para los días con más flujo, copas menstruales o ropa interior protectora para prevenir la fuga durante el período.

En cuanto observes irregularidades o alteraciones de la menstruación en la premenopausia, lo más prudente es que acudas a tu médico. Algunas de las señales de alerta son: 

  • Sangrado menstrual muy abundante (por ejemplo, tienes que cambiarte el tampón o la compresa cada hora durante varias horas seguidas)
  • Sangrado después de las relaciones sexuales
  • Varios ciclos menstruales cortos (de aproximadamente 3 semanas)
  • El período que dura mucho más de lo normal
  • Sangrado después de un año sin haber tenido periodos

Aunque el período perimenopáusico son una parte inevitable de la vida de toda mujer, sigue siendo crucial que vayas a la consulta ginecológica para hacerte una revisión anual. Así podrán evaluar tus posibilidades de padecer una afección relacionada con la menopausia y aconsejarte sobre cómo sobrellevar los síntomas.

https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/womens-health/in-depth/menstrual-cycle/art-20047186

https://news.umich.edu/prolonged-and-heavy-bleeding-during-menopause-is-common/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4834516/

https://www.acog.org/Patients/FAQs/Perimenopausal-Bleeding-and-Bleeding-After-Menopause

https://www.ourbodiesourselves.org/book-excerpts/health-article/what-to-expect-perimenopause/

http://www.cemcor.ubc.ca/resources/very-heavy-menstrual-flow

Más artículos