1. Tu ciclo
  2. Pubertad
  3. Cambios corporales

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

Los pezones: todo lo que querías saber pero tenías miedo de preguntar

Pezones peludos, tipos diferentes, maneras de esconderlos bajo la ropa... Hoy vamos a responder a algunas de las preguntas más urgentes acerca de la parte más interesante de los senos.

Sí, hay varios tipos y formas de los pezones.

Los pezones, igual que la forma y el tamaño de las glándulas mamarias, varían de una mujer a otra. ¿Qué podemos decir sobre el tamaño y color de los pezones? Pueden ser grandes o pequeños, pálidos u oscuros, de formas diferentes (protuberantes, invertidos, planos), con la punta hacia arriba o hacia abajo.

Según las estadísticas, la mayoría de las mujeres tienen pezones protuberantes (sobresalen unos pocos milímetros por encima de la areola en estado normal, y un poco más cuando la mujer está excitada sexualmente).

Aproximadamente entre el 28 y el 35 % de las mujeres tiene pezones planos o cónicos, y el 10 % tiene pezones invertidos.

Es interesante que incluso los pezones de una misma persona pueden ser diferentes, y es algo normal.

Algunas mujeres tienen pezones de forma cónica que se funden con las areolas. Esto puede dar un aspecto inusual a los senos.

Merece la pena destacar que las glándulas mamarias de todas las chicas pasan por esta fase de desarrollo. Los senos crecen y se desarrollan entre los 10 y 15 años de edad.

Primero, los senos junto con los pezones y las areolas crecen sobre el pecho en forma de cono.

Por lo general, a partir de los 16 años, la areola se fusiona con el contorno de la glándula mamaria, lo que significa que deja de sobresalir por encima de su nivel.

Sin embargo, aproximadamente en un tercio de las mujeres, los pezones mantienen su forma cónica aunque los senos se hayan formado por completo. Esta característica puede cambiar después del parto y la lactancia.

En resumen: casi todas las chicas tienen pezones de forma cónica en ciertas etapas de su vida; para algunas mujeres, los pezones de forma cónica se convierten en una característica distintiva de sus senos durante toda la vida.

En el 10 o el 20 % de las mujeres, al menos uno de los pezones no sobresale, sino que está invertido. Esto es completamente normal y no tiene ningún tipo de efecto sobre la salud.

¿Por qué se tienen pezones invertidos? Estos pezones pueden ser una característica innata o el resultado del desarrollo de los senos.

A menudo adquieren una forma más común una vez que los senos dejan de crecer o después del parto y la lactancia.

Los pezones invertidos requieren un cuidado especial. Es importante mantenerlos limpios de modo que no se desarrollen infecciones en los pliegues de la piel.

Existen dispositivos correctores semejantes a un dedal que pueden ayudar a sacar los pezones hacia fuera.

Si tu pezón siempre ha sido protuberante, pero se invierte de repente, consulta a tu médico.

No existen pezones idénticos, igual que no existen dos copos de nieve idénticos. Incluso una misma persona puede tener dos pezones diferentes.

En algunas mujeres, esta diferencia es imperceptible; en otras, es llamativa. A veces, un pezón puede ser protuberante y el otro puede ser invertido.

¿Deberías preocuparte? Todo depende de cuándo hayas notado el pezón invertido.

Si siempre ha sido así, no pasa nada, sólo es una peculiaridad de tus senos. Si tu pezón se ha invertido súbitamente, consulta a tu médico de inmediato para descartar patologías graves.

En las adolescentes, sin embargo, estos cambios normalmente no indican enfermedades, sino que son parte normal del desarrollo de los senos.

El área pigmentada en torno al pezón, llamada areola, cumple ciertas funciones.

Las glándulas de Montgomery ubicadas en ella liberan una sustancia aceitosa que protege la piel sensible de los senos frente a la irritación y las grietas mientras se alimenta al bebé.

Las areolas también contienen terminaciones nerviosas. Su estimulación durante la lactancia dispara la liberación de la hormona oxitocina.

Pueden tener diferente forma (redonda u ovalada), color (desde rosa claro a marrón oscuro) y diámetro de 1,18 a 3,93 pulgadas (de 30 a 100 mm).

A veces, las areolas son asimétricas, lo cual es perfectamente normal.

Quizá hayas notado pequeños bultos en las areolas alrededor de los pezones. En el centro, a veces se pueden ver espinillas blancas, ¡pero no trates de aplastarlas!

Estos bultos se llaman glándulas de Montgomery y todas las mujeres las tienen. En algunas mujeres, son numerosas y visibles; en otras, se notan menos.

Son pequeños orificios que segregan grasa protectora de la piel, de una gran importancia durante la lactancia.

Si las glándulas se inflaman, se enrojecen o notas que exudan un fluido extraño (de colores transparente a marrón), consulta a un médico.

Quizá hayas notado algún pelo alrededor de tus pezones. No te preocupes.

Todas las mujeres tienen folículos en las areolas. Algunas mujeres tienen pelillos finos, que son casi invisibles, mientras que otras tienen muchos pelos apreciables.

La presencia de 2 a 15 pelos en los  pezones femeninos es bastante común.

Si te molestan, puedes quitarlos arrancándolos, afeitándolos, cortándolos con tijeras, etc. No apliques productos depilatorios en esta zona. Puede causar irritación.

A menudo, el pelo en la areola puede aparecer debido a cambios en los niveles hormonales (durante la pubertad y el embarazo, cuando se toma medicación o durante ciertas enfermedades, tales como el síndrome de ovario poliquístico).

Sólo un médico puede determinar la causa real.

En muchas mujeres, los pezones protuberantes se elevan por encima de la areola constantemente, y debido a la estimulación o los cambios de temperatura se endurecen y sobresalen aún más.

En este caso pueden ser visibles bajo las prendas de vestir, la ropa interior o los trajes de baño. Algunas mujeres se sienten cómodas con esto y otras no.

Hay algunas maneras sencillas de ocultar los pezones protuberantes bajo la ropa:

  • Viste camisas, blusas y tops con estampados coloridos o ropa oscura de colores sólidos.
  • Usa algodón y lino densos.
  • Elige sujetadores con copas hechas de tejido denso.
  • Viste bufandas y chales que te cubran el pecho.
  • Lleva tops sin tirantes bajo la ropa.
  • Compra cubrepezones especiales color carne.

https://www.breastcancercare.org.uk/information-support/have-i-got-breast-cancer/signs-symptoms-breast-cancer/information-girls-about-breasts-breast-development-breast-cancer/breast-development-are-my-breasts-normal

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12792541

http://youngwomenshealth.org/2014/02/27/breast-health/

https://www.breastcancercare.org.uk/information-support/have-i-got-breast-cancer/signs-symptoms-breast-


Más artículos