1. Tu ciclo
  2. Salud
  3. Menstruación

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

¿Cuánta sangre se pierde en la menstruación?

¿Sabes cuánta sangre se pierde en el período y cuánta pérdida de sangre durante tu período se considera normal? ¿O cómo determinar la cantidad de sangre que pierdes cada mes? ¡No te preocupes! En este artículo, respondemos a esas y otras preguntas. Sigue leyendo para descubrir qué se considera un período “normal”, y qué hacer si sospechas que tienes un sangrado menstrual anormal.

Cada mujer tiene un período diferente. De hecho, una mujer puede vivir muchas variaciones en el periodo durante su vida. 

Los ciclos de la mayoría de las mujeres duran aproximadamente 28 días, y sus períodos duran generalmente entre 3 y 7 días. Algunas mujeres tienen período más abundante de forma natural. No existe un período perfectamente normal; así que en vez de centrarte en si tu período es “normal”, lo mejor es que conozcas las características de tu propio ciclo.

Familiarizarte con la manera en que funciona tu propio ciclo te permitirá darte cuenta de si hay algo que no funciona, o identificar cualquier cambio rápidamente. Puedes utilizar un calendario menstrual, como Flo, para hacer un seguimiento de tu ciclo.

Tu ciclo debería durar entre 21 y 35 días, y ser regular hasta cierto punto. Es normal que el ciclo varíe un par de días cada mes, pero si es más podría ser un motivo de preocupación.

En condiciones normales, la cantidad de sangre menstrual no es más de 2 o 3 cucharadas cada mes. Esto equivale a unos 30-50 mililitros aproximadamente. Es normal tener días con flujo más abundante y días con flujo más ligero durante tu período. El flujo más abundante suele aparecer al principio del periodo, y tiende a aligerarse con el paso de los días. También se considera normal expulsar algunos coágulos pequeños.

La menorragia se produce cuando se tiene un sangrado menstrual prolongado o excesivo. La menorragia se suele definir como una pérdida de más de 80 ml o de 5 cucharadas de sangre durante el periodo. También es necesario controlar cualquier coágulo de sangre durante el periodo que tenga un diámetro de más de 2,54 cm (1 pulgada) , ya que puede ser otro indicador de un sangrado menstrual excesivo.

Los periodos largos también pueden ser anormales. Si tu periodo dura más de 7 días, también es posible que tengas menorragia. En cambio, la polimenorrea se refiere a ciclos que duran menos de 21 días, y que causan menstruaciones frecuentes. La causa suele ser la anovulación.

Cualquier trastorno que haga que el período ser demasiado abundante, largo o frecuente puede hacerte perder glóbulos sanguíneos y derivar en anemia a causa de la pérdida de sangre. El período excesivo es la principal causa de anemia ferropénica en las mujeres.

Ahora sabes cuántos mililitros y cucharadas de sangre es normal perder durante tu periodo, ¿pero cómo puedes medirlo en la vida real? Puede ser difícil determinar exactamente cuánta sangre se pierde durante la menstruación. Por suerte, tenemos varios consejos que pueden ayudarte a determinar la cantidad aproximada de sangre que estás perdiendo. 

Las mujeres suelen sobrestimar la cantidad de sangre que pierden durante el período. Aquí es cuando hay que recurrir a las matemáticas. La manera de medir la cantidad de sangre que pierdes dependerá del tipo de producto de higiene íntima que utilices durante el periodo.

Quizás sea la forma más fácil para medir cuánta sangre se pierde en la menstruación. Muchas copas incluyen marcas para medir, de modo que no tienes que tener en cuenta la cantidad de sangre absorbida por el producto. Aunque tu copa no lleve medidas, esta información suele estar disponible online o en el envase de la copa.

Lleva un registro de la cantidad de sangre que hay en la copa cada vez que te la quites. Si utilizas la copa menstrual, será sencillo calcular cuánta sangre se pierde en el período menstrual.

Los tampones de tamaño regular absorben aproximadamente 5 mililitros de líquido. Los tampones extra-absorbentes suelen tener capacidad para el doble de cantidad.

Sin embargo, no se recomienda esperar a que el tampón esté completamente empapado para cambiarlo. Es mejor cambiarlo cada 4 a 6 horas. Para poder calcular la pérdida de sangre durante tu periodo, anota cuántos tampones utilizas y lo empapados que están cuando te los cambias.

Al igual que ocurre con los tampones, la absorción de las compresas higiénicas varía según las marcas y los modelos. Sin embargo, la mayoría de compresas regulares tienen la misma capacidad que los tampones, es decir, unos 5 mililitros. Del mismo modo, las compresas extrabsorbentes pueden contener 10 ml de sangre aproximadamente. Si tienes dudas, consulta el envase de las compresas, ya que normalmente incluye información sobre su capacidad de absorción.

Una vez que sepas cuántos productos de higiene íntima utilizas durante tu periodo, tendrás que determinar cuánta sangre has perdido en realidad. Durante el período, no solo pierdes sangre. Hay otros fluidos, como la mucosa, que pueden constituir casi el 64 % del flujo menstrual. Esto quiere decir que la sangre solo representa el 36 % del flujo.

Para calcular la pérdida real de sangre durante el período, multiplica el número de productos de higiene íntima que has utilizado durante el período por 5 ml (en caso de que utilices productos regulares) o por 10 ml (si son productos extra-absorbentes). Multiplica el número por 0,36 para obtener la cantidad aproximada de sangre que has perdido durante tu período.

Por ejemplo: si has utilizado 9 compresas extra-absorbentes durante el período, esto equivalente a una pérdida de fluido total de 90 ml. Multiplica 90 ml por 0,36, el porcentaje de sangre en el flujo menstrual, y obtendrás 32,4 de sangre menstrual, una cantidad perfectamente normal.

Tener un período demasiado ligero también puede ser un motivo de preocupación. Algunas de las causas más frecuentes de período ligero suelen ser:

  • Menopausia: los cambios en la cantidad de sangre menstrual pueden ser el primer signo de menopausia.
  • Embarazo: muchas mujeres piensan que es imposible tener el período si se está embarazada, pero no siempre es así. El sangrado que se produce en las primeras fases del embarazo no es realmente una “período”, pero puede coincidir con la fecha en la que esperas el período. Esto puede deberse a un sangrado de implantación, a un embarazo ectópico o a una amenaza de aborto. Si tienes náuseas durante el período, plantéate hacerte una prueba de embarazo.
  • Lactancia
  • Estrés
  • Trastornos alimentarios o malnutrición
  • Ejercicio
  • Síndrome de ovario poliquístico
  • Trastornos tiroideos

El sangrado menstrual excesivo es peligroso porque puede conllevar una pérdida de glóbulos sanguíneos, lo que en las mujeres produce anemia. Casi un tercio de todas las mujeres en edad de procrear padece una anemia provocada por el período en algún momento de sus vidas. Algunas de las causas más frecuentes de la menorragia son:

  • Endometriosis
  • Dispositivo intrauterino (DIU)
  • Enfermedad pélvica inflamatoria (EPI)
  • Fibromas uterinos
  • Pólipos uterinos
  • Adenomiosis
  • Trastornos tiroideos
  • Síndrome de ovario poliquístico (SOP)
  • Trastornos de la coagulación

Tú eres quien mejor conoce tu cuerpo, así que plantéate ver a un médico si detectas cualquier cambio en el ciclo menstrual habitual. Si crees que tienes menorragia o hipermenorrea, tu médico será la persona más indicada para diagnosticar y tratar la causa subyacente.

Según los síntomas que tengas, el médico realizará una exploración física. También pueden solicitar pruebas de diagnóstico por imagen o análisis de sangre, para determinar la causa de un sangrado anormal. Una vez que tengas el diagnóstico, el médico podrá recetarte un tratamiento además de recomendarte ciertos cambios en tu modo de vida que te ayudarán a mejorar.

Muchas de las causas de los sangrados menstruales anormales se tratan con anticonceptivos hormonales. Si padeces anemia, el médico te recetará suplementos y cambios alimenticios. Un médico o un nutricionista puede aconsejarte sobre qué comer después de la pérdida de sangre. Estos cambios alimenticios pueden consistir en comer más proteínas, cítricos, y hojas verdes para aumentar los niveles de hemoglobina.

Hay muchos factores que pueden causar sangrados menstruales anormales. Tanto si tu período es demasiado ligero, abundante, corto, largo o irregular, puede causar malestar u otros síntomas físicos.

La manera más fácil de empezar a tratar cualquier problema menstrual es haciendo un seguimiento del ciclo. Así, tendrás mucha información para tu médico, y aprenderás más sobre cómo funciona tu cuerpo.

Los períodos anormales no son una broma, buscar ayuda profesional y seguir el tratamiento adecuado puede ayudarte a normalizar el ciclo para impedir que la menstruación afecte a tu rutina diaria.

https://www.healthline.com/health/how-much-blood-do-you-lose-on-your-period
https://www.everydayhealth.com/pms/abnormal-bleeding.aspx
https://www.webmd.com/women/features/when-your-period-signals-problem#1
http://www.newhealthadvisor.com/why-is-my-period-so-light.html
http://www.newhealthadvisor.com/Period-Lasting-Longer-Than-Usual.html

Más artículos