1. Tu ciclo
  2. Salud
  3. Menstruación

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

¿Por qué tu sangre menstrual es negra? Motivos por los cuales el color de la menstruación es negro

Para la mayoría de las mujeres, la menstruación empieza entre los 12 y 13 años. La menstruación es la evacuación regular de tejido mucoso (del revestimiento uterino interno) y sangre a través de la vagina cada mes. La Sociedad Americana de Obstetras y Ginecólogos afirma que la menstruación puede usarse como un signo importante de salud para la mujer. Las diversas características de la menstruación —incluyendo su duración y el color, y la textura de la sangre— pueden ser signos cruciales en relación con tu salud.

Podrás notar diferentes colores de sangre menstrual, de rojo brillante a naranja o de marrón a negra. Aunque la mayoría de los colores pueden considerarse sanos o normales, algunos pueden ser motivo para pedir una cita a tu médico. 

¿Por qué puede ser negra tu sangre menstrual? Puede darte un buen susto que repentinamente tengas la sangre menstrual negra. En algunos casos, puede ser motivo de preocupación. Conoce las razones más comunes por las cuales la sangre menstrual es negra y averigua cuándo debes ver a tu médico.

Causas de sangre menstrual y flujo negros

Puede asustarte tener la sangre menstrual y el flujo negros, pero no siempre es motivo de preocupación. Podrás notar flujo vaginal negro a lo largo de tu ciclo menstrual, especialmente al inicio de tus menstruaciones. 

La sangre menstrual negra es sangre que tarda más en expulsarse del útero y que se oxida durante el proceso. Esto puede hacer que sea de un color más oscuro. Así es como la sangre menstrual tiene un tono marrón oscuro o negro. Con frecuencia, tiene un parecido a los posos de café. 

No obstante, en algunos casos deberías ver a tu médico si tienes un flujo vaginal negro. Presta atención a los siguientes síntomas. 

1. Es simplemente el inicio (o final) de tu menstruación

El flujo de tu menstruación puede ser levemente más lento al inicio o al final de tu periodo. Por eso, la sangre del útero puede tardar más en dejar el cuerpo, y al oxidarse se vuelve negra o marrón oscura. Así es como puedes tener sangre menstrual negra al inicio (y final) de tu periodo. 

2. Puedes tener algo atascado dentro de ti

Tener sangre menstrual negra también puede indicar que tienes un objeto extraño atascado dentro de tu vagina. Esto puede ocurrir si te has puesto sin querer un segundo tampón en la vagina, o si te has olvidado de quitarte un tampón al final de tu menstruación. 

Otros objetos que pueden atascarse en tu vagina son preservativos, juguetes sexuales y dispositivos anticonceptivos, tales como esponjas, diafragmas, aros y tapones cervicales. Con el tiempo, el objeto puede irritar el revestimiento vaginal y provocar una infección vaginal. 

Aparte de sangre negra durante tu menstruación, también podrás tener los siguientes síntomas:

  • flujo vaginal maloliente
  • incomodidad o picor alrededor y dentro de la vagina
  • erupción o hinchazón alrededor de tu zona genital
  • fiebre
  • dificultades al orinar

Si observas sangre menstrual negra u otros síntomas como los descritos anteriormente y sospechas de que puedes tener algo atascado en tu vagina, debes pedir una cita con tu médico. En algunos casos poco frecuentes, las mujeres pueden desarrollar una infección potencialmente mortal, conocida como el síndrome de choque tóxico. 

3. Sangre menstrual retenida: hematocolpos

La sangre menstrual retenida, o hematocolpos, ocurre cuando la sangre menstrual no puede salir del canal vaginal y llena la vagina y el útero. Por este motivo, la sangre retenida puede volverse oscura o negra con el tiempo. La sangre es incapaz de salir del canal vaginal debido a un bloqueo causado por enfermedades congénitas del septo vaginal o himen o, en casos raros, la ausencia del cérvix (conocido como agenesia cervical). 

Algunas mujeres pueden carecer de síntoma alguno. En otras, los síntomas son cíclicos y se manifiestan en lugar de la menstruación esperada. 

Un bloqueo severo puede manifestarse como la ausencia de la menstruación por completo, o amenorrea. Otras complicaciones del hematocolpos pueden ser cólicos en la parte inferior del abdomen, endometriosis y adherencias. 

4. ¿Es señal de cáncer cervical?

En casos muy raros, la sangre menstrual negra antes de la menstruación o el flujo vaginal negro pueden ser señales de cáncer de cuello uterino. Aunque en la mayoría de las mujeres el cáncer de cuello de útero no genera síntomas, entre las señales más comunes de cáncer cervical están el sangrado vaginal irregular tras las relaciones sexuales o entre las menstruaciones.

En las fases tempranas del cáncer, el flujo vaginal puede ser transparente o blanco, maloliente o acuoso. Incluso puede contener sangre que puede volverse negra o marrón oscura con el tiempo mientras tu cuerpo la expulsa. 

Además de sangre negra durante tu menstruación, también podrás tener los siguientes síntomas durante las fases avanzadas de cáncer cervical:

  • fatiga
  • menstruaciones más longevas o abundantes
  • dolor durante el coito
  • pérdida de peso
  • dolores pélvicos
  • dificultades al orinar
  • dificultades al defecar
  • hinchazón de las piernas

5. Loquio

El sangrado vaginal que ocurre entre 4 y 6 semanas tras el parto se llama loquio. Este sangrado puede empezar como un flujo abundante rojo y contener pequeños coágulos de sangre, pero el flujo podrá volverse más lento tras varios días. Después de entre cuatro y cinco días, la sangre podrá cambiar de color, de roja a rosada o marrón. El color de la sangre podrá, incluso, volverse más oscuro y volverse negro o marrón oscuro si el flujo es especialmente lento. 

Con el tiempo, el color del flujo podrá cambiar a amarillo o crema antes de parar por completo. 

Asegúrate de visitar a tu médico si el loquio es rojo brillante, tienes coágulos más grandes que el tamaño de una ciruela, o si tu flujo vaginal es maloliente durante las semanas tras el parto.

6. Aborto espontáneo diferido

El sangrado y manchado negro de la vagina también pueden deberse a que hayas tenido un aborto espontáneo diferido. Ocurre cuando el embrión en tu útero deja de desarrollarse pero queda sin ser expulsado de tu cuerpo. Según las estadísticas, entre el 10 y 20 por ciento de todos los embarazos pueden terminar en un aborto espontáneo. La mayoría de los abortos espontáneos ocurren antes de la semana 12 del embarazo. 

Es posible que no tengas ninguna de las señales o los síntomas habituales de un aborto espontáneo, como sangrado abundante o dolor. Aún podrás tener síntomas de embarazo. Cuando tus niveles hormonales empiezan a decaer, dichos síntomas también remiten. En algunas mujeres, se descubre el aborto espontáneo durante una ecografía rutinaria.

7. Sangrado durante la implantación

Sangre marrón oscura o negra puede ser una señal temprana de concepción o embarazo. Esto se conoce como sangrado de implantación y ocurre cuando el óvulo fecundado se implanta en la pared uterina. Puede ocurrir entre 6 y 12 días tras la fecundación del óvulo. La sangre puede volverse negra si tarda más tiempo en ser expulsada de la vagina. Además de sangre negra, otras señales o síntomas de embarazo temprano pueden ser:

  • micción frecuente
  • menstruación ausente
  • fatiga
  • pechos hinchados y sensibles
  • vómitos y náuseas (náusea matutina)​

Puede que no todas las mujeres tengan el síntoma de sangrado de implantación. Además, suele ser un sangrado ligero que dura un par de días. Si no estás embarazada y tienes sangrados, pide una cita con tu médico. 

8. Enfermedades de transmisión sexual (ETS)

La sangre negra antes de la menstruación puede ser señal de una enfermedad de transmisión sexual, como clamidia o gonorrea. Además del flujo marrón oscuro y sangre negra antes de la menstruación, otros síntomas de ETS pueden incluir:

  • flujo maloliente
  • sensación de ardor al orinar
  • dolor durante el coito
  • sangrado durante o después del sexo
  • presión o dolor en la pelvis
  • picor vaginal
  • manchado entre menstruaciones

Tu médico podrá tratar las ETS con antibióticos. Si las dejas sin tratar, pueden extenderse a los órganos reproductivos y causar la enfermedad inflamatoria pélvica. 

9. Enfermedad inflamatoria pélvica

La sangre negra antes de la menstruación también puede indicar enfermedad inflamatoria pélvica, que es una infección de tus órganos reproductivos, como el cérvix y el útero. Además de sangre negra, puede causar:

  • dolor durante el coito
  • fiebre, con o sin escalofríos
  • dolor en la parte baja del abdomen o en la pelvis
  • sensación de ardor al orinar
  • flujo vaginal maloliente

La enfermedad inflamatoria pélvica puede llevar a complicaciones, tales como dolor crónico en la pelvis e infertilidad. 

Tratamiento para la sangre menstrual negra (menstruación café)

Como ya mencionamos anteriormente, podrás tener sangre negra al inicio de tu menstruación sin requerir tratamiento especial alguno. Pero cuando ocurre por otros motivos, puede que necesites tratamiento. El tratamiento dependerá de la causa de la sangre negra antes de la menstruación:

  • El médico puede que tenga que extraer objetos atascados en tu vagina, particularmente si sufres síntomas como fiebre, dolor o sangre negra. 
  • Tu médico podrá tratar infecciones, tales como la enfermedad inflamatoria pélvica y las ETS con antibióticos. Deberás seguir todas las instrucciones de tu médico. 
  • Un aborto espontáneo diferido puede resolverse por sí solo.  Las alternativas incluyen tomar medicamentos para hacer que el proceso avance. En algunos casos, el médico podrá llevar a cabo el procedimiento de D y C (dilatación y curetaje) para quitar el tejido que quede dentro del útero. 
  • En los casos de sangre menstrual retenida, el médico podrá hacer una intervención quirúrgica para tratar las afecciones médicas subyacentes que provocaron el bloqueo. 
  • Tu médico podrá tratar el cáncer cervical mediante cirugía, quimioterapia, radioterapia o una combinación de las mismas. 

¿Cuándo deberías consultar a un médico?

La sangre negra al inicio y final de tu menstruación suele ser normal y no es motivo de preocupación. Para la mayoría de las mujeres, el sangrado durante la menstruación puede durar entre 2 y 7 días y la menstruación puede ocurrir cada 21-35 días. Un flujo o sangrado negros fuera de ese periodo temporal puede considerarse irregular, y deberías comentarlo con tu médico. 

Si notas flujo negro durante el embarazo o tras el parto, contacta a tu médico. 

Si estás entrando en la menopausia y tienes flujo vaginal negro, también deberías ver a tu médico, ya que esto puede ser señal de una afección médica subyacente seria. 

También deberías pedir cita con tu médico si la sangre negra:

  • es maloliente
  • viene acompañada de picor vaginal
  • viene junto con cólicos o dolor

¿Por qué es negra la sangre? Podrás notar sangre negra a lo largo de tu ciclo menstrual, especialmente al inicio de tus menstruaciones. Hay varias razones por las cuales la sangre es negra. El flujo de tu menstruación puede ser más lento al inicio de tu periodo. Por tanto, podrás tener sangre negra al inicio y al final de tu menstruación. La sangre o flujo negros también pueden ser señal de un objeto extraño atascado dentro de tu vagina. En casos raros, también puede ser señal de cáncer cervical. La sangre menstrual retenida, o hematocolpos, también puede causar un flujo vaginal negro. También podrás tener un sangrado oscuro entre cuatro y seis semanas tras el parto, lo que se conoce como loquio. Un aborto espontáneo diferido también puede causar sangrado o manchado negro de la vagina. La sangre negra puede ser una señal temprana de embarazo, debido al sangrado de implantación. La sangre negra también puede indicar enfermedades de transmisión sexual (ETS) y enfermedad inflamatoria pélvica. El tratamiento en caso de sangre negra puede depender de su causa. La sangre negra al inicio y final de tu menstruación suele ser normal. Deberías visitar a tu médico si la sangre o flujo vaginal negros continúan durante mucho tiempo, vienen acompañados de dolor o cólicos, o son malolientes.

https://www.medicalnewstoday.com/articles/321929.php

Más artículos