1. Tu ciclo
  2. Salud
  3. Menstruación

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

¿Qué ocurre con las hormonas en el ciclo menstrual?

Incluso aunque no estés embarazada, tu cuerpo trabaja sin cesar para ser una incubadora de primer nivel. Para conseguirlo, tanto el cerebro como los ovarios pasan por un cambio continuo de niveles hormonales durante el ciclo menstrual. En este artículo, veremos qué hormonas intervienen en el ciclo menstrual y cómo influyen en tu salud mental y forma física.

Un ciclo menstrual es el cambio natural habitual del cuerpo femenino que posibilita el embarazo. El ciclo menstrual está determinado por el número de días desde el primer día de un período hasta el primer día del siguiente. Por lo tanto, el primer día del ciclo menstrual es el primer día de sangrado del período.

El ciclo menstrual tiene dos fases principales. La fase folicular o fase proliferativa, que dura los primeros 10 a 16 días del ciclo y la fase lútea o secretora, que se produce justo después de la ovulación y dura 14 días, para terminar con la regla.

El sistema reproductivo está bajo la influencia de hormonas reguladas por el hipotálamo y su hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH). Esta hormona hace que las células de la parte frontal de la glándula pituitaria produzcan dos tipos de hormonas.

La primera es la FSH o la hormona estimulante de los folículos y la otra es la LH o la hormona luteinizante. Estas hormonas viajan hasta los ovarios donde influyen en los cambios de niveles de estrógenos y de progesterona y ayudan a la maduración de los folículos dentro de los ovarios.

Algunos de los folículos maduros acabarán convirtiéndose en óvulos y viajarán por las trompas de Falopio donde serán fecundados y llegarán al útero. Esta compleja interacción hormonal se denomina eje hipotálamo-hipófiso-ovárico.

Al final del ciclo anterior, los niveles de la hormona liberadora de gonadotropinas aumentan gracias a una autorregulación negativa de estrógenos y de progesterona (cuyos niveles caen justo antes del período), lo que también produce el aumento de los niveles de la hormona estimulante de los folículos.

Todas las hormonas implicadas en el eje hipotálamo-hipófiso-ovárico aumentan en un período del ciclo menstrual y caen en el siguiente. Todas estas fluctuaciones, relacionadas con la ovulación, pueden provocar síntomas como acné, mal humor o cambios en el apetito.

Veamos cómo cambian los niveles hormonales en el ciclo menstrual .

Durante la fase folicular del ciclo, deberías sentirte en tu mejor momento. El aumento en los niveles de estrógenos y el descenso en los de progesterona harán que tu piel esté resplandeciente y elástica, y en general te sentirás llena de vitalidad y energía. 

Los niveles elevados de FSH en la fase folicular estimulan la foliculogénesis. Al principio, crecen muchos folículos a la vez, pero después se selecciona un folículo dominante. Los folículos que están madurando producen estrógenos, y debido a su autorregulación positiva, la hormona luteinizante empieza a aumentar. Los niveles elevados de estrógenos y de LH activan interacciones bioquímicas complejas que conducen a la ovulación. 

Los estrógenos son unas de las hormonas con mayor impacto en las mujeres. Tienen la misma importancia que la testosterona para los hombres. En la mujer, los estrógenos son responsables de la estimulación de las características femeninas secundarias y de la capacidad de tener hijos. Los estrógenos tienen mucho que ver con otros aspectos de la salud femenina, como la estabilidad anímica, la protección de la salud ósea, el control de los niveles de colesterol y la apariencia de la piel.

Te sentirás más positiva entre los días 6 y 14 del ciclo. Tu confianza aumentará ligeramente entre los días 6 y 13 del ciclo, a causa del pico de estrógenos y de progesterona. Este es el momento en que te sentirás más segura de ti misma. Tenlo en cuenta si tienes que programar presentaciones, reuniones o entrevistas de trabajo. También es el mejor momento para el deporte.

La piel tendrá un olor natural inducido por las hormonas entre los días 6 y 14, que puede influir en cómo “se desprenden” de tu piel las fragancias y perfumes. Recuerda no usar mucho perfume en estos días.

La ovulación es el momento en que el óvulo sale del folículo dominante y está a la espera de ser fecundado. Si estás planeando quedar embarazada, tu mayor oportunidad es el día 14 antes de que empiece tu próximo ciclo menstrual. 

Una vez que los niveles de estrógenos llegan a su máximo, los niveles de la hormona luteinizante también aumentan debido a la autorregulación positiva. Este proceso inicia la ovulación y hace que el óvulo se libere del ovario.

La ovulación debería ser regular sin ningún síntoma adicional más que los cambios en la secreción vaginal, ya que aumenta la cantidad de moco cervical y se vuelve claro y más elástico en esta fase.

Es normal que haya distintos tipos de flujo vaginal a lo largo del ciclo, así que no te preocupes si el color y el espesor del flujo varían.

Si te sientes particularmente dolorida o sensible durante la ovulación o si hay un exceso en la cantidad de flujo, es posible que haya otros problemas de salud subyacentes que merezca la pena investigar.

Tras la ovulación, tanto los niveles de LH como los de estrógenos descienden. El antiguo folículo dominante se transforma en cuerpo lúteo. El cuerpo lúteo es un órgano endocrino efímero que segrega progesterona de forma predominante, lo que prepara a la capa interna del útero para la implantación del óvulo fecundado.

Esta fase dura 14 días en la mayoría de las mujeres. 

Durante la fase lútea, el cuerpo se prepara para la implantación. Los niveles de progesterona empiezan a aumentar y es entonces cuando se empiezan a notar los síntomas del SPM, o los síntomas premenstruales. Es muy posible que no te sientas bien durante la etapa lútea del ciclo menstrual.

Los niveles elevados de progesterona, habituales en la fase lútea, provocan estados de ánimos irritables y “bajos”, además de problemas cutáneos. Un pico en la hormona progesterona puede provocar estreñimiento, así que tenlo en cuenta al planificar tu alimentación.

Los síntomas habituales de la fase lútea incluyen todos los síntomas conocidos de la fase premenstrual, como por ejemplo:

  • Aumento del apetito 
  • Cansancio 
  • Brotes de acné
  • Agotamiento debido al síndrome premenstrual
  • Pelo y piel grasos

La mayoría de las mujeres no notan grandes cambios a causa de la fluctuación hormonal durante el ciclo menstrual. A las que sí los notan, el paso por las distintas etapas del ciclo menstrual les produce incomodidad e interfiere con su vida cotidiana. Si aprendes a aliviar los síntomas del SPM, entenderás mejor tu cuerpo y te sentirás más cómoda.

¿Quieres saber más sobre el comportamiento hormonal durante la menstruación? Entonces, si no se produce un embarazo en la última fase lútea, los niveles hormonales empiezan a descender y los niveles de prostaglandina aumentan. Debido a estos cambios de las hormonas durante el periodo menstrual, los músculos uterinos se contraen y la capa interna del útero (endometrio) se desprende. Esto se llama menstruación o sangrado menstrual.

Dura un promedio de 4 a 6 días. Pero si el período dura entre 2 y 8 días, se considera normal.

La progesterona y los estrógenos empiezan a disminuir porque no se produjo la fecundación. Algunos de los síntomas menstruales habituales son calambres, sensibilidad en la piel y en los pechos, cambios bruscos de humor, cansancio, dolores de cabeza y migrañas, además de dolor en la región lumbar. La duración promedio del período es de 4 a 6 días. Pero si el período dura entre 2 y 8 días, se considera normal.

Durante la fase menstrual, puede que te sientas incómoda, cansada y, en general, de mal humor. Aun así, existen cantidad de medicamentos y alimentos que pueden ayudarte a sentirte mejor.

Las mujeres que sufren calambres intensos durante el período suelen utilizar medicamentos para calmar el dolor como analgésicos, y algunas se ponen almohadillas eléctricas en la región lumbar y en el abdomen para aliviar los calambres.

Tu período puede durar más que el promedio o ser más intenso. Esto no debería preocuparte demasiado, pero ve al ginecólogo de todos modos para confirmar que no haya otros problemas de salud que provoquen los períodos fuera de lo común. Quizá sea buena idea mejorar tu alimentación para compensar la pérdida de nutrientes causada por un sangrado excesivo.

A continuación, te explicamos cómo mejorar tu vida gracias al conocimiento de tu ciclo menstrual.

  • Realiza un seguimiento del ciclo utilizando un calendario y estate atenta a los cambios.
  • Anota las observaciones personales en un calendario y ajusta la alimentación, el cuidado de la piel y las actividades.
  • Si vas a empezar una dieta, asegúrate de hacerlo en el primer día del período. Es cuando los niveles de progesterona y los de insulina están al mínimo. La insulina es la responsable de la sensación de hambre, y cuando desciende, te sientes menos hambrienta que de costumbre.
  • Ajusta la alimentación y tu cuidado personal para trabajar con el equilibrio hormonal actual de tu cuerpo. Los cambios en los niveles de glucosa y la resistencia a la insulina debido a las fluctuaciones de la progesterona también influyen en el apetito. Si eres consciente de cómo afecta el período a la insulina, puedes hacer un seguimiento de los picos de apetito y de los aumentos repentinos de antojos de comida basura, para hacer un seguimiento de cerca de tu peso y tu salud.

Te traemos las respuestas a algunas de las preguntas más habituales que suelen hacer las usuarias de Flo sobre su ciclo menstrual. 

¿Estás planeando quedarte embarazada? Hay ciertos días del mes en los que tienes las mayores posibilidades de fecundación, lo que tiene mucho que ver con las hormonas durante el ciclo menstrual.

En teoría, siempre que lo intentes es posible quedarse embarazada a lo largo de todo el ciclo menstrual.

Debido a la posibilidad de que el semen sobreviva hasta cinco días dentro del útero, y la posibilidad de que un ciclo regular normal se desequilibre, es difícil afirmar que estás “a salvo” de quedar embarazada en algún momento en que no uses anticonceptivos.

Por regla general, tienes el máximo de posibilidades de quedar embarazada durante los días de ovulación. Estos días en concreto son los que no deberías dejar pasar si estás intentando quedarte embarazada. Prestar atención al momento adecuado para la fecundación es aún más importante para las parejas que están en proceso de FIV o siguiendo un tratamiento para la infertilidad.

Puedes tener relaciones sexuales cuando quieras, en cualquier día del ciclo menstrual. Ten cuidado con el acto sexual durante la regla porque el sexo en estos días puede aumentar el riesgo de infecciones.

  • Programa menos actividades durante el período.
  • Programa cualquier viaje o vacaciones según tu ciclo para sentirte lo más cómoda posible.
  • Las citologías vaginales son más exactas entre los días 9 y 20 del ciclo, que es cuando deberías pedir cita.
  • Los períodos del ciclo con niveles elevados de estrógenos (antes de la ovulación y en la mitad de la fase lútea) se dan cuando eres más resistente al dolor, de modo que es el momento para pedir cita para hacerse la cera, un tatuaje o ir al dentista. 

Si sufres síntomas graves causados por las oscilaciones hormonales, asegúrate de hablar con tu ginecólogo y hacer las pruebas necesarias. Como el desequilibrio hormonal puede venir de otros trastornos más perjudiciales, es prudente mantener estos niveles bajo control. 

Entender el ritmo de los cambios hormonales durante el ciclo menstrual puede ayudarte a ajustar los hábitos y a sentirte más cómoda en momentos difíciles. Un par de sencillos cambios en tu estilo de vida y unas notas en el calendario pueden marcar la diferencia, así que asegúrate de sincronizar tu vida con tu ciclo lo antes posible.

https://www.nhs.uk/conditions/ovulation-pain/

https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/womens-health/in-depth/menstrual-cycle/art-20047186

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK279054/

Más artículos