1. Tu ciclo
  2. Salud
  3. Ovulación

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

Cómo revisar tu cuello uterino para saber si estás ovulando: Una guía paso a paso de posiciones cervicales

Revisar posición del cuello uterino en la ovulación puede darte información útil si estás intentando quedarte embarazada, sobre todo si no te sientes segura acerca de tus otros signos de fertilidad como los cambios en el moco cervical y la temperatura corporal.

El cuello uterino adopta una posición alta durante la ovulación y además está blando, húmedo y abierto. Puedes usar el acrónimo ABHA (alto, blando, húmedo y abierto) para recordarlo. El cuello uterino adopta una posición baja después la ovulación y además está duro, seco y cerrado. 

Puede sonar fácil; pero, la mayoría de las mujeres no han tocado nunca su cuello uterino. Por lo tanto, cuando lo hacen, no están seguras de lo que están sintiendo. (Por ejemplo, no saben cuán duro es “duro” o cuán blando es “blando”)

El cuello uterino es la parte con forma cilíndrica más baja y estrecha del útero que conecta el útero y la vagina. Mide unos cuatro centímetros de largo. Está compuesto mayormente por tejido fibromuscular. Tiene dos partes:

  • Exocérvix: la parte externa del cuello uterino. Esta parte es visible desde el interior del canal vaginal durante un examen ginecológico. El orificio cervical externo es la abertura en la parte central del exocérvix que permite el paso entre la vagina y el útero. 
  • Endocérvix: también conocido como el canal endocervical. Es un túnel al cuello uterino directo desde el orificio cervical externo dentro del útero. A la abertura del cuello uterino se le conoce como el orificio cervical interno.  

El cuello uterino segrega mucosa que ayuda a los espermatozoides, depositados en la vagina durante el coito, a ir desde el canal vaginal hasta el útero. En el útero, el espermatozoide fertiliza un óvulo si estás ovulando. Si no estás ovulando, tu moco cervical se vuelve denso y forma una barrera que no permite a los espermatozoides entrar al útero.

Es importante revisar la posición de tu cuello uterino durante la ovulación si planeas concebir, ya que te puede dar información útil. Puedes saber cuándo estás ovulando si controlas sus cambios. Estos cambios sutiles ocurren en tu cuello uterino durante todo el ciclo menstrual. Puedes saber cuándo has ovulado y qué días eres más fértil revisando cómo es tu cuello uterino al tacto. 

Los cambios también ocurren durante el parto y la última etapa del embarazo.  El cuello uterino se estrecha, se dilata y se acorta durante el parto. La posición cervical al principio del embarazo es alta y el cuello uterino es blando y está firmemente cerrado; mientras que a la hora de dar a luz, el cuello uterino se dilata 10 centímetros y se estrecha por completo. 

Revisar la posición cervical es una forma de familiarizarse con tu ciclo menstrual. Te ayuda a prever cuándo eres más fértil durante el mes y cuándo puedes estar ovulando. 

Paso 1. Puede que necesites práctica para revisarlo. Inténtalo después una ducha o un baño. 

Paso 2. Asegúrate de lavarte bien las manos con agua y jabón antes de revisar tu cuello uterino. Es un paso importante para prevenir la introducción de cualquier tipo de infección en tus órganos reproductivos. Si sufres de alguna infección vaginal de cualquier tipo, como una infección por hongos, espérate a que la infección desaparecerá por completo antes de revisarlo.​

Paso 3. Córtate las uñas para no causar ningún tipo de herida en tus órganos internos.

Paso 4. Encuentra una posición cómoda en la que puedas alcanzar el cuello uterino fácilmente. Puedes sentarte en el retrete, ponerte de cuclillas o poner una de tus piernas en borde de la bañera. Es mejor si revisas el cuello uterino a la misma hora y en la misma posición todos los días. 

Paso 5. Introduce tu dedo índice o corazón (el más largo) en la vagina hasta por lo menos la falange, o incluso más, hasta que alcances a él. Fíjate cómo se siente el cuello del útero. Puede ser como un cilindro protuberante que está hacia el final de la pared vaginal. Puedes tocarlo dándole vueltas con el dedo y, además, puedes notar una pequeña hendidura, abertura cervical, en el medio del cuello uterino. 

Paso 6. Nota lo siguiente:

  • ¿Cuál es la posición del cuello uterino en la vagina? Cuando se encuentra en una posición baja, puedes notarlo con tu dedo introducido en la vagina hasta la primera falange. Cuando está en una posición alta, puedes notarlo con tu dedo introducido en la vagina hasta el fondo, o puede que no lo notes para nada. 
  • ¿Cómo es al tacto el cuello del útero? Antes de ovular, puede ser blando como tus labios. Después de ovular, puede ser duro como la punta de tu nariz. 
  • ¿Está hacia un lado o centrado?
  • ¿Está un poco abierto o cerrado?

Paso 7. Apunta la posición de tu cuello uterino en un calendario de fertilidad si estás intentando quedarte embarazada. Puede no solo ayudarte a comprender los cambios cervicales de una forma mejor, sino también a ayudarte a saber cuándo estás ovulando. 

Paso 8. Evita revisarlo durante o después de mantener relaciones sexuales. El cuello uterino cambia posición de acuerdo con el nivel de excitación, da igual en qué punto de tu ciclo menstrual te encuentres. 

La textura y posición del cuello uterino en el ciclo menstrual cambia completo. Cuando estás a punto de ovular, se encuentra en una posición alta y es blando y húmedo. Cuando ovulas, tu cuello uterino se vuelve blando, se abre, está húmedo y se encuentra en una posición alta. A esto se le llama ABHA (alto, blando, húmedo y abierto). El cuello uterino tiene el mismo tacto que tus labios y la abertura está abierta para que los espermatozoides puedan pasar. Además, está más centrado. Puedes aumentar las posibilidades de quedarte embarazada si mantienes relaciones uno o dos días antes de ovular.

La posición del cuello uterino tras la ovulación es baja y además está duro y seco. ¿Cómo es al tacto en este momento del ciclo menstrual? Se parece a la punta de tu nariz. La abertura del cuello se cierra. Estos cambios se pueden producir inmediatamente después de ovular o tras unas horas o días. 

Durante el período el cuello uterino está bajo. Aquí está duro y la abertura está ligeramente abierta para que la sangre menstrual pueda salir. En estos momentos, está tan duro como la punta de tu nariz. Puede estar ligeramente inclinado hacia un lado. 

¿Сómo está el cuello del útero antes de la menstruación? La posición del cuello uterino antes de la menstruación cambia y el cuello se mantiene duro y bajo . La abertura está cerrada en ese momento del ciclo menstrual.

Si quedas embarazada, tu cuello uterino se alza y se vuelve blando. La abertura cervical está firmemente cerrada durante este período del embarazo. A cada mujer le ocurre en un momento diferente tras la concepción. La posición cervical al principio del embarazo puede cambiar tan pronto como a los 12 días desde tu ovulación, tras un test de embarazo o un análisis de sangre para confirmar que estás encinta.

Una citología vaginal, también llamada prueba cervical, es una prueba que se hace para buscar indicios de cáncer del cuello uterino. La citología comprueba si hay células precancerígenas o cancerígenas presentes en el cuello uterino. Durante el proceso, las células cervicales se raspan con sumo cuidado y se examinan para ver si hay presencia de algo anormal. Esto se lleva a cabo en una consulta médica. Puede causar un poco de incomodidad, pero no causa un dolor a largo plazo. 

Si tienes menos de 21 años, no eres sexualmente activa y no tienes factores de riesgo de padecer infección o cáncer, como tener VIH o un sistema inmune sensible debido a un trasplante o quimioterapia, no necesitas una citología cervical. Si tienes menos de 21 años y eres sexualmente activa, debes hacerte la prueba cada tres años. Si tienes entre 21 y 29 años, también necesitas hacerte la prueba cada tres años. Si tienes entre 30 y 65 años, necesitas hacerte la prueba entre 3 y 5 años si tu citología vaginal o la prueba para el virus del papiloma humano (VPH) dan negativo. Si tienes VPH, tus probabilidades de desarrollar cáncer cervical aumentan. Si tienes más de 65 años, puede que ya no necesites hacerte más citologías cervicales. Debes discutirlo con tu médico. 

Hay dos posibles resultados de esta prueba: puede ser normal o anormal. El resultado normal puede significar que no hay células anormales presentes en tu cuello uterino. La presencia de células anormales no significa que tengas cáncer, ya que estas tienen varios niveles. Según tus resultados, tu médico puede incrementar la frecuencia de las pruebas o puede pedir una colposcopia. Estos resultados son bastante precisos y haciéndote estas pruebas regularmente puedes reducir la mortalidad de este cáncer en un 80 %. 

El cuello uterino es el órgano con forma cilíndrica que conecta el útero con la vagina. Segrega mucosa que ayuda a los espermatozoides a ir desde la vagina al útero. Puedes revisar tu cuello uterino durante tu ciclo menstrual, ya que te ayuda a predecir cuándo eres más fértil durante el mes y cuándo vas a ovular. Revisar tu cuello uterino durante la ovulación puede darte información útil si estás intentando quedarte embarazada. Cuando ovulas, está blando, abierto, húmedo y en una posición alta (ABHA). Tu cuello uterino, tras la ovulación, adopta una posición baja, está seco y su tacto es duro; además, la abertura está cerrada. Si quedas embarazada, tu cuello uterino adopta una posición alta y se vuelve blando al tacto. La abertura está cerrada con firmeza. Si quieres comprobar la posición de tu cuello uterino, debes armarte de paciencia y practicar. 

https://www.babymed.com/blogs/beautiful-cervix/cervical-changes-position-during-menstrual-cycle

https://www.babycenter.com/404_how-do-i-check-my-cervix-for-signs-of-ovulation_1336330.bc

https://www.healthline.com/health/pap-smear#hpv

https://www.healthline.com/health/pregnancy/cervix-in-early-pregnancy#reliability

https://www.healthline.com/human-body-maps/cervix-uteri#1


Más artículos