1. Tu ciclo
  2. Salud
  3. Síntomas y enfermedades

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

Anemia ferropénica (AF) y menstruación abundante: ¿cuál es su relación?

La anemia puede ocasionar síntomas desagradables y afectar a tu calidad de vida, por eso es tan importante hacer diagnóstico de la anemia ferropénica y tratarla lo antes posible. Este artículo te ayudará a reconocer las pérdidas excesivas de sangre durante el período y te enseñará cómo responder ante el período y la anemia.

El período es un proceso natural, pero en algunos casos puede tener un efecto negativo en tu salud. Puede haber una correlación entre un período abundante y la anemia, y muchas mujeres sufren diferentes síntomas como consecuencia de ello.

Cada mujer tiene un período diferente, pero la mayoría solo pierde una cantidad de sangre equivalente a unas pocas cucharadas al mes. Si se pierde más sangre de lo normal durante el período, se está perdiendo hierro. Esto provoca una caída de la hemoglobina (Hb) y causa anemia ferropénica.

La anemia es una afección que se produce cuando se tienen niveles bajos de hemoglobina. La hemoglobina es una proteína que se encuentra dentro de los glóbulos rojos y transporta el oxígeno a los tejidos. 

El hierro es un micronutriente esencial y es vital para muchos procesos biológicos, desde el transporte de oxígeno hasta la respiración celular. El cuerpo usa hierro para fabricar hemoglobina, lo que explica por qué la falta de hierro causa anemia. La carencia de hierro puede estar causada por un consumo bajo de hierro en la dieta o por la pérdida de una cantidad significativa de sangre. Por eso, un período abundante puede causar anemia.

Las mujeres embarazadas o en período de lactancia tienen también un riesgo más alto de desarrollar anemia, ya que tienen que satisfacer tanto sus requisitos de hierro como los de su hijo.

A menudo, la anemia puede pasar desapercibida sin diagnóstico. Las pacientes pasan por alto síntomas como el cansancio, o los achacan a otras afecciones o factores de estilo de vida. Pueden no ser conscientes de los síntomas causados por niveles bajos de hierro durante el período. Esto puede prolongarse durante años en algunos casos, y retrasa la obtención de un diagnóstico y un tratamiento de la anemia ferropénica adecuados. 

Los estudios demuestran que solo el 6 % de las mujeres busca ayuda relacionada con el período abundante y la anemia. Recibir un tratamiento de la anemia ferropénica adecuado puede mejorar drásticamente los síntomas y la calidad de vida.

La anemia ferropénica es el tipo más común de anemia. Esta carencia de hierro se puede desarrollar durante el período, pero hay otras razones que pueden causar niveles bajos de hierro.

Las causas de la anemia ferropénica incluyen:

  • Pérdidas de sangre durante el período: el período prolongado o abundante afectan a muchas mujeres. Durante el período, el hierro se pierde con la sangre. Se puede desarrollar anemia si la pérdida de sangre es demasiado abundante o si ese hierro no se repone durante el ciclo.
  • Embarazo, parto y lactancia: las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar anemia ferropénica en el embarazo o la lactancia, ya que usan sus propios depósitos de hierro para alimentar a otra vida. El parto o la cesárea, que causan pérdida de sangre, pueden contribuir al desarrollo de esta afección.
  • Ingesta insuficiente de hierro: un consumo de hierro insuficiente en la dieta puede causar anemia después de transcurrido un tiempo. Por eso, las mujeres, los niños y aquellos que sigan una dieta vegetariana deben prestar atención a su ingesta de hierro.
  • Mala absorción: ciertas afecciones, tales como la celiaquía o un bypass gástrico previo pueden disminuir la capacidad del cuerpo de absorber el hierro. 
  • Pérdida de sangre: hay muchas afecciones que pueden causar sangrado sin que lo notes. La gastritis erosiva, las úlceras gastroduodenales y los pólipos pueden causar sangrado gastrointestinal. Los fibromas uterinos y la endometriosis también pueden causar sangrado. De hecho, la anemia y la endometriosis están estrechamente relacionadas.

El desarrollo de la anemia ferropénica puede llevar un largo período de tiempo, por eso es tan fácil pasarla por alto. Los síntomas de la anemia ferropénica relacionada con el período pueden variar mucho de una persona a otra, pero los más comunes síntomas de la anemia ferropénica son:

  • Uñas en cuchara
  • Palidez
  • Queilitis angular (ulceración en la comisura de los labios)
  • Cansancio
  • Palidez conjuntival
  • Pica (consumo de sustancias no nutritivas)
  • Si se padece anemia, los tejidos y órganos no obtienen el oxígeno que necesitan. Por eso, la gente con anemia sufre cansancio, mareos y fatiga. 

Aunque la anemia es una afección relativamente sencilla, puede afectar negativamente a muchas áreas de tu vida. La anemia puede dificultarte mucho el realizar las actividades cotidianas o cualquier acción que requiera esfuerzo físico o concentración. También afecta a la apariencia física, puesto que da un aspecto pálido.

Debido a que la anemia se desarrolla de manera insidiosa, suele causar síntomas que se empeoran gradualmente con el tiempo. Es común en pacientes con anemia afirmar que ni siquiera recuerdan cuándo empezaron a sentirse cansados, pero que sus síntomas han aumentado a lo largo de los años o meses.

El tratamiento para la anemia ferropénica es sencillo, pero si no se trata, la anemia puede volverse peligrosa. Algunas de las complicaciones más importantes de la anemia incluyen:

  • Problemas cardiacos. Si no se tienen suficientes glóbulos rojos transportadores de hemoglobina, el corazón tiene que trabajar más para mover la sangre rica en oxígeno por todo el cuerpo. Las células de los tejidos necesitan un suministro constante de oxígeno para funcionar correctamente. Normalmente, la hemoglobina de los glóbulos rojos recoge el oxígeno en los pulmones y lo lleva a todos los tejidos del cuerpo. Cuando el corazón tiene que trabajar en exceso pueden producirse diversas afecciones: latidos irregulares llamados arritmias, soplos cardiacos, corazón agrandado (cardiomegalia) o, incluso, insuficiencia cardiaca.
  • Complicaciones en el embarazo: anemia ferropénica en mujeres embarazadas puede dar lugar a un peso bajo del niño, a un parto prematuro e, incluso, a la muerte del niño. Los niños con anemia también pueden sufrir retrasos en el desarrollo y un aumento del riesgo de infecciones.
  • Empeoramiento de las afecciones crónicas: si se sufren otras enfermedades, la anemia puede empeorar los síntomas o afectar al funcionamiento del tratamiento.

Todas las mujeres pierden cierta cantidad de sangre durante el período, ¿pero cómo saber cuándo hay que empezar a preocuparse?

Puede parecer más, pero las mujeres normalmente solo pierden unos pocos mililitros de sangre al mes. El sangrado menstrual abundante se suele definir como una pérdida de más de 80 ml de sangre durante el período.

Es difícil medir exactamente qué cantidad de sangre se pierde durante el período, por lo que tenemos otras maneras de determinar la pérdida de sangre menstrual:

  • Expulsión de grandes coágulos de sangre.
  • Necesidad de usar doble protección (tampones y compresas a la vez).
  • Necesidad de cambiar el tampón o la compresa cada dos horas o menos.
  • Sangrado excesivo que interfiere con la rutina habitual.
  • Sangrado a través de la ropa o las sábanas, incluso usando protección.

Aunque es casi imposible medir qué cantidad de sangre se pierde durante el período, estos pueden ser síntomas de una pérdida excesiva de sangre y pueden provocar anemia durante el período.

La causa de un sangrado menstrual abundante puede ser desconocida, pero en algunos casos puede estar provocado por una afección subyacente. Algunas de las causas de la anemia ferropénica más frecuentes del período abundante y anemia incluyen:

  • DIU (dispositivo intrauterino anticonceptivo)
  • Endometriosis
  • Fibromas
  • Desequilibrios hormonales
  • Enfermedad pélvica inflamatoria
  • Pólipos
  • Síndrome de ovario poliquístico
  • Hipotiroidismo
  • Fármacos anticoagulantes

Algunas de estas afecciones no causan síntomas obvios, por eso es tan importante hacerse revisiones médicas con regularidad. Otras afecciones sí causan síntomas, incluido sangrado irregular, sangrado tras el período, dolor menstrual, calambres excesivos y náuseas durante el período. Consulta a tu médico si sufres nuevos síntomas o irregularidades en tu ciclo.

Si sospechas que sufres un sangrado menstrual excesivo y anemia, consulta a tu médico. 

Podrán realizarte un examen físico en busca de signos y síntomas de la anemia ferropénica. Posteriormente, pedirán análisis de sangre para determinar tus niveles de hemoglobina y tu estado general de salud. Las pruebas de imagen, tales como ultrasonidos, pueden ayudar a descartar afecciones físicas (por ejemplo, pólipos) que causan el sangrado. 

Una vez determinada la causa de la anemia, tu médico podrá recetar el tratamiento más adecuado. Este puede incluir suplementos de hierro, anticonceptivos hormonales para controlar tu período, transfusiones de sangre y cirugía para corregir anomalías físicas.

Por suerte, hay muchas cosas que se pueden hacer para reducir los síntomas del período abundante y la anemia. Una de las maneras más sencillas de mantener altos los niveles de hemoglobina es consumir alimentos ricos en hierro. Algunas de las mejores fuentes de hierro en la dieta incluyen:

  • Carne roja
  • Aves
  • Pescado
  • Huevos
  • Lácteos
  • Cereales
  • Tofu
  • Legumbres
  • Verduras de hoja verde oscura

Evita la cafeína después de las comidas, ya que esta sustancia reduce la absorción de hierro. Por otro lado, la vitamina C puede facilitar la absorción del hierro en el aparato digestivo. Prueba a beber algo de zumo de naranja o tomar unas fresas después de las comidas.

Si sufres de anemia o sangrado menstrual abundante, tu médico puede recetar también suplementos de hierro. No te automediques con suplementos de hierro; si se usan de manera inadecuada, pueden causar estreñimiento e incluso insuficiencia hepática.

Puedes usar también una aplicación de calendario menstrual como Flo para determinar tus ciclos, detectar cualquier sangrado irregular y conservar un registro sencillo de tu período. Esta información puede ser muy útil para tu médico.

El período abundante puede causar síntomas incómodos, por eso es tan importante consultarlos con el médico. Escucha a tu cuerpo y no ignores síntomas como el sangrado excesivo o el cansancio. Con el tratamiento apropiado, serás capaz de controlar el período y la anemia y volver a tu ritmo normal en un tiempo mínimo.

https://www.nhs.uk/conditions/heavy-periods/
http://www.newhealthadvisor.com/anemia-and-menstruation.html
https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/iron-deficiency-anemia
https://www.healthline.com/health/iron-deficiency-anemia
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4763330/

Más artículos