1. Tu ciclo
  2. Salud
  3. Síntomas y enfermedades

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

¿Qué es el VPH? Síntomas, tratamiento y vacunación

El virus del papiloma humano (VPH) es una de las infecciones más comunes entre las personas sexualmente activas y es la causa principal del cáncer cervical. Para reducir el riesgo de contraerlo, es importante informarse más sobre el tratamiento, síntomas y vacunación del VPH.

El virus tiene unos 100 tipos y cada tipo tiene un número.

Aproximadamente, 40 de los tipos de VPH son transmitidos sexualmente durante coito sin protección a través de las membranas mucosas y el contacto piel con piel de las zonas genitales (incluso el uso del preservativo no garantiza una protección al 100 %). El VPH se puede pasar de una madre infectada a su bebé durante el embarazo.

Los VPH 16 y 18 son conocidos como las cepas de VPH de alto riesgo porque causan aproximadamente el 75 % de los cánceres cervicales. Afortunadamente, no están tan extendidos como los otros tipos.

Unos 60 tipos del VPH que penetran las células humanas pueden causar la aparición de papilomas (verrugas), con mayor frecuencia en las manos o en los pies.

A veces, el VPH es asintomático y la persona desconoce su condición como portadora.

Una persona se puede infectar tras el contacto con la piel del portador del virus o a través del uso compartido de productos de higiene personal (en caso de microlesiones cutáneas).

Presta atención a tu salud. En lo que se refiere a los síntomas del VPH, consulta a tu médico para obtener consejo profesional.

El virus del papiloma humano (VPH) es una de las infecciones más comunes entre las personas sexualmente activas y es la causa principal del cáncer cervical.

Usar preservativos como anticonceptivo durante las relaciones sexuales esporádicas reduce el riesgo de una infección de VPH.

No obstante, este método no ofrece una protección del 100 %. El VPH también se puede transmitir por contacto piel con piel durante el coito.

Uno de los métodos preventivos más efectivos es la vacunación. Hay dos tipos de vacunas contra el VPH creadas para los tipos de VPH más cancerígenos.

La Organización Mundial de la Salud recomienda vacunar a las niñas con edades entre 9 y 14 años, antes de que sean activas sexualmente.

Los hombres también se pueden vacunar para reducir la transmisión del VPH en la población.

Puedes hablar con tu médico sobre la vacuna del VPH.

Es importante que te hagas exámenes regulares del cuello cervical y que no te saltes las revisiones. Puede ser útil para detectar cambios en el cuello uterino en una fase temprana.

Existen más de 100 tipos conocidos del VPH. No obstante, no todos son igualmente peligrosos.

Para prevenir las consecuencias más serias de una infección del VPH (cáncer cervical), se han desarrollado dos vacunas para los tipos de VPH de mayor riesgo.

Una contiene partículas virales de cuatro tipos de VPH (6, 11, 16 y 18), mientras que la otra contiene partículas de los tipos 16 y 18 exclusivamente.

La Organización Mundial de la Salud recomienda vacunar a las niñas con edades entre los 9 y 14 años. Es mejor hacerlo antes de que se infecten con el virus (es decir, antes de ser sexualmente activas).

Esto es así porque la respuesta de inmunidad ante la vacuna es más alta en esta franja de edad. Los países pueden tener un enfoque diferente para establecer la edad de inicio de la vacunación contra el VPH.

No hay una edad límite para la vacuna del VPH, aunque la respuesta del sistema inmunológico se debilita con mayor edad.

La vacuna también puede ser útil para mujeres que son activas sexualmente pero no están infectadas por el VPH, así como para mujeres que ya están infectadas, pero solo con ciertos tipos del virus.

En este caso, la vacuna puede prevenir la infección con otros tipos del VPH.

Por ejemplo, incluso si ya estás infectada con el tipo de VPH que causa verrugas genitales, aún te puedes proteger contra los tipos que causan cáncer si no estás ya infectada por esos tipos.

Consulta a tu médico para saber si puedes optar a la vacuna del VPH.

http://eeca.unfpa.org/sites/default/files/pub-pdf/21592%20UNFPA%20Cancer%20brief_web_V2.pdf
http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs380/en/
https://www.cdc.gov/std/hpv/stdfact-hpv.htm
http://eeca.unfpa.org/sites/default/files/pub-pdf/21592%20UNFPA%20Cancer%20brief_web_V2.pdf
http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/255353/1/WER9219.pdf?ua=1
https://timedotcom.files.wordpress.com/2015/04/a2037414985d9d84.pdf
http://www.who.int/immunization/diseases/hpv/en/
https://www.cdc.gov/std/hpv/stdfact-hpv-vaccine-young-women.htm
https://www.cancer.gov/about-cancer/causes-prevention/risk/infectious-agents/hpv-vaccine-fact-sheet#q6
https://www.cdc.gov/std/hpv/stdfact-hpv.htm
http://www.medicalnewstoday.com/articles/246670.php
http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs380/en/
https://www.cdc.gov/std/hpv/stdfact-hpv.htm http://www.medicalnewstoday.com/articles/246670.php

Más artículos