1. Tu ciclo
  2. Sexo
  3. Placer

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

¿Puedes llegar al orgasmo mientras duermes? Una guía completa sobre sueños húmedos

Los orgasmos femeninos mientras se duerme son poco usuales, pero existen. Los orgasmos mientras duermes, también conocidos como orgasmos nocturnos, son una combinación de flujo sanguíneo elevado en el área pélvica, estar relajada y la posibilidad de que tengas un sueño húmedo que aumente tu excitación psicogénica.

¿Se puede tener un orgasmo mientras duermes?

Sí, tanto hombres como mujeres pueden tener orgasmos mientras duermen y es algo perfectamente normal. Cuando los hombres tienen orgasmo en el sueño, se conocen como orgasmos nocturnos o sueños húmedos. Estos sueños húmedos se asocian en gran medida con la pubertad en chicos jóvenes y suceden debido al aumento en las concentraciones de testosterona. No obstante, las mujeres también tienen sueños húmedos y orgasmos durante el sueño.  

Entonces, ¿cómo es un orgasmo mientras duermes? Esto no es tan raro. Según una investigación, los orgasmos mientras duermes empiezan con un sueño erótico. Esto lleva a una elevación del flujo sanguíneo a tus partes íntimas junto con la relajación total de estar en un sueño profundo, lo que le permite que tu cuerpo llegue al orgasmo sin ninguna otra ayuda. Los orgasmos durante el sueño varían mucho de una persona a otra. Algunas personas no los tienen nunca y otras los tienen con bastante frecuencia. 

¿El orgasmo femenino durante el sueño solo tiene lugar en la pubertad?

Las investigaciones indican que más mujeres de las que creemos tienen orgasmos mientras duermen. Para las mujeres, los sueños húmedos u orgasmos nocturnos empiezan a a partir de los 20 años y continúan teniéndolos el resto de sus vidas. En realidad, es más probable que las mujeres tengan sueños húmedos u orgasmos mientras duermen más adelante en sus vidas. 

El orgasmo generalmente se hace más fácil de alcanzar con la experiencia y la edad, cuando las mujeres han tenido relaciones sexuales con parejas estables con las que están cómodas. Tener un orgasmo mientras duermes no significa que uno tenga trastornos sexuales o tenga alguna disfunción sexual. Las emisiones nocturnas en las mujeres no significan que haya una ausencia de intimidad en la relación o que haya alguna necesidad de estímulo externo. Las mujeres tienen orgasmos mientras duermen debido a cambios mentales y físicos que se sincronizan y crean una reacción orgásmica.

Un sueño erótico

Los sueños húmedos ocurren cuando una mujer tiene un sueño excitante sexualmente. Esta excitación sexual sucede durante la fase de movimientos oculares rápidos (REM, por sus siglas en inglés) del sueño. Durante la fase de movimientos oculares rápidos (REM, por sus siglas en inglés), el flujo sanguíneo aumenta en la región pélvica y el cerebro está perfectamente preparado para conseguir un orgasmo mientras duermes, lo que desencadena la lubricación vaginal en las mujeres. 

La excitación en las mujeres es igual a la que sienten al ver vídeos eróticos o al masturbarse. Las mujeres se despiertan cuando se sienten excitadas o en medio de un orgasmo. Esto es absolutamente normal ¡y no hay nada de qué avergonzarse!

Demasiado estrés o emoción

En algunos casos, se ha informado que estar pasando por un momento estresante puede producir más orgasmos o sueños húmedos que en otros momentos más relajados y de ocio. Demasiada ansiedad o emociones pueden provocar orgasmos espontáneos durante el sueño.

Según las investigaciones científicas, alrededor del 37 % de las mujeres presentarán orgasmos nocturnos al llegar a los 45 años. Las mujeres que han tenido orgasmos nocturnos tienden a tenerlos de tres a cuatro veces al año.

Hay varias formas en que las mujeres pueden tener orgasmos mientras duermen:

Duerme boca abajo

La postura de dormir boca abajo provoca más estimulación del clítoris y está relacionada con una mayor frecuencia de sueños vívidos. Tendrás más posibilidades de tener sueños húmedos si no has tenido un orgasmo hace tiempo y si estás realmente cansada. Dormir boca abajo causa sueños más intensos, como los de sentir que te falta el aliento durante el sexo, sobre relaciones sexuales, sentir que te atan, etc. Al dormir boca abajo hay más contacto entre la cama y el clítoris, lo que puede excitarte y provocarte un orgasmo mientras duermes.

Juega con tus pezones

Cada pezón tiene varias terminaciones nerviosas que los hacen más sensibles al tacto. Si te frotas el sujetador con las manos y toqueteas y juegas con tus pezones, esto te estimula, te da mucho placer y hace que se salten chispas en la corteza sensorial genital. 

Ve a la cama con pensamientos positivos sobre sexo y hasta fantasea un poco

Abre tu mente a más formas de expresión sexual y a la sexualidad. Esto te ayudará a tener pensamientos positivos sobre el sexo y las fantasías sexuales antes de irte a la cama. Además, si te abstienes de tener orgasmos durante el día, puedes aumentar tus probabilidades de tener un orgasmo nocturno. 

Encuentra la diferencia entre los sueños y la realidad

Es importante que intentes identificar la diferencia entre un sueño y la realidad.  Cuando una mujer está consciente de que está en medio de un sueño húmedo, podrá interactuar en él. Así estará más conectada con el tipo de sueño húmedo que está teniendo, lo que se conoce como sueño lúcido. 

Es prácticamente imposible influir en las cosas en las que soñarás y en si tendrás un orgasmo mientras duermes. Sin embargo, estos son algunos trucos que puedes probar:

Relajarte

Duerme entre 7 y 8 horas cada día y practica suficiente ejercicio para sentirte en forma y sana. Dedica un tiempo a las actividades que disfrutas.  Identifica algunos hábitos nuevos y aficiones divertidas que te relajen tu cuerpo y mente. 

No veas pornografía, especialmente antes de irte a la cama

Aleja tu mente de pensamientos cachondos o eróticos y no veas películas pornográficas, imágenes de sexo, fotos de desnudos o programas sensuales de televisión. Esto puede evitarte que tengas orgasmos mientras duermes. 

Duerme del lado derecho y no boca arriba

Si quieren evitar la estimulación accidental o los orgasmos nocturnos durante la noche, las mujeres deberían dormir del lado derecho y usar ropa suelta. Los orgasmos nocturnos ocurren cuando se está boca arriba o boca abajo debido a la incomodidad e irritación que causa la presión sobre los genitales. 

Darse duchas frías

Las duchas frías disminuyen la irritación y sensibilidad genital y evitan la estimulación accidental durante la noche.

No tomes cafeína antes de irte a la cama

Evita beber cualquier tipo de bebida con cafeína antes de irte a dormir. El café es conocido porque estimula los órganos genitales y eleva la sensibilidad e irritabilidad que pueden causar sueños eróticos mientras duermes. Hay varios alimentos como las berenjenas y los chilis verdes que también contienen cafeína y si los comes por la tarde-noche puede excitarte y provocarte sueños húmedos. Mantente hidratada para que tu sistema digestivo funcione adecuadamente. Ve al baño con frecuencia y practica mucho ejercicio para aliviar cualquier tipo de ansiedad y tensión.

Habla con tu médico

Si te da vergüenza y te sientes incómoda con tus orgasmos nocturnos o sueños húmedos, consulta con tu médico o con tu orientador psicológico. Hablar con alguien sobre los orgasmos mientras duermes será el mejor método para sentirte más relajada y cómoda sobre este proceso natural.

Fisher, C., Cohen, H. D., Schiavi, R. C., Davis, D., Furman, B., Ward, K., ... & Cunningham, J. (1983). Patterns of female sexual arousal during sleep and waking: Vaginal thermo-conductance studies. Archives of Sexual Behavior, 12(2), 97-122.

Heiman, M. (1976). Sleep orgasm in women. Journal of the American Psychoanalytic Association, 24, 285-304.

Janssen, D. F. (2007). First stirrings: Cultural notes on orgasm, ejaculation, and wet dreams. Journal of sex research, 44(2), 122-134.

Kontula, O., & Miettinen, A. (2016). Determinants of female sexual orgasms. Socioaffective neuroscience & psychology, 6(1), 31624.

Wallen, K., & Lloyd, E. A. (2011). Female sexual arousal: Genital anatomy and orgasm in intercourse. Hormones
and behavior, 59(5), 780-792.

Winokur, G., Guze, S. B., & Pfeiffer, E. (1959). Nocturnal orgasm in women: Its relation to psychiatric illness, dreams, and developmental and sexual factors. AMA archives of general psychiatry, 1(2), 180-184.
Yu, C. K. C., & Fu, W. (2011). Sex dreams, wet dreams, and nocturnal emissions. Dreaming, 21(3), 197.

Más artículos