1. Embarazo
  2. La salud durante el embarazo
  3. Complicaciones durante el embarazo

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

6 síntomas de un embarazo ectópico: consulta a un médico si tienes varios

La combinación de ciertos síntomas y resultados de los análisis de sangre puede ser un signo de embarazo ectópico. Si te diagnostican este tipo de embarazo, lo más probable es que tenga que ser interrumpido. A continuación, encontrarás información sobre los primeros signos de un embarazo ectópico. Un diagnóstico a tiempo puede defender tu capacidad de volverte a quedar embarazada.

Presentar una combinación de estos síntomas es motivo de preocupación; te urgimos que consultes a tu médico inmediatamente.

Con un embarazo ectópico, el aborto espontáneo es muy poco probable. En caso de que se produjera, este se acompaña de sangrado y requiere hospitalización.

Las probabilidades de que el embarazo se desplace al útero son muy escasas. Puedes esperar a que suceda mientras estás en un hospital bajo supervisión médica, siempre y cuando se observe un aumento continuo de la hCG cada día.

Si no es así,  es necesario ir al medico y hacer una laparoscopia para interrumpir el embarazo y salvar tu trompa de Falopio, si es posible.

¿Сuándo aparecen los síntomas de embarazo ectópico? Un embarazo ectópico se detecta si el óvulo fecundado se adhiere fuera del endometrio (generalmente a una de las trompas de Falopio) durante las primeras semanas tras la concepción.

Estos casos suponen el 2 % de todos los embarazos.

Es posible sospechar el embarazo ectópico si:

  • tienes un retraso en el período
  • la prueba de embarazo dio positivo, pero una de las dos líneas es tenue
  • el análisis de sangre de la hCG ha dado un resultado por debajo de lo esperado para el momento actual

Otros signos tardíos de un embarazo ectópico incluyen dolor en la zona pélvica, manchado y náuseas. Estos síntomas pueden confundirse con los del período siguiente. 

En el 98-99 % de los embarazos ectópicos, el óvulo fecundado se adhiere a la trompa de Falopio, el mismo lugar donde suele producirse la fertilización.

El 1-2 % restante pertenece a otros tipos de embarazos ectópicos (ovárico, cervical, abdominal).

En la mayoría de los casos, estos embarazos ocurren sin ninguna razón aparente y son siempre inesperados; no obstante, los médicos pueden caracterizar el grupo de alto riesgo.

Un embarazo ectópico tiene más probabilidades de desarrollarse si la mujer:

  • ha padecido una enfermedad inflamatoria de los órganos pélvicos
  • ha tenido uno o más embarazos ectópicos o se ha sometido a una intervención quirúrgica en las trompas de Falopio    
  • usa un dispositivo intrauterino (IUD, por sus siglas en inglés) y esterilización como método anticonceptivo
  • es mayor de 40 años
  • fuma más de 20 cigarrillos al día

El semen anormal (patológico) de la pareja también puede provocar un embarazo ectópico.

Un embarazo ectópico siempre requiere ser extraído, ya sea con o sin cirugía.

Si en la etapa inicial se detecta el embarazo y tu embrión es más pequeño que 3,5 cm (1, 37 pulgadas), no se muestran daños en la trompa, no hay latido fetal, la paciente no siente dolor intenso y está lista para quedar en observación tu médico puede recetar el metotrexato 

La medicación inhibe el crecimiento de las células embrionarias y el desarrollo del embarazo.

En otros casos, el embarazo se interrumpe con cirugía. Durante la laparoscopia para extraer el óvulo fecundado, la mayoría de médicos intentarán salvar la trompa, pero no siempre es posible.

Si hay que detener el sangrado con rapidez, se realiza una laparotomía (un procedimiento que implica una incisión abdominal).

La probabilidad de quedarse otra vez embarazada con una sola trompa de Falopio sigue siendo alta (alrededor del 60 %).

Para recuperarte de un embarazo ectópico, debes:

  • limitar la cantidad de actividad física durante 2 meses
  • no tener relaciones sexuales durante 1 mes
  • no quedarte embarazada en los siguientes 3 meses. Se recomienda tomar anticonceptivos orales, que también ayudan a restaurar el equilibrio hormonal
  • asistir a fisioterapia (por ejemplo, magnetoterapia o tratamiento con cera de parafina) y medicamentos recetados por el médico para evitar adherencias

Además, se requieren varios exámenes.

  • Debes realizarte pruebas para detectar enfermedades de transmisión sexual, el virus del herpes simple y el virus del papiloma humano.
  • Tu pareja debe realizarse un análisis de semen, ya que el esperma patológico es una causa frecuente de los embarazos ectópicos.

Si te diagnostica un embarazo ectópico, las probabilidades de que el embarazo se desplace al útero son muy escasas. Lo más importante en este caso es que te recuperes, elimines las posibles causas de otro embarazo ectópico e intentes volver a quedarte embarazada cuando llegue el momento. El apoyo de tu pareja es clave, así que no tengas miedo de compartir tus emociones y preocupaciones.

http://www.webmd.com/baby/pregnancy-ectopic-pregnancy#1

http://americanpregnancy.org/pregnancy-complications/ectopic-pregnancy/


Más artículos