¿Qué contiene la comida rápida? La verdad de los ingredientes en la comida rápida

    Actualizado el 26 de noviembre de 2020 |
    Publicado el 07 de septiembre de 2019
    Datos verificados
    Revisado por profesional médico Kate Shkodzik, doctora, ginecobstetra y consultora médica en Flo
    Normas de verificación de datos en Flo

    Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

    Los ingredientes en la comida rápida suelen incluir mucha sal, azúcar y químicos procesados asociados a problemas de salud como obesidad, diabetes, enfermedad cardíaca e incluso cáncer. Desde Flo, queremos dar a conocer algunos datos preocupantes sobre la comida rápida que harán que te lo pienses dos veces antes de pedir comidas para llevar.

    Cómo se prepara la comida rápida

    La comida rápida es una industria enorme que produce millones de kilos de comida cada día. Como la comida rápida tiene que ser fácil de preparar, asequible y consumida rápidamente, gran parte de la producción tiene lugar en fábricas y granjas de envergadura. Después, estas fábricas envían los productos a los restaurantes, que los combinan en los menús servidos bajo pedido.

    En el momento del pedido, la mayoría de los menús se preparan usando productos congelados, enlatados o deshidratados que simplemente se recalientan para servirlos.

    La mayoría de los productos de comida rápida están compuestos de grasas y carbohidratos simples cargados de azúcar. Estas comidas son muy calóricas pero poco nutritivas, lo que hace que sigas sintiendo hambre, y esto puede causar que comas compulsivamente.

    Ingredientes de la comida rápida

    Muchas mujeres tienen antojos relacionados con la comida cuando están con la menstruación o embarazadas. Aunque pueda ser tentador pedir una hamburguesa para llevar, convertir la comida rápida en un hábito puede ser perjudicial para tu salud. Estos son algunos de los ingredientes más comunes de la comida rápida:

    1. Azúcar

    El azúcar es un ingrediente popular que se añade a casi todo producto de comida rápida, desde las salsas y los aliños hasta los rebozados y el pan. Comer demasiado azúcar puede causar problemas de salud serios y está asociado con un riesgo elevado de diabetes, enfermedad cardíaca y obesidad. El azúcar también puede ser adictivo y a veces se ha asociado el consumo excesivo a la depresión.

    El azúcar no es solo el azúcar blanco refinado que añades a tu café matutino: también puede aparecer en las listas de los ingredientes bajo 50 nombres diferentes, como jarabe de maíz alto en fructosa, sirope de agave y melaza.

    2. Grasa

    Las grasas trans (que ocurren cuando los aceites líquidos se solidifican) se añaden a muchos productos de comida rápida para que duren más. Las grasas trans aumentan las lipoproteínas «malas» o poco saludables (LDL o lipoproteínas de baja densidad) y disminuyen tus lipoproteínas buenas (HDL o lipoproteínas de alta densidad). Algunos tipos de comida rápida, como la carne roja y el queso, contienen grasas saturadas presentes de forma natural, que también pueden aumentar el colesterol malo.

    3. Sodio

    La sal (sodio) se usa habitualmente como potenciador del sabor cuando se cocina en casa y como condimento. En la comida rápida, no obstante, el sodio se usa como conservante para alargar la vida útil y realzar el sabor. De hecho, una sola comida rápida puede contener alrededor de 1300 miligramos de sodio: ¡más de la mitad de tu ingesta diaria recomendada!

    Químicos en la comida rápida

    Cuando pensamos en los ingredientes de la comida rápida, hay más que lo que ven los ojos. Quizás pienses que tus comidas tienen ingredientes sencillos: hamburguesas de carne picada, verduras o queso en lonchas encima, y las patatas fritas están hechas con patatas. En realidad, muchos de los ingredientes de la comida rápida están ocultos.

    Se añaden productos químicos a los productos de comida rápida para alargar su duración y darles mejor sabor, pero esta química compromete la calidad nutricional de la comida y puede ser nociva para tu salud.

    Estas son algunas de las sustancias químicas de la comida rápida: 

    • El propilenglicol, un aditivo que estabiliza la humedad para evitar que los ingredientes se peguen entre sí o se sequen, es tóxico en altas dosis. 
    • El nitrito sódico, un conservante que mantiene los productos cárnicos, como el beicon, jamón o magro frescos más tiempo y realza su color, se ha relacionado con ciertos tipos de cáncer. 
    • Los colorantes alimentarios sintéticos, usados para que la comida sea más atractiva, pueden causar reacciones alérgicas y se han relacionado con ciertos tipos de cáncer. 
    • El sulfato amónico, que se añade a los productos panaderos como potenciadores de la masa, también se usa en fertilizantes comerciales. 
    • Los rellenos como celulosa, olestra y bromato potásico se añaden para espesar los productos como carne y pan, y pueden interferir con los sistemas de absorción corporales de los nutrientes naturales.

    Historial de actualizaciones

    Versión actual (26 de noviembre de 2020)

    Revisado por profesional médico Kate Shkodzik, doctora, ginecobstetra y consultora médica en Flo

    Publicado el (07 de septiembre de 2019)

    En este artículo

      Probar Flo hoy

      Sign up for our newsletter

      Our latest articles and news straight to your inbox.

      Thanks for signing up

      We're testing right now so not collecting email addresses, but hoping to add this feature very soon.