Biblioteca de salud
Biblioteca de salud
Calculadoras
Calculadoras
Acerca de
Acerca de
    ¡Flo Parejas ya está aquí! Descubre por qué lo necesitas y cómo registrarte 

    ¿Сómo evitar la regla en el día de tu boda? 9 consejos

    Actualizado el 12 de mayo de 2020 |
    Publicado el 08 de marzo de 2020
    Datos verificados
    Revisado por profesional médico Dra. Anna Targonskaya, Ginecobstetra
    Normas de verificación de datos en Flo

    Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

    Tu gran día se acerca rápidamente y de repente te das cuenta: la fecha de tu boda probablemente coincidirá con la llegada de tu período. Da igual que normalmente llegue puntual o que tienda a ser irregular porque la idea de tener el período en el día de tu boda te llena de terror. Cálmate. Aunque tener el período en el día de tu boda ciertamente no es lo ideal, no tienes que dejar que arruinar tu gran día. Los 9 consejos a continuación te ayudarán a encontrar una forma de manejar esta situación complicada para que puedas disfrutar de cada momento.

    Usa un calendario menstrual

    Si eres una de esas mujeres que no tiene la suerte de tener un ciclo muy regular, puede que no tengas la más mínima idea de cuándo tiene que llegarte el período cada mes. 

    Empieza a seguir tu ciclo tan pronto como puedas y es posible que tengas una sorpresa y veas un patrón. Esto puede quitarte mucho del estrés que habías sentido sacando conjeturas hasta ahora. No sólo puedes hacer seguimiento de cuándo empieza tu período, sino cuánto dura, en qué días de tu período tu flujo es más abundante o más ligero, así como cualquier síntoma (hinchazón, cólicos, dolores de cabeza, acné, pechos sensibles, cansancio y antojos, entre otros) que puedan aparecer también.  

    Te sentirás mucho más preparada para el día de tu boda si sabes exactamente qué esperar. 

    Piensa en consultar a tu médico la posibilidad de saltártela

    Esta es no es una solución de última hora, pero con una buena planificación, algunas mujeres pueden retrasar o manipular su período para que no se solape con algo tan importante como es el día de la boda. Si estás tomando anticonceptivos (ya sean orales, el parche o el anillo vaginal) puedes planificar con antelación que el día de tu boda esté dentro de las tres semanas de hormonas activas.

    Tu médico incluso puede darte su autorización para tomar 2 rondas de anticonceptivos orales una tras otra o reemplazar inmediatamente el parche o el anillo vaginal, para que así puedas saltarte el período completamente. 

    Esta puede ser una opción especialmente atractiva para quienes presentan sangrados menstruales abundantes o sienten malestar durante el período. En tu boda lo último que quieres es tener náuseas, vómitos y cólicos intensos.

    Consulta a tu médico para idear un plan que te permita saltarte el período de forma segura para el día de tu boda.

    Usa una copa menstrual

    Hay una buena razón por la que muchas mujeres han dejado de usar compresas y tampones, y puede ser el momento en el que consideres empezar a usar también una copa menstrual. 

    Los tampones hay que cambiarlos cada pocas horas, especialmente en los días con flujo abundante. Si se te olvida o dejas pasar demasiado tiempo sin cambiarlo, te arriesgas a sufrir una infección peligrosa. Si utilizas el tamaño incorrecto o lo introduces en el ángulo equivocado, te arriesgas a tener fugas. Eso sin mencionar todos los desechos de productos desechables de higiene femenina que se acumulan en los vertederos. 

    Una copa menstrual es un producto menstrual reutilizable que recoge la sangre en lugar de absorberla y que puedes usar hasta durante 12 horas sin tener que vaciarlo. En otras palabras, puedes insertar la copa antes de ponerte el vestido de novia y olvidarte de ella hasta que te lo quites.   

    Usar la copa menstrual requiere algo de práctica, pero no debería ser un gran problema si estás acostumbrada a ponerte tampones. Empieza a usarla unos meses antes de tu boda y estarás lista para usarla cuando llegue el gran día. 

    Invierte en braguitas menstruales de alta calidad

    Deja de dar vueltas con protegeslip y compresas. Hay demasiadas cosas que hay que tener en cuenta: la longitud, forma, nivel de absorción y la exasperante tendencia a que se despeguen, se retuerzan o se arruguen con el más mínimo sudor o movimiento. 

    En lugar de esto, ponte unas braguitas menstruales cómodas y a la moda, y olvídate de las fugas, el olor y la humedad mientras bailas toda la noche. Dependiendo de la marca y el estilo, las braguitas menstruales pueden absorber la misma cantidad que dos tampones, así que estarás protegida. 

    Asegúrate de conseguir un par de buena calidad con forro antimicrobiano para combatir los malos olores y que tenga buena ventilación para evitar una infección por cándida.

    No lo mantengas en secreto

    Hay una razón por la que tienes damas de honor y ahora es el momento de incluirlas en esto. Ellas pueden ayudarte a que llegues preparada a la boda para que ninguna "situación" se salga de control y se convierta en un drama. Tus damas de honor mantendrán la calma y te ayudarán a relativizar para que puedas disfrutar, incluso si tienes el período el día de tu boda. 

    Por incómodo que parezca, tus damas de honor pueden acompañarte al baño para ayudarte a mantener a salvo el vestido. 

    Lleva analgésicos

    Sin importar que tengas el período en tu boda o no la tengas, es una buena idea tener un kit de emergencia para novias. En él debes tener imperdibles, pasadores, un kit de costura, una goma para el pelo, desodorante, refrescantes para el mal aliento y, por supuesto, analgésicos. 

    Los medicamentos como el ibuprofeno o el paracetamol pueden ayudarte a aliviar los síntomas del síndrome premenstrual (PMS, por sus siglas en inglés) como cólicos, dolor de espalda y dolor de cabeza, entre otros.

    Lleva reservas

    Tampones, compresas, protectores, braguitas menstruales, pantalones cortos, toallitas para bebés, analgésicos, bolsa para agua caliente, chocolate; todos los objetos relacionados con el período que se te puedan ocurrir deben ir en el bolso de la novia. Llévalo todo contigo, aunque probablemente no termines usando la mayor parte de las cosas. Te sentirás mucho más tranquila si sabes que tienes todo lo que puedes necesitar a mano. 

    Asegúrate de que tus damas de honor sepan dónde está todo para que puedan buscar rápidamente lo que necesitas.

    <