Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

¿Por qué los periodos cambian de fecha?

Igual te preguntas: «Mi ciclo menstrual se ha acortado, ¿será normal?». Existen muchos factores que pueden hacer que las fechas de tu periodo cambien o que este se detenga por completo, incluidos el estrés laboral o el cambio a una nueva píldora anticonceptiva. Esto es todo lo que necesitas saber.

Fechas del periodo_1

Escrito por Alice Broster

Se estima que desde nuestro primer periodo hasta que experimentamos la menopausia, tenemos alrededor de 450 periodos. Esto equivale a sangrar durante 6 años aproximadamente. Y, aunque puedas acostumbrarte a la duración de tu ciclo menstrual, a cuánto sangras y a tus productos de higiene menstrual favoritos, los periodos son de todo menos predecibles. 

¿Por qué a veces se retrasa el período? El más mínimo cambio en los niveles de tus hormonas reproductivas y en tu bienestar físico puede hacer que tengas dos periodos en un mes, que no lo tengas o que en adelante se produzcan más cambios en tu ciclo. En la mayoría de los casos, esto no es algo por lo que debas preocuparte, pero es conveniente que hables con tu médico/a para que te tranquilice.

Hemos pedido a dos expertas que expliquen los motivos más frecuentes por los que cambian las fechas de los periodos, de qué forma pueden afectar los métodos anticonceptivos a tu ciclo y en qué casos deberías acudir a tu médico/a.

¿Cómo puede ayudarte Flo?

¿Por qué los periodos cambian de fecha?

La Dra. Sarah Welsh, ginecóloga del Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés) y fundadora de HANX, nos explica que «hay muchos motivos por los que puedes notar cambios en tu ciclo menstrual, lo cual es algo que suele ser diferente en cada persona». 

«El ciclo menstrual es algo muy dinámico y hay muchos factores que pueden influir en su duración, la abundancia del sangrado o los síntomas que puedas tener. Si tu ciclo cambia o si ni siquiera lo tienes, tu cuerpo te está diciendo: “ahora mismo no puedo tener un bebé”. Esto puede ser una respuesta a un alto nivel de estrés, cambios bruscos de peso u otros factores de tu estilo de vida».

El hecho de que tu periodo dure tres días en lugar de cinco, experimentes dos sangrados en un mes o las fechas de tu periodo cambien por completo puede causar bastante intranquilidad. Sin embargo, pequeños cambios como estos no suelen ser algo de lo que debas preocuparte. Si lo son, consulta a tu médico/a. 

También puede serte de utilidad descargar una aplicación para el seguimiento del periodo como Flo, ya que puede ayudarte a comprender mejor tu ciclo menstrual y a entender por qué tu periodo se adelanta o se retrasa.

Fechas del periodo_2

¿Por qué los periodos cambian de fecha? ¿Qué es el ciclo menstrual?

El ciclo menstrual es el proceso por el que tu cuerpo pasa cada mes desde la pubertad. No hay dos periodos iguales. Si hablas del tema con otras personas de tu círculo, te darás cuenta de que sus ciclos menstruales son más largos o más cortos que el tuyo. Quizás también te des cuenta de que tu ciclo menstrual puede cambiar después de tener un bebé o mientras estás en la fase de transición a la menopausia. 

El ciclo menstrual medio de una persona que no usa métodos de anticoncepción hormonal suele durar entre 21 y 35 días. Esto equivale al total de días entre el inicio de un periodo y el del siguiente. 

El primer día de tu ciclo menstrual coincide con el primer día de tu periodo. Es normal que los periodos duren de dos días a una semana y que durante este tiempo los niveles de tus hormonas reproductivas, estrógeno y progesterona, estén bajos. 

Después del final de tu periodo (entre los días cinco y siete de tu ciclo), tus niveles de estrógeno comienzan a aumentar dado que tu cuerpo se prepara para liberar un óvulo. Esto se llama ovulación y suele marcar la mitad de tu ciclo. 

Tras la ovulación, tus niveles de progesterona aumentan para que tu cuerpo se prepare para un posible embarazo, aunque no se haya fecundado el óvulo. El grosor del revestimiento uterino (el endometrio) aumenta para poder albergar un óvulo fecundado, en el caso de que este se adhiera al endometrio en un proceso llamado «implantación». 

Si no se fecunda el óvulo o si el óvulo fecundado no se implanta, el revestimiento uterino se rompe y comienza el periodo. Esto marca el inicio de un nuevo ciclo menstrual.

«El ciclo menstrual es un sistema muy delicado, en el que cada hormona influye en la abundancia del sangrado, los síntomas y el momento de la ovulación», explica la Dra. Welsh. 

¿Por qué los periodos cambian de fecha? ¿De qué forma afectan los métodos anticonceptivos a tu ciclo menstrual?

Tu ciclo menstrual avanza a medida que tu cuerpo libera diferentes niveles de estrógeno y progesterona. Si algo interrumpe el flujo natural de estas hormonas, es posible que las fechas de tu periodo cambien. Esto incluye los métodos de anticoncepción hormonal. 

«Cambiar de método anticonceptivo puede influir enormemente en la duración de tu ciclo menstrual», indica la Dra. Welch. «Empezar a tomar la píldora anticonceptiva o cambiar de píldora puede tener un gran impacto sobre tus hormonas. De igual modo, si te acaban de colocar un implante o un dispositivo intrauterino (DIU), es posible que notes algún cambio en tu ciclo». 

La anticoncepción hormonal introduce diferentes niveles de progesterona, estrógeno o una combinación de ambas hormonas en tu cuerpo. En un estudio publicado en la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, se destacó que esto puede provocar irregularidades en los periodos, un manchado intermenstrual continuo o la detención completa del periodo. De hecho, el NHS considera que las píldoras anticonceptivas y los dispositivos intrauterinos (DIU) son dos causas frecuentes de un periodo irregular. 

La Dra. Welsh indica que el embarazo, el aborto espontáneo y la píldora del día después también pueden alterar tus niveles hormonales, lo cual puede influir en tu ciclo menstrual. 

Aunque la ausencia de periodo no siempre es un indicador de embarazo, «una de las causas más comunes de la ausencia de periodo es el embarazo (si existe alguna posibilidad de que haya entrado semen en tu vagina). Por eso, yo siempre te recomendaría hacerte una prueba de embarazo». (Recuerda que en Flo tenemos una calculadora de embarazo si la necesitas).

Y continúa: «La píldora del día después o un aborto pueden alterar tu ciclo debido a los cambios en tus niveles hormonales. Del mismo modo, si experimentas un aborto espontáneo, las fechas de tu periodo pueden cambiar. Puedes no ser consciente de tu embarazo y más adelante tener un periodo más abundante y tardío. Ese es un indicativo de un aborto espontáneo». 

Si detectas síntomas tempranos de un aborto espontáneo, incluidos sangrado, dolor en el estómago o cólicos, acude a tu centro médico inmediatamente. 

Un aborto espontáneo puede ser desolador, así que recuerda que no estás sola. Existen muchos servicios de apoyo disponibles, como la Federación Española de Duelo Gestacional, Perinatal y Neonatal (FEDUP), la Asociación Ania o Nubesma.

Fechas del periodo_3

¿Por qué los periodos cambian de fecha? ¿Qué relación hay entre la salud mental y el ciclo menstrual?

Los métodos de anticoncepción hormonal y el embarazo no son lo único que puede provocar cambios hormonales en tu ciclo menstrual. Tu salud mental también puede tener un impacto directo en la duración de tu ciclo menstrual e incluso en tus síntomas.

«Lo más importante es que las personas sean conscientes de que no son los ovarios los que controlan el periodo, sino el cerebro», explica la Dra. Mary Jane Minkin, ginecobstetra y profesora clínica de obstetricia y ginecología en Yale. 

«Es el hipotálamo, en la base del cerebro, el que da las órdenes a los ovarios. Envía mensajes a la glándula pituitaria, que, por su parte, estimula los ovarios para que produzcan estrógeno y progesterona. Es un equilibrio complicado».

La hormona del estrés, el cortisol, aumentará en tu organismo si sientes estrés durante un periodo continuado de tiempo. Tu cuerpo libera esta hormona como «reacción de lucha o huida», que es nuestra respuesta instintiva y psicológica a amenazas tanto reales (como un tigre hambriento) como percibidas (como pensar en dar un discurso). 

En las investigaciones, los niveles elevados de cortisol se han asociado al sangrado irregular o a la detención del periodo por completo. Esto ocurre porque todo el cortisol adicional hace que se desconecte el hipotálamo (la parte del cerebro que controla la liberación de hormonas) y, como consecuencia, no se liberan hormonas reproductivas. La ausencia del periodo es un efecto secundario frecuente.

«Básicamente, es la forma que tu cuerpo tiene de decir: “no estoy preparado para un embarazo con toda esta presión”», explica la Dra. Welsh. «Todo ese estrés puede afectar a tus hormonas, lo que lleva a un retraso en la ovulación, un retraso en el aumento de progesterona tras la ovulación y, finalmente, a un retraso de tu periodo». 

En un estudio publicado por la revista British Medical Journal en 2004, titulado «Stress and Dysmenorrhoea» (estrés y dismenorrea), se asoció el aumento del estrés durante el periodo a síntomas más dolorosos como los cólicos. Y en un estudio publicado en 2015 en la revista Journal of Clinical and Diagnostic Research, se descubrió que las personas con trabajos más exigentes tienen ciclos menstruales más cortos.

¿Por qué los periodos cambian de fecha? ¿Qué relación hay entre la salud física y el ciclo menstrual?

Puede que los cambios en tu ciclo menstrual no parezcan ser el resultado de otros cambios producidos en tu cuerpo, pero la Dra. Welsh afirma que podrían ser un indicativo de que ocurre algo más. 

«Ya sea tu dieta, tu estilo de vida, el sueño o los cambios en tu día a día, todo esto se puede traducir en cambios en tu ciclo menstrual», explica. «Se pueden detectar enfermedades subyacentes a través de cambios en la menstruación. No los ignores. Tus niveles hormonales tienen una relación directa con otros aspectos, como la salud cardiaca y la densidad ósea, por lo que conviene vigilarlos». 

Recomendamos que, para empezar, pidas cita a tu médico/a para una revisión.

La pérdida o el aumento de peso de forma extrema y el exceso de ejercicio también pueden provocar cambios en tu ciclo. ¿Por qué? Si pierdes mucho peso, tu cuerpo puede dejar de producir las hormonas reproductivas que controlan tu ciclo menstrual. Del mismo modo, si aumentas mucho de peso, es posible que tu cuerpo produzca estrógeno en exceso, lo que puede llevar a que tu periodo se detenga. 

La Dra. Minkin explica también que «algunas enfermedades hormonales como los trastornos en la tiroides (tanto el hipertiroidismo como el hipotiroidismo) y la producción de otra sustancia de la pituitaria llamada prolactina pueden alterar el periodo». «La prolactina también se puede producir al tomar ciertos medicamentos (muchos medicamentos que se usan para tratar trastornos mentales pueden tener este efecto por ese motivo)». 

La Dra. Welsh repite que la mayoría de los cambios en tu ciclo menstrual son absolutamente normales. Sin embargo, si tu periodo se vuelve irregular de forma constante, puede ser un síntoma de una enfermedad subyacente como el síndrome de ovario poliquístico (SOP). 

Antes de sacar conclusiones acerca de lo que puede estar provocando que las fechas de tu periodo cambien, acude a tu médico/a para hablar sobre ello y hacerte una revisión. Será quien pueda hacerte pruebas y, si es necesario, tranquilizarte.

¿Por qué los periodos cambian de fecha? ¿Cuándo debes hablar con tu médico/a sobre los cambios en tu ciclo menstrual?

Eres quien mejor conoce tu cuerpo (y tu ciclo). La ausencia del periodo, tener dos periodos en un mes o que tu ciclo pase de durar de 24 a 31 días puede asustarte, e incluso puede ser desconcertante si no te ha ocurrido antes. No obstante, tienes ayuda al alcance de la mano.

La Dra. Welsh dice que lo mejor siempre es hablar con tu médico/a en el momento en el que empiezas a preocuparte: «Cualquier cosa que consideres anómala o preocupante te da motivos para visitar a tu médico/a. Háblale abiertamente de ello. Es algo que ve todos los días». 

«Solo tienes que decirle “me preocupa que mi ciclo no sea regular”, “mi sangrado es mucho más abundante” o “mi periodo es irregular”. Cuéntale lo que tanto te preocupa. Podrá investigar y determinar si algo no va bien».

Puedes hacer un seguimiento de los cambios en tu ciclo usando una aplicación para el seguimiento del periodo como Flo, donde puedes registrar cambios en tu estado de ánimo o tus síntomas. Del mismo modo, intenta anotar cualquier cambio que percibas en el color, la textura y la abundancia de tu sangrado menstrual. 

«Si tu periodo se retrasa o se adelanta un poco o si no te viene el periodo alguna vez y después todo vuelve a la normalidad, no te preocupes», advierte la Dra. Minkin. «No obstante, si los ciclos se mantienen irregulares, acude a tu médico/a. Hablará contigo y podrá solicitarte un análisis de sangre». También puede hacerte una ecografía o pedirte que te hagas una prueba de embarazo de orina.

Asimismo, convendría que en la cita con tu médico/a le hables sobre cualquier cambio que se haya producido en tu estilo de vida o en tu salud en general. 

«Cuéntale si has tomado un nuevo método de anticoncepción hormonal o si has notado cambios en tu estilo de vida», indica la Dra. Welsh. 

«Todas estas pequeñas cosas influyen en tus hormonas y en tu ciclo. Todo se puede controlar, así que ábrete y habla a tu médico/a con sinceridad, y no dejes que pase mucho tiempo antes de acudir a una cita para hablarle sobre lo que te preocupa».

Por cierto, ¿sabías que correr durante la menstruación es beneficioso? Te lo contamos todo en nuestro artículo sobre ello.

Probar Flo hoy