1. Quedarse embarazada
  2. Intentando concebir
  3. Síntomas del embarazo

Normas de verificación de datos en Flo

Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

Moco cervical y embarazo: ¿es el moco cervical un señal de embarazo?

El moco cervical cambia de manera consistente durante el embarazo y a lo largo del ciclo menstrual. Mucha gente asocia el fluido cervical con el embarazo y afirma que es un signo temprano.

La secreción vaginal está presente a lo largo del ciclo. Sin embargo, esta secreción cambia durante las etapas tempranas del embarazo. Este tipo especial de secreción se llama leucorrea. Es una sustancia fluida y de color blanco lechoso. Aunque el término se usa ampliamente durante el embarazo, la leucorrea también se puede encontrar en mujeres no embarazadas.

La cantidad de fluido cervical durante el embarazo se incrementa y, con el tiempo, se convierte en algo llamado tapón mucoso. Este tapón mucoso protege al bebé de las infecciones y se descompone durante el parto. 

La secreción vaginal, especialmente en torno a un periodo ausente, puede ser un signo de embarazo. Los cambios en la secreción vaginal durante este tiempo están causados por el aumento de estrógeno. Este aumento de estrógeno estimula también el flujo sanguíneo a la zona pélvica, lo que en última instancia provoca el incremento de secreción. 

Si tu período se retrasó varios días, una prueba de embarazo adecuada puede confirmar la concepción. La secreción cervical por sí sola no ofrece una manera precisa de determinar si estás embarazada.

Basándose en las investigaciones, se puede decir con certeza que la mayoría de las mujeres con un embarazo reciente tiene una cantidad de gonadotropina coriónica humana (hCG) suficiente para ser detectada por ciertas pruebas de 7 a 10 días después de la ovulación. En ese momento, se puede confirmar el embarazo con una prueba casera muy sensible.

Sin embargo, realizar la prueba antes de tiempo puede dar un falso negativo, especialmente si la ovulación se ha producido un poco más tarde de lo estimado. Un falso negativo normalmente se da cuando la producción de hCG está en los niveles más bajos o cuando la implantación aún no ha tenido lugar. Por lo tanto, si decides realizar una prueba siete días después de la ovulación y no obtienes un resultado positivo, deberías volver a realizar la prueba un par de días después para asegurarte.

Estos son los síntomas y signos tempranos más habituales de embarazo:

  • Ausencia de periodo. Si estás en edad fértil y ha pasado una semana o más desde la fecha esperada de inicio del periodo, puedes estar embarazada. 
  • Senos hinchados o sensibles. Los cambios hormonales pueden causar dolor y sensibilidad en los senos durante las primeras etapas del embarazo. Esta molestia probablemente disminuirá tras un par de semanas cuando tu cuerpo se ajuste a los diversos cambios hormonales.
  • Aumento de la micción. Puede que orines más de lo normal. En las primeras semanas del embarazo el útero se expande y presiona la vejiga, haciendo que necesites orinar más a menudo. 
  • Náuseas con o sin vómito. Los mareos matutinos, que pueden aparecer en cualquier momento, suelen comenzar aproximadamente en la sexta semana de embarazo. Dicho esto, muchas mujeres pueden sufrir náuseas un poco antes y algunas no sufrirlas nunca. 
  • Cansancio. El cansancio tiende a ser uno de los principales síntomas tempranos de embarazo.

Un signo temprano de embarazo es el sangrado de implantación, que se produce cuando un óvulo fertilizado se adhiere a la pared del útero. Sin embargo, el sangrado de implantación no requiere tratamiento médico. De hecho, este síntoma se confunde habitualmente con un período temprano. Una vez que el esperma fertiliza al óvulo, forman lo que se llama embrión. El embrión se desplaza hasta el útero y se implanta en la pared uterina, lo cual puede causar algo de sangrado. Sin embargo, no todas las mujeres experimentan sangrado de implantación. 

Algunos de los signos de implantación son: 

  • Una secreción parduzca o rosada 
  • Manchado
  • Calambres estomacales leves
  • Dolores de cabeza
  • Cambios de humor 

El sangrado de implantación es una parte normal del embarazo y no tiene efectos negativos sobre el desarrollo del bebé. Sin embargo, un sangrado abundante puede ser motivo de preocupación. Si sufres escalofríos, fiebre o calambres fuertes, consulta a tu médico inmediatamente.

La leucorrea es un tipo de secreción temprana en el embarazo. Este signo de embarazo es con frecuencia blanco lechoso, fluido y, generalmente, inocuo. Sin embargo, hay algunos parámetros de la leucorrea como signo temprano de embarazo a los que se debe prestar atención, puesto que esta secreción vaginal puede ser también una indicación temprana de infecciones. 

Si notas una secreción amarillenta o verde de fuerte olor acompañada de picores o enrojecimiento, puede ser indicativo de una infección vaginal. Estas infecciones pueden tener lugar en cualquier etapa del embarazo. La candidiasis es una de las infecciones más comunes que las mujeres embarazadas contraen. La candidiasis se conoce más habitualmente como infección por hongos. Una ETS puede producir también una secreción anómala y causar molestias vaginales. 

  • Nunca uses tampones durante el embarazo ya que esto puede exponer la vagina a los gérmenes. 
  • No realices duchas vaginales, ya que esto altera el equilibrio bacteriano normal en la vagina.
  • Evita el autodiagnóstico y no empieces un tratamiento, a menos que sea bajo supervisión médica.

Sin embargo, puedes usar protegeslips para estar más cómoda durante el embarazo. 

Algunas mujeres notan mucha secreción durante las primeras etapas del embarazo. No obstante, otras pueden tener poca o directamente no tener. Las dos cosas son completamente normales. Todos tenemos cuerpos diferentes y no todas las mujeres producirán secreción. De hecho, cada embarazo es diferente y la cantidad de moco producido por el cuello uterino depende de varios factores.

Normalmente, la secreción vaginal fluctúa en sincronía con los niveles cambiantes de estrógeno durante el transcurso del ciclo menstrual. Puesto que los niveles de estrógeno cambian durante el embarazo, la cantidad de secreción cambia también. Esto significa que los cambios en la secreción no son una manera fiable de detectar un embarazo. La única manera de confirmar un embarazo es realizar una prueba. 

Pide una cita para el médico si observas cualquier secreción vaginal anómala. Los síntomas que hay que revisar incluyen: 

  • Sensación de cansancio o malestar
  • Una secreción verdosa o amarilla
  • Fiebre
  • Dolor en la parte baja del abdomen
  • Erupciones 
  • Calambres
  • Ampollas o erupciones en la zona vaginal 

Si sufres secreción vaginal abundante o anómala durante el embarazo, consulta a tu médico. Esto es especialmente importante si la secreción viene acompañada de un olor fuerte o desagradable.

https://www.nhs.uk/conditions/vaginal-discharge/

https://www.nhs.uk/conditions/pregnancy-and-baby/vaginal-discharge-pregnant/

https://www.britannica.com/science/leukorrhea

https://www.mayoclinic.org/symptoms/vaginal-discharge/basics/when-to-see-doctor/sym-20050825

https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/pregnancy-week-by-week/expert-answers/implantation-bleeding/faq-20058257

Más artículos