El himen, ¿qué es? ¿Cuáles son sus funciones y características?

    Actualizado el 16 de marzo de 2023 |
    Publicado el 28 de marzo de 2023
    Datos verificados
    Normas de verificación de datos en Flo

    Todo el contenido de Flo Health se adhiere a las normas editoriales básicas relativas al rigor médico, la credibilidad de los datos y la vigencia de la información. Para saber qué hacemos para ofrecerte la información más fiable sobre salud y estilo de vida, consulta nuestros criterios de revisión de contenidos.

    La primera vez que mantienes relaciones sexuales, pierdes tu virginidad, ¿verdad? Puede que no sea tan sencillo. Dos expertas médicas de Flo rompen todos los mitos relacionados con el himen y explican qué es en realidad

    Es posible que, durante las clases de educación sexual, hayas oído a tus amistades hablar en voz baja sobre perder la virginidad. Y para muchas de nosotras, esa es prácticamente nuestra única introducción al himen de una mujer. Pero si no estás totalmente segura de qué es y para qué sirve el himen en realidad, no eres la única. 

    A pesar de que tu himen es pequeño, su reputación es poderosa. La fina capa de tejido que se encuentra en la abertura de la vagina está asociada a muchos mitos. Uno de los mayores equívocos es que el himen solo se «rompe» la primera vez que se mantienen relaciones sexuales. De hecho, podría desgarrarse mucho antes, pero hablaremos sobre ello más adelante.  

    Para acabar de una vez por todas con estas ideas erróneas, dos expertas médicas de Flo explican qué es el himen, dónde se encuentra y por qué puede cambiar con la edad.

    ¿Qué es el himen? 

    En pocas palabras, un himen íntegro es una fina membrana de tejido carnoso y elástico con forma de O que rodea la abertura de la vagina (la vagina es el tubo muscular interno que conecta la vulva con el cuello uterino). «Parece casi un anillo fino de tejido que rodea la abertura vaginal», explica la Dra. Sara Twogood, ginecobstetra de Los Ángeles (EE. UU.). «Puede tener forma y tamaño irregulares, por lo que no es un círculo perfecto».

    En teoría, la expresión «perder la virginidad» hace referencia al momento en que se rompe el himen de una mujer. No obstante, aunque se tiende a pensar que un himen normal suele cubrir por completo la abertura vaginal, no es así para la mayoría de las personas. En realidad, es muy poco frecuente nacer con un himen que no tenga abertura.

    Incluso si te has tomado un momento con un espejo para familiarizarte con el aspecto de tu vulva y conducto vaginal, es posible que aún no hayas visto tu himen. Si quieres saber más sobre cómo cambia tu cuerpo durante la pubertad y cuáles son los verdaderos nombres de tu anatomía, aplicaciones como Flo pueden serte de gran ayuda.

    ¿Cuál es la función del himen?

    Ahora que ya sabes dónde está el himen, puede que te preguntes por qué está ahí. 

    Mientras que otras partes de la anatomía de la vulva tienen una función bastante clara, la Dra. Beth Schwartz, profesora adjunta de obstetricia, ginecología y pediatría en Filadelfia (EE. UU.), explica que no se conoce la función del himen. «Es algo que queda del desarrollo [cuando estás en el útero]». 

    Algunas investigaciones han sugerido que el himen podría ayudar a mantener las bacterias fuera de la vagina. A medida que se siga investigando el cuerpo humano, es posible que se descubra otra función para el himen. 

    ¿Qué aspecto tiene el himen? 

    Descubrir qué es lo normal a medida que tu cuerpo cambia y empiezas a menstruar puede ser difícil. Quizás te reconforte hablar con tus amistades de lo que te pasa. Pero la mayoría de las veces, no tendrás nada ni a nadie con quien compararte. 

    Es muy importante que recuerdes que tu vulva es única para ti y que no existe lo ideal ni lo perfecto, siempre y cuando seas feliz y estés sana. Tu himen no es una excepción. 

    No existe un único tipo de himen: es diferente para cada persona. El himen puede ser de varios tipos. Por ejemplo:

    Himen anular o semilunar

    El himen anular o semilunar se considera la forma de himen más común. El himen rodea la abertura vaginal como un anillo y, cuando se desgarra o se estira, se parece más a una media luna. 

    Si tienes un himen anular o semilunar, su aspecto puede variar ligeramente en función de cómo se haya estirado o desgarrado.  

    Himen imperforado 

    Los hímenes imperforados son muy poco comunes. Es cuando el himen cubre por completo la abertura de la vagina (como un sello). Esto impide que la sangre del periodo fluya fuera de la vagina y puede causar dolor en el abdomen y la pelvis porque la sangre queda atrapada. 

    Las investigaciones sobre el número de personas con himen imperforado varían enormemente. Se calcula que entre 1 de cada 1000 personas y 1 de cada 10 000 tienen un himen de este tipo. Sigue leyendo para saber cómo puede ayudarte tu médico/a si tienes un himen imperforado. 

    Himen microperforado 

    Hace referencia a cuando el himen cubre toda la abertura vaginal como un sello, excepto un pequeño orificio. Aunque la sangre del periodo puede salir por la vagina, puede resultar más difícil y, por ello, es posible que tengas periodos más largos. También puede resultar difícil y doloroso introducir un tampón u otros objetos.

    Himen septado 

    Los hímenes septados presentan tejido alrededor del borde de la abertura vaginal y un trozo de tejido adicional en el centro (como si fuera un trozo de cuerda), lo que crea dos aberturas más pequeñas en la vagina en lugar de una. De nuevo, las personas con este tipo de himen pueden tener problemas para introducir o extraer un tampón. Mantener relaciones sexuales con penetración puede desgarrar este tejido adicional.

    Himen cribiforme 

    En este caso, el himen tiene muchos agujeros pequeños, lo que puede dificultar la inserción de un tampón. También puede significar que la sangre menstrual tarde más en salir del cuerpo, lo que provoca periodos más largos. 

    ¿Cómo podría ir cambiando el himen?

    Al nacer, es posible que tu médico/a te revise el himen para ver si podrías necesitar una intervención quirúrgica para extirpar el tejido. Sin embargo, no siempre es fácil ver si tienes un himen imperforado, microperforado, cribiforme o septado cuando eres tan joven. Es posible que te lo diagnostiquen mucho más tarde, durante la pubertad, una vez que hayas empezado a menstruar y notes que te cuesta ponerte un tampón o que tus periodos son especialmente largos o dolorosos. 

    La intervención se denomina «himenectomía». Puede que tu médico/a te la recomiende si te cuesta ponerte un tampón o si la forma del himen dificulta la salida de la sangre menstrual. 

    No obstante, la mayoría de la gente nunca se da cuenta ni de que tiene el himen ahí. Y, además, tampoco se queda siempre igual. El himen cambia a medida que creces.

    • El himen cuando naces: Cuando naces, tu himen puede parecer más grueso y carnoso. También puede ser más rígido y sensible. Una vez iniciada la pubertad, los ovarios empiezan a producir estrógenos. Esto puede provocar que el tejido del himen se vuelva más elástico. 
    • El himen y la pérdida de la virginidad: La gran pregunta. ¿Cómo se le rompe el himen a una mujer?, ¿sucede al mantener relaciones sexuales con penetración por primera vez? Es cierto que, en algunos casos, un himen normal puede estirarse o desgarrarse al iniciar las relaciones sexuales con penetración. Pero esto no es así en todos los casos. El himen puede desgarrarse o estirarse de muchas otras maneras (lo veremos más adelante).
    • El himen durante el embarazo y después de un parto vaginal: Como ocurre durante la pubertad, a medida que aumentan los niveles de estrógenos durante el embarazo, el tejido que compone el himen puede volverse aún más elástico para permitir el parto. El himen puede estirarse y desgarrarse más durante el parto a medida que el bebé sale de la vagina. «Los estiramientos vuelven a ser (casi) normales después del parto, pero los desgarros del himen no vuelven a cicatrizar», comenta la Dra. Twogood.

    ¿Qué pasa cuando se rompe el himen de la mujer? 

    «Romper» y «perforar» son palabras que se utilizan a menudo cuando se habla del himen. Parece que al principio sella por completo la abertura de la vagina y que luego queda perforado y hay un agujero. Pero en realidad el himen no se «rompe» de esta manera. Y como sabemos, la mayoría de los hímenes no sellan totalmente la vagina. 

    Piensa en el himen como en un anillo que se estira y a veces se rompe con el tiempo, cuando algo lo roza o entra en la vagina. Es posible que experimentes un poco de dolor o manchado (sangrado ligero) cuando esto ocurra, pero también cabe la posibilidad de que ni siquiera te des cuenta de que está ocurriendo. Por otro lado, en caso de que te interese, también tenemos un artículo sobre el flujo rosado, donde explicamos razones por las que puede producirse.

    ¿Cómo se le rompe el himen a una mujer? 

    Adentrémonos en el mito sobre la pérdida de la virginidad. Como ya hemos comentado, a algunas personas el himen se les estira o se les rompe la primera vez que mantienen relaciones sexuales con penetración. Esto puede provocar un poco de sangrado o dolor, pero no será igual en todos los casos. 

    Hay muchas otras razones por las que el himen puede haberse estirado antes de mantener relaciones sexuales por primera vez. Estas son algunas de ellas:

    • Utilizar tampones o una copa menstrual
    • Hacerse una exploración ginecológica o una citología vaginal
    • Realizar diferentes actividades como nadar, montar en bicicleta, jugar al fútbol y montar a caballo
    • Masturbarse con los dedos o con un juguete

    Todo esto es totalmente normal y saludable. Quizá te preguntes si el himen puede volver a crecer una vez que se ha «roto», y la respuesta es no. Pero como explica la Dra. Schwartz, «sigue ahí, posiblemente solo un poco estirado o con una forma diferente».

    ¿Por qué se ha relacionado el himen con el sexo? 

    Si los tampones y los paseos en bicicleta pueden romper el himen, ¿por qué se le relaciona tanto con la primera vez que se tienen relaciones relaciones sexuales? 

    La virginidad significa muchas cosas diferentes para cada persona. En las clases de educación sexual o en cualquier otro lugar, puede que te hayan dicho que se refiere a cuando una persona con pene tiene relaciones sexuales con penetración por primera vez con alguien con vagina. Otras personas pueden considerar como una pérdida de la virginidad cualquier forma de intimidad sexual. En el fondo, la decisión depende de ti, y no se define por el hecho de que te hayan desgarrado un trocito de tejido de la vagina. Si sientes preocupación o confusión acerca de la virginidad, puede que te ayude hablar con alguna persona adulta en la que confíes. 

    Durante mucho tiempo, algunas culturas han asociado el hecho de tener un himen íntegro, que no se ha estirado ni desgarrado, con un signo de virginidad y, por tanto, de pureza. Como ya sabes, desde el punto de vista médico, esto no es más que un mito. Un himen puede romperse en cualquier momento, y eso puede ser totalmente ajeno a la actividad sexual.

    Estas ideas se han relacionado con la práctica de las «pruebas de virginidad», un procedimiento increíblemente dañino por el que se somete a una persona a un examen vaginal en la creencia de que se podría demostrar si es virgen. Muchos médicos/as y organizaciones sanitarias se han posicionado en contra de las pruebas de virginidad.

    El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos afirma que no proporcionará ninguna orientación sobre las pruebas de virginidad porque no se puede saber si alguien ha mantenido relaciones sexuales simplemente mirando su vagina. Del mismo modo, la Organización Mundial de la Salud calificó las pruebas de virginidad como una violación de los derechos humanos.

    Si sientes que tus amistades, familiares o tu pareja te presionan para que «demuestres» que eres virgen, o si crees que corres el riesgo de que te sometan a una prueba de virginidad, acude a alguien de confianza para que te apoye. Podría ser tu profesor/a o quizás algún familiar. 

    Himen: conclusión

    El himen es el anillo de tejido que rodea la abertura de la vagina. Puede tener diferentes formas y tamaños, pero nunca debe causarte dolor y, en realidad, no tiene una función o propósito claro (que sepamos todavía). 

    Aunque el himen se relacione con la pérdida de la virginidad, es posible que el tuyo ya se haya roto o estirado mucho antes de tener relaciones sexuales por primera vez. Un tampón, un largo paseo en bicicleta o incluso tu primera citología podrían haberlo hecho. 

    Como el resto de tu vulva, tu himen es único. No debe considerarse un indicador de tu virginidad. Lo más importante es que sientas la confianza y seguridad que nace de entender tu propio cuerpo. En Flo tenemos información y herramientas para ayudarte, como el calendario menstrual

    References

    «Virginity Testing». El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, www.acog.org/news/news-releases/2019/11/acog-statement-on-virginity-testing. Último acceso: 21 de noviembre de 2022.

    Amitai, Eitan, et al. «The Impact of Hymenectomy on Future Gynecological and Obstetrical Outcomes». The Journal of Maternal-Fetal & Neonatal Medicine, vol. 33, n.º 8, abril de 2020, pp. 1400-04.

    «Cribriform Hymen». Cleveland Clinic, https://my.clevelandclinic.org/health/diseases/22258-cribriform-hymen. Último acceso: 21 de noviembre de 2022.

    Guy, Faye. «Virginity: What Does It Mean and Why Is It Outdated?» Brook, 9 de septiembre de 2021, www.brook.org.uk/your-life/what-is-virginity/.

    «Health and Care Bill: Banning Virginity Testing». GOV.UK, www.gov.uk/government/publications/health-and-care-bill-factsheets/health-and-care-bill-banning-virginity-testing. Último acceso: 21 de noviembre de 2022.

    «Hymen». Cleveland Clinic, https://my.clevelandclinic.org/health/body/22718-hymen. Último acceso: 21 de noviembre de 2022.

    Independent Forensic Expert Group. «Statement on Virginity Testing». Journal of Forensic and Legal Medicine, vol. 33, julio de 2015, pp. 121-24.

    «Microperforate Hymen». Cleveland Clinic, https://my.clevelandclinic.org/health/diseases/23379-microperforate-hymen. Último acceso: 21 de noviembre de 2022.

    Nunziato, Jaclyn D. y Fidel A. Valea. «Reproductive Anatomy: Gross and Microscopic Clinical Correlations». Comprehensive Gynecology, 8.ª ed., editado por David M. Gershenson et al., Elsevier, 2022, pp. 47-75.e1.

    Schaffir, Jonathan. «The Hymen’s Tale: Myths and Facts about the Hymen». The Ohio State University, 20 Feb. 2020, https://health.osu.edu/health/sexual-health/myths-and-facts-about-hymen.

    «Does a Woman Always Bleed When She Has Sex for the First Time?» NHS, www.nhs.uk/common-health-questions/sexual-health/does-a-woman-always-bleed-when-she-has-sex-for-the-first-time/. Último acceso: 21 de noviembre de 2022.

    Historial de actualizaciones

    Versión actual (16 de marzo de 2023)

    Publicado el (28 de marzo de 2023)

    En este artículo

      Probar Flo hoy

      Sign up for our newsletter

      Our latest articles and news straight to your inbox.

      Thanks for signing up

      We're testing right now so not collecting email addresses, but hoping to add this feature very soon.